viernes, 6 de abril de 2012

El abismo, más cercano

La rentabilidad del bono español a 10 años ha vuelto a subir, alcanzando un 5,8%. También se ha disparado el del bono italiano, aunque sigue por debajo del español. Al mismo tiempo el bono alemán (a 10 años) se ha colocado en un récord históricamente bajo, del 1,74%.
Esto queiere decir, sencillamente, que no se a solucionado nada, que hay que volver a empezar a estabilizar el mercado, y que los esfuerzos de recortes draconianos son autodestructivos.
Que el bono español suba su rendimiento mientras el alemán baje a niveles ridículos quiere decir que el dinero huye del bono español y va a comprar bonos alemanes. Como el euro esta debilitándose (ver gráfico del medio)
cabe deducir que estos movimientos de bonos son internos a la Zona Euro -no hay movimientos netos de fuera adentro-. En otras palabras, son capitales que huyen de España (e Italia) a Alemania. Alemania consigue financiar su deuda a coste ridículo y además consigue aumentar su competitividad exportadora. Miel sobre hojuelas. Lo único malo es que la escuadra europea se va hundiendo pieza a pieza, pero ellos se empeñan en que tenemos la culpa nosotros por no hacer lo que ellos.
Si el BCE no quiere nuestros bonos en sus cajas, alguna autoridad como el EFSF/ESM debería involucrarse en garantizarle al BCE el valor de dichos bonos, como propone George Soros, por ejemplo, en how-to-pull-italy-and-spain-back-from-the-precipice. El precipicio es visible, pero no es nuestro, es de todos, si es que hay que salvar el euro. No han logrado una estrategia definitiva sobre el problema: han ido de parche en parche, anestesiados por lo bien que van ellos, Alemania & Co. Han creado un monstruo para gestionar una Moneda Única de dudosa viabilidad. Instituciones mal diseñadas y peor coordinadas, supuestamente independientes pero totalmente atadas a un sólo país. Ellos han acelerado el proceso de destrucción de esa debilidad. Pasarán a la historia como los causantes de la crisis más grave  del mundo, aunque luego la historia borrará las huellas.
A veces me dicen que exagero y que hay que ser optimista ante todo. Yo lo soy: creo en los milagros.
Del http://www.economist.com/node/21551495    

2 comentarios:

Pedro Gonzalez dijo...

Luis
El Euro es como las clásicas crisis de moneda donde los mercados no se tranquilizaban hasta que la moneda devaluaba.

Con el Euro pasa lo mismo. Esto no se tranquilizará hasta que el Euro se reorganice, bien por su total desmantelamiento o porque España, Portugal, Grecia e Italia salen del Euro.
Esperemos que estos inútiles interesados, políticos españoles y europeos, no esperen 3 años más hasta que lleguemos a los 7 millones de parados.

Mira lo que dice Keñeth Rogoff sobre el tema, uno más entre muchos.

http://www.project-syndicate.org/commentary/a-centerless-euro-cannot-hold

Luis H Arroyo dijo...

3 años no creo que aguante. No hay sociedad que aguante 26% de paro y cada vez menos ayudas.