"How can I know what I think until I read what I write?" – Henry James


There are a few lone voices willing to utter heresy. I am an avid follower of Ilusion Monetaria, a blog by ex-Bank of Spain economist (and monetarist) Miguel Navascues here.
Dr Navascues calls a spade a spade. He exhorts Spain to break free of EMU oppression immediately. (Ambrose Evans-Pritchard)

sábado, 22 de septiembre de 2012

El lamento catalán. Necesitamos un Ulises

En el cuadro, que tomo de Libertad Digital (gracias mil al elaborador) se recoge los que en cada Comunidad se recauda por todos los impuestos (primera columna). Luego, lo que cada una recibe del Estado central en concepto de reparto (sin pies ni cabeza) en concepto de no sé qué méritos de cada región: ser pobre, es uno de ellos (ahora explico por qué no tiene ni pies ni cabeza). En la ultima columna, el porcentaje que representa esta transferencia del Gobierno de España sobre lo recaudado.

Lo primero a destacar es que que Cataluña recibe un 58% de lo que se recauda allí. Madrid, que recauda mas del doble que Cataluña (66 mm frente a 29mm) recibe a cambio sólo un 17,3% de la recaudación.

Luego pueden Uds. Sacar las conclusiones propias que deseen; ahora voy a explicar la demencia que es tener tal sistema antieconómico de distribución de la renta y la productividad.

porque lo primero que hay que saber es que el Estado, salvo casos muy raros, no produce, sino que distribuye lo que producen los demás. Sí, ya sé, hay un montón de empresas publicas, pero son el 100% deficitarias, o sea, que están interfiriendo y no dejando que particulares mas productivos asumieran esa oferta.

Si el estado es redistributivo-y no tenga nada en contra de este principio- debe hacerlo de tal forma que perjudique lo menos posible la productividad (y que sea capa de sostener sus funciones básicas). En España "gozamos" de un estado que hace exactamente lo contrario: grava los factores productivos con una carga de impuestos que reducen enormemente la cuenta de resultados y, por lo tanto, el empleo. Esto es sabido por los que se preocupan de estas cosas. Lo que es menos sabido es que la distribución regional sea tan demoniacamente perversa para el sistema productivo. Porque es un redistribución después de la demencial redistribución hecha a través de los impuestos. NUNCA un estado debe de repartir transferencias sin ton ni son. Literalmente, esto quiere decir que todo sistema de transferencias debería de ser personal, por circunstancias de necesidad personal, definidas y sancionadas por el Parlamento Nacional. pero no: aqui hay un chalaneo anual entre el gobierno y las CACAs en el que se reparte mas de la mitad del presupuesto sin que el Parlamento diga esta boca es mía. Ahí se chalanean apoyos parlamentarios por dinero, y por eso Cataluña tiene tanto beneficio acumulado. De su apoyo al gobierno cuando este ha tenido necesidad.

Esto solo beneficia al político local de turno, no a sus ciudadanos, que no se enteran de nada. Fíjense en el escandalazo que supone que Andalucía, una de las regiones mas improductivas de Europa, en la que solo hay conflictos sindicales en las empresas publicas (otras apenas hay) reciba un 183,9% de lo que se recauda. No es el único caso: vean Extremadura, Murcia, y otros casos. Me escandaliza el criterio, que si acierta con la justicia, es de pura casualidad. Piensen una cosa: si no hubiera políticos autonómicos, ese dinero (un 65% de los impuestos recaudados, como se ve en la ultima casilla), iría directamente a los necesitados de verdad... No a los corruptos votados además por sus conciudadanos, que luego lo reparten a los amiguitos y/o se lo gastan en putas.

Bien, dirá alguien: pero esto, ¿No da la razón a los catalanistas? No, desde el momento que ellos contribuyen menos que otros al pasteleo que ellos mismos han fomentado.

Después de esto, los medios se llenan la boca de lo bueno que ha sido el sistema autonómico. Son unos ignaros, desculturizados y corruptos. Corrompidos por los políticos regionales en primer lugar. Esto no se tiene en pie, es un milagro que hayamos llegado a hoy.

Y encima, se quieren ir. Canarias dice que si se va Cataluña, ella quiere más dinero o se va. Han perdido el juicio, si es que alguna vez lo tuvieron. Este sistema es insostenible, y me temo que la reforma propuesta por César Molinas en su estupendo articulo es totalmente insuficiente. Es insostenible porque es anti productivo, porque es innatamente injusto, y porque tiene un coste incalculable. Y encima, cuanto más sacan la manteca, más se Endeudan por su cuenta.

Necesitamos un Ulises que vuelva de vagar por el mundo, que tome su viejo arco y acabe con los gorrones que asolaban su casa. Es una parábola, pero cuanto más tiempo tarde, mas cruel será. (Una sospecha: Ulises no es Rajoy.)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

El cuadro que presentas no sirve.

Se trata de un cuadro del déficit fiscal interregional. Pero estos estudios (como los que ha hecho el BBVA, FUNCAS o el
gobierno) se deben acompañar de una explicación de la metodología usada. La noticia de LD no explica que método han usado
o si han corregido el efecto del pago de la deuda pública.

Puedo imaginar que ha sido el método del beneficio. En este método, los gastos de ámbito regional se imputan a la región
donde se realizan, pero ¿qué sucede con los gastos de ámbito nacional? Pues que no se imputan al lugar donde se producen
(normalmente la capital) sino a todos los ciudadanos (beneficiarios) del país. Es decir se reparte el gasto de ámbito
nacional entre todas las regiones según su población.

Este método no es el más adecuado para analizar el impacto del sector público sobre el crecimiento económico de un
territorio. Por ejemplo, los gastos en el Museo del Prado, la Casa Real, los servicios centrales de los Ministerios y un
largo etcétera, no se imputan a Madrid sino a todas las regiones según su población. Así, se centrifuga un gasto hecho en
la capital a las otras regiones.

Las inversiones en el Museo del Prado van a tener una repercusión económica favorable para Madrid (empleos cualificados,
visitantes extranjeros, etc.). Los sueldos pagados a los funcionarios de los servicios centrales de los ministerios se
gastarán principalmente en Madrid (gastos en tiendas, restaurantes, ocio...) y, por tanto, tiene unos efectos
macroeconómicos positivos sobre la comunidad de Madrid.

Si el Museo del Prado y el Reina Sofía se trasladan a Sevilla, ¿habrá un efecto económico favorable para Sevilla? Sí.
Si los servicios centrales de todos los Ministerios se trasladan a Badajoz (unos 170.000 trabajadores), ¿habrá un efecto
económico favorable para Badajoz y desfavorable para Madrid? Sí, claramente.

Es por ello, el método más adecuado para analizar el impacto del gasto público en las regiones es el método Monetario, que
imputa el gasto al territorio donde se realiza. La información del cuadro no refleja la realidad.


Otra cosa, según tú los catalanes “contribuyen menos que otros al pasteleo que ellos mismos han fomentado”. Si queremos ser
justos, los catalanes no lo han fomentado, de hecho, han sido los que más han hecho para que se hagan públicas las balanzas
fiscales y que haya transparencia en este asunto.

miguel navascues dijo...

No entiendo lo que quiere decir Ud., con la metodología, que me parece clarísima. Ingresos fiscales, por un lado, y transferencias por regiones, por otro.
Lo que dice Ud. El museo del Prado como algo significativo en esta historia, es una jilipollez, como Ud. Comprenderá. ¿O es que sueña con llevarlo a Barcelona porque se lo hemos robado? Es como lo que deba el otro del Pocero conspirando con el eje Madrid Berlín.
En fin, que son habas contadas. Y lo que Ud. Impugna no afecta a mi razon principal, a saber. Que lo que se recauda con criterio personalista no ha de redistribuirse con criterio regiónalista en un chalaneo en el que el Parlamento no interviene. Y este país va a ir muy mal, de mal en peor, si no se corrige ya.
De todas maneras, si lo que quiere Ud. Es justificar la independencia, no hace falta ser tan torticero: se declara Ud. Independiente y ya está, y con su pan se lo coma.

miguel navascues dijo...

Y aquí la única balanza fiscal que cuenta es el saldo final: un 65% de los recursos fiscales pasan por fuera del parlamento. ¿Y quien los asigna? Una clase política corrupta, en Cataluña o Extremadura, me da igual. Un esas trae. Y Cataluña independiente será igual de corrupta, ¿O me va a decir que también es culpa de Madrid?

Anónimo dijo...

Viendo los artículos de su blog, en los que maneja con soltura los conceptos económicos, me extraña que no entienda a que
me refería en mi comentario. Según usted la metodología es clara: por un parte ingresos fiscales y por otra transferencias
por regiones.

Naturalmente esto es así. Pero, en el caso de las transferencias que no se realizan directamente en una región, es decir,
en el caso de los gastos que se realizan en “órganos” centrales del estado, ¿a qué región se están imputando?

Existen los dos métodos que le expliqué en mi comentario, el del beneficio y el del flujo monetario (cada uno con diversas
variantes). Encontrará bastante literatura sobre esta cuestión, en la red y fuera de la red.

El cuadro que muestra LD no explica que método han aplicado (cosa criticable). No repetiré como afecta a la imagen final
del gasto público por regiones el hecho de aplicar un método o el otro.

Lo del Museo del Prado es un ejemplo. Para mí el Museo del Prado está bien donde está, he estado varias veces y, seguramente,
volveré. Lo que ocurre es que el gasto que se realiza allí debe imputarse como transferencia hecha a Madrid, ya que tiene
efectos económicos, en la actividad y en el empleo en esa región.

En el cuadro que nos presenta, los gastos hechos en los órganos centrales del estado con sede en Madrid no se
han imputado a Madrid, sino que se han distribuido a todas las regiones de acuerdo con su población. Y eso distorsiona elresultado.

No entiendo porqué en cuanto alguien le plantea una objeción a como se explica la potencia económica de Madrid usted se
refugia rápidamente en comentarios relativos a la independencia de Cataluña.

miguel navascues dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
miguel navascues dijo...

No tiene relevancia para mi los gastos centrales según regiones, porque el criterio no es ese: es un criterio personal. Si repercute más en Madrid que en Estremadura, es porque hay mas habitantes. Y no veo como se puede entredacar de ahí que una es más perjudicada que otra, si en la una hay el doble de paro, por ejemplo. .
Lo que yo critico -y en eso no solo a Cataluña- es el alocado criterio de distribución regional, que perturba al otro, funcional.
El único criterio que admitiría desde el punto de vista regional es igual cantidad per capita. pero mo entiendo por qué ha de haber dos criterios superpuestos que se contraríen y uno anula la funcionalidad del otro. Y, no solo eso, es anti productivo, como la recaudación. Es decir, doble cuchilla rasante contra la productividad.
Lo que Ud. Me propone es que entre a hacer un juicio moral, que no me interesa, y ademas me parece imposible de hacer.