"How can I know what I think until I read what I write?" – Henry James


There are a few lone voices willing to utter heresy. I am an avid follower of Ilusion Monetaria, a blog by ex-Bank of Spain economist (and monetarist) Miguel Navascues here.
Dr Navascues calls a spade a spade. He exhorts Spain to break free of EMU oppression immediately. (Ambrose Evans-Pritchard)

viernes, 19 de mayo de 2017

Derrumbe del Estado. Nada seguirá igual

En realidad somos todos los que escondemos la cabeza debajo del ala, o del alero de la casa, esperando que escampe. Pero a la velocidad que va esto, no escampará. La casa se nos caerá encima. Da la sensación de que las fuerzas demolición del Estado han tomado su propia dinámica, y nadie es capaz de pararlas. 
Lo de Cristina Cifuentes es un paso sin retorno. Que la única que podía salir en una foto con otros pocos limpios de corrupción, diga claramente que no le extrañaría que esto fuera "fuego amigo", bien alto y claro, es que obviamente es fuego amigo. 
Cifuentes está anonadada. Se esperaba formar parte de la selección del futuro. Era una esperanza. Pero demasiados jueces, demasiados policías que toman sus propias decisiones, UCOs, UDEFs, todo ello sin un control. Cristina borrada de la foto del futuro. En el comunismo soviético se borraban a los caídos en desgracia de las fotos anteriores, después de liquidarlos o mandarlos a Siberia. Era el de arriba, alguien tenía las riendas en la mano. Ahora, en cuanto se insinúan, "yo soy puro", la han jodido. Baneado de las fotos del futuro. 
Cuando el propio partido en el poder, tan corrupto que se tiran puñaladas unos a otros y nadie confía en nadie, cuando el principal partido de la oposición está jugando a un juego sin reglas del que saldrán todos quemados, cuando Cataluña dice que el 1 de octubre referéndum, y el 1 de enero independencia, sin que ningún grupo político o al menos un político con lo que hay que tener dice nada, da la sensación certera de que no hay estado o queda muy poco. 
En este enrarecido ambiente nadie se atreve a tomar una decisión propia. Le pasará por encima el turbión de barrizal maloliente. Como a Cifuentes.
No hay partidos, no hay jerarquía, no hay gobierno  - su propia Guardia Civil deriba a los suyos -, no hay jueces libres. Lo que hay es un potpurrí que nadie entiende. Errejón dice que hay que respetar a "las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado". Esto es lo que más miedo me da. Que ellos se froten las manos ante la descomposición que en su programa ellos no pensaban hacer mejor. 

2 comentarios:

Miguel E. dijo...

¡Tranquilo! Soraya seguirá ahí para salvar al PP. Desde que abrió una oficina en Barcelona para resolver lo de la separación el proceso separatista está totalmente metido en cintura y los separatistas tiemblan de miedo al oír su nombre.

...

miguel navascues dijo...

Ah, bueno, eso me tranquiliza del todo