"How can I know what I think until I read what I write?" – Henry James


There are a few lone voices willing to utter heresy. I am an avid follower of Ilusion Monetaria, a blog by ex-Bank of Spain economist (and monetarist) Miguel Navascues here.
Dr Navascues calls a spade a spade. He exhorts Spain to break free of EMU oppression immediately. (Ambrose Evans-Pritchard)

miércoles, 10 de octubre de 2018

JR Rallo y VOX

La doctrina liberal está en contra de las naciones, con sus fronteras y control de movimientos migratorios. JR Rallo vuelve a hacer su exhibición habitual de idealismo estéril al criticar a VOX, por ser un partido nacionalista que, según Rallo, 

“En otras palabras, el individuo español —por ser 'español'— tiene más derechos que el individuo extranjero, incluso que aquel legalmente residente dentro del territorio del Estado: a saber, en lugar de defender la libertad de 'cada individuo' —y de 'cualquier' individuo—, se promueve una visión colectivista del derecho (españoles versus extranjeros) que no hace sino socavar las bases de la convivencia dentro de unas sociedades cada vez más diversas, heterogéneas y globalizadas”

A mí esto me parece muy bien, y contrario a los postulados del PSOE, que ahora resulta coinciden con los del liberalismoe Rallista. 
El idealismo liberal ignora, por doctrina, la fuerza de las naciones, que nacieron en 1648, antes de que naciera el liberalismo cosmopolita ingenuo. Demostraron además tener una fuerza de cohesión que se dejaba notar en el anhelo de aquellos millones que habían quedado fuera de una de esas naciones nacidas en el Tratado de Westfalia. Como si se hubiera dado con la clave de una de las piezas fundamentales de la naturaleza humana, resultó que cada uno quería tener su “propia casa”, y resultó también, como demuestran millones de testimonios, que estar forzosamente fuera de esa casa hacia intensamente infeliz al hombre, que soñaba con volver a su patria de origen. Pregunten sino a los exiliados republicanos españoles.
Yo creo que un poco de realismo le vendría muy bien a Rallo y los suyos, que a veces demuestran un puerilidad digna de la progresía cañí, esa para la que las fronteras deberían desaparecer. Curiosa esa coincidencia entre el liberalismo radical y la progresía tontorrona. 
Un mundo si  fronteras se me antoja que sería el caos. De todas formas, nunca ha existido, lección que nos enseña la historia - me refiero a la historia veraz, no esa que se inventan los liberales, como que cuando la banca era libre no había problemas de estabilidad. Seamos realistas. Las naciones se han formado no sobre una teoría, sino sobre la evolucion histórica, y a nadie le gusta que extranjeros de cultura diferente venga a tocarle las narices con costumbres y creencias distintas. EEUU es un caso aparte, porque cuando necesitó inmigración la buscó, pero forzando a los inmigrantes a jurar la bandera americana y la Constitución, aparte de hacer una selección muy estricta en la mal afamada isla de Hellis. 
Nada sucede por racionalidad o designio de los hombres. Querer ahora diseñar un mundo sin fronteras  y sin  conflictos es absurdo. No hay nada en lo que dice VOX que me escandalice, porque simplemente estoy en contra de lo que se ha convertido España gracias a la debilidad y a la progresía. En cuanto a lo que llama Rallo jacobinismo, pues entonces soy un jacobino. Y español.
VOX ha nacido por la debilidad de la derecha del PP en defender esas causas, que son más profundas de lo que dice la doctrina de Rallo. El catalanismo ha sembrado la confusión y el desamparo entre los catalanes unionistas, y estaba cantado que el abstencionismo del PP iba a abrir un boquete por la derecha. España y Europa están cansadas de esa desidia de sus partidos, y está sucediendo lo de los años treinta del siglo pasado: el surgimiento más o menos (in)tolerante de partidos nacionalistas, entre ellos Hitler en el caos de la República de Weirmar. Porque el nacionalismo, en el sentido de lo contrario de cosmopolitismo pueril, es una cosa muy seria. ¿No será que es la debilidad del poder la que hace a los hombres infelices, debilidad que se acrecienta con la utopía de la supresión de fronteras?
¿Qué sería muy bonito que no hubiera fronteras ni guerras? Desde luego, pero hoy por hoy es una utopía.

3 comentarios:

HIPONA dijo...


Yo antes me definía como liberal, pero leer tantas frikadas de Rallo y los suyos me han hecho replantearme mis convicciones.

Coincido completamente con lo que dices, Rallo y compañía son Adanistas. Pretenden construir una sociedad ideal haciendo una absoluta abstracción de nuestra herencia histórica, cultura e incluso antropológica.

Y también coincido contigo en que la coincidencia entre liberales y progres en este tema es, cuando menos sorprendente. ¿Tendrá que ver que ambas ideología confluyen en la agenda globalista dictada por las grandes corporaraciones y organizaciones supranacionales?

VOX es parte de la Alt Right. La reacción de las sociedades europeas frente al globalismo y la dictadura de lo políticamente correcto impuesta por las élites.

No sé el recorrido que VOX tendrá en España. Por el momento ha captado el interés de una gran parte de la derecha que está harta de tener que callarse sus ideas y de ser despreciada continuamente por la progresía.

El domingo pasado estuve en Vistalegre y ví a mucha gente liberada y feliz de escuchar en boca de unos políticos cosas que muchos de nosotros pensamos. Sin duda, pasamos un buen rato.

PD. Muchas gracias, yo antes era un fiel seguidor de Rallo y fueron tus discusiones con él las que me hicieron empezar a desconfiar de este sujeto.

miguel navascues dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
miguel navascues dijo...

Qué tal Hipona, cuanto tiempo!
Muchas gracias por tu comentariSiempre es un placer leerte