"How can I know what I think until I read what I write?" – Henry James


There are a few lone voices willing to utter heresy. I am an avid follower of Ilusion Monetaria, a blog by ex-Bank of Spain economist (and monetarist) Miguel Navascues here.
Dr Navascues calls a spade a spade. He exhorts Spain to break free of EMU oppression immediately. (Ambrose Evans-Pritchard)

miércoles, 20 de febrero de 2019

Estrictamente hablando, yo era guapo, pero no frívolo

Ya predije que el libro del Doctor Fraude iba a dar para mucho. 
En este caso, de 

Cayetana Alvarez de Toledo (@cayetanaAT)
Estrictamente hablando. pic.twitter.com/qtFfKFnZ6x

Descarga la aplicación de Twitter


Sacamos esta otra joya que deliciosa:



“No tenía más remedio que darme a conocer, estrictamente hablando”. Yo era guapo, pero no frívolo”.

El libro del doctor Sánchez. Delicius

Sigue dando que hablar el libro del doctor Sánchez que le ha escrito su negra Irene Lozano (en previsión de maledicencias y denuncias por sexista/racista, se llama negro al que escribe en nombre o por mandato de  otro). Tampoco es que ésta se haya esmerado mucho. Estoy tentado de comprármelo para sacar ese gran puñado de perlas de que debe estar lleno. Pero es cuestión de principio: a éste, ni un duro.
En un artículo De Santiago González viene otra que es sabrosa: “Como dijo San Juan De la Cruz: como decíamos ayer...”, salvo que no fue tal santo, que nunca estuvo en Salamanca, sino Fray Luis de Leon, después de ser preso y torturado por la Inquisición... 



Bah, se puede achacar a la negra, que debería ser escarnecida inmediatamente. Lapsus linguae sin más consecuencias unas nuevas manchas de barro. 
Por cierto, que ayer en una radio ésta declaró que el libro “lo había escrito ella pero era de Pedro Sánchez”. Bravo! 
Ya digo, tengo la tentación imperiosa de comprarlo y bucear en él las inumerables perlas que debe contener, pero me abstengo: he dejado de beber, no quiero embriagarme con tales salacidades. Qué pena.

martes, 19 de febrero de 2019

sábado, 16 de febrero de 2019

No nos congratulemos...

Nos hemos quitado de encima a Sánchez, pero eso es todo. Gracias a una aberrante ley electoral, Españas está abocada, como dice José García Domínguez, a la inestabilidad de gobierno. Sánchez ha durado sólo 9 meses, el próximo quizás dure menos. 
España es un país fragmentado y quebrado por horizontal y por vertical. Horizontalmente, ha tiempo que no hay igualdad entre españoles, como se ejemplifica en el post anterior. En realidad hay una desigualdad creciente. Verticalmente, lo que hay un gobierno débil ante, no sólo separatistas, sino Comunidades Autónomas y grupos de presión, que van cogiendo el gusto a eso de chantajear al gobierno de la nación y, por ende, a la nación: a los españoles, vamos. 
Las próximas elecciones no darán resultados estables. Podemos se desintegra, pero eso no parece  beneficiar electoralmente al PSOE. Por el otro extremos, VOX va a robar votos a PP y C’s, lo que aleja una entente cordiale entre éstos tres. Los otros dos le hacen mohínes de asco, guiados por Manuel Valls y Garcicano, y es difícil hoy imaginar un gobierno tripartito estable. Por su parte, Rivera  I el inestable está coqueteando con el PSOE sin Sánchez. En fin, fluidez sí, pero mucha consistencia no hay. Y es que Ciudadanos no se ha aclarado todavía si es liberal, de centro izquierda o de centro derecha, entre tanta mochila austriaca o sistema de contribución holandés. 
¿Saben cuál es el único resultado cierto de esta inestabilidad? Más deuda pública. A más inestabilidad, más deuda. Es inevitable. Es la manera de atraerse votos de los demás: sobornar con deuda pública, cuando lo que necesitamos es todo lo contrario. Vemos en el gráfico (Europress) que estamos en un máximo histórico,


Así que las líneas rojas se disipan, todo es posible, menos lo bueno. 
Queda lo menos malo, si es que alguien es capaz de definirlo a priori. 

Ni un año. Efectos perversos de la progresividad fiscal

Nueve meses. Ni un año ha durado la locura de Sánchez de aliarse con podemitas y separatistas. En el intermedio, Andalucía ha demostrado lo que piensa de él. En su discurso de convocatoria, se le ha notado muy irritado por no haber llevado más lejos El Progreso de España, que esperaba coronar con los “presupuestos más sociales de la historia”. No sé si eran los más sociales, pero sí los más alocados y peligrosos para el equilibrio económico. Suerte para todos que han sido derribados. 
Aquí, en Libertad Digital, un ejemplo truculento de a dónde pueden llegar los efectos de los impuestos elevados. 

El calvario de Paloma Alonso comenzó en el año 2004, cuando su padre "murió por culpa de una negligencia médica" en Palencia. Ella entonces tenía solo 23 años. Según su testimonio, el fallecido tenía junto a sus otros tres hermanos un patrimonio que constaba de "5 viviendas, algo de efectivo y un terreno en Palencia donde iban construir viviendas, que era el grueso de todo". Su padre falleció antes de empezar las obras y su única hija pasó a heredar el 25% de todas sus propiedades. "Nuestro gestor calculó que debía pagar 41.000 euros por la herencia, y así lo hice", cuenta. Paloma tuvo dos años y medio de paz hasta que en 2007 recibió una carta de Hacienda "en la que me decían que no compartían la liquidación que habíamos hecho, y que tenía que pagar 600.000 euros".

En ese momento se me vino el mundo encima. Valoraban mi parte en más de 2 millones de euros porque el solar lo valoraban en 8 millones de euros en pleno boom inmobiliario. Entonces, el Impuesto de Sucesiones en Castilla y León estaba en el 32%, por lo que me correspondía pagar esa cuantía, pero no teníamos ni liquidez ni nada", recuerda. "Si mi padre se hubiera muerto en Madrid, me hubieran pedido 20.000 euros", denuncia.

Paloma intentó pedir un crédito avalado con la herencia para poder pagar esa estratosférica cifra, "pero los bancos no me lo daban porque no valoraban mis bienes de la misma forma que la Administración", explica.

Su víacrucis continuaba. "Meses después me llegó una sanción de 300.000 euros por no pagar, y empezó una tortura con la que llevo media vida. Yo no puedo tener nada a mi nombre, ni tener un duro en el banco, ni cobrar un salario porque sólo me dejan lo justo para sobrevivir. Tengo todo embargado, hasta los 30 céntimos que me salieron a devolver en una declaración de la renta me los reclamaron", relata.

Finalmente, los pisos del terreno de su padre se construyeron y se vendieron, lo que le permitió a Paloma pagar algo a Hacienda. "Pagué con eso 400.000 euros, pero no dio para más. La crisis estalló y nadie me daba más dinero. Los intereses seguían subiendo y las cartas de Hacienda seguían llegando. Un mes me entregaron hasta 17 cartas. Cada vez que sonaba el timbre me echaba a temblar por si venía el cartero y no quería ni abrirle. Me han anulado como persona", se lamenta.

"No me va a quedar nada de la herencia"

Lo más escandaloso de la historia de Paloma es que la Administración se va a quedar con la totalidad de la herencia de su padre y ella seguirá teniendo una deuda impagable. "Han puesto todos los pisos a subasta y se han quedado desiertas. No sólo es que no me va a quedar nada de la herencia de mi padre, es que no puedo seguir viviendo. Si dicen que valen 300.000 ¿luego lo van a vender por 50.000 y yo sigo debiendo lo mismo?¿dónde está la justicia?", se pregunta.

Actualmente, Paloma está en el paro y es gracias al salario de su marido como sacan adelante a su hijo de 2 años. "Las empresas no contratan a una persona que esté embargada. Ya tienen que pagar el día 1 a Hacienda, que les supone un problema, y además, les genera desconfianza, piensan que eres una cabra loca. Me ha ocurrido que después de que me cogieran, les expliqué mi situación y me rechazaron", asegura. Según sus cálculos, "aunque ganara 5.000 euros al mes, ni siquiera sería capaz de pagar los 70.000 euros de intereses de la deuda que me exigen al año. Y esto sigue subiendo, en 10 años deberé 3 millones de euros".

Si la política social, que según El País ha sido un acierto, exige este tipo de tragedias, excuso decirles las dudas que a mí suscitan. Arruinar a un santo para vestir a otro, además de la cantidad de puestos de trabajo que se pierden en el intermedio, no parece lo más inteligente. Pues a eso lo llaman política social, pero al final la distribución de la carga planeada queda sistorsionada, ya sea por traslación a otros sujetos, ya sea por aplastamiento como una cucaracha de alguien que ha tenido la mala suerte de vivir en una región y no en otra. Eso sí que es prioritario en España, acabar con tanta desigualdad.
La economía enseña que toda decisión fiscal tiene una traslación del sujeto pasivo que se supone que ha de soportar el coste, a otro u otros que son los que de verdad pagan. Si el sujeto pasivo A no puede desembarazarse de la carga supletoria, sucede lo que a Paloma Alonso, un drama que no es único en este país de locura aplastante disfrazada de grandes palabras. 
Pero, ¿no es ese el propósito final de una política de corte marxista, expropiar, expropiar, expropiar, recortar a cero las herencias? Pues resulta que un partido socialdemócrata está practicando en realidad un comunismo camuflado. 

viernes, 15 de febrero de 2019

Imágenes e interpretaciones

La manifestación de domingo ha levantado ampollas entre las izquierdas exquisitas. Las izquierdas exquisitas son las que se consideran las continentes de la verdad. Son las que se ponen de los nervios cuando algo se sale de su contexto prejuicial. 
Así, podemos ver en Twitter que alguien ha publicado esta foto 



Con el texto “¿Será ésta la foto de las Azores 5.0?”
Qué exageración, fue mi comentario. Sobre todo habida cuenta de algunos de los presentes, de izquierda y derecha, que sin complejos - como dijo Manual Valls, de izquierdas, que iba a ir - como los aquí retratados que se abrazan y posan para una foto, muy entrañable, por cierto.



Se llaman Andrés Trapiello, un escritor y periodista cuyos libros me traen recuerdos agradables, como Las armas y las letras” y “El Rastro”, y Cayetana Alvarez de Toledo, conocida por su defensa de causas por la Libertad, como en Venezuela. 
Si estas dos personas y otras similares estaban en la manifestación, la de arriba no puede ser bajo ningún concepto “la foto de las Azores”. En fin. 

Una frase

Félix de Azúa, en una entrevista en El Confidencial, nos ofrece esta pequeña joya de la mañana:

“Soy un representante -por eso puedo escribir autobiografías-, soy un buen representante de mi generación. Con mi generación me refiero a los que empezamos a tomarnos en serio la política a partir de Felipe González. Antes de Felipe González éramos, como aquí explico antes de la pintura, políticamente éramos paleolíticos, éramos todos comunistas, maoístas... Después el neolítico es Felipe González y ahí empieza una deriva para convertirnos en demócratas. Porque hay una cosa que la gente olvida, la extrema izquierda es antidemocrática, comunistas, maoístas, estalinistas y tal no son demócratas. Y hacen todo lo posible para cargarse la democracia.

La gente olvida que la extrema izquierda es antidemocrática.”

Y un poco más adelante, 

P. En el prólogo de 'Volver la mirada', defiendes el regreso a los maestros como bálsamo contra el “extremo peligro” de la actualidad. ¿Cuál es ese extremo peligro?

“R. Cuando hablo de “extremo peligro” me refiero a que se están volviendo a formar los bloques nacionalistas. Lo dice Valls, el futuro alcalde de Barcelona, espero, y tiene toda la razón: el nacionalismo es guerra. La palabra nacionalismo quiere decir guerra. Ahora tienen mucho poder en lugares como Italia, pero también en Polonia o Dinamarca van tomando fuerza. Hay un punto de inflexión en que la balanza se puede volcar, y si llegan a subir o pasar de ese punto tendremos guerra. Yo creo que tendremos guerras en Europa.

Se están volviendo a formar los bloques nacionalistas; tendremos guerra en Europa.”


jueves, 14 de febrero de 2019

Juicio al procés

Me sorprendió ayer oír a un corresponsal francés en el juicio al procés decir toda la sarta de mentiras deglutidas por los secesionistas. Ha venido con la lección bien aprendida, como otros. En cambio, el alemán, parecía más realista al decir que no se imaginaba que en su país esto iba a levantar grandes pasiones. Para ellos, esto es un problema marginal del que nadie puede concebir que acabará con la escisión de España. Claro, ellos tienen la visión de su propia Constitución, en la que estas cosas como el 1-O están prohibidas de raíz. 
Democracia no es votar periódicamente, ni socavar las leyes a base de votar. Para que la democracia sea fiable, debe haber un procedimiento. La Constitución española contempla ese procedimiento, mientras que la alemana simplemente lo prohíbe. 
Democracia es gobernar mediante leyes jerarquizadas. Una ley no puede revocar una constitución. Obviamente, tampoco un voto puede revocar una ley. Hay un escala de valores jerarquizadas, sin la cual la vida sería un caos, como lo es hoy en Barcelona. 
En Barcelona no rige la ley española, pero tampoco la ley golpista que pretendieron declarar vigente los procesados. Una ley que si estuviera vigente obligaría a muchos catalanes a emigrar, porque Cataluña (¿qué fronteras?) sería una República diseñada para que una parte tuviera más derechos que la otra parte, por cierto, la mayoría. 
El corresponsal francés no sale de su marco mental y no puede comprender estas cosas, porque para él sólo existe el derecho a votar la autodeterminación, sean cuales sean las consecuencias de ésta. La autodeterminación es la declaración unilateral de la supremacía de una población frente a otra, y visto el trato que reciben ya la población en inferioridad, uno se imagina fácilmente hasta donde pueden llegar las cosas. 
Sin embargo, este corresponsal y muchos de ellos, analfabetos en este punto, toman la parte por el todo y piensan que Cataluña es una población homogénea y oprimida por el gobierno español, lo que es absolutamente falso. Hay una parte de Cataluña oprimida por la otra parte, que quiere conseguir Libertad total -independencia - para poder oprimir libremente al resto sin que el Estado interfiera. Quieren un Estado propio, y me temo que no para conciliar y tender puentes, sino para romper definitivamente los que hay. 
Hoy, la única garantía que tienen, y mediocremente defendida, los catalanes hispanos, es el Estado español, con la unicidad de la ley para todos. Eso ha sido cumplido con desidia por el Estado, por razones de pactos entre partidos para poder gobernar, lo cual se debe a su vez a una ley electoral pésima. De unos de esos pactos surgió la inmersión lingüística, una verdadera aberración cuasi nazi que desgraciadamente ha encontrado poca resistencia en el resto de España. 
Y esta es la verdadera historia del juicio al procés, que desgraciadamente será mal entendida por los corresponsales que viene con su esquema prefijado. Pero no será por falta de medios, y si conocen el español, ya que viene a España, no tienen más que leer la impecable deposición del Fiscal. 

miércoles, 13 de febrero de 2019

Efemérides de las criptomonedas

Las criptomonedas, de las que Bitcoin es la pionera y hay ahora mismo, según el FMI, unas 1500 cotizando, han caído en términos de dólares un ochenta y pico por ciento, algunas un 99%, como vemos en el gráfico de Martin Wolf.



Hasta ahora pues, no han sido más que una burbuja especulativa que ha explotado, dejando quebrados a millones de personas que se creyeron el cuento del liberalismo anarcoide, que pregona que eran el nuevo patrón oro internacional. Pero comprenderán que con 1500, o un millón, de posibles candidatas, es difícil que los estados se inclinen a tomar estos datos como garantía de estabilidad. 
Es que, precisamente, dicen los bitcoinistas, se trata con ellas de sustituir al estado “opresor” en la fabricación de dinero, dejando que cada sujeto utilice la moneda que él escoja libremente, sin un banco central estatal que rija su oferta y pueda hacer “debasement” para ingresar más de lo que le corresponde. Al estado le corresponde exactamente los beneficios que obtiene el Banco Central, que es de su propiedad, y éstos beneficios derivan del diferencial o spread de tipos de interés a los que emite dinero y recaba dinero. 
Lo primero que hay que aclarar es que el patrón oro requirió la creación de un banco central para evitar las quiebras bancarias que se sucedían antes de su creación, como demuestra Gordon en su “Finánciale Crisis” . 




Un estado que garantizara la cantidad de oro de determinados quilates que entraban en la unidad de cuenta correspondiente. Al estar todas las monedas ligadas al oro con tal definición, todas ellas quedaban ligadas entre sí. Eso, los países que pertenecieran al club del patrón oro, que eran unos pocos países ricos. España nunca perteneció. 
Pero es que además, había una demanda indiscutible por parte de la sociedad para esta intervención en el patrón oro. Por dos razones: primero, la gente quería garantías de que podría pagar sus impuestos con la moneda oficial, y además quería cierta estabilidad de ésta en relación con las transacciones de consumo, ahorro e inversión, cosa que el Bitcoin & al no han podido cumplir. 
Con el patrón oro, tener oro o tener dólares equivalía a lo mismo si el Banco Central cumplía su promesa de que cualquier podía redimir los dólares por su equivalencia en oro, y si había confianza, nadie se acercaría a la ventanilla del BC a comprar oro, a menos que lo necesitara, por ejemplo, para el comercio internacional. Ahí fallaba un escalón de confianza, pues los extranjeros demandarían seguramente pagos en oro, sobre todo para un país no perteneciente al club, por lógica menos fiable. Por lo demás, en la normalidad, la gente guardaría dólares y/o oro según quisiera detentar sus saldos líquidos, sabiendo que podría pagar sus impuestos en ambos. 
Todo esto viene a decir que el Bitcoin & al no pueden ser una moneda de curso legal mientras, a) no esté apadrinada por el estado, que permita la liberación de deudas fiscales en tal moneda, y b) no obtenga una mínima estabilidad, que, como se ha visto, necesita de la intervención del estado. Negar estas cosas es pura utopía. 
Eso sí, es un objeto de especulación que, por cierto, ha arruinado a muchos y habrá enriquecido a unos cuantos, los que se han apeado justo a tiempo. Pero esto no es argumento más que para frotarse las manos por la suerte, porque ni charts ni gaitas: ha sido suerte. 

lunes, 11 de febrero de 2019

Dos textos antagónicos

Es curioso leer en el mismo medio, Libertad Digital, dos artículos tan enfrentados entre sí. Luis Herrero  en el suyo, hace un análisis de lo que puede venir ahora tras los acontecimientos hasta ayer, manifestacion incluida. Por el contrario, José García Domínguez toma pie en las declaraciones oídas en esa manifestación para vilipendiar a sus organizadores por pronunciar palabras y acusaciones contra Pedro Sánchez - felón, traidor -, e invitar a éstos a presentar una inmediata moción de censura en el Parlamento, único foro en el que se pueden verter tales acusaciones graves penalmente, si es que las dicen con todas las consecuencias. 
Creo que García Domínguez se pasa de frenada. Creo que es indudable que los actos del gobierno están diáfanamente claros, su objetivo es indudable. Que las palabras pronunciadas suenen demasiado fuertes no es más que consecuencia de los actos del gobierno, que quedan meridianamente claros en la declaración de su portavoz el viernes pasado, que tomó del artículo de Luis Herrero.

1. Mesa de diálogo al margen del cauce institucional, es decir, a espaldas del Parlamento.

2. Con relator independiente.

3. Compuesta por una representación paritaria de los partidos catalanes y estatales.

4. Abierta a que cada participante pueda plantear sus propuestas con toda libertad, es decir sin exclusiones.

5. En el marco de la seguridad jurídica (fórmula abstrusa ideada ex profeso para omitir la referencia a la Constitución).

Esta es la oferta de nuestro gobierno de España a los independenristas catalanes, que, efectivamente, yo creo que no es exagerado tachar de felonía y traición. No veo por qué estas palabras no las puedan pronunciar los convocantes a la manifestación. Además, hay que educar al pueblo que va a una manifestación sobre las razones de la misma, lo más claramente posible, y es que se trata de que el gobierno de Sánchez está al borde de conceder a los separatistas posiciones que luego serán irreversibles, si no es por las armas. 
Que los manifestantes se hayan ido a casa con esas palabras, a lo mejor oídas por vez primera, me parace de perlas. La mayoría no se molestará en masticarlas valorarlas, consultar el diccionario, pero tendrán claro la relación entre estas ideas y los actos del gobierno... quien, por cierto, no va a ceder. Por eso Luis Herrero llama a su artículo “Máximo peligro”, y lo es: estamos pasando por los peores momentos para España como Estado Democrático, Constitucional y Parlamentario. Una vez traspasadas ciertas líneas, se impondrá la irreversibilidad. Y éste gobierno avanza impávido hacia los acantilados, pese a manifestaciones y las advertencias de su propio partido. Este avance no puede más que aumentar el riesgo de conflicto entre dos Españas, conflicto que el gobierno pretende sobrevolar hasta llegar a un amarre feliz en puerto seguro. Eso es sencillamente imposible. No hay un término medio al que llegar, sino concesiones tras concesiones hasta la debacle final. Las primeras víctimas serán los catalanes españolistas - la mayoría -, que tarde o temprano nos obligarán a intervenir. El final puede ser bien triste: una secesión avalada por países europeos insospechados hoy no está descartada, tiene antecedentes en Yugoslavia. Esto lo adecidiran según calíbren sus propias prioridades, no la mayor o menor justicia. 

domingo, 10 de febrero de 2019

Resistencia, Manual de

A propósito del título del nuevo libro del infame Sánchez, “Manual de resistencia”, Me decía un amigo hace ya años, que la pugna entre el gobierno y los secesionistas era una pugna de resistencia: el primero que cediera perdía.
Luego vino, en 2004, el 11-M, Zapatero, y las compuertas de la cesión gubernamental se abrieron. Los secesionistas empezaron a ganar terreno y puntos. Zapatero es el ser más maligno que ha tenido España (y no sólo: piénsese en Venezuela)... hasta que llegó Sánchez. Sánchez nos ha puesto literalmente a los pies de los caballos. En suma, casi 15 años de rendición, porque tampoco es que Rajoy haya sido un héroe ante los secesionistas. 
Cualquier medio legal para frenar ésta deriva es totalmente necesario. La manifestación de hoy lo es, y parece que Sánchez se ha puesto algo nervioso, retrocediendo unos pasitos para después poder avanzar a zancadas en su camino de entregar a España a los golpistas, empezando por presionar al tribunal que ha de juzgar a los del golpe de estado del 1-O. 
Pero el futuro no queda enderezado hoy, desgraciadamente. Sánchez está decidido a modificar las instituciones hasta que separatistas y neocomunistas consigan romper España, lo que acabaría con la Constitución y la forma de Estado, pues el rey se iría seguramente al exilio, si es que no lo toman prisionero y lo juzgan. Nada es imposible hoy por hoy, porque el rencor corre libre por las calles y nos odian. Hay mucho revanchista suelto.
Así que estoy esperanzado ante la manifestación de hoy, pero soy pesimista también, porque las fuerzas antiespañolas han alcanzado cotas importantes de poder, incluido el gobierno de la nación. España, los españoles, no somos inocentes. Ha habido vergonzosas manifestaciones de atolondramiento, como las mayorías de Zapatero y los cinco millones de votos a Podemos. Un dentista al que acudí me recibió con el pin de Podemos prendido en la bata: un viejo republicano con cuentas que saldar, caiga quien caiga. Amigos míos solventes, con patrimonio, dicen que no quieren morirse sin ver la III República. Las pasiones se mezclan con la política hasta el punto de minusvalorar los intereses personales. Mezclan etiquetas con realidad, hechos, y los hechos son que España es, hoy por hoy, una democracia solvente. 
 Hemos caído en la trampa que nos han tendido de creer que la democracia auténtica es de izquierdas. A ello ha contribuido con sus complejos el PP. Tampoco Ciudadanos está libre de colaborar. Pero ahí estarán hoy, como convocantes, preocupados porque España se hunde. Sin embargo, son políticos buenos quizás para gestionar situaciones normales, no excepcionales. No los veo capacitados para enfrentarse con la hidra separatista. Necesitamos algo más, alguien que no haga ninguna concesión al enemigo. 

sábado, 9 de febrero de 2019

Ahí está Fernando Savater

Ahí está Fernando Savater, después de tantos años de acumular sapiencia y experiencia. Como es inmensamente culto, se puede permitir el lujo de escribir sobre lo que quiera, sea política actual, sea filosofía o cultura. Hoy nos regala con una pequeña reflexión sobre “Lo inacabado”, en referencia a Schubert, que dejó una sinfonía inacabada que Huawei a logrado terminar con un algoritmo. Y no, dice Fernando, yo seguiré escuchando la de siempre, la inacabada, después de poner innumerables ejemplos de las artes y las letras de obras que no se remataron. 
Savater ha evolucionado mucho, desde su juventud anarcoide, creo. Nunca ha sido de espíritu científico, ni lo ha pretendido, pero sí espíritu libre, lo que le ha permitido ver la vida y el mundo con gran frescura de mente. Un placer leer las breves per sabrosas reflexiones de este demonio en el buen sentido, en el sentido socrático de daemon, sean sobre la actualidad política, o sobre cualquier tema del que descubrirá seguro un punto de vista original. Lo que no le ha llevado a eludir, todo lo contrario, un compromiso firme con la política siempre fiel a sí mismo, que es como debe ser. Recuerdo que él me ha introducido a mundos difíciles de abordar, como Shopenhauer, al que llegue a disfrutar y amar con pasión. Sus reflexiones sobre libros infantiles que todos disfrutamos cuando éramos niños. ¿Y su pasión por el padre Brown y Chesterton? Refrescante para los que seguimos una carrera tan árida - llamada la “ciencia triste” - como es la Economía. 
Gracias, Fernando.

martes, 5 de febrero de 2019

Queda ud nombrado Presidente encargado

Pedro Sánchez, presidente de gobierno, ha reconocido a Guaidó (rebelado contra Maduro) como presidente “encargado” de Venezuela, donde tendrá que convocar elecciones en el menor plazo posible. 
Nunca oí majadería tan gruesa. Encargado. ¿Sánchez encarga a Guaidó que sea presidente de Venezuela? Se ha comentado poco tal despropósito, salvo, curiosamente, el Gran Wyoming, que se ha quedado tan patidifuso como yo. No está lejos de ser una ofensa a los venezolanos, como si fuera una colonia española. Naturalmente, los medios estatales, como el ejército, quedan hoy por hoy en manos de Maduro; a menos que haya un pronunciamiento, o lo peor, una división de ejército, lo que traería probablemente una guerra civil. 
¿Cómo se organizan unas elecciones con todos los recursos del Estado en manos enemigas? Espero que Pedro Sánchez lo explique pronto. Maduro ya ha dicho que en nombre del pueblo, el no se va a rendir. Que va a resistir “como los vietnamitas”, tal como Zapatero le sopló al oído. 
Ahora Sánchez presume que detrás de él se ha posicionado la UE. Mentira, no hay declaración común de la UE. Varios países se han negado a firmar el comunicado pactado. 
Es decir, tenemos dos bandos, no cuantificados, enfrentados. Uno tiene el Estado en sus manos, el otro tiene al Pueblo. Poco puede hacer el Pueblo, aparte de manifestarse, si Maduro no se larga. Ya lo dijo Felipe González: aquí la cuestión es cuando se va Maduro, y cuanto antes mejor. Mientras esté incordiando, tendrá a una parte del ejército apoyándole, y Guaidó poco podrá hacer. 
Al final siempre nos topamos con las Fuerzas Armadas. El Estado es el Estado, y su base es eso: las FFAA. En este caso, se puede pensar en una intervención exterior, pero no cuenten con la UE, obviamente. EEUU ha lamzado amenazas de intervención, pero otra cosa es organizarlas y tener el apoyo suficiente el Congreso y la población. La articulación del Pueblo por las instituciones en EEUU es la mejor del mundo, pero si éste es reacio a meterse en un avispero como Vietnam - y desde entonces no se olvida esta derrota - No se meterá. Boicoteará y presionará, pero ¿el qué, a quién? Si es un país en la ruina, y a Maduro no le importa. Repito que lo que menos le importa a EEUU es el petróleo. Hoy por hoy es un país exportador de petróleo. El petróleo de Venezuela tiene un interés a largo plazo. Hoy la oferta mundial está rebosante. 
Sánchez ha dado la nota con esta palabra: “encargado”. Es decir, a partir de hoy eres el responsable único de lo que pase. Es fácil ver la mano de Zapatero en tal expresión. Le dan un plazo para que ponga orden y convoque elecciones, y si no lo consigue, ha fracasado: ha ganado Maduro, que es el favorito de Sánchez & Zapatero. Y Évole. Tienen varios países europeos que respaldan a Maduro y la UE como tal es un entramado de la nada más absoluta. 
Nosotros, por nuestra parte, somos un país con tendencias izquierdistas-venezolanas, como la última decisión de cobrar a los padres, con carácter retroactivo, la ayuda encubierta que hay en los colegios concertados. Una medida a todas luces injusta y seguramente ilegal por su retroactividad, y una muestra del carácter chapucero e intervencionista de éste gobierno. Eso sí, bolivariano. Qué mal vamos. 

Arcadi Espada y Jordi Évole

Absolutamente imprescindible su artículo (el de Arcadi) sobre la entrevistas de Jordi Evole a Maduro. Da en el clavo de un fino martillazo que deja las cosas zanjadas. Los demás no hemos hecho más que dar rodeos en torno a los principios. Demuestra Arcadi que se puede juzgar y dejar KO a Evole sólo como argumentos periodísticos. Genial. Fina orfebrería. Una muestra:

“Jordi podrá hacérsela la próxima vez que viaje al Palacio de Miraflores. El domingo le aseguró al asesino que lo habita que está dispuesto a entrevistarle cada mes (aunque no precisó si en Miraflores o en Guantánamo), y el asesino parecía complacido. Jordi, es verdad, no le preguntó esta vez por esos 5.535 cadáveres. Ni por los 250. Ni siquiera por los calientes. Jordi, a veces, se queda como tonto, y no remata, no remata. Tiene un antiguo problema con los asesinos. Siente su llamada, responde a su magnetismo, llega a ellos con facilidad... pero entonces el asesino empieza a llamarle Jordi y Jordi bizquea, escarba mansurrón con sus patitas y apenas le sale ya un hilillo de voz para hacerle al asesino este implícito reproche: Presidente, ¿cuando va a llevar usted a la Constituyente el matrimonio homosexual?”

lunes, 4 de febrero de 2019

Maduro ya no es presidente

Maduro se pasó la entrevista con Jordi Évole en plan ladino, demostrando que no tiene malos reflejos cuando el entrevistador es un felpudo complaciente. Aparentemente, Évole le puso en un brete, pero era todo una farsa: le invitó varias veces a que convocara elecciones para legitimarse, cuando ya no tiene legitimidad para convocarlas: la legitimidad se le escapó cuando se prefabricó un parlamento a su medida, y Guaidó aprovechó un despiste de Maduro para legalmente destituirle y auto proclamarse presidente. Aquí el que ha incumplido la ley, y no tiene ninguna legitimidad más que la de la fuerza, es Maduro. Por mucho que exhibiera en la entrevista es risible librito liliputiense, en su enorme puño de conductor de autobús, que según él era la única constitución válida. 
De chiste, y Évole, de pena, para echarle a los leones. Siempre se las arregló bien para hacer entrevistas en el fondo sensacionalistas, en las que el protagonista se defendía muy bien en el marco de la neutralidad exquisita del periodista, un arriscado reportero de guerra frente a un tipo siniestro que ha sido, por ejemplo, etarra. Si se repasa fríamente su trabajo, sólo queda un tufillo a conchabeo previo, una selección de turiferarios que son de su cuerda, como Otegui, Junqueras, y todo lo que está en el margen de la ley, como si redimirles fuera su misión. Así es muy fácil aclamarse periodista de postín, the number one, cuando todo es puro chalaneo. Ojo, que tiene sus colegas seguidores, que envidian la posición que ha tomado en el renombre periodístico, y le hacen la ola. 
Lo único interesante es que por Maduro supimos lo que dice Zapatero de los “bolivarianos”. Son como los vietnamitas, resisten todo,  y al final vencerán. Vaya con Zapatero. Como si no supiéramos de qué pie ha cojeado.Qué tipo más extraño, que tenía que estar en Podemos (al que ha robado el santo grial de representar Venezuela) pero se quedó en el PSOE para destruirlo desde dentro. Buen trabajo, excelente.

domingo, 3 de febrero de 2019

¿Venezuela? Exprópiese

Qué paradoja tan definitoria que el pais con más petróleo en el subsuelo pase hambrunas. Eso es el régimen de Chávez (RIP) y Maduro, poseer las mayores riquezas naturales y, sin embargo, hacer pasar hambre y necesidades básicas a su población. “Tres comidas al día”, decía Errejón, el cara capullo. No tienen ni medicinas elementales, menos aún sofisticadas, pero debajo de los pies tienen las mayores reservas del mundo en petróleo. Más que Arabia Saudí. 
Lo que demuestra que el éxito de la economía no está en la posesión, sino en la organización. 
Hay otras riquezas en el subsuelo, como oro y piedras preciosas, que Maduro está aprovechando para pagar deudas a Rusia y China, países que querían mantener bien controlada a Venezuela para futuros tratados comerciales de materias primas. 
Ahora los progres dicen que la intervención de EEUU en Venezuela es sucia, culpable, porque es por el petróleo. Si hay un país al que le sobra el petróleo es a EEUU, uno de los primeros exportadores gracias a sus nuevas técnicas extractivas. Por otra parte, ¿cuál es el interés de Rusia, de China, y los que se posicionan con Maduro? Debe ser que es humanitario, no te digo...
De todas maneras, según hacia donde se incline la balanza que estos jugadores de póker quieren manipular, puede que cambien de camisa y pasen a tener relaciones con Guaidó. Esto de los intereses es muy fluido. 
Lo que es indignante es las excusas que se buscan algunos para apoyar al sátrapa Maduro. Por ejemplo, que esto de Guaidó es un golpe de estado. Bueno, golpe de estado fue el que dio Maduro y se creó un parlamento a su medida. Ahora nadie quiere pasar por dictador puro y duro, y se hace Instituciones (seudo)democráticas a medida. 
También es indignante ver a Jordi Evole corriendo a hacerle una entrevista al gorila en chándal, prometo no volver a ver ni un programa más del sujeto ese. Ser periodista equidistante no es excusa para no tener ética. Si vas a entrevistar a un dictador, confiesa que te pone, que es tu gusto, tu ideología. Con tus entrevistas has ensalzado a unos etarras, a Otegui, a los golpistas catalanes... para mi estás acabado. No hay por donde cogerte. 
Bien, y esto de Venezuela, ¿Cómo acabará? O mejor dicho, ¿por donde tirará? En su tablero se han posicionado potencias enfrentadas, que no quieren perder el garfio que han clavado en su cuerpo. Me temo que el resultado será espurio. Lo importante por ahora es desalojar a Maduro. Si el ejército aguanta eso y respalda una Transición, las cosas se encaminarán más o menos bien, mientras el pais recibe ayuda humanitaria urgente. Esa es la principal noticia que hay que esperar. 

jueves, 31 de enero de 2019

Por la mañana, Casilda

A eso de las nueve y media vuelvo a entrar en la cama, después de un muy frugal desayuno. Una hora de placer antes de irme a mis obligaciones de pensionista. Repaso la prensa en la Tablet, escrudiñando lo que dicen mis columnistas favoritos. Me gusta especialmente Karina Sainz Borgo (Vozpopuli), que mezcla sifón sapiencia literatura con actualidad, además de hacer una crítica literaria que hay que atender, sobre todo si te descubre novedades. Uno no está ya para leer o releer a los clásicos, y esta chica te los acerca sin necesidad cansina de ir directamente a ellos. No hay día que no descubra algo entre fastidiosos referentes a la gris realidad. 
El tiempo se me acaba rápido, pero la perrita Casilda no me deja levantarme raudo; he de convencerla de que volveré a por ella. No lo consigo siempre a la primera. Me exige que estire las piernas para ponerse encima y tenerme bien sujeto, y hace muy bien de peso muerto. Mi primera hazaña del día es removerla. Al fin la engaño, a regañadientes, yo me voy a mis deberes marcados por mí... y mis cienunstancias.

martes, 29 de enero de 2019

La izquierda y la tecnología. Los luditas

La izquierda tiene un problema con la tecnología desde que al gran Dios Marx se le olvidó meterla en su modelo. La plusvalía y la explotación sólo son posibles cuando no hay avance tecnológico. En todo caso no incluyó las consecuencias de éste. Su ejército de parados es consecuencia del estancamiento económico, no de la conspiración de los empresarios. 
A los empresarios no les importa más la famosa explotación sobre los salarios que aumentar las ventas  gracias a la reducción de costes por los aumento de escala e introducir la mejora en los métodos de producción. Pagará los salarios en función de eso, y del volumen general de producción. 
A la izquierda, a la española en particular, no le gusta el avance tecnológico. Tenemos un ejemplo en la guerra del taxi, que quiere no dejar entrar a otros métodos de ofrecer el servicio, mejorar la calidad de éste. Sin embargo es un pequeño avance, después del cual vendrá otro, que gracias a internet puedas pedir un Uber o Cabify que te recoja en tu casa o donde estés, te lleve a destino sabiendo el precio de antemano, y te trate con educación, cosa que en el taxi de siempre brilla por su ausencia. La prueba es que quieren, los de la mafia del taxi, entorpecer esa mejora intentando imponer una distancia mínima entre el cliente y el oferente, con lo que se desbarata toda la ventaja para el consumidor. Se puede decir que son Luditas, como se llamaron a los agricultores del XIX que saboteaban las primeras mecanizaciones del campo y la industria. Leemos en Wikipedia, en la voz Ludismo:

El ludismo fue un movimiento encabezado por artesanos ingleses en el siglo XIX, que protestaron entre los años 1811 y  1816 contra las nuevas máquinas que destruían el empleo. Los telares industriales y la máquina de hilar industrial introducidos durante la Revolución Industrial amenazaban con reemplazar a los artesanos con trabajadoras menos cualificadas y que cobraban salarios más bajos, dejándolos sin trabajo.

Aunque el origen del nombre ludita es confuso, una teoría popular es que el movimiento recibió su nombre a partir de Ned Ludd, un joven que supuestamente rompió dos telares en 1779, y cuyo nombre pasó a ser emblemático para los destructores de máquinas.[1][2][3]​ El nombre evolucionó en el imaginario general ludita Rey Ludd, una figura que, como Robin Hood, era famoso por vivir en el bosque de Sherwood.[4]​ El historiador Eric Hobsbawm ha considerado a este movimiento de destrucción de máquinas como una forma de "negociación colectiva por disturbio", lo que sería en esta formulación una táctica utilizada en Gran Bretaña desde la Restauración, ya que la diseminación de fábricas a través del país hizo que las manifestaciones a gran escala fueran poco prácticas.


¿Qué hubiera pasado si se hubieran salido con la suya? pues que todavía estaríamos gastando la mayor parte de nuestras rentas en pan. Internet no existiría, y habría hambrunas periódicas por insuficiencia de alimentos. En general, la oferta sería parecida a la de entonces, lo que implicaría grandes jornadas de trabajo y escasa producción, baja renta, y nivel de subsistencia. Eso conllevaría grandes diferencias de renta entre los escasos ricos y los demás. L historia económica es en gran parte la lucha entre los innovadores y los rentistas, sean éstos nobles hereditarios o mafiosos que sobornan al poder. 
Es lógico que los grupos del taxi que tienen ventaja comparativa no deseen la entrada de competencias nuevas e innovadoras, que les obligaría a renovarse y a un gasto adicional de inversión. Prefieren seguir bajo el yugo de las licencias porque, mientras exista el mercado negro, éstas son un activo revendible con plusvalía. Sin embargo, los que trabajan sin licencia por cuenta ajena no son unos privilegiados, tiene jornadas de más de doce o catorce horas nada envidiables, resultado de una regulación del Estado ineficiente, lesiva para muchos trabajadores y para el cliente. Sin embargo, la entrada de estas nuevas ofertas en el mercado demuestra que hay demanda para todos si se adaptan. Una mínima regulación sería suficiente. 
Tristemente, da la sensación que las autoridades, nada menos que tres (Ayuntamiento, Comunidad y Gobierno), van a ceder en su defensa del cliente en favor de los Luditas. Están calculando qué palos en las ruedas les ponen a los nuevos oferentes, para que los Luditas no sufran tanta competencia. 
Lo cual demuestra que la estamentación de poderes - que no la división - es una triste consecuencia para el bienestar de los españoles y un freno muy serio en el avance tecnológico. España, rota más que otra cosa por tanta y ninguna autoridad, será cada vez más pasto de la izquierda, porque nos mola en el fondo que nos reglamenten. 
La izquierda es ludita por naturaleza. Romper la nueva oferta es un símbolo de rebelión. Sin embargo, el mundo sigue rodando. Su guerra está perdida desde hace siglos. 

domingo, 27 de enero de 2019

España en su textura

La guerra del Taxi demuestra vivamente la textura, o composición, estructura social si se quiere, de este país. Por una parte, que semana hemos vivido con esto mezclado con la angustia del niño Julen, explotado hasta las heces por las televisiones. ¡Que bien se solidariza uno con el fantasma de un niño muerto en el mullido sofá, a través de Tv! Han llegado a mantener la falsa esperanza que después de trece días Julen, pobre, podía estar vivo, hablando de “rescate”, cuando la verdad es que las esperanzas se habían esfumado desde el primer día, tras una caída de 70 metros o 30 pisos. 
Una textura social dada a la compasión desde el sofá y a la solidaridad, por llamarla del algún modo, con, el Taxi, aunque Taxis son todos, si lo miramos bien. 
Ayer tenía una cita en el centro de Madrid, a la que no podía acudir en coche, obviamente, ni en taxi de los de antes, por estar en huelga indefinida. Tuve que coger un Cabify. ¿Debería perdón a los taxistas de siempre? Pues no. Estuve hablando con el conductor, y no me pareció más que un trabajador que intenta ganarse la vida. Si un día Garrido (ignoto presidente de la Comunidad) y Carmena, alcaldesa, hacen la barrabasada que están pensando, este señor se quedará sin trabajo y se irá a la calle. Punto. 
Aparte de eso, la calidad y el detalle del servicio me parecieron de primera, en comparación con los malos modales que se gastan los taxistas de siempre, la falta de higiene y de limpieza, que es como  como se muestran en huelga, con sus expertos matones asustando a la gente. Se creen muy graciosos, pero no lo son.
Un país que se pone del lado de los oligopolistas, es un país que tiene el sentido de la solidaridad torcido. Luego, eso sí, muchas editoriales de los medios alabando la solidaridad - manipulada - del pueblo español con Julen, el niño perdido y hayado en un pozo ilegal, hecho por un sujeto al que habrá que pedir explicaciones. 
Así que hemos tenido una semana movidita, muy española, en la que nos hemos sentido todos los tiernos y solidarios, con Julen y el Taxi. Aunque este último está empezando a tocar las narices de un sector cada vez más grande.