"How can I know what I think until I read what I write?" – Henry James


There are a few lone voices willing to utter heresy. I am an avid follower of Ilusion Monetaria, a blog by ex-Bank of Spain economist (and monetarist) Miguel Navascues here.
Dr Navascues calls a spade a spade. He exhorts Spain to break free of EMU oppression immediately. (Ambrose Evans-Pritchard)

lunes, 18 de marzo de 2019

Echenique y los militares

Ese ser impresentable que es Echenique, no ha tardado en afirmar, sin saber lo que dice, que los militares captados por VOX para sus listas al Congreso son golpistas. 

ᴘᴀʙʟᴏ ᴇᴄʜᴇɴɪQᴜᴇ 🇪🇸 (@pnique)
El 23-F entraron al Congreso disparando. El 28-A quieren entrar votando. Se dejarán la pistola en casa, pero es lo mismo. publico.es/espana/eleccio…

Me indigna esta forma de razonar de estos sujetos que no tendrían la mínima objeción a la desaparición de España - pese a lo que le debe particularmente este sujeto argentino, como todos sabemos. 
No todo lo militar es golpista. Es más, estoy seguro que si los hay, son una minoría. 
Concretamente, de Agustín Rosety y Fernández De Castro, a quien conozco desde hace muchos años y me honro en ser amigo suyo, puedo decir rotundamente que no es ni franquista ni golpista. Es de una fidelidad extrema a la Constitución y al papel que ésta concede al ejército. ¡Cuantas tardes no nos hemos lamentado juntos del peligro cada vez más grande en que está la Constitución, por gentuza como ésta! 
Aparte de eso, Agustín es una enciclopedia de conocimientos (no solo militares), y da gusto escucharle cuando habla, por ejemplo, de historia, o de derecho, pues es también abogado. No en balde fue profesor de historia y tiene un amplio currículum que le avala. Durante el gobierno del PSOE de Felipe González, no tuvo ningún inconveniente en colaborar co él. Estoy seguro que su aportación en las filas de VOX será notable. Es un acierto de este partido haberle captado. Y estoy segurísimo que si ha aceptado es por su gran amor a España. Algo que se echa en falta en los demás partidillos concurrentes, que sólo piensan en las prebendas a obtener. 
El juego político permite la mentira, moneda corriente en las elecciones, situación en la que por desgracia, casi siempre estamos en España, que se ha convertido en un gigantesco y continuo campeonato electoral donde no hay día que no se diga algo con carga electoral y sin ninguna profundidad. Incluso cuando dicen que gobiernan, están ya pensado en la siguiente cita electoral. 
Así que, Echenique, tú sí que eres un peligro golpista cuando negocias con Torra y Otegui, golpista en ejercicio. Tienes, tenéis, una mentalidad sucia en la que no cabe ni un ápice de verdad, porque la verdad os hundiría o os haría explosionar a ti y a todos vosotros. 

sábado, 16 de marzo de 2019

Escándalo. Stalin en España, otra vez

No concibo cosa más escandalosa que el proyecto de un “ministerio de la verdad”, con noventa policías, que se dedicará a contraversionar las noticias falsas contra el gobierno. La encargada de esas contraversiones será Ana Pastor, reconocida periodista de izquierdas poseedora de la verdad verdadera. Si Churchill levantara la cabeza diría eso de las seis de la mañana y el lechero, porque en España puede ser que el que llame a la puerta dentro de poco sea el “ministerio de la verdad”. ¿Y que diría el gran autor de “1984”, George Orwell, si no es destacar el estremecimiento que produce este avance hacia el Gran Hermano stalinista? 

Sin embargo, no he visto grandes comentarios a este desvarío, este atentado a la sagrada Libertad de opinión, este apoderamiento de las mentes, que es lo que es en realidad. No sólo no vamos a tener liberar de palabra, sino además de pensamiento. Nos genérenos a nosotros mismos al pensar determinadas cosas. De eso se trata. 

Enhorabuena, España, vas derecha al despeñadero. ¿Y Europa? No, gracias, no nos compete. Nos compete tener y meter miedo a Vox, que no creo que se atreviera a tamaño dislate.

miércoles, 13 de marzo de 2019

En suma:

Alvise Pérez (@Alvisepf)
Los hombres no asesinamos.
Asesinan los asesinos.

Los hombres no maltratamos.
Maltratan los maltratadores.

Los hombres no violamos.
Violan los violadores.

Definir a 18 millones de hombres adultos en España, por el 0,0000064% de hombres que asesinan a una mujer NO es igualdad.

Descarga la aplicación de Twitter

domingo, 10 de marzo de 2019

El torpe de Trump

El torpe Trump quería aumentar la dosis de crecimiento provocando un déficit público, a la vez que pretendía controlar el saldo exterior a base de tarifas arancelarias.
Tiro por la culata, como se puede ver en estos dos gráficos sugeridos por Paul Krugman.




Ahora en serio, ¿Se puede ser más inútil?
EEUU va a tener que ajustar esos déficits tarde o temprano, lo que va a exigir políticas recesivas, Justo lo contrario del objetivo. Ergo, no se puede contrarrestar los excesos de la demanda interna con tarifas arancelarias. Los demás países contraatacan, y suben tarifas. El déficit sigue a la demanda interior. 
Sí, tienes razón si lo estás pensando: Trump se parece a Sánchez.

viernes, 8 de marzo de 2019

Feminismo descarriado

Lo peor del feminismo actual es que mezcla las churras con las merinas, es decir, la reivindicación social con la de género. Que la mujer quiera igualdad con el hombre es justo. Lo que otra cosa es que lo que reivindica la mujer ahora es tener más derechos que el hombre, como si hubiera una venganza histórica que ganar. En fin, en la época del Imperio español no había igualdad, pero eso no es razón para reivindicar hoy una venganza contra eso. La reivindicación de género llevaría a una reivindicación permanente desde el momento que el hombre se considere culpable de todo, incluso de la historia. Una lucha contra natura, como todo lo que tiene que ver con el comunismo. 
Así, ahora resulta que es mejor un hombre gay que un hetero, sistemáticamente, sin atender a otros criterios, aberración que se deriva de una moda ideológica vehiculada por los partidos de izquierda - aunque parece ser que también por Ciudadanos, ciertamente un partido desnortado que no sabe ya cuál es su sitio. 
En el fondo el feminismo que hoy se manifiesta es neocomunista, pues no quiere atenerse a la lógica de hierro de la economía. De la misma manera que no se pueden igualar todos los ingresos, es aberrante que se quieran igualar las rentas de hombres y mujeres por razones de sexo. Cada cual, hombre o mujer, aporta al valor de la producción su propia cuota, que no depende de su sexo. Habrá mujeres merecedoras de un salario mayor que otros hombres, pero no por su sexo. 
Toda esta desorientación que vivimos es fruto de la crisis, como en los años treinta aparecieron movimientos que trastocaron peligrosamente los valores sociales, adhiriéndose unos a la izquierda y otros a la derecha, promoviendo la polarización que acabó en la guerra. 
Tampoco tranquiliza que algunas de las mujeres líderes de este movimiento sean miembros del gobierno, pues pocas veces se han visto tan pocas luces en tales ejemplares, gracias a una selección a la inversa intencionada por un presidente cabeza hueca que no quiere que nadie le haga sombra, hombre o mujer. Ser miembro de este gobierno a mí me haría sospechar de mí mismo, como diría Groucho Marx, supongo que hoy considerado un machista asqueroso, como la gran mayoría de genios del pasado. Habrá que borrarlos y bajarlos del pedestal en el que se colocaron, no vaya a ser que... en fin, que esto no puede acabar bien.
Una de las consecuencias de este feminismo “a por todas” es que no prioriza los objetivos. Sin embargo, una mujer no puede ser alta ejecutiva, tener hijos, cuidarse el body y triunfar en todas las facetas. Ellas dirán que para eso está el marido, pero el problema es que el marido tendrá el mismo problema. El resultado es una pareja disuncional, destinada a la ruptura, inevitablemente. Pero los hijos no son cosas intercambiables que no sufren este tipo de situaciones, cosa que se quiere paliar con psicólogos y otras gaitas. Ésos no pueden hacer nada con el odio descomunal que se genera en estas situaciones de conflicto. Además, dado el sesgo de las leyes, suele sufrir más el hombre que la mujer. En todo caso no se puede hablar de imparcialidad absoluta. Un atentado contra la célula base que es la familia, desgraciadamente menospreciada por estas marxistas anarcoides. Al menos los hippies querían parasitar la sociedad, no transformarla de arriba abajo. 
Deberíamos empezar por reconocer que hombre y mujer tenemos sensibilidades diferentes, y éstas no pueden ser reducidas a cero por mucho que se empeñen en hacer legislaciones para ello. Tan infeliz Piedad este un hombre reprimido en su masculinidad como una mujer en su feminidad, lo cual no han tenido en cuenta. Sí, las propias feministas pueden hacer infeliz a la mujer intentando convertirla en un concepto falso. Aquí sólo puedo redimirnos la libertad individual (mi única creencia), que cada cual elija su camino según su naturaleza. 
Así que no tengo más remedio que declararme, ante el tamaño desvarío de estas hembras, en machista irredento en defensa propia. 

sábado, 2 de marzo de 2019

Signos de decrepitud

Todos los días, en la prensa, signos de la deriva de España, fuera de control.
Hoy, en el ABC  nos informan que a éste inclasificable doctor Sánchez se le ha ocurrido obligar a incluir en el correo oficial diplomático un emblema en honor de la bandera republicana 




¿Exilio republicano? Que quiere decir esto, cuando los últimos repúblicanos exiliados regresaron a la muerte de Franco? Es claro que éste no ha entendido nada de la Transición. En fin, que por medio mundo va a circular la bandera española junto a ésta horterada sanchista. 
Otra más grave, si cabe. En Valencia, “el VAR llegado a los colegios valencianos”: los padres tendrán derecho a pedir revisión de exámenes de sus hijos. Mayor majadería y ataque a la ya deplorable calidad de la enseñanza, poniendo en cuestión la autoridad magistral de los profesores, dejándoles como “valets de chambre” de una jauría de padres deseosos de que sus hijos aprueben y mejoren la nota, es apoteósica. ¿No se puede hacer nada desde el gobierno central? No. La Ley es tan ambigua como para que quepa el despropósito. 
¿Se podrá corregir después? Lo que toquen las CCAA, que no lo retoque ni Dios. ¿Y por qué no ponen la nota directamente los padres, y así se evita el sofocón para el profesional de humillarse ante la horda? 
España está muy mal, por las señales continuas de derrumbe que recibimos. Lo triste es que no se vislumbra una voluntad de corregir estos despropósitos, que afectan a puntos esenciales de nuestra convivencia, a nuestro futuro, a nuestro puesto en el mundo. Pero ¿qué más da? 

viernes, 1 de marzo de 2019

Mientras la Euro zona recesiona, Reino Unido se consolida gracias a una brillante gestión económica

Con el encono que existe aquí periodísticamente contra el Brexit, se tiene la imagen de que Reino Unido se va a estrellar contra los acantilados. Pero hoy por hoy, la realidad es que la economía británica está muy saludable, creciendo moderadamente, pero mientras Europa se estanca, 




Con una inflación moderada pero positiva, en torno al 2%, mientras la de Europa es francamente birriosa (un 1% es demasiado poco), y con una tasa de paro francamente brillante frente a los países Euro:



Reino Unido ha hecho un esfuerzo estructural para reformar las pensiones y no sean una carga ominosa en el futuro - al revés que la mayoría de los países del Euro - mediante la implicación de los tres pilares - Estado, Empresa , trabajador - en la financiación de la “mochila” que luego el empleado se lleva consigo cuando cae en el paro o cambia de empresa. Funciona y los trabajadores están convencidos de que cobrarán su pensión, cosa que antes no lo estaban.
¿Cuáles son las ventajas que, pese al Brexit permiten a Reino Unido estar boyante mientras los indicadores europeos señalan cada vez con más insistencia recesión? 
Como se ve en el gráfico siguiente, y como no quieren reconocer los anti británicos (los García & Valderramas de este foro), Reino Unido no cometió el error de meterse en el euro, lo que le ha permitido mantener una competitividad saludable frente a Europa, cómo se ve en el gráfico de abajo.



Lo cual no ha impedido, por otra parte, que RU sea una zona atractiva para las inversiones extranjeras, o precisamente por la visión de que con Brexit duro o blando, gracias a un tipo de cambio libre y una política monetaria centrada en los precios internos, será un país interesante para instalar factorías exportadoras en él. A esto no es ajeno que las cuentas públicas se RU son equilibradas, habiendo cerrado con superávit. 
Como nos explica Niam Halligan

El fondo de riqueza soberana de Noruega de $ 1 billón (£ 753 mil millones), entre los inversores más respetados del mundo, acaba de confirmar que aumentará sus tenencias en el Reino Unido.
"Con el tiempo, nuestra asignación en el Reino Unido aumentará", dijo Yngve Slyngstad, CEO del Fondo Noruego.
"Con nuestros más de 30 años de horizonte temporal, las discusiones políticas actuales no cambian nuestra opinión", agregó, reafirmando su compromiso con Gran Bretaña incluso en el caso de un Brexit "sin acuerdo".

En los países Euro, como sabemos, el tipo de cambio medio no es nunca el óptimo para el conjunto, por mucho que nos empeñemos en creer que el euro es un titán invencible. Por eso, desde la crisis, la tasa de crecimiento ha sido tan pobre, tras la cual viene otra recesión, mientras algunos países como Italia se asfixian desde hace años, con unas recetas provenientes de Europa inasumibles, recesivas.
Ciertamente, una tasa de paro del 5%, que ya querríamos nosotros, brilla frente al 8% del Euro, a lo que no es ajeno la Libertad cambiará, mal que les pese a los Garicanos  & cia, que son demasiado europeistas. Demasiado dogmáticos, en mi opinión. 
Es decir, que el Gobierno de Su High Majesty está haciendo una gestión brillante, en todos los aspectos, de la economía, mientras los demás hablamos del Brexit como de una calamidad insuperable. Deberíamos despertar y darnos cuenta que el Brexit va a ser igual o más duro para nosotros, empezando con Alemania, que no sabe como hacer frente al parón de sus exportaciones a RU. 
Españ, mientras tanto, despertará el día 28 con un nuevo gobierno que seguramente no tendrá fuerzas, aunque quiera, para resolver los problemas dantescos que nos acucian: separatismo, deuda pública, pensiones... no sólo eso, sino que el Presidente en funciones va a lanzar una tralla de decretos de pesadilla que los aumentarán. Pero compadezcámonos de RU y su Brexit, que nos consuela mucho.

miércoles, 27 de febrero de 2019

Problemas de largo plazo de la economía española

En “Problemas económicos de fondo”, Manuel Lagares nos explica pedagógicamente cuáles son los problemas económicos que arrastra España, los que impiden que nos acerquemos al nivel de bienestar de las economías más avanzadas, y que siempre serán un lastre mientras no se solventen. Viene a decir que la economía española ha crecido brillantemente gracias a que el gobierno anterior hizo un parte de reforma del mercado laboral, a la que habría que añadir una innegable política expansiva de deuda con unos bajísimos tipos de interés. Eso permitió un gasto público adicional de 200 mm al año financiado muy barato, lo que indudablemente ha traído un plus de demanda y crecimiento. 
Esto se va acabando poco a poco, los tipos de interés suben, y cada vez se hacen más presentes los problemas de fondo, cuya enumeración hace Lagares exhaustivamente. La sola enumeración nos invita a reflexionar no solo sobre lo poco se ha hecho desde la Transición, sino también sobre el retroceso evidente en algunos campos, como la fragmentación del mercado español en 17 mercados cada uno con sus normas, lo que es una aberración que nos retrotrae a la Edad Media, cuando había cientos fronteras y tasas que pagar cada vez que se traspasaba una. O, como leemos en otro artículo, que el aumento desmesurado de las pensiones ha llevado a la máxima pensión a un exceso sobre el máximo salario de 175 euros, a todas luces aberrante. Un indicio de la falta de capacidad, o de la mala voluntad del gobierno de frenar a los grupos de presión que le vienen bien para la demagogia. 
Recomiendo la lectura del artículo de Lagares porque es muy completo. 
Son los problemas de siempre, que perdurarán probablemente porque no se divisa un gobierno fuerte y deseoso de arreglarlos. Al gobierno débil que salga de las elecciones, debilitado además por la fragmentación que saldrá de las elecciones regionales posteriores, no le dejarán tocar ni uno solo de éstos temas. 

martes, 26 de febrero de 2019

El nuevo patriotismo, según Garicano

Curioso como quiere definir lo que debería ser, según él, el “nuevo patriotismo”, Luis Garicano (ministro de economía ni pectore) en su nuevo libro. La noticia viene en un artículo de García Domínguez, muy acertado. 


Según éste neo-patriota, 

El nuevo patriotismo debe estar fundado en el orgullo de una sociedad exitosa que aspira a construir juntos una sociedad más justa y adherirse a un Estado que quiere y es capaz de avanzar en la resolución de los problemas del conjunto de los ciudadanos dentro de una constitución que cree un marco común para nuestras vidas. Las historias de Cosentino [sic], Actiu [?] y otras tantas empresas españolas nos apuntan hacia dónde debe orientarse este nuevo patriotismo. No se trata de una narrativa grandiosa de los grandes logros de la reconquista contra el invasor musulmán o de la gloriosa[en cursivas en el original] conquista de América.

Es un arriesgado salto de la garrocha la que ejecuta aquí el señor Garicano, pues propone ni más ni menos que nos olvidemos de la historia de España, empecemos de cero, y seamos patriotas de crecimiento, y el bienestar economico. 
Esto no funciona así en ningún país del mundo, como explica muy bien Garcia Domínguez,

Alguien sería capaz de siquiera imaginar a un dirigente de alguno de los principales partidos políticos de Francia, la Francia de su muy admirado Macron, poniendo por escrito que el patriotismo francés tiene que olvidarse de la historia y de las grandes gestas nacionales de Francia, ya que el pasado compartido no tiene ninguna importancia a la hora de crear vínculos y sentimientos comunes de pertenencia dentro de una comunidad nacional? ¿Alguien se imagina a su muy amado Macron poniendo por escrito que todos los grandes logros históricos de Francia son poco menos que bagatelas despreciables, literatura inútil, y que lo único importante a fin de lograr que los franceses se sientan vinculados espiritualmente a la patria es que el consejo de administración de los supermercados Carrefour logre que la cotización de sus acciones en la Bolsa de París suba más de un 20% durante cada ejercicio fiscal? ¿Alguien concibe la estampa plástica de Theresa May dirigiéndose a la Cámara de los Comunes para sentenciar que la narrativa grandiosa del pasado imperial del Reino Unido es un tedioso tostón plúmbeo y que lo en verdad importante para afianzar el sentimiento nacional de los habitantes del Reino Unido es que el dueño de Virgin gane mucho dinero? ¿Alguien cree posible ver a Donald Trump leyendo ante las cámaras de la televisión un folio donde asegure de su puño y letra que la historia gloriosa –entre comillas, claro– de los Estados Unidos le produce un tedio horrible y que prefiere que se olvide? Pues ese es Luis Garicano, el pensador de cabecera de Ciudadanos y candidato número uno del partido de Albert Rivera al Parlamento Europeo. Y encima se dice liberal.

Efectivamente, muy difícil lo que propone el tal Garicano, que roza aquí la imbecilidad más supina - en el sentido etimológico del término. Los griegos clásicos de Atenas eran unos tiranos con sus colonias, y sin embargo estaban orgullosos de su “Democracia”, que decían haber inventado. Desde luego eran poco demócratas y compasivos con las colonias que no querían estar esclavizadas y explotadas por ellos, por lo que las invadían y saqueaban a la menor señal de rebelión. Ídem con Francia, que no quiere recordar la matanza de 1870 que salvó la República, una matanza muy poco piadosa, como la noche de San Bartolomé, por cierto. 
Lo cual nos lleva al difuso concepto de patriotismo, que no tiene nada que ver con la objetividad, sino con la emoción de orgullo que despiertan los símbolos nacionales en los ciudadanos. Como decía Mitterrand, oír el himno y ver desplegarse la bandera de Francia cuando iba de visita a un país más o menos lejano, le hacía llorar de emoción. 
El patriotismo es un sentimiento sintético, del que emerge una idea positiva del propio país, pese a todas las fechorías que todos han hecho, pero que quedan ocultas bajo un manto con los colores nacionales. 
Es difícil que se pueda crear ex novo algo así de la tecnología, la productividad, etc. 
Garicano sería el perfecto ilustrado, pero no a la manera anglosajona, sino francesa: todo lo que no sea razón fría, debe ser eliminada. Por suerte o desgracia, es sencillamente imposible. Hay cosas buenas pero que no pueden convertirse en emociones fuertes. 
A todo esto, uno se pregunta si así Garicano quiere arreglar el problema catalán, porque ya le anticipo que sería un fracaso, que se pondría en clara desventaja frente al sentimiento fuerte de los secesionistas, por muy utópico que esa. Pero me temo que esa es su idea, acompañado en ella por Elisa de la Nuez y otros, que parecen rechazar la idea de “España en su historia” (Julián Marías), que demuestra que la historia de muestra que España se forjó más o menos igual que los demás países europeos, y que todos tuvimos nuestros puntos oscuros, como la Inquisición. Pero lo que no se puede hacer es calibrar  el pasado con los valores actuales, un error de bulto que parece mentira que cometa Garicano. 
Yo creo que este señor sabe de historia muy poco, y la historia no puede ser sustituida por la economía. La historia es un proceso, en cada etapa o generación o siglo con sus propios valores, irreversible, compleja y de muy difícil repetición. Ese pasado, querámoslo o no, forma parte del sentimiento patriótico. 

lunes, 25 de febrero de 2019

Desolación

No sé por qué me acerco a los periódicos, porque todos pronostican una victoria de Pedro Sánchez. Desolación. No es que reconozca a sus contrincantes unas virtudes desmedidas, muy superiores; es que Sánchez representa la continuación de las negociaciones con el separatismo, muy avanzadas, por cierto. Es decir, Sánchez es la continuación de la carrera por la ruptura de España, tal como suena. 
Me sorprende que tanta gente no lo haya comprendido. No hay negociación que pueda acabar bien con los secesionistas. Todo avance por esa vía significa un acercamiento a un conflicto serio. Tarde o temprano Sánchez conseguirá de Europa una presión para que se negocie, sea cual sea el resultado. ¡La famosa idealización del diálogo! Y el resultado de una separación tendrá el signo de la tragedia. 
España no puede ser dividida sin que otras regiones empiecen su camino de disgregación, como una Yugoslavia. ¿Que pasó en Yugoslavia? Que ya no existe, pero no sin grandes dolores, sangre, sufrimiento incalculable, cientos de miles de muertos, genociodos de unos sobre toros, violaciones sin fin. España no puede dividirse sin pasar por lo mismo. 
Parece que uno de los motivos de esta victoria es el hundimiento de Podemos, y nunca pensé que no me alegrara de esto. Pero las elecciones españolas son así, y el pueblo español no es precisamente un lince. Desolación. 
(...) Se acabaron los buenos tiempos de la dulce mediocritas, en la que lo más que pasaba era la manifestación cotidiana de pensionistas, taxistas, maestros, sanitarios, etc. En Cataluña el grado de violencia y desorden social es mayor. Conozco gente de allí que ha huido, con pérdidas patrimoniales y molestias importantes. Rupturas familiares incontables. Eso no se va a terminar, por mucho que aquí cerremos los ojos. La política de Sánchez lo alienta, pues es lo que desean los secesionistas. Sin embargo, las encuestas dicen que ganará. Dios nos ampare, si es que tiene a bien. Quizás desee darnos una lección, o que pasemos una prueba, pero no sé exactamente sobre qué ni por qué. 
Compréndanme. Para mí lo esencial no es un combate entre izquierda y derecha, sino sobre la permanencia de España como nación. 
Los partidos, mientras tanto, están ya cortando la deliciosa tarta, salivanfo de antemano, vendiendo la piel del oso antes de cazarlo. Les preocupa más eso, y que un mes después llegan las elecciones regionales y locales, y están a cuchilladas por el metro cuadrado de rastrojo. Aquí entran muchas consideraciones, como que cada centímetro ganado, es un ingreso y una subvención. Matando la gallina de los huevos de oro, que es España, no les auguro grandes ganancias. Esto no sería preocupante en un país normalizado. Precisamente lo que no somos.
Lo único que me tranquiliza un poco, pero pero más por buscar una razón que estar seguro de ella, es que hay personas influyentes que han impedido que Sánchez siguiera con sus cambalaches, lo que le ha llevado, de muy mala gana, a convocar elecciones. ¿Líneas rojas detrás de las bambalinas? ¿El rey, apoyados por otros, como ex políticos con peso? Ojalá. Pero, ¿volverán a funcionar? 

sábado, 23 de febrero de 2019

La elusiva recesión de EEUU. ¿Nueva política monetaria?

Se viene anunciando desde hace meses, incluso un año, una recesión pero que se sigue atrasando sine die. Raul Ferrer, en Inbestia, tiene un excelente artículo sobre el tema en el que analiza lo que muestran los indicadores. El caso es que EEUU está en ciernes de una recesión, pero quizás faltan meses para que se concrete. Es decir, lo mismo que el verano pasado. 
Los indicadores de economía real nos dice que el nivel de actividad ha sobrepasado (¿?) el nivel potencial, que la tasa de paro es demasiado baja, y que por lo tanto está llegando a su pico, desde el que no tiene más remedio que bajar. 
Mientras, la inflación se mantiene estable en el objetivo oficial de la FED, es decir, el 2%.
En el gráfico siguiente, vemos dos señales claras de enfriamiento de la economía, como son la desaceleración de % anual de la oferta monetaria (M1, línea roja escala izquierda), y la cada vez menor diferencia entre tipos de interés del bono público a 10-2 años (línea azul, escala derecha), aunque éste no acaba de llegar a niveles negativos, como se ve en otras recesiones anteriores. 



La línea roja u oferta monetaria M1 es una señal clara de que el crédito bancario (generador de los depósitos y, por ende, del dinero) se está contrayendo, y cuando el crédito se contrae es porque, bien los bancos están endureciendo su oferta de crédito (como demuestra Ferrer), y/o bien el cliente bancario pide menos créditos, porque se ha vuelto más pesimista y prefiere ahorrar más y gastar menos en consumo o inversión. 
La línea azul, o spread entre el 10-2 años del rendimiento de los bonos del Tesoro, ciertamente indican una cercanía muy próxima a cero y, por ende, un riesgo de que traspase esa línea hacia el lado menor-que-cero e indique el comienzo de una recesión después de unos meses. 
Esto debería a obligar a la FED a suavizar su modo de restricción de la emisión del dinero, y ya se han visto señales de ello, si no me equivoco. 
Sin embargo, en el segundo gráfico vemos dos indicadores claramente indicativos de que la inflación salarial (línea roja, escala derecha) y el nivel de empleo están demasiado fuertes (aunque el informe de enero de contratación se haya moderado), y eso, sino lo moderan las propias empresas, es un impulso inflacionista. 



En resumen, tenemos por una parte razones para que la FED sea más prudente en su endurecimiento de la política monetaria, pero por otra hay signos de que los salarios están creciendo a un 3,5% anual, con un empleo desbordante. Una paradoja – que algunos llaman la desaparición de la curva de Phillips - que dificulta el papel de la FED, la cual persigue la moderación de la inflación pero a la vez que el paro sea el mínimo posible. Esos son los objetivos de la FED, que se traducen en un objetivo de inflación del deflactor del consumo del 2%, y una tasa de paro seguramente más alta que la que rige actualmente. Es decir, que lo óptimo para la FED sería una desaceleración económica sin llegar a una recesión. 
Pero muchas veces, por no decir siempre, las recesiones (crecimiento negativo más de dos trimestres) se producen porque la FED no puede calibrar bien sus decisiones, y “se le va la mano” cuando ya es demasiado tarde. La FED es la que tiene la mejor información, pero al final la información que vale es cualitativa, de matiz, y además no puede modular con precisión los efectos de sus decisiones sobre el tipo de interés. 
De hecho, la FED, ante los signos evidentes de que la inflación no sólo no despega, sino que podría descender a cotas peligrosas cuando llegue la recesión, como nos cuenta Gavyn Davies en el Financial Times, 

“Anunció que realizará una revisión básica y radical de su marco de política monetaria en los próximos 18 meses. Los resultados podrían ser de primer orden para los mercados financieros, especialmente para el mercado de bonos.

Richard Clarida, el vicepresidente de la Fed, dijo el mes pasado que la motivación no fue una gran insatisfacción con la política actual. Los dos objetivos gemelos, el empleo máximo y los precios estables, estaban cerca del objetivo.”

Esto es de una importancia capital, pues la FED estaría intentando cambiar el modus operandi de su política monetaria con el fin de suavizar los efectos de su intervención sobre su instrumento principal, el tipo de interés de los FED Funds o tipo oficial. Normalmente, la FED sube o baja dicho tipo oficial cuando quiere endurecer o, al revés, aliviar, las condiciones a las que presta a la banca en sus operaciones a plazo fijo o repos, pero sin variar su objetivo de una inflación del 2%.
¿Qué motivos parecen como los más plausibles de este nuevo escenario de baja inflación aún cuando la economía ha desbordado su potencial? Siguiendo a Gavyn Davies,

“El hecho de que la inflación de Estados Unidos no haya respondido a la caída abrupta de los niveles de desempleo, a veces conocida como la desaparición de la curva de Phillips, se describe a menudo como un enigma. Sin embargo, esa palabra es engañosa, ya que una gran cantidad de investigaciones recientes han establecido las razones principales para el aflojamiento de esta relación.

Los factores estructurales como los efectos de internet y las importaciones chinas sobre los precios de los bienes han sido importantes. Pero una conclusión clave es que la creciente credibilidad de la meta de inflación del 2 por ciento de la Reserva Federal ha anclado las expectativas de inflación, por lo que se ignoran las fluctuaciones temporales de la inflación y la actividad económica. En las décadas anteriores a 1990, los choques de inflación a menudo fueron "acomodados" por la política monetaria, alterando las expectativas y causando aumentos sustanciales en la inflación.”

Todavía no se ha concretado qué respuesta se va a dar a tal “Conundrum”, pero ya hay propuestas sobre la mesa, basadas todas en el segundo motivo expuesto, que es la confianza ganada por la FED en sus declaraciones de objetivos de política monetaria, tras una treintena de años de éxito. Todo girará en torno a 

“El banco central podría apuntar a la tasa de inflación promedio en un 2 por ciento a largo plazo. Cuando los precios caen por debajo del objetivo del 2 por ciento a largo plazo durante una recesión, la Fed se comprometería de manera creíble a compensar (al alza) este error durante la recuperación posterior.

La “Forward Guidance” (guía de intenciones adelantada por la FED) se reforzaría y la política se mantendría más fácil durante más tiempo, hasta que los precios volvieran a la senda del 2 por ciento. Esto significaría que la tasa de inflación a corto plazo puede exceder el 2 por ciento, mientras que la recuperación a largo plazo se produce.”

Curiosamente, esto se parece mucho a la propuesta de Olivier Blanchard del comienzo de la crisis, de elevar el objetivo de inflación transitoriamente hasta que los riesgos deflacionistas se hayan disipado. No se le hizo caso, y, mira por dónde, no era tan descabellada la propuesta en opinión de la FED al cabo de los años, se presente como se quiera presentar. 
En suma, no hay cambios de objetivos de inflación (2%) y mínima tasa de paro, pero se alarga el plazo de consecución, y se juega con la idea de que una inflación del 3-4% como objetivo transitorio no sería una locura. Esta nueva instrumentación se complementará con operaciones de mercado abierto para estabilizar los tipos de interés, lo que suena de lo más interesante. Habrá que estar atentos a la evolución de esta idea.

jueves, 21 de febrero de 2019

Ferrer-Dalmau y el movimiento estático

Tengo la intención de hablar de la pintura de Ferrer-Dalmau, un catalán y español sin fisuras. Seguramente muchos de ud le conocen, pero quizás no todos. Para ellos este post. Los consabidos censores inquisidores, que se fastidien. Con permiso del Editor. 
Le llaman el pintor de batallas, pero para mí es uno de los mejores pintores de hoy. Les recomiendo que busquen en Internet y los medios referencias a este asombroso pintor.
Sus cuadros son dinamismo puro, movimiento en la batalla, victoria, derrota, vida, muerte. Nunca he visto congelado el dinamismo del movimiento de una manera tan milagrosa. Por ejemplo, 



En este cuadro nos imaginamos perfectamente los diferentes movimientos instantáneos que produce el galope de los caballos y, sin embargo, el pintor nos lo ofrece estático a nuestra vista. ¿Sería más bonito en el cine? Ferrer-Dalmau ha declarado muchas veces que le gustaría ver en el cine nuestras gestas heroicas, pero aún así echaríamos de menos la representación del instante, que queda eternizado a nuestra vista y memoria. Otro ejemplo, con el autor pintándolo, 



Nos sorprende con ese jinete y su caballo desbocado que se nos vienen encima. Es el coronel Diego de León en la primera guerra carlista. No es que Ferrer-Dalmau hubiera escogido bando. También ha representado con fidelidad a la otra parte, como vemos aquí. 



Siempre ese dinamismo explosivo, desaforado, congelado en el instante. Es difícil imaginar un tema más sugestivo de movimiento estático. 
En las batallas no sólo hay heroísmo, pasión, victoria. Hay derrota, muerte, heridos de por vida, cadáveres. Ferrer-Dalmau también ha pintado eso, la desolación, la muerte, el amargo despertar de los sobrevivientes. No podía ser de otra forma. 


De todo se puede extraer una extraña belleza, si la persona tiene una sensibilidad que actualmente, por desgracia, no se valora. No se valora la belleza que emerge de cosas impensadas, sino lo que yo llamo el arte funcionarial, subvencionado, del que España está llena. Un hierro retorcido campea en todas las ciudades españolas porque “sobraba” un dinero, y vamos a poner un adorno en una rotonda, en la plaza, de tal forma que sientes tristeza al ver un bodrio delante de una catedral o casa histórica. Miles de millones tirados ante la pasividad y aburrimiento alelado de la gente. ¿Quién repone el vacío que antes había, mucho más hermoso? No sabes como colocarte para no ver el bodrio. 
Estoy tentado de hacer un símil entre el dinamismo congelado de F-D y la economía, que no ha conseguido fijar la imagen en sus modelos matemáticos del dinamismo social. Pero prefiero pararme aquí. 

miércoles, 20 de febrero de 2019

Estrictamente hablando, yo era guapo, pero no frívolo

Ya predije que el libro del Doctor Fraude iba a dar para mucho. 
En este caso, de 

Cayetana Alvarez de Toledo (@cayetanaAT)
Estrictamente hablando. pic.twitter.com/qtFfKFnZ6x

Descarga la aplicación de Twitter


Sacamos esta otra joya que deliciosa:



“No tenía más remedio que darme a conocer, estrictamente hablando”. Yo era guapo, pero no frívolo”.

El libro del doctor Sánchez. Delicius

Sigue dando que hablar el libro del doctor Sánchez que le ha escrito su negra Irene Lozano (en previsión de maledicencias y denuncias por sexista/racista, se llama negro al que escribe en nombre o por mandato de  otro). Tampoco es que ésta se haya esmerado mucho. Estoy tentado de comprármelo para sacar ese gran puñado de perlas de que debe estar lleno. Pero es cuestión de principio: a éste, ni un duro.
En un artículo De Santiago González viene otra que es sabrosa: “Como dijo San Juan De la Cruz: como decíamos ayer...”, salvo que no fue tal santo, que nunca estuvo en Salamanca, sino Fray Luis de Leon, después de ser preso y torturado por la Inquisición... 



Bah, se puede achacar a la negra, que debería ser escarnecida inmediatamente. Lapsus linguae sin más consecuencias unas nuevas manchas de barro. 
Por cierto, que ayer en una radio ésta declaró que el libro “lo había escrito ella pero era de Pedro Sánchez”. Bravo! 
Ya digo, tengo la tentación imperiosa de comprarlo y bucear en él las inumerables perlas que debe contener, pero me abstengo: he dejado de beber, no quiero embriagarme con tales salacidades. Qué pena.

martes, 19 de febrero de 2019

sábado, 16 de febrero de 2019

No nos congratulemos...

Nos hemos quitado de encima a Sánchez, pero eso es todo. Gracias a una aberrante ley electoral, Españas está abocada, como dice José García Domínguez, a la inestabilidad de gobierno. Sánchez ha durado sólo 9 meses, el próximo quizás dure menos. 
España es un país fragmentado y quebrado por horizontal y por vertical. Horizontalmente, ha tiempo que no hay igualdad entre españoles, como se ejemplifica en el post anterior. En realidad hay una desigualdad creciente. Verticalmente, lo que hay un gobierno débil ante, no sólo separatistas, sino Comunidades Autónomas y grupos de presión, que van cogiendo el gusto a eso de chantajear al gobierno de la nación y, por ende, a la nación: a los españoles, vamos. 
Las próximas elecciones no darán resultados estables. Podemos se desintegra, pero eso no parece  beneficiar electoralmente al PSOE. Por el otro extremos, VOX va a robar votos a PP y C’s, lo que aleja una entente cordiale entre éstos tres. Los otros dos le hacen mohínes de asco, guiados por Manuel Valls y Garcicano, y es difícil hoy imaginar un gobierno tripartito estable. Por su parte, Rivera  I el inestable está coqueteando con el PSOE sin Sánchez. En fin, fluidez sí, pero mucha consistencia no hay. Y es que Ciudadanos no se ha aclarado todavía si es liberal, de centro izquierda o de centro derecha, entre tanta mochila austriaca o sistema de contribución holandés. 
¿Saben cuál es el único resultado cierto de esta inestabilidad? Más deuda pública. A más inestabilidad, más deuda. Es inevitable. Es la manera de atraerse votos de los demás: sobornar con deuda pública, cuando lo que necesitamos es todo lo contrario. Vemos en el gráfico (Europress) que estamos en un máximo histórico,


Así que las líneas rojas se disipan, todo es posible, menos lo bueno. 
Queda lo menos malo, si es que alguien es capaz de definirlo a priori. 

Ni un año. Efectos perversos de la progresividad fiscal

Nueve meses. Ni un año ha durado la locura de Sánchez de aliarse con podemitas y separatistas. En el intermedio, Andalucía ha demostrado lo que piensa de él. En su discurso de convocatoria, se le ha notado muy irritado por no haber llevado más lejos El Progreso de España, que esperaba coronar con los “presupuestos más sociales de la historia”. No sé si eran los más sociales, pero sí los más alocados y peligrosos para el equilibrio económico. Suerte para todos que han sido derribados. 
Aquí, en Libertad Digital, un ejemplo truculento de a dónde pueden llegar los efectos de los impuestos elevados. 

El calvario de Paloma Alonso comenzó en el año 2004, cuando su padre "murió por culpa de una negligencia médica" en Palencia. Ella entonces tenía solo 23 años. Según su testimonio, el fallecido tenía junto a sus otros tres hermanos un patrimonio que constaba de "5 viviendas, algo de efectivo y un terreno en Palencia donde iban construir viviendas, que era el grueso de todo". Su padre falleció antes de empezar las obras y su única hija pasó a heredar el 25% de todas sus propiedades. "Nuestro gestor calculó que debía pagar 41.000 euros por la herencia, y así lo hice", cuenta. Paloma tuvo dos años y medio de paz hasta que en 2007 recibió una carta de Hacienda "en la que me decían que no compartían la liquidación que habíamos hecho, y que tenía que pagar 600.000 euros".

En ese momento se me vino el mundo encima. Valoraban mi parte en más de 2 millones de euros porque el solar lo valoraban en 8 millones de euros en pleno boom inmobiliario. Entonces, el Impuesto de Sucesiones en Castilla y León estaba en el 32%, por lo que me correspondía pagar esa cuantía, pero no teníamos ni liquidez ni nada", recuerda. "Si mi padre se hubiera muerto en Madrid, me hubieran pedido 20.000 euros", denuncia.

Paloma intentó pedir un crédito avalado con la herencia para poder pagar esa estratosférica cifra, "pero los bancos no me lo daban porque no valoraban mis bienes de la misma forma que la Administración", explica.

Su víacrucis continuaba. "Meses después me llegó una sanción de 300.000 euros por no pagar, y empezó una tortura con la que llevo media vida. Yo no puedo tener nada a mi nombre, ni tener un duro en el banco, ni cobrar un salario porque sólo me dejan lo justo para sobrevivir. Tengo todo embargado, hasta los 30 céntimos que me salieron a devolver en una declaración de la renta me los reclamaron", relata.

Finalmente, los pisos del terreno de su padre se construyeron y se vendieron, lo que le permitió a Paloma pagar algo a Hacienda. "Pagué con eso 400.000 euros, pero no dio para más. La crisis estalló y nadie me daba más dinero. Los intereses seguían subiendo y las cartas de Hacienda seguían llegando. Un mes me entregaron hasta 17 cartas. Cada vez que sonaba el timbre me echaba a temblar por si venía el cartero y no quería ni abrirle. Me han anulado como persona", se lamenta.

"No me va a quedar nada de la herencia"

Lo más escandaloso de la historia de Paloma es que la Administración se va a quedar con la totalidad de la herencia de su padre y ella seguirá teniendo una deuda impagable. "Han puesto todos los pisos a subasta y se han quedado desiertas. No sólo es que no me va a quedar nada de la herencia de mi padre, es que no puedo seguir viviendo. Si dicen que valen 300.000 ¿luego lo van a vender por 50.000 y yo sigo debiendo lo mismo?¿dónde está la justicia?", se pregunta.

Actualmente, Paloma está en el paro y es gracias al salario de su marido como sacan adelante a su hijo de 2 años. "Las empresas no contratan a una persona que esté embargada. Ya tienen que pagar el día 1 a Hacienda, que les supone un problema, y además, les genera desconfianza, piensan que eres una cabra loca. Me ha ocurrido que después de que me cogieran, les expliqué mi situación y me rechazaron", asegura. Según sus cálculos, "aunque ganara 5.000 euros al mes, ni siquiera sería capaz de pagar los 70.000 euros de intereses de la deuda que me exigen al año. Y esto sigue subiendo, en 10 años deberé 3 millones de euros".

Si la política social, que según El País ha sido un acierto, exige este tipo de tragedias, excuso decirles las dudas que a mí suscitan. Arruinar a un santo para vestir a otro, además de la cantidad de puestos de trabajo que se pierden en el intermedio, no parece lo más inteligente. Pues a eso lo llaman política social, pero al final la distribución de la carga planeada queda sistorsionada, ya sea por traslación a otros sujetos, ya sea por aplastamiento como una cucaracha de alguien que ha tenido la mala suerte de vivir en una región y no en otra. Eso sí que es prioritario en España, acabar con tanta desigualdad.
La economía enseña que toda decisión fiscal tiene una traslación del sujeto pasivo que se supone que ha de soportar el coste, a otro u otros que son los que de verdad pagan. Si el sujeto pasivo A no puede desembarazarse de la carga supletoria, sucede lo que a Paloma Alonso, un drama que no es único en este país de locura aplastante disfrazada de grandes palabras. 
Pero, ¿no es ese el propósito final de una política de corte marxista, expropiar, expropiar, expropiar, recortar a cero las herencias? Pues resulta que un partido socialdemócrata está practicando en realidad un comunismo camuflado. 

viernes, 15 de febrero de 2019

Imágenes e interpretaciones

La manifestación de domingo ha levantado ampollas entre las izquierdas exquisitas. Las izquierdas exquisitas son las que se consideran las continentes de la verdad. Son las que se ponen de los nervios cuando algo se sale de su contexto prejuicial. 
Así, podemos ver en Twitter que alguien ha publicado esta foto 



Con el texto “¿Será ésta la foto de las Azores 5.0?”
Qué exageración, fue mi comentario. Sobre todo habida cuenta de algunos de los presentes, de izquierda y derecha, que sin complejos - como dijo Manual Valls, de izquierdas, que iba a ir - como los aquí retratados que se abrazan y posan para una foto, muy entrañable, por cierto.



Se llaman Andrés Trapiello, un escritor y periodista cuyos libros me traen recuerdos agradables, como Las armas y las letras” y “El Rastro”, y Cayetana Alvarez de Toledo, conocida por su defensa de causas por la Libertad, como en Venezuela. 
Si estas dos personas y otras similares estaban en la manifestación, la de arriba no puede ser bajo ningún concepto “la foto de las Azores”. En fin. 

Una frase

Félix de Azúa, en una entrevista en El Confidencial, nos ofrece esta pequeña joya de la mañana:

“Soy un representante -por eso puedo escribir autobiografías-, soy un buen representante de mi generación. Con mi generación me refiero a los que empezamos a tomarnos en serio la política a partir de Felipe González. Antes de Felipe González éramos, como aquí explico antes de la pintura, políticamente éramos paleolíticos, éramos todos comunistas, maoístas... Después el neolítico es Felipe González y ahí empieza una deriva para convertirnos en demócratas. Porque hay una cosa que la gente olvida, la extrema izquierda es antidemocrática, comunistas, maoístas, estalinistas y tal no son demócratas. Y hacen todo lo posible para cargarse la democracia.

La gente olvida que la extrema izquierda es antidemocrática.”

Y un poco más adelante, 

P. En el prólogo de 'Volver la mirada', defiendes el regreso a los maestros como bálsamo contra el “extremo peligro” de la actualidad. ¿Cuál es ese extremo peligro?

“R. Cuando hablo de “extremo peligro” me refiero a que se están volviendo a formar los bloques nacionalistas. Lo dice Valls, el futuro alcalde de Barcelona, espero, y tiene toda la razón: el nacionalismo es guerra. La palabra nacionalismo quiere decir guerra. Ahora tienen mucho poder en lugares como Italia, pero también en Polonia o Dinamarca van tomando fuerza. Hay un punto de inflexión en que la balanza se puede volcar, y si llegan a subir o pasar de ese punto tendremos guerra. Yo creo que tendremos guerras en Europa.

Se están volviendo a formar los bloques nacionalistas; tendremos guerra en Europa.”