"How can I know what I think until I read what I write?" – Henry James


There are a few lone voices willing to utter heresy. I am an avid follower of Ilusion Monetaria, a blog by ex-Bank of Spain economist (and monetarist) Miguel Navascues here.
Dr Navascues calls a spade a spade. He exhorts Spain to break free of EMU oppression immediately. (Ambrose Evans-Pritchard)

domingo, 10 de febrero de 2019

Resistencia, Manual de

A propósito del título del nuevo libro del infame Sánchez, “Manual de resistencia”, Me decía un amigo hace ya años, que la pugna entre el gobierno y los secesionistas era una pugna de resistencia: el primero que cediera perdía.
Luego vino, en 2004, el 11-M, Zapatero, y las compuertas de la cesión gubernamental se abrieron. Los secesionistas empezaron a ganar terreno y puntos. Zapatero es el ser más maligno que ha tenido España (y no sólo: piénsese en Venezuela)... hasta que llegó Sánchez. Sánchez nos ha puesto literalmente a los pies de los caballos. En suma, casi 15 años de rendición, porque tampoco es que Rajoy haya sido un héroe ante los secesionistas. 
Cualquier medio legal para frenar ésta deriva es totalmente necesario. La manifestación de hoy lo es, y parece que Sánchez se ha puesto algo nervioso, retrocediendo unos pasitos para después poder avanzar a zancadas en su camino de entregar a España a los golpistas, empezando por presionar al tribunal que ha de juzgar a los del golpe de estado del 1-O. 
Pero el futuro no queda enderezado hoy, desgraciadamente. Sánchez está decidido a modificar las instituciones hasta que separatistas y neocomunistas consigan romper España, lo que acabaría con la Constitución y la forma de Estado, pues el rey se iría seguramente al exilio, si es que no lo toman prisionero y lo juzgan. Nada es imposible hoy por hoy, porque el rencor corre libre por las calles y nos odian. Hay mucho revanchista suelto.
Así que estoy esperanzado ante la manifestación de hoy, pero soy pesimista también, porque las fuerzas antiespañolas han alcanzado cotas importantes de poder, incluido el gobierno de la nación. España, los españoles, no somos inocentes. Ha habido vergonzosas manifestaciones de atolondramiento, como las mayorías de Zapatero y los cinco millones de votos a Podemos. Un dentista al que acudí me recibió con el pin de Podemos prendido en la bata: un viejo republicano con cuentas que saldar, caiga quien caiga. Amigos míos solventes, con patrimonio, dicen que no quieren morirse sin ver la III República. Las pasiones se mezclan con la política hasta el punto de minusvalorar los intereses personales. Mezclan etiquetas con realidad, hechos, y los hechos son que España es, hoy por hoy, una democracia solvente. 
 Hemos caído en la trampa que nos han tendido de creer que la democracia auténtica es de izquierdas. A ello ha contribuido con sus complejos el PP. Tampoco Ciudadanos está libre de colaborar. Pero ahí estarán hoy, como convocantes, preocupados porque España se hunde. Sin embargo, son políticos buenos quizás para gestionar situaciones normales, no excepcionales. No los veo capacitados para enfrentarse con la hidra separatista. Necesitamos algo más, alguien que no haga ninguna concesión al enemigo. 

2 comentarios:

interbar dijo...

Como primera medida variar el sistema electoral pues ahora los nacionalistas tienen la clave. Sanidad y educación competencias del Estado. Policías autonómicas bajo control nacional.

miguel navascues dijo...

Sí, de acuerdo. Habría que acordar un proceso de devoluciones de competencias al estado central, empezando por la sanidad. Esperanza Aguirre ya dijo que ella lo haría, un la sanidad autonómica salía carísima. Las elecciones, por supuesto.
Lo malo es que hace falta un amplio consenso que no existe. Se abrió las caja de Pandora y nadie la puede cerrar.