"How can I know what I think until I read what I write?" – Henry James


There are a few lone voices willing to utter heresy. I am an avid follower of Ilusion Monetaria, a blog by ex-Bank of Spain economist (and monetarist) Miguel Navascues here.
Dr Navascues calls a spade a spade. He exhorts Spain to break free of EMU oppression immediately. (Ambrose Evans-Pritchard)

domingo, 25 de julio de 2021

Admirable Yoani Sánchez

He estado más de una hora escuchando el debate-conferencia de Yoani Sánchez, la disidente cubana que se ha especializado en resistir la tiranía, a base de escribir su blog burlando las severas disposiciones en contra del uso de Internet para los cubanos. Tiranía que, tristemente, no ha sido condenada recientemente por nuestro gobierno, que parece llevarnos con prisa pero sin pausa a un régimen similar. En este enlace pueden ver el vídeo del acto, con Vargas Llosa como principal comentarista de lo que dice Yoani.
Admirable como se expresa Yoani en todos los órdenes, lo fino que argumenta su posición, como se define a sí misma... 
una presencia esencial en la conversión de Cuba a la Democracia, ¡si es que alguna vez llega! Ella afirma que si Cuba no consigue llegar a ella pacíficamente - y sólo así será posible - marcará los próximos cien años de Latinoamérica. 
Creo que tiene razón, como la tiene cuando dice que una democracia cubana sería un faro de guía para el continente.
 Pero las incertidumbres son enormes. La menor de las cuáles no es la falta manifiesta de ayuda decidida de los demás países, algo imprescindible para que salga adelante el cambio que hicimos nosotros hace 45 años, que nos salió tan bien que ahora el gobierno lo quiere tumbar. 
Ojalá tuviéramos a Yoani con nosotros. 

jueves, 22 de julio de 2021

Florentino Pérez, la pasión más humana

Florentino Pérez ha perdido el sentido de la ilusión de crear un gran equipo que gane títulos. Florentino está enroscado a una vil pasión, la pasión de pasar a la historia, de dejar huella en los hombres, cuando él no esté.
Es una pasión generalmente desatendida, de la que no se habla, pero que a partir de una cercanía a la muerte, se vuelve incontenible, más cuanto más se niega. 
A Florentino no le interesa más ganar otra copa de Europa - Champions, se dice ahora -. Se le acaba el tiempo y tiene otras obsesiones, como haber construido el mejor estadio del mundo ( que luego ineluctablemente será superado por otro). Yo no descarto que no ceda a la tentación de ponerle su nombre, lo que sería una gran traición a la historia del RM.
La pasión por pasar a la historia es negada por los que la padecen, e incluso no es muy estudiada por los psicólogos de hoy, aunque fue un gran tema en el Renacimiento y los Clásicos. Para los grandes hombres del Renacimiento era común la legitimidad, incluso la obligación, de buscar la gloria, gloria que debía extenderse al más allá, por los medios lícitos o no que fueran. Léase a Maquiavelo. Pero léase sobre todo a Unamuno, en “El sentimiento Trágico de la vida”, donde se explica que esta pasión está correlacionada con el vacío y el tedio de la vida que se adivina en el más allá, del que no se espera nada bueno. La pasión de sobrevivir en el más allá es el origen de esta incontrolable pasión, y no hay que descartar que estuviera presente en los grandes santos, mezclada con el ansía de vida eterna declarada. ¿No dejó santo Tomas una Summa Teológica que es un monumento en la historia? ¿Y san Agustín, con ese monumento a la filosofía y teología que es “Las Confesiones”?
Florentino se ha embebido en su nuevo estadio, confiándole a él su perenidad... y ha abandonado a su equipo, que ya no le interesa, porque está más atento a esa llamada de la muerte que su presente. Éste le aburre, le pone nervioso, y le quita fuerzas para su Gran proyecto que, al fin y al cabo, sólo consiste en darle un óbolo a Caronte.
Cuando uno siente que se le acaba su aliento vital, guarda las fuerzas para cosas menos materiales, y las otras pasiones habituales se apagan. El sexo empieza a aburrir, e inconscientemente uno se entrega al “Sentimiento trágico de la Vida”, sea creyente o no. 

sábado, 17 de julio de 2021

Por supuesto que...

... que Cuba es una dictadura, y de las peores. Mucho peor que la de Franco, por ejemplo. Es una dictadura del proletariado, la que según el marxismo más ortodoxo es la que se establece para “eliminar” a todos los burgueses (quienes por cierto fueron utilizados por Lenin en la NEP para levantar la economía, hundida por los desafueros de los comunistas, con la firme promesa de colgarlos del pescuezo una vez terminada su función: agradecimiento muy sutil). Una vez eliminado el último burgués, regiría el paraíso en la tierra, donde nadie es más rico que nadie, desaparece el dinero, que es sustituido por bonos que permiten ir a comprar según tus necesidades. No habrá bienes de lujo, sólo “necesarios”, aunque no se especifica quién define y distingue unos de otros.
Cuba, como cualquier otro país comunista, no ha llegado a ese “paraíso”. Ha mantenido sesenta años la revolución en marcha, lo que quiere decir que la represión férrea ha sido constante, para sujetar a los descontentos, o sea a todos, pues la revolución (“Revolución o muerte”, rezaba la consigna de Fidel) en marcha se ha traducido en escasez de bienes de primera necesidad y extrema pobreza.
La coartada exhibida por el régimen para explicar el fracaso ha sido EEUU, que imponía un embargo o control al comercio cubano, según versión cubana. Esto es simplemente una broma, pues Cuba podía comerciar con todos los demás países del mundo. Lo que pasaba era que Cuba nunca pagaba sus deudas (como estos días con España, a quien se ha declarado insolvente. Ésta le ha prorrogado los vencimientos).
Como me decía un alto cargo del departamento de extranjero del BdE, “Cuba es insolvente, no exporta, no tiene ingresos, y no paga”.
Las declaraciones oficiales de nuestro gobierno y de Borrell, eludiendo llamar a Cuba como dictadura, son bochornosas. Esto denota las simpatías de nuestros gobernantes por los peores regímenes. 
Cuba vivió 30 años del régimen comunista de la URSS, hasta que éste se fue al carajo. Luego pasó una crisis similar a la de ahora, lo que intensificó la represión. Luego se enganchó a Venezuela y su petróleo, pues Cuba participó en el golpe y el diseño de gobierno de Chávez. Ahora, la crisis de la pandemia ha dejado a Cuba arrasada, lo que a impulsado a todos a salir a la calle a pedir incluso comida. España, que debería representar un papel crucial para acabar con es dictadura ignominiosa, no ha hecho nada salvo ponerse de perfil. Pero es que nuestro gobierno siente gran simpatía por las dictaduras comunistas. Seremos comunistas si este gobierno sigue su línea.
No hay que llamarse a engaño: comunismo siempre conlleva dictadura, es inevitable.

El verano

Estamos pasando unos días en la costa. Decidimos comer fuera de casa para movernos, pero con la pereza vamos en coche, a un bar que está en un pinar. Hace calor y polvo, gracias a que el dueño del establecimiento considera que  la tierra es el mejor suelo que hay para absorber la porquería. 
Llegan unos jóvenes que tienen todos un aire común. Y es que se han cortado el pelo a lo round head, es decir, a tazón, que es el estilo que abundaba en los jugadores de la Eurocopa. Pescuezo pelado hasta el coco y el coco un poco más largo. ¿No sabrán que es el típico peinado hitleriano? No creo. No saben quien es Hitler, ah, y ya no se llevan esas gorritas de béisbol tan usuales antes, fíjense. Ya no se ven. Quizás en lo viejos... y es que quieren lucir esos peinados nazis tan guais. ¿Cambio de ideología geoestratégica?
Me sorprende que no beban alcohol, ni unas cervezas, mucha coca cola. Comen como fieras. 
Es gracioso la pinta de pollos desplumados que tienen. Si supieran a quién rememoran...

lunes, 12 de julio de 2021

Rebelión en la granja

Los cubanos se han rebelado contra la autoridad después de más de 60 años siendo aplastados por el régimen. Bien, es una buena noticia. Pero, ¿por qué no se rebelaron contra Fidel Castro? ¿Quiere esto decir que la mayoría estimaba más a Fidel que a la libertad democrática? Penalidades han pasado siempre, con más o menos intensidad, como cuando se hundió la URSS y se acabó vivir de las donaciones comunistas. Hubo que “reinventarse”, pero no hacia una economía más productiva y alimenticia, sino a que viniera la Venezuela de Hugo a poner la pasta y formar el Eje Caracas La Habana, pues ambos crápulas se necesitaban. Uno ponía el petróleo vital para la Isla y otro la ideología y la imagen al mundo. 
Ahora no se ven mas que los efectos de la política de Trump y que Biden parece pasar de la Cuba Comunista. 
Cuba lo tiene mal para controlar el descontento. No hay poder internacional dispuesto a ayudar a los partidarios de la libertad. Así que dispongámonos a ver una guerra sucia entre lo que queda de poder comunista y los pobres rebeldes, que no armas tienen. 

domingo, 11 de julio de 2021

Fútbol

Yo al ver a los vándalos ingleses destruyendo su ciudad (ver vídeo)
Pues que quiera que les diga: ojalá pierdan. 
Mira que he sido pro Inglés toda mi vida, pero esto me supera. Ojalá se ahoguen en su propia orina. 
Es la cultura de hoy. La autodestrucción, borrar el pasado, partir de cero, de la mierda ilimitada. Que luego vengan las chachas a limpiarlo todo. Señoritos de mierda. 

lunes, 21 de junio de 2021

Sánchez avanza hacia el abismo

Mientras los futuros indultados del process se ríen abiertamente de la debilidad del estado español (que, como dicen, prueban los indultos), Sánchez sigue adelante a pesar de las muestras de repulsa con las que se topa. Mañana los debatirá el Consejo de ministros. 
Alucinante. Un presidente que va en línea recta hacia el abismo, forzando la legalidad vigente en nombre de no sé qué espíritu cristiano - él no lo llama así, naturalmente -; lo llama concordia con el corazón.
No sé bien cuál es su estrategia. Romper España debería tener un argumentario más sólido. Porque, una vez rota España, que será de Sanchez? No entiendo. Jugar a la ruleta rusa con los independentistas no tiene vuelta atrás, y no concibo que sea el propio presidente del gobierno quien lleve la iniciativa. Quiero decir que no creo que Sánchez consiga nada, desaparecerá por un pozo, mientras que  los separatistas se salen con la suya. 
¿O todo va a quedar en un acuerdo a la vasca, de “fueros”, con independencia aplazada? España, la verdad, es un país tenebroso. Nos cercan nubes negras, pero no mucha gente se inquieta. Sin embargo, da miedo. Entre otras cosas, porque ya nada será igual, será mucho peor, llegue a donde llegue la estrategia (¿?) Sanchez. No meterá en una dinámica en la que no será posible una gestión normal. 
Pero mañana, aprobarán los indultos en el Consejo de ministros. 
Hay que decir que si Sánchez va a culminar la faena, ésta fue iniciada por Zapatero, el mejor embajador de Maduro. Zapatero empezó a romper España, dando bazas a sus sucesores con su memoria histórica. 
Esto da al PSOE una marca especial de oprobio, que se viene a sumar a su papel nefasto en la República como factor desencadenante de la guerra civil. Es inaudito lo poco que se sabe de esa época, gracias a la labor deseducativa del PSOE y a la desidia bochornosa del PP, un partido que arrastra su cadena propia de culpas. 

miércoles, 16 de junio de 2021

“España 2050”, emitido por el gobierno, es un camelo

España 2050, documento emitido por el gobierno, no es que más que una operación de propaganda. En ella han colaborado gratis muchos economistas eximios, a los que no sé si deberíamos excusar o exigirle responsabilidades, pues ya debían saber saber de sobra cual iba a ser el resultado final. A ellos la gloria efímera de figurar entre los autores. 

'España 2050' sería una hoja de parra detrás de la que esconde el deseo de, al final, o no hacer nada, o hacer lo mínimo imprescindible

Una mente maquiavélica diría que el gobierno se ha aprovechado del generoso trabajo de muchos de los mejores economistas en España (todos ellos han colaborado en el informe sin ningún tipo de remuneración económica, algo que tenemos que agradecer todos los españoles), para darse un barniz reformista que no se introduce en la realidad. 'España 2050' sería una hoja de parra detrás de la que esconde el deseo de, al final, o no hacer nada, o hacer lo mínimo imprescindible que nos pide Bruselas.

Me parece un excelente resumen, aunque vale la pena leer su artículo para precisar los puntos más débiles de tan fatuo engendro. Y además ofrece unos datos que hacen reflexionar. 
Resulta que desde 1983, España no ha crecido nada en Productividad de los factores, al revés que la mayoría de los países, como se puede ver a continuación. 




Por ejemplo, Corea del Sur ha crecido en en ese periodo un 79%. La productividad de los factores mide cuanto rinden más los factores combinados sin que aumente su cantidad, lo que es una variables crucial a largo plazo para aumentar el bienestar del país. 
(Por cierto, ¿por qué ese espectacular aumento de la productividad total durante el franquismo?)
Esta productividad se destila de la educación, la tecnología, el know-how, y todo lo que aumenta la cualidad de la aportación factorial, lo cual se contrapone a la necesidad de más cantidad de factores. Una economía siempre puede crecer aumentando la cantidad de factores, pero eso le supondrá ponerse por detrás de las que aumentan su productividad incesantemente. Citando a Fernández-Villaverde, 

Algún lector podrá quejarse de que la comparación con Corea del Sur no es relevante para España, por ser un país que venia de más atrás que nosotros. Pero si miramos a países más ricos, vemos que la productividad total de los factores creció en Estados Unidos un 28.5% entre 1983 y 2019, un 42% en Alemania (ajustando cuidadosamente por la reunificación), un 35% en Suecia y un 17% en el Reino Unido. Si pensamos que Corea del Sur lo tenia más fácil que España para mejorar su productividad, ¿no nos empuja el mismo razonamiento a inferir que España lo tenia más fácil que Estados Unidos, Alemania, Suecia o el Reino Unido para mejorar su productividad? ¿Por qué ellos sí han visto crecer su productividad total de los factores y nosotros no? 

Los salarios no suben a la velocidad que los jóvenes que han invertido muchos años en su educación esperaban o incluso se estancan

El problema salarial no es de que lo decrete el gobierno, sino de aumentar el VA de la empresa que es la fuente de los salario. A mayor productividad, mayor PIB para repartir en salarios o invertir. Pero de esto, no “España 2050”, rien de rien.
El activo acumulado de la una nación no es la suma de bienes poseídos (igual a la suma neta de bienes financieros), sino esa cualidad añadida que determina el crecimiento cualitativo. Sin ese factor cualitativo, inconmensurable, el malestar sí que crece, pues los salarios no pueden aumentar si no es a costa de más paro, hay menos oportunidades para los jóvenes, y los bienes sociales se estancan. El paro se hace más perenne.
Pues España no mejora esto desde 1983: casualmente, desde que el PSOE llegó al poder. Y es que las fuerzas sociales correlativas en este punto no son inanes. No se trata de de gobernar al son del grupo más fuerte. Se trata de gobernar para todos con el consenso de todos. Se trata de gobernar con visión de futuro. Esto, en el documento citado, grita por su ausencia. 

El roce tenía un precio

La astracanada de Sánchez por rozarse con Biden demuestra como está España de nivel de respeto. Esa astracanada ha costado 6 millones de soborno o como-se-llame al erario español. 
Somos un no-país que va limosneando una no-presencia en actos internacionales haciendo el ridículo, lo cual creo que sería mejor evitar y demostrar honradamente que estamos a la altura de betún, o más abajo. Pretender un nivel de reconocimiento que no existe es patético, y es engañar a los españoles de su verdadera situación. 
Total, un vídeo de 30 segundos en el que Sánchez parece dirigirse a Biden como un camarero desconsolado porque el señorito no quiere nada de tomar. 
¿No quiere ud. un café? ¿Y una ensaimada de Mallorca? Biden, impertérrito, sigue andando sin mirar al camarero. Va a lo suyo, que es entrar por una puerta a la que parece no tener acceso el camarero, que será despedido por su fracaso. A menos que haya sido una apuesta de unos tunantes, que podría ser. 
Apuesta con coste previo de 6 millones.
España siempre ha sido un país voluntariamente degradado en el escalafón internacional, tras sus glorias imperiales. Nunca ha tenido ganas de pintar nada ahí afuera. No participó en ninguna de las dos Guerras mundiales, por decisión propia, pero también porque las alianzas internacionales sospechaban de un país tan débil. Sólo el conde de Romanones, en la Primera, quiso meter a España con el bando aliado, pero el rey era pro alemán, y la reina, para más inri, como nieta de la reina Victoria, pro británica. Un cafarnaun. Dijeron que mejor juráramos neutralidad, dadas nuestras capacidades bélicas. El rey, muy ufano, montó una Cruz Roja internacional, para poder influir en la post guerra, pero no le sirvió de nada. 
Nulidad vaga, sin peso, y sin reconocimiento. En La Paz de Paris tuvo más importancia una Grecia destrozada que una España insustancial. 
La tradición de España ha sido no meterse en asuntos ajenos, pero lo malo es que esos “ajenos“ no han dejado de inmiscuirse en nuestros asuntos internos. Y eso no lo vamos a corregir mandando a un camarero al  presidente de EEUU al que no le cae bien España desde que Zapatero se quedó sentado al paso de su bandera. Eso no lo hace ni un retrasado. Pero ZP es un ser no calificable. Que haya tenido dos legislaturas informa algo del sustrato de este país. 
 

domingo, 13 de junio de 2021

Manifestación anti indultos

Pocas personas en la manifestación, según leo y oigo. Mala señal. Señal de que a la mayoría no le interesa la gran amenaza de la ruptura de España. Es decir, no les interesa su futuro. La disgregación de un país tiene consecuencias tremendas, como corresponde a la ruptura del Estado. Todo lo que nos soluciona el estado, mal o bien, denlo por desaparecido: educación, sanidad, seguridad social, y cualquier servicio que se le supone a un estado, como Orden, Defensa, Policía - esenciales a lo largo de la historia -. 
Hoy tienes una discrepancia con el estado y hay varias vías para solucionarlo, empezando por salir en TV chillando. Si no hay estado, no. Quizás vivimos un exceso de intervención del sector público en lo privado, pero eso no anula la necesidad de éste. Es inimaginable un país sin estado, del presidente o rey al último funcionario. Todos los pasivos del Estado actuales quebrarán. Olvídense de cobrar la pensión. No habrá dinero ni vía de obtenerlo. Ídem, colegios, ídem, fuerzas del orden. La anarquia se apoderará de las calles y nuestras vidas,  
El estado roto será invadido por la chusma que está deseando apoderarse de él. Nuevas normas - o ninguna norma - prevalecerán, nuevas, desconcertantes e inicuas. Olvídense de La Corona: la nueva máxima autoridad será un cambalache entre bandas que se auto designarán como los nuevos reyes de la selva. Vendrán las hienas y dirán que son leones. 
La vida será un infierno, y no es descartable una guerra. ¿Otra?
Todo lo que ha contenido hasta ahora el turbión que se cuece en ciertos lugares se resquebrajó. La jerarquía, esencial en la funcionalidad del estado, se esfumará. 
Este es el panorama que nos ofrece el camino de Sánchez hacia un acuerdo con los independentistas, nada menos. A eso juega frívolamente este señor que los descerebrados han votado. Comparen el riesgo. No hay duda de que no es tan tanto como para pensar que no sabe lo que hace. Él eligió a sus compañeros y no quiere pactos con la España constitucional. Allá va con todas las consecuencias, que por lo visto la mayoría no puede imaginar. 

jueves, 10 de junio de 2021

¿A dónde conducen los caminos de Sánchez?

Todas las decisiones económicas de Sánchez conducen a sofocar la economía privada, a base de más impuestos, más restricciones, cicatería y mala administración en las ayudas que vienen de Bruselas, etc. 
Luego hay la parte siniestra de considerar a los jóvenes en edad de estudiar o trabajar, como un sujeto pedigüeño “por nuestra culpa”, fracasado antes de haber intentado trabajar o estudiar en serio. El tono es comparar sus magros ingresos actuales al comenzar su trayectoria con la renta media de sus mayores, lo que obviamente sólo puede dar un resultado desalentador.
Como dice Miguel Ángel Belloso en un brillante articulo de OKdiario, estamos incentivando a nuestros jóvenes a tumbarse a la bartola.
Luego, finalmente, ésta el tema que da escalofríos de que el gobierno va a negociar de “estado a estado” la independencia de Cataluña, de lo que no puede salir ya nada bueno después de las cesiones que se les han hecho. Este es el proyecto más arriesgado y con final más incierto para España, pues cualquier cesión del estado afectará a cada una de las piezas que fundamentan el conjunto del Estado.
Bueno, pues todo esto lleva a un fin: la asfixia de la sociedad civil española por el estado, que cada vez tiene más peso en la economía y en la política. Dentro de poco seremos comunistas porque no quedará otra: no habrá margen de acción privado. Las acciones tipo Ayuso, tan brillantes en favor de la empresa libre, no tendrán margen, y caeremos en un régimen degradado, bajo una República tipo Venezuela, con el hambre que corresponda a los sectores que queden en libertad. A más libertad, menos degradación. 
La Constitución saltará por los aires, el rey hará las maletas, con gran fruición de los republicanos que esperan anhelantes que se de suelta a la jauría.
No sé si esto es la intención de Sánchez y su gobierno social-Comunista, pero sé que es el fin inexorable.  En todo caso, las acciones emprendidas llevan irremisiblemente a una liquidación de Justicia tal como se entiende en una sociedad va democrática, a la extinción de la libertad económica cada vez más acosada, y por ende a la inevitable caída a cero de la eficiencia de la economía. Repito, todo esto puede ser intencionado o no, pero es el resultado inexorable.

martes, 8 de junio de 2021

El Salvador adopta el Bitcoin

El Bitcoin no deja de estar en boga porque algún chalado interesado se hace el listo con él. El Salvador, un país de renta pobre, ha decidido poner su disciplina monetaria a las órdenes del Bitcoin. 
Esto es extraordinario, pues como dice Cullen Roche, el Bitcoin es un mercado sujeto a fuertes variaciones de precios (150% de desviación típica) y caídas de precios reiteradas del 80%. 
Ligar tu moneda al Bitcoin supone construir un Patrón Oro en el que el papel de oro lo hace el Bitcoin. Por lo tanto, las cantidades de dinero en circulación dependen de la cotización del Bitcoin en ese momento. Si, por desgracia, éste ha bajado un 80%, tu circulación monetaria se habrá contraído ídem. 
Supóngase que eso coincide con una catástrofe natural grave. El gobierno tendrá que anunciar a la población que de momento no puede ayudar a los damnificados porque su liquidez disponible ha caído un 80%...
Esto es lo que pasaba con el oro y cualquier sistema que imponga rigidez funcional a los movimientos de liquidez. En el ejemplo propuesto, habría que considerar los daños más colaterales debidos a un aumento de la demanda de liquidez de la sociedad, que haría más difícil aún para el gobierno hacer frente a su obligación, además de la subida de tipos de interés inevitable. Todo esto está explicado en el libro “Lombard Street” de Bagehoot, un libro de finales del XIX pero con plena vigencia en lo quien se refiere a las crisis de liquidez: cuando la oferta de la misma es rígida y la demanda se hace infinita...
Sin embargo El Salvador no tiene problemas de inflación y confianza con su sistema, como se puede ver en el gráfico,



Sistema que no es más que la libre circulación de dólares en el país. Me parece menos arriesgada esta solución, no óptima desde luego, a la “bitcoinitación”.

Ideas económicas comunes

Las ideas económicas más divulgadas suelen ser erróneas y muy perjudiciales para el buen resultado económico. Desgraciadamente, en España, esas ideas son apoyadas o alimentadas por las propias autoridades.
Una de esas ideas, que temo se transmite en el bachillerato cuando en verdad debía ser corregida, es que el fruto económico (digamos el PIB), es una tarta de determinado tamaño, de manera tal que si consigues aumentar tu porción es porque se la has arrebatado a otro, o viceversa. De ahí que cuando hay crisis, y el PIB disminuye inevitablemente, se frustran necesariamente las expectativas de la porción de tarta que toca a cada uno, y surge el malestar y la amargura que se desencadenan en la sociedad - malestar justificado en muchos porque pierden el trabajo o sus ingresos. 
Es difícil convencer a la gente que se está haciendo lo posible para superar la crisis, pero mucho más si la visión general es que la “tarta es fija”. Porque la solución pasa por aumentar cuanto antes el PIB o tarta, no repartirla improductivamente, obedeciendo a los grupos de presión, de manera que el reparto final afecta gravemente a la productividad futura. La tarta ha disminuido, hay gente más necesitada que otra, pero hay que tener cuidado para que no caer e tentaciones de ceder a tal o cual grupo de presión, descabalgar la estructura productiva, de manera que le recuperación sea más penosa y tardía. 
Yo no creo que haya mucha gente que piense recto que la tarta es creciente en tiempos normales, y que la política económica debe atender a objetivos presente y futuros, que son los más complicados y disputados. 
Los pensionistas, desde su perspectiva vital, son egoístas, y quieren una subida de su pensión ahora. Pero el estado ha de atender a la obligación que tiene respecto a las pensiones futuras, de ahí que deba proveer con tino a esas pensiones futuras, instrumentar medidas para que ciertos límites de trabajadores/pensionistas no se desequilibren. Si las previsiones demográficas apuntan a una fatal reducción de la población laboral y un aumento de los pensionistas, hay que tomar medidas complejas para que el tamaño de la tarta siga creciendo, y no se la coma ahora la mala gestión de las pensiones. 
Como, por cierto, sucede en España, en que la pensión actual de los perceptores ha aumentado más que los precios (es decir, ha aumentado en términos reales), mientras que las reservas del futuro han disminuido, y sin embargo han presionado con tenacidad para obtener más. A ellos no les preocupa el futuro a medio plazo de país. 
Algunos países europeos (Inglaterra, Austria, Holanda) han impuesto medidas para solucionar esto, medidas que impulsan el ahorro privado de los trabajadores como fondo de sus pensiones futuras (tal medida, con sus variantes, es llamado el sistema de “la mochila”, en la que el trabajador acumula un ahorro de su sueldo que se lleva en su mochila si es despedido o se va a otra empresa, en la que sigue acumulando fondos). Estos fondos son además sustitutos del impuesto que antes pagaban el trabajador y el empresario como contribución a la Seguridad Social, con la que se pagaban las pensiones actuales. Se trata de que ahora financien las pensiones de futuro, que no sea a cargo de los trabajadores del futuro. 
Europa debería impulsar un movimiento de todos los países en ese sentido, 
Pero se enfrenta a la fuerza más o menos consentida de los sindicatos de cada país, que también tienen representación en las instituciones europeas.  Tanto los países como la UE muestran una debilidad mórbida ante el problema. 
Tampoco deja de ser un problema electoral, en el que el gobierno siempre está tentado de poner el objetivo en la cantidad de votos que representan los pensionistas. Nadie va a votar por el futuro, en el que sólo vivirán sus hijos.