"How can I know what I think until I read what I write?" – Henry James


There are a few lone voices willing to utter heresy. I am an avid follower of Ilusion Monetaria, a blog by ex-Bank of Spain economist (and monetarist) Miguel Navascues here.
Dr Navascues calls a spade a spade. He exhorts Spain to break free of EMU oppression immediately. (Ambrose Evans-Pritchard)

lunes, 20 de mayo de 2024

La anémica democracia

Estamos asistiendo a un estúpido debate, reproducido en las redes sociales, que no nos aporta ningún beneficio neto para decidir a quién vamos a votar en las próximas elecciones (europeas) y las subsiguientes. Que se llamen “elecciones europeas” es un abuso del lenguaje, porque tienen poco impacto en la gobernabilidad de Europa. Reduzcamos el tono hiperbólico: digamos que son elecciones a una institución fantasmal, el Parlamento, que no tiene ningún efecto práctico como los tienen los parlamentos nacionales pertenecientes a la UE. 
En su sede se asiste a debates acalorados, votaciones furibundas que no llevan a ningún efecto real: en la UE los que mandan son los miembros del Consejo de Jefes de Estado y de Gobierno quienes, por supuesto, cuando se reúnen, están más atentos al patio de su casa que a los hipotéticos intereses de la Unión, intereses que, por cierto nadie sabe cuáles son exactamente. Y es lógico, porque no hay un sujeto europeo que represente esos intereses. No está definido quién es el sujeto de esos derechos. ¿El pueblo? No existe el pueblo europeo. Pero mantener la ficción viene bien para que la burocracia europea siga viviendo y comiendo de gula, cuando no están cruzando en globo en Falcons de lujo. Es raro que no se choquen entre ellos.
En Europa mandan las naciones, unas más que otras. Y la burocracia europea de Bruselas, cuando dictamina algo, antes ha evacuado consultas secretas con los gobiernos nacionales. 
Por ende, las elecciones del 9 de junio será una expresión actualizada de lo que la gente europea piensa de su gobierno nacional. En España tendrán una significación especial, porque sobre el gobierno actual rondan muchas sospechas, y algunos esperarían que recibiera un voto de castigo. Pero, ah: resulta que el presidente que lo preside ha logrado un magnífico resultado en Cataluña, que puede vender en la campaña como la definitiva “pacificación de Cataluña”, gracias a la infame ley de amnistía que ha logrado negociar con los prófugos del golpe de estado del 2017. Ya he leído que hay sondeos que registran un efecto electoral positivo para el gobierno.
Así que estamos a la expectativa de que el presidente que está dejando España como un solar, reciba un jugoso y húmedo beso del electorado y, si lo considera suficiente, no se descarta que convoque elecciones generales… y las gane; o no del todo, pero lo bastante para seguir gobernando a España.
En otras palabras, reafirmará su poder y seguirá cancelando jueces y periodistas de la “Fachoesfera”, a lo que sin duda ayudará el espectáculo montado por los partidos populistas de Abascal, Milei, etc, etc. que montan un numerito y se ríen a mandíbula batiente. Él ya se ha encargado de ponerles un amplificador a sus denuestos, que le vienen muy bien para representar en su escenario la ruptura de relaciones con Argentina, ya que nadie le apoya en su ridículo reconocimiento del estado palestino que no existe. 
Pero todo eso le da votos, porque lo importante es haber dejado en el ambiente la leve creencia de que él defiende a Palestina, él solo como un jabato, y que está doblándole el brazo a Milei, “ese fascista”. El circo abierto 24 horas.
El caso es que marchamos hacia una posición irreversible. Me recuerda a Fernando VII declarando en 1822 “marchemos todos juntos por la senda de la Constitución”. Eso, poco antes de aliarse con los cien mil Hijos de San Luis enviados los la monarquías europeas, para derrocar al gobierno constitucional y la Constitución del 1812, tan famosa.

viernes, 17 de mayo de 2024

La muerte de la Democracia

En un sistema fiscal extractivo, nadie tiene motivos para mejorar su oferta al resto de la sociedad. Si de tus ingresos laborales te quitan un 43% para dudosos gastos sociales (llaman así piadosamente al latrocinio), por que te vas a molestar en competir con ti mismo por la mayor satisfacción del la vida, que es mejorarte constantemente? Se ofuscan los deseos más nobles y beneficiosos, que es ofrecer a los demás lo mejor de ti mismo. Sí, lo he dicho bien: una de las mejores satisfacciones vitales, seas médico, ingeniero o simple peón, es saber que contribuyes a al bienestar de los demás, y recibes una compensación por ello.
Desgraciadamente, esta emulación escasea porque la socialdemocracia la desdeña. Por eso se van de España médicos, ingenieros y tantas otras profesiones al extranjero, para poder desarrollar su profesión y ser recompensado por ello, aunque a ellos les gustaría quedarse aquí. Ganar dinero por tu esfuerzo no debería ser vergonzoso. Pero hemos llegado a la aberración de que cualquier malévolo se declare okupa y se sienta con perfecto derecho, amparado en las leyes confusas, a quitarte tu casa que has conseguido con tus ahorros. Los ahorros de la vida que has acumulado esforzadamente, pensando además en tus hijos, es otro de los objetivos de esa locura que es borrar las huellas de nuestra civilización basada en la libertad. La libertad no es votar, sobre todo en la España distorsionada de hoy, que prima a los okupas, agresores, y demás sujetos que pululan nuestras calles, mientras los mejores se van a sitios más acogedores. 
Este estado de cosas se extiende a todos los trabajos, antaño nobles y admiradas profesiones, hoy mal retribuidas y desprestigiadas, . Claves en el progreso que ya no hay. 
Esto no es democracia ni por aproximación. La democracia defiende la libertad - la libertad de creación -, o no es.

jueves, 16 de mayo de 2024

La paradoja de la democracia

 La democracia no es un sistema natural, que nos venga ya dado por la naturaleza. En realidad, la naturaleza humana es tan compleja, tan inconmensurable, que puede decirse que la democracia es un artificio que desembarcó en un momento tardío de la historia, apenas hace dos siglos y muy débil y de futuro azaroso. Hasta entonces lo que había habido era autocracias nacionales que se llevaban a matar, en continuas guerras entre ellas, y sin que faltaran guerras internas crueles, devastadoras, con gran derramamiento de sangre. 

Cuando ese estado de cosas llegó al paroxismo en la guerra de los 30 años, guerra religiosa que devastó a Europa, nació el impulso de unos pocos grupos que anhelaban encontrar un sitio nuevo, una “nueva Jerusalén”, donde cada uno pudiera ejercer libremente “su” religión, la que le había dictado su libertad de conciencia. 

Todo empezó con el gran grito de LUTERO, EN 1520, por la rebelión contra la iglesia Católica y su corrupto sistema de recaudación: venta de bulas a los fieles, con al promesa de que sus familiares y ellos mismos estarían menos tiempo en el purgatorio (El Vaticano y gran parte del Renacimiento fue así financiado). No es que Lutero fuera un liberal, ni que quisiera formar un nuevo orden civil. Es que predicó la libertad de conciencia, lo que desencadenó una serie de consecuencias que, un siglo más tarde, haría necesario organizar una sociedad libre, en la que cada uno pudiera ejercer “su” religión, libre de las cadenas (o el Dogma) de la Iglesia católica. 

Además, al liberar la conciencia del individuo, dotarle de capacidad para interpretar él mismo las escrituras (que en su opinión, habían sido traicionadas por la doctrina De la Iglesia), dio un impulso a la divulgación de textos en lengua común (no el latín, que solo entendía las clerecías), y a un fervor nuevo por la alfabetización de la gente más común. Hasta entonces esos textos sagrados solo eran conocidos por la intermediación interesada de las jerarquías. De esta propuesta iba a nacer el estado secukarizaso, que ya san Agustín defendía.

Entonces empezaron las persecuciones y las guerras que antaño sufrieron los antiguos cristianos en el imperio romano; la propia iglesia pasó de ser antaño perseguida a ser verdugo sin piedad de los nuevos fervientes. El culmen de ese frenesí de guerras entre los mismos cristianos que hasta entonces habían compartido la única autoridad eclesial, fue la guerra de los treinta años, terminada por fin el la Paz de Westfalia en 1649.

Pero ya antes había tenido lugar movimientos de exiliados que buscaban tierras nuevas donde poder ejercer el LIBERTAD su propia fe, fuera esta la que fuera, y empezaron a fluir hacia las colonias británicas en América. En 1620 llego a Cape Cod el legendario “Mayflowers”, con un grupo de gente, la que siguieron otros y otros, que tuvieron la curiosa idea de jurar un acto solemne, en el que se comprometieron a gobernarse de un modo nuevo: autoridades elegidas periódicamente, leyes iguales para todos, libertad de conciencia. A media que llegaban nuevos grupos y se ampliaban las colonias, o incluso se fundían entre ellas, se volvía a jurar solemnemente esos “covenant”, que fuero el núcleo de lo que, un siglo y medio después, sería la Constitución Americana, que venía a reforzar los derechos de los individuos libres e iguales. 

Este breve recuento de una historia mal conocida, incluso despreciada, es necesaria, ineludible, para comprender la reciente historia de Occidente. Occidente no nace en Europa, nace en el continente americano. Nosotros los europeos somos unos secundones, pálidos imitadores del original. Es verdad que Inglaterra fue cuna del parlamentarismo como base de la soberanía, pero eso fue una historia distinta, más larga, que absorbió lo que vio nacer en sus colonias que perdió en 1776, la primera revolución conservadora, tan diferente de su mala imitación de la Revolución Francesa, que solo dio a Francia durante décadas terror, inestabilidad… y Napoleón.

La historia real es una incesante cadena de consecuencias no deseadas. El origen de nuestra democracia no es el diseño preclaro de mentes privilegiadas. Nació de una rebelión y un cisma religioso, que por cierto, la iglesia se empeñó en darle la espalda con el concilio de Trento, y hasta ahora.

Sí, la democracia es un artificio ajeno a la naturaleza humana. Es el artificio que permite acoger a todos los puntos de vista mientras respeten la Ley. Eso enriquece a la sociedad, porque todas facultades creativos son libres para indagar, investigar y buscar la verdad que es el suelo del que germina la verdad de la siguiente generación. No fue inventado por el magín de nadie: fue estudiada y reformulada en su desarrollo, que nadie sospechaba. 

lunes, 13 de mayo de 2024

Sueños

 No somos más que un sueño. Un sueño de alguien o algo cuya identidad se nos escapa. ¿Dios? ¿Un diablo no citado en los textos sagrados? Solo sabemos que cuando se despierte desapareceremos… si es que no vuelve a soñar. Pero en ese caso ya no seremos los mismos, aunque él crea que sueña otra vez con nosotros.

El cerebro humano es algo ilimitadamente creativo, generador de mundos enteros - el Universo, por ejemplo - que sólo existe como una idea del hombre, idea que va cambiando con los siglos.

¿Existe el Mundo? Que sepamos a ciencia cierta, solo existe la idea del mundo, la representación, como decía Schopenhauer. Un representación que es además individual. No es exactamente igual para todos. 

Creo que todo esto, la idea de una idea, es lo que Popper llamaba “el Mundo Tres” , alusión al acervo cultural (en sentido amplio) a la acumulación virtual, no material, de todo el  perdurable conocimiento, registro, de la figuración que se ha hecho el hombre del mundo, incluyendo todo, como la estética, y sin olvidar la historia de esa figuración que, con el paso del tiempo, va modificándose. Ese registro en expansión incesante, pasa y se amplía de generación en generación, y a él acudimos en busca de soluciones para los problemas que enfrentamos. En él se depositan los nuevos conocimientos, descubrimientos, hechos culturales, legados en continua expansión. 

El Mundo Tres de Popper es la idea de un mundo infinito, no abarcable, del que solo intuimos su contenido y su continente, que sería su historia, que abarca  a su vez todas las historias recopiladas o referenciadas, que han dejado huella aunque su depósito material ha desaparecido. Algo parecido La biblioteca de Babel de Borges, pero inmaterial, un banco de creación humana decantado y actualizado por el tiempo. 

jueves, 9 de mayo de 2024

Argentina no ha resuelto sus problemas económicos

Argentina no ha resuelto los principales problemas económicos. Lo único que ha conseguido es generar una deflación. Deflación es lo opuesto a una inflación. Es una caída de los precios a velocidad creciente. 


Según oí el otro día, Federico Jiménez Losantos - que es un gran periodista pero no tiene ni idea de economía - esa deflación es muy buena: “ya era hora, porque después de tantos años de inflación, por fin los precios se hacen más asequibles a la sociedad”. 


Es lo que predica el dogma al que desde hace décadas se ha entregado. Es el dogma que llamo del Juan de Mariana, o también el anarco liberalismo, que desde que nació, a finales de XIX, NUNCA HA TENIDO ocasión de poner en práctica sus ideas, que viene a ser: basta con los mercados libres y el derecho de propiedad para que la economía vaya como la seda. A ello se añade una férrea disciplina monetaria aplicando el patrón-oro.


No existe una sociedad tan dúctil que se pueda  regir por  tal dogma sin hundir la economía en el caos - aunque yo estoy de acuerdo con el derecho de propiedad y los mercados libres, pero vigilados -.


Como digo, esta escuela no ha tenido ocasión de aplicar sus dogmas, aunque en parte influyeron en Ronald Reagan y Margaret Thatcher, pero no del todo. El primero elevó la deuda pública bajando los impuestos y, sobre todo, aumentando el gasto militar. La segunda siguió una política monetaria caótica logrando una inflación que decidió controlar metiendo la esterlina en el sistema monetario europeo. Eso hizo subir los tipos de interés internos para poder mantener la paridad oficial con el marco alemán. 


Lo malo es que estos “Neo liberales” (como la llaman los socialistas de todo pelaje), nunca revisaron su dogmática doctrina a la luz de la historia, que demuestra que suceden cosas que la refutan. Por ejemplo, a finales del XIX, cuando no había banco central y el dinero se regía por un férreo patrón-oro, hubo multitud de quiebras , contracciones y deflaciones. El patrón oro no bastaba para guiar las expectativas cuando había desconfianza hacia la solvencia de los bancos: cuando se sospechaba que un banco estaba en malas condiciones, la gente empezaba a exigir que les dieran sus depósitos en oro, lo que hacía quebrar al sistema bancario en cadena. 


Milei, presidente de Argentina, es adicto a este dogma, en la figura del más dogmático de todos, M. Rothbard, quien llega al extremo de decir que “los hijos son propiedad de los padres, y por ende pueden venderlos”.


Milei ha hecho algo bueno, que es recortar el déficit fiscal, pero al mismo tiempo ha dejado contraerse la masa monetaria, y se dirige hacia una deflación.


La deflación es uno de los procesos más perversos de la economía: la gente se da cuenta que en deflación los precios bajan, y aplazan sus gastos de consumo e inversión por la sencilla razón de que el dinero vale cada vez más. Una deflación del 20-30% es como si tener dinero líquido te rentara un 20-30%. Así que te sientas sobre el colchón de casa donde guardas el dinero y esperas a que a las cosas se abaraten.


Es lo que pasó en la crisis de 1929, que nadie supo resolver hasta que en 1933 llegó Roosevelt y: sacó al dólar del patrón oro, y lo devaluó un 30%. Los tipos de interés reales bajaron a plomo, subieron los precios, y la gente volvió a consumir e invertir. 


Pero esto es tabú para la escuela anarco-liberal, que nunca ha contrastado sus teorías con los hechos. 


Si Argentina cae en deflación, le va a ser imposible a Milei mantener sus dogmas ultraliberales, pues generará undesconcierto social creciente, y eso suela acabar con el gobierno de turno. Qué pena, pues sus intenciones eran buenas. 

lunes, 6 de mayo de 2024

La democracia americana, tan diferente de la nuestra

 Democracia americana 

Aquí, los abajo firmantes del manifiesto contra la prensa que ha denunciado los chanchullos de Begoña & Sánchez. Según estos firmantes (de reconocido renombre por militar en la izquierda cerril fiel y sumisa a su amo) “las decisiones jurídicas no se dictan sobre recortes de prensa”. Como dice Torreblanca, todos los casos que han derrumbado a un poderoso corrupto de la política (caso de la caída de Nixon por el Watergate), han empezado con recortes de prensa, eso sí, bien fundamentados. Luego venían las pruebas, los jueces y la sentencia. 

Por eso es tan necesaria la libertad de prensa: si Nixon y sus secuaces hubieran logrado sofocar las denuncias del Washington Post, Nixon hubiera salido inmune y reforzado de una acción ilegal evidente. Ya sé que nadie tiene hoy ni pajolera idea de quién fue Nixon y su Watergate. Hoy no se sabe nada de nada porque la memoria es cada vez más corta mientras que los medios son más abundantes. Por eso nos va tan mal. Fue un caso resonante en el mundo, pues demostraba que la democracia más madura y ejemplar era la americana. En aquellos tiempos, 1974, todos éramos antiamericanos, pro rusos, aparte del núcleo reducido de los franquistas. No sé si había liberales. Cuatro gatos. El PSOE brillaba por su ausencia. El proceso de impechement a Nixon nos abrió los ojos a muchos. ¿Sería EEUU demócrata? Desde luego, esas cosas no pasaban en la Rusia comunista…

La democracia se defiende con la libertad de prensa. Sin ella no hay democracia madura, sino una en perenne peligro de ser asaltada.

domingo, 5 de mayo de 2024

Por qué las mujeres (no todas) votan a Sánchez

 Ya lo decía yo: las mujeres. O al menos ciertas mujeres…

“La credulidad española la alimentaron tres grupos: las mujeres, los moralmente superiores y los wishful thinkers. Hablo de mujeres en el mismo sentido sinecdótico en que aquella Irene Montero hablaba de los hombres. Lo cierto es que parece probado estadísticamente que las mujeres votan en mayor medida a Sánchez. Entre otras razones por guapo. Quizá esto les parezca humillante a algunas, que querrían votarle por sus mayúsculas aportaciones a la Academia. Pero así es la vida. Una nutrida cantidad de papers de la Ivy League prueban que los guapos lo tienen más fácil para triunfar en esta vida y Sánchez no es la excepción. Otra nutrida cantidad de papers subrayan la atención predominante que las mujeres dan a las emociones y es una evidencia que su celebrada llegada a la vida pública ha tenido consecuencias. Una de ellas es la sentimentalización de la política. De ahí que la hipótesis del guapo sentimental se hiciera irresistible para tantas y que la resolución final del personaje fuera la del galán enamorado que todo lo deja por ella(s).” 

La cuestión es cómo largarlos@elmundoes

sábado, 4 de mayo de 2024

La variante marxista de Sánchez

 Liquidar la Democracia para salvar la democracia, es lo que nos quiere vender Sánchez con su programa de sofocar los periodicos y los jueces independientes. 

Es una variante del programa de Marx de la dictadura del proletariado, que debía instaurarse desde el Estado Revolucionario, para que la “lucha de clases” fuera ganada por el trabajador, una vez aniquilada la burguesía por ese Estado Revolucionario. Lo que pasa es que ese programa fuerte de Marx no engañaba a nadie: decía claro, negro sobre blanco, que había que hacer una revolución y construir un estado totalitario de izquierdas, para liquidar a los burgueses incluso físicamente. Cada parte sabía lo que le correspondía. Era la invitación a una confrontación civil ineludible, que otro energúmeno, Largo Caballero, proclamó varias veces como ministro, presidente del gobierno y diputado: debemos dirimir nuestro objetivo revolucionario en una guerra civil para poder eliminar a esa derecha española. Sin esa guerra nunca llegará a España la sociedad sin clases.

¿No les recuerda esto a lo que decide ahora Sánchez, con su blogosfera, su liberticidio contra la prensa libre y los jueces independientes? Pues sí, pero ahora dice lo que decían Marx y Lenin pero mintiendo gruesamente: su estado totalitario en marcha es “para salva la Democracia” de la Fachoesfera”.

Y es que Sánchez es un mentiroso patológico, lo que ni eran desde luego ni Marx ni Engels. 

En fin, había que modificar el discurso para no asustar a los adormecidos que ni no se enteran de nada. Ya ni se trata de enardecer el pecho de los obreros, sino de atocinar a la mayoría. Ya lleva un largo trecho recorrido.

viernes, 3 de mayo de 2024

En esas estamos

 Según Álvaro Nieto, director de esta feliz constelación que es The Oblective, colmaron en él nada menos que 50 expulsados de Él País, aquel periódico antaño referencia obligada de la Transición, hoy lamentable panfleto al servicio de Sánchez.

La feliz constelación tiene una causa primera, que es la sumisión de El País a una ideología seudo socialista, en realidad suscrita a los fantasmas del presente: el Woke, #Metoo, LGTBI en su más destructivo aspecto, y, por debajo de todo eso, el odio irracional  a España. 

Es como el triunfo de la Leyenda Negra desde nuestro más brillante pasado hasta la Transición, algo que, según dicen, fue una operación camuflada para salvar el franquismo (¿?). El caso es dar un gran salto adelante, como la revolución cultural china de Mao, que intentó también borrar las huellas de la rica historia de China y establecer una ficción cultural nauseabunda como base del pensamiento.

Y en esa estamos. Acabar con nuestra historia, con la idea de Nación, como lo intentó ese mediocre  pero sobrevalorado llamado Azaña, que también sentía repugnancia por lo mejor de nuestras tradiciones. El odio y destrucción de la historia de un país no es más que un paso hacia su destrucción. 

Álvaro Nieto en:

https://theobjective.com/elsubjetivo/opinion/2024-05-02/pseudomedios-bulos-hablemos-claro-presidente/

martes, 30 de abril de 2024

Adiós a todo eso

 


Adiós a todo eso

Que Sánchez no es demócrata es obvio. No hay más que ver que se apoya en (aparte de otros “compañeros de viaje”) los partidos supremacistas de País Vasco y Cataluña. Son partidos identitarios, basados en una supremacía de un grupo por razones genéticas. El pueblo vasco y el catalán puro serían superiores a los españoles, raza inferior desechable que ha invadido ambas regiones y ha de ser expulsada. 

Se llaman a sí mismo demócratas (quien no, en estos turbios momentos), pero de raíz son racistas, ergo antidemócratas. 

Que desde la Transición el gobierno de España haya permitido la segregación y la opresión, incluso por la violencia física (como el terror de ser apuntado en una diana), y la inmersión ligüistica (por cierto extendida a otras regiones con gobiernos nacionales de izquierda y derecha) con el fin de recuperar la “pureza” de su pueblo por medios ilegítimos, demuestra la endeblez y el confusionismo de la (seudo) democracia española. 

Los españoles no se han enterado lo que sucedía ante sus ojos adormilados. Por eso poco a poco nos han robado la democracia. Este proceso va a seguir, como nos ha prometido el presidente de gobierno, estrecho aliado de esos y otros partidos virulentamente anti demócratas., con los que se siente a gusto.

No se puede esperar democracia de naciolalistas ni comunistas. Nunca. Y el PSOE, pese a declararse en tiempos demócrata, hace mucho que no lo es. Siempre ha tenido una vena íntima de golpismo, sea por la “dictadura del proletariado”, sea por sofocar a la oposición.

Yo me declaro desengañado de este país de alma turbulenta, desde luego nunca libre de raíz e incapaz de aprender.  He perdido toda esperanza. Como decía Fernando Sabater, nosotros somos culpables: hemos “cometido el error” de nacer aquí. Pues va a ser que es eso.