"How can I know what I think until I read what I write?" – Henry James


There are a few lone voices willing to utter heresy. I am an avid follower of Ilusion Monetaria, a blog by ex-Bank of Spain economist (and monetarist) Miguel Navascues here.
Dr Navascues calls a spade a spade. He exhorts Spain to break free of EMU oppression immediately. (Ambrose Evans-Pritchard)

jueves, 6 de julio de 2017

Aportación de HIPONA

Este es un tema tan interesante como doloroso. Voy a Barcelona todos los meses, tengo amigos y clientes allí y creo que tengo una visión bastante ajustada a la realidad de lo que está pasando. Me gustaría resaltar unas cuentas cosas:

1) En Madrid muy poca gente es consciente de lo que está pasando en Cataluña. En Madrid hemos pasado de la preocupación al hartazgo y no se habla del tema. En Barcelona hay mucha gente muy obsesionada y convencida de que cataluña va a ser independiente en el corto plazo.

2) La sociedad catalana está partida en dos mitades. No hay una mayoría clara independentista. Pero es muy difícil encontrar a un catalán que no esté a favor de que se celebre el referendum. Igual que consiguieron que calase el "España nos roba", el "derecho a decidir" ha calado en la población. ¿Por qué? Básicamente porque el gobierno no ha sido capaz de explicar que la unidad de una nación no se puede romper por una diferencia de 1 voto. 

3) Lo preocupante no es la fortaleza de una pretendida nación catalana, que no es excesiva. Lo preocupante es la debilidad de la nación española. En Cataluña, por supuesto, pero también en el resto de España. El sentimiento nacional es algo natural en el ser humano. La falta de una idea nacional española ha sido aprovechada por los separatistas para colar la nación catalana. Nación que no ha sido discutida ni siquiera por el PP y Ciudadanos, que tratan de combatir el nacionalismo catalán con una pretendida ciudadanía que supera a la nacionalidad. Un error claro, porque la ciudadanía sólo se puede predicar de una nación, de la que somos ciudadanos y con la que nos unen vínculos de lealtad recíprocos.

Creo que, sinceramente, el gobierno y la ciudadanía española no están siendo capaces de ponderar los riesgos, Existe un riesgo real de que en Cataluña se monte un lío importante del que sólo se pueda salir por medio de un referéndum vinculante. Es a lo que están jugando los nacionalistas. Ello saben que no van a poder organizar un referéndum, pero creen que si montan un lío a estilo primavera árabe la presión de la opinión pública internacional obligará al gobierno español a ceder. 

Y para rematar, el PSOE a nivel nacional liderado por un sujeto sin escrúpulos ni formación. Puede pasar cualquier cosa....

3 comentarios:

Pablo Bastida dijo...

Muy lucido, como siempre, Garcia Dominguez:
http://www.libertaddigital.com/opinion/jose-garcia-dominguez/un-pronostico-sobre-cataluna-puigdemont-junqueras-referendum-82664/

Anónimo dijo...

El punto 3) del texto apunta a lo que creo que es uno de los problemas de fondo, que es la falta de aprecio hacia nuestro propio país.
Por otro lado (saliéndome por la tangente del artículo) aquí se conjuga con las ideologías izquierdistas, para las que que no entra en la cabeza el que un país pueda avanzar desde la dictadura a la democracia con prosperidad siempre creciente por sus propios medios, sin revoluciones. Con los dos factores, la mezcla es explosiva.

Así que hay que estar insistiendo sin descanso en la búsqueda de la verdad y en la defensa de lo bueno.

Un saludo
María

miguel navascues dijo...

Muchas gracias a maría por esta interesante aportación