"How can I know what I think until I read what I write?" – Henry James


There are a few lone voices willing to utter heresy. I am an avid follower of Ilusion Monetaria, a blog by ex-Bank of Spain economist (and monetarist) Miguel Navascues here.
Dr Navascues calls a spade a spade. He exhorts Spain to break free of EMU oppression immediately. (Ambrose Evans-Pritchard)

sábado, 15 de junio de 2019

Anti stress

En los medios, todos los días, te dan soluciones, ya sea publicidad, ya sea aparentemente noticias,  contra los males de la vida moderna, sobre todo el estress. 
Yo lo que mejor conozco para el estress y otros males de la vida moderna es el ejercicio físico regular, el que mejor se adapte al carácter y físico de cada uno. Voy al gym todos los días, hago más de una hora de marcha en rampa, y luego me doy un baño de agua fría. Puede parecer trivial, aburrido, pero a mí me crea una leve euforia que me dura todo el día. Gracias a eso combato con éxito una enfermeda crónica y conservo la mente bastante estable, teniendo en cuenta que soy depresivo desde hace quince años. 
Otra cosa que he redescubiero hace poco es el tabaco, que gracias a la sinapsis neurologica (tal como me lo a explicado un médico) que causa un aumento de la serenidad, o el optimismo, o al menos ver la vida con la suficiente distancia. Ya sé que el tabaco te cobra un precio excesivo, lo sé, pero hay algo a favor de él. Desde que he vuelto al tabaco, me siento mucho mejor de las tendencias depresivas - No muy intensas, afortunadamente - heredadas de la familia. De momento, voy a seguir a su lado, o él al mío.
No deseo que se considere esto una lucha contra la prohibición de fumar cada vez más opresiva que se avecina. Es, simplemente, una constatación. Algún día tendré que dejarlo, como lo dejé hace treinta años, tras los cuales nuestros caminos se han reencontrado. 
Pero ciertamente, el ejercicio físico es lo fundamental. Cualquier esfuerzo adaptado a tu vida y circunstancias, practicado con regularidad, es el mejor remedio psicológico que conozco. Eso para mí demuestra que estamos hechos de materia, y que de la surge lo que llamamos espíritu, que no es más que una metáfora surgida siglo tras siglo de las religiones. Tampoco es esto una refutación de aquellas, simplemente es reconocer que, en todo caso, ambas cosas están unidas inextricablemente. 
Dar saltos, correr, boxear, hacer pesas, andar (lo más sencillo de mundo), montar en bici, nadar y, de vez en cuando extenuarse, es buenísimo para la psique. Los médicos de verdad lo recomiendan, y siempre se encuentra una variedad que le sirve a uno. 
Cada uno tiene que encontrar su propia vía. 

Manuel Vicent, España


Del Twitter de Arturo Pérez Reverte


viernes, 14 de junio de 2019

De José Carlos Llop

Los bárbaros están entre nosotros, como en el poema de Cavafis. De ellos es el desprecio, no nuestro, que somos su objeto. Ocupan el circo, las tribunas y algunos han llegado ya al senado. Contemplemos ahora, perdidos entre los brezales fríos, las sombrías colinas y las nieblas azules, el fin de nuestra civilización. Los ciervos, hace tiempo que se han extinguido.

miércoles, 12 de junio de 2019

España, mestátasis

Voces insistentes, sobre todo en los medios correctos políticamente (véase mi admirado Jorge de Esteban, ayer en El Mundo) presionan al PP y a C’s para que se abstengan en la votación de investidura y el PSOE, así, ni tenga que aliarse con Podemos. Estas voces se suponen que están motivadas en un patriotismo que yo llamaría nada bizarro, por no llamarlo estúpido, salvo quizás en el dilema navarro. 
¿Serviría de algo a los españolitos está actitud “patriótica” por parte del PP y C’s? 
Por una parte, sería darle vía libre a Sánchez para desarrollar su política rojeras, que no es más que una política de ruina que lleva ya bastante avanzada. Esta política crearía más paro, más deuda, y más impuestos, ergo menos PIB cada año. 
Una política de izquierdas sensata podría ser potenciar las inversiones públicas en cosas necesitadas, por ejemplo, una política hidráulica que mermará el problema de la sequía, o una política energética que no fuera la demagogia habitual de más molinillos. Son cosas que también puede hacer un partido de derechas, como el PP o C’s, pero el PP ha sido incapaz. En realidad, como se ve en la decisión del gobierno Andaluz (PP y C’s)de celebrar el día de la Memoria histérica, en este país no caben planteamientos prácticos, como inversiones necesarias que creen empleo y reduzcan nuestras escaseces. 
Por eso soy escéptico sobre los benéficos efectos de que Podemos y C’s permitan tomar el poder a Sánchez para que éste se quite la garrapata de Pablenin y la otra no menos garrapata de los separatistas. El riesgo es que Pablenin consiga un ministerio, que Navarra caiga en manos de Bildu y poco después del PV, o que Sánchez convoque otras elecciones, que ganaría con una ventaja mayor. Bueno, pues en ese caso dependería aún menos de Pablenin & separatistas, aparte de que retrasaría la puesta en marcha de disparatado programa de Sánchez. Dice Jorge de Esteban, 

En suma, la consecuencia de todo lo dicho es que aún falta, al margen de los pactos que se vienen realizando desde el 26 de mayo para resolver problemas importantes, pero de menor cuantía, la verdadera madre de todos los pactos que es el que tiene que realizar Pedro Sánchez para acabar con el golpe de Estado y resolver el problema básico de la subsistencia de España como nación. Estamos en una situación gravísima, aunque la mayoría de los españoles estén pensando en las arenas doradas de las playas soleadas. Si no se detiene el avance del separatismo catalán, es decir, si dejamos que los separatistas catalanes (ERC), que por primera vez son mayoritarios en el Congreso, sigan destejando la túnica de Penélope, se acabaran suprimiendo todos los vínculos, que son ya pocos, los que se mantienen aún con España. Pero no solo se trata del problema catalán, el verdadero problema es el de la organización territorial del Estado, cuyas bases para llegar a donde hemos llegado se pusieron en el nefasto Título VIII de la Constitución. No hay duda de que la única solución para intentar resolver este embrollo, pasa por la reforma forzosa de la Constitución. Y de ahí entramos ya en la cuestión fundamental que afecta hoy a España, esto es, la palabra la tiene Pedro Sánchez para saber si España sigue navegando o se hunde en las aguas del océano…
… Todo esto viene a cuento porque el dilema que se le presenta, consiste en elegir bien un Gobierno de coalición con Ciudadanos, lo cual sumaría 180 diputados, es decir, más de 176, que es la mayoría absoluta o bien, por el contrario, formar un Gobierno de coalición, o simplemente de apoyos concretos, con los partidos populistas, nacionalistas y separatistas. Si opta por esta segunda opción, no solo no resolverá el problema de España, sino que pondrá las bases para su disolución y entonces no solo tendremos el problema catalán, sino también el vasco, el navarro, el de Baleares, el de Valencia y hasta incluso el de Canarias.

Por tanto, si se decide por esta opción, no logrará ni la estabilidad necesaria para gobernar, ni tampoco le garantizaría los cuatro años por los que suspira para seguir en La Moncloa. En consecuencia, no tiene más remedio, como desea la mayoría de españoles sensatos, que formar un Gobierno de coalición con Ciudadanos para poder gobernar y para lograr la urgente reforma de la Constitución, pues contaría también para ello con el apoyo del PP. Así las cosas, la responsabilidad no es únicamente de Pedro Sánchez, sino, en este caso, especialmente, de Albert Rivera, quien debe no solo tener en cuenta sus intereses, sino los intereses de España,

No tengo ninguna Fe en que Sánchez sea patriótico. ¿Españoles sensatos? Quesque c’est ça? Y una estrategia “patriótica” de PP y C’s, ¿alejaría algo los riesgos de que Navarra sea absorbida por el Pais Vasco? En este problema hay un doble chantaje entre Sánchez, dispuesto a abrir a Bildu la puerta de la gobernabilidad (desde luego una catástrofe) y PP&Cs, pero éstos no se han mostrado dispuestos a dejarse ganar el pulso. 
En fin, ¿de verdad vale la pena mostrarse condescendiente con Sánchez? ¿Se va a conseguir parar a Bildu si gobierna UPN gracias al PP y C’s? ¿No es mejor atenerse a sus propios principios? 
Aparte de que ambas formaciones entregarían la derecha a VOX, que se relamería de gusto, estamos en una condenada situación, debida a un sistema electoral venenoso y unas autonomías perversas, cada una de su padre y de su madre. Todo esto demuestra, si no es tarde ya, que se necesita una reforma electoral y una redefinición de las CCAA, y para ese necesitamos un Ulises que nos lleve a Ítaca, o un Moisés a la Tierra Prometida. Es decir, un De Gaulle. Pero De Gaulle surgió en 1958 de una situación de emergencia que puso de acuerdo a todos los partidos para llamarle y que se encargara del marrón. Lo que construyó ha durado hasta hoy razonablemente. 
Yo, sin embargo, no veo surgir por ningún punto cardinal un De Gaulle español. Lo que veo es que seguiremos moviéndonos y saltando de alarma en alarma, de conflicto en conflicto, y cada vez menos poder de las instituciones para frenar el desastre. Si se frena lo de Navarra, dentro de cuatro años volverá la alerta. Y eso no se cura con una repentina abstención del PP y C’s. 
Lo siento, pero soy escéptico sobre las soluciones al límite, con paños calientes para un cáncer con metástasis, que es lo que tiene España. Y ni creo exagerar nada. 

domingo, 9 de junio de 2019

¿Se ha acabado la crisis del todo, realmente?

Multitud de signos de que la opinión pública da por terminada la crisis. Uno de esos signos es la caída en bancarrota de Podemos, pero hay muchos más. 
Pero, ¿se ha acabado? Yo lo dudo. 
Estamos en una secuela post crisis, que arrastra todavía muchos signos de incertidumbre. Sí, los bajos tipos de interés y una política fiscal keynesiana (aunque no se llame así) han evitado caer en un 29, pero quedan muchas, muchas secuelas. 
La política citada ha restablecido una normalidad de las variables macro - PIB, paro, inflación...- y eso es muy bueno. No sabe la gente lo cerca que estuvimos de caer en una depresión/deflación, como la del 29. Afortunadamente los americanos aprendieron algo de aquella catástrofe - entre otras cosas, que llevó a la guerra - y no le hicieron ascos a emitir dinero, y permitir un déficit público que hizo que allá la recuperación empezara en 2009. Aquí en Europa se retrasó hasta finales de 2012. Alemania sufrió menos daños porque la política del BCE hasta entonces se ajustaba perfectamente al dictat de Alemania, vía Bundesbank. Los paises de fuera del círculo alemán, como España, sufrieron más. Pero en 2012 (Sí, con el gobierno de Rajoy) empezó la recuperación. Hubo acciones y omisiones de las instituciones de la UE repugnantes, empezando con el BCE de la época de Trichet, al que habría que colocar delicadamente en un potro salvaje. No digo de tortura porque eso no se lo deseo a nadie. Llegó un momento en que la que, o Merkel y Sarkozy, quitaba y nombraba primeros ministros como Pedro por su casa. Lo hicieron en Grecia y en Italia. Les salió el tiro por la culat, visto el resultado final. 
Pero lo peor de la crisis es que la propia política que ayudó a salir generó deudas más altas que nunca en el mundo entero, empezando por China, país al que empieza a descuadrarse los números. Y China es demasiado grande como para no generar reacciones negativas en el mundo. 
¿Qué va a pasar con esa deuda? Como decía Keynes, las deudas excesivas sólo tienen tres tipos de soluciones. O quitas, o impuestos monstruosos - que generarían otra crisis -... o inflación. 
Las quitas en Europa son intrincadamente dificiles, porque hay una fragmentación de acreedores y deudores como para sentarlos en una mesa y que todos renuncien a parte de sus intereses por el bien común. Más bien suena a imposible. 
Un alza de los impuestos - que es lo que se viene practicando soto vocce- ha llegado a su límite. Es la vía que quiere seguir nuestro presidente de gobierno, pero no para devolver las deudas, sino para gastar más. Dice que para homologar los impuestos con Europa, ¿hasta el 56% de Francia?
En todo caso, es un camino perverso, con efectos contractivos desde el nivel de la presión fiscal actual en Europa. EEUU todavía tiene una presión fiscal asombrosamente baja, como menor del 30% del PIB, pero su deuda se está disparando gracias a la política republicana de los últimos años de bajar impuestos pero no gastos, sobre todo militares. China, como hemos dicho, tiene un problema con su deuda, que además es externa. Lo bueno es que en China es que es todo público, por lo que podría enjugar esa deuda el Banco de China, pero eso se convertiría en inflación. Podría poner en vigor un control de salarios y precios, pero eso trae inevitablemente disturbios. El ejército tendría que salir a aplastarlos, como cuando Tianamen. China creía que manteniendo las exportaciones muy por encima de las importaciones no tendría problemas, pero aparte del malestar en EEUU (reiterado ahora por el abuso y hurto de la tecnología de las empresa mixtas), es el pais más endeudado del mundo, además en gran parte frente al exterior. 
Nos queda entonces la inflación, que seguramente será el camino a emprender después de la recesión inminente, que exigirá sin duda más emisión de deuda... luego, vendrá inevitablemente la inflación que ahora parece desaparecida. 
Un poco de inflación ni hubiera sido mala mala durante la crisis, pero los bancos centrales actuaron con la prudencia miedosa que les caracteriza. Nada superior al 2%. 
Tarde o temprano veremos cifras de inflación más altas, veremos hasta dónde. 


sábado, 8 de junio de 2019

Normandía

Hace unos días, se celebró el mayor desembarco de la historia: una gigantesca marea de buques y hombres, la mayoría de ellos norteamericanos, abrían el tercer frente y definitivo en la guerra contra Hitler. Los hombres que iban en las lanchas de desembarco sabían que iban a morir al menos la mitad de ellos (al final las cosas fueron mejor). 
La Operación Overlord salió bien, fue un éxito que consiguió que los alemanes retrocedieran, aunque con gran resistencia, hacia su guarida. Luego fue una carrera entre sovieticos y aliados para ver quién llegaba antes a Berlín. Fueron los principios de la Guerra Fría. 
Las celebraciones han sido solemnes y brillantes, en una ceremonia en la que no participamos; nosotros conmemoramos ese día las efemérides del 44 aniversario del nombramiento del Rey Juan Carlos como jefe de estado. 
Hay una cesura constante entre Occidente y España que es más grande que el que existe entre España y Europa, y ésta y América. España, que fue el pais más occidental en un momento brillante de su historia, no es más que una nota marginal que no se ha conseguido cerrar, lo que no es un anhelo constante de su población, podemos decir. Los sentimientos de pertenencia a un mundo que creamos o contribuimos a crear nosotros, no nos incumben. 
Mientras, a la par que se van rompiendo los hilos invisibles entre EEUU y Europa, la democracia española se debilita. El espectáculo post electoral es patético. Lo único en su sitio parece ser el rey, pero tiene enemigos hasta en el propio partido del gobierno. Cualquier día, sin necesidad de Podemos,  PSOE y C’s lo defenestran y todos vibraremos con la III República, más cercana de lo que el inconsciente “pueblo” parece pensar. ¿Será como la segunda ignominosa? 
Al tiempo.

viernes, 31 de mayo de 2019

Preparando la trinchera para las próximas prohibiciones...

... de estos Social-fascistas,




Ante la ola irreprimible de prohibiciones, empezando por el tabaco, de estos Social-fascistas que nos gobernarán (sea con Podemos, sea con Ciudadanos), yo me preparo. No lo lograrán. 
Fumo a veces. Fumo en pipa y en puros. Me gusta el sabor y el efecto que me produce. Me estimula la inteligencia y la ensoñación. El secreto es no abusar. A veces me gusta estar solo, a veces acompañado después de una buena comida (comedida, of course). Sólo fumo al aire libre.
No me gustan las prohibiciones sobre banalidades que me hacen discretamente feliz sin hacer daño a nadie. Antes deberían perseguir otras cosas, como los asesinatos de ETA a los que que ellos mismos dieron cobertura (escandalazo).
El tabaco pertenece a la cultura occidental, en cambio los abortos no. A ver si se centran en lo importante. 
Si no fumara viviría más, pero es algo que ya he sopesado y la balanza no me convence. Me gusta tener buena salud, entre otras cosas para disfrutar de una buena pipa. 

miércoles, 29 de mayo de 2019

La muerte de ETA tenía un precio escandaloso

Es que indignante la insensibilidad de lo que llamamos “Pueblo”, con gran engolación, a las violaciones del derecho por parte del gobierno. Así, ahora sabemos, por un artículo de Libertad Digital  que gracias a los papeles embargados al etarra Thierry, y pese al atentado mortal e ETA en la terminal T4 de Barajas, el gobierne no es que negociará, sino que estuvo haciendo cesiones escandalosas a los terroristas. Era en 2007 y gobernaba Zapatero, ese que es ahora defensor de la causa de Maduro en Venezuela. 
Por su claridad, expongo aquí los primeros párrafos del artículo citado:

El Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero ofreció a ETA durante las negociaciones con la banda terrorista anexionar Navarra al País Vasco, legalizar Batasuna, no detener etarras, liberar al sanguinario Iñaki De Juana Chaos, derogar la Doctrina Parot y solucionar su financiación a través de una organización internacional para que dejaran de enviar cartas de extorsión.

Así se desprende de las actas de la banda a las que ha tenido acceso Europa Press, después de que la Audiencia Nacional levantara el secreto del sumario sobre la investigación de la negociación entre el Ejecutivo socialista y ETA. Esta documentación fue incautada al etarra Francisco Javier López Peña 'Thierry', tras su detención el 20 de mayo de 2008 en Burdeos.

Las actas relatan el primer encuentro mantenido por Josu Ternera y el socialista Jesús Eguiguren en junio de 2005 en Ginebra hasta las negociaciones políticas y técnicas que llevaron a cabo el Gobierno y la banda, el PSE y Batasuna tras el atentado de la Terminal 4 de Barajas. Las actas incluyen también las reuniones de Oslo y las nueve previas de Ginebra.

Recuérdese que esto fue después del atentado brutal que, milagrosamente, sólo sesgó dos vidas, pero podrían haber sido cientos. Todavía hay gente, dicen que inteligente, que vota y apoya a este partido, cuando su gobierno de hoy negocia impunemente, descaradamente, con los secesionistas. Me van a decir que el PP también negoció con ETA, pero que yo sepa no hizo tales concesiones, cómo pasarse por encima a la justicia o entregar maniatada a Navarra al País Vasco. 
 Con el sistema electoral que tenemos, y la liviandad de las cabezas que se disputan el poder, no sabemos realmente cómo va a acabar Navarra y, en general, el acuciante problema de hoy en España.
Recuerden lo que decía Manuela Carmena y otros “sesudos intelectuales” que reproduje en un post reciente  que no es más que esa presión por ceder en lo que sea, pues parece no sé por qué regla de tres, la progresiva consiste en violar la ley y la Constitución cuantas veces le salga del níspero. 



Mientras tantas personas aledañas al poder muestren tal falta de mínimos escrúpulos, y una fascinación por el PSOE tan enfermiza, estamos en riesgo de desaparecer.

lunes, 27 de mayo de 2019

La burbuja de Podemos

La burbuja de Podemos ha pinchado estruendosamente. Sin embargo, Pablo Iglesias no ha dimitido ni ha barrido el establo en el que se habían aposentado los restos del partido que dio la campanada hace cuatro años. 
Es difícil oír tantas memeces seudo marxistas como ha dicho este muchacho, especialista en escrcahes  en la facultad de Políticas de Madrid, Universidad Central, de la que se han apoderado con el beneplácito de las autoridades academicas. Si “el cielo se conquista con la fuerza”, no sé a qué viene tanta táctica electoral desastrosa. Ni cielo, y fuerza, como mucho de gaseosa. 
Me ha tranquilizado que el pollo no dimita. Seguirá su carrera rectroactiva espectacular, una carrera llena de ilusiones tontainas basadas en una distorsión de la realidad. No han entendido qué es España, ni lo entenderán bajo sus premisas aturulladas. Su posible sucesor, Errejón, palancanero de Carmena, dice tonterías aún mayores, 
Leyendo la historia del PCE, De Gregorio Morán, te das cuenta de que cuando acertaban era de casualidad, tan embutidos estaban de doctrina desopilante que se lanzaban unos a otros a la cabeza. Se la creían. No se daban cuenta que ni Lenin lo hacía. Porque eso sí, como los camaradas de Podemos, se hacían la pirula unos a otros. Tuvo que ser Stalin mismo el que les diera pistas de cómo infiltrarse en la España de Franco, porque ellos sólo eran capaces de mandar pobres maquis a que fueran asesinados o apresados por la Guardia Civil, bajo la errónea visión de que “las masas” estaban a punto de acabar con Franco. Cuando los propios sindicatos verticales falangistas fueron capaces de paralizar Barcelona en una huelga sindical, se dieron cuenta que debían cambiar de táctica e infiltrarse en los sindicatos verticales, como Stalin les recomendaba. 
Siempre con el pie cambiado, cuando murió Stalin lo endiosaron, sin adivinar siquiera que se avecinaba un giro de 180 grados de su sucesor, y para ganarse a éste tuvieron que despellejar a algunos compañeros y encumbrar a otros. Esos también estaban en una burbuja “dialéctica”. Casi da vergüenza leer tanto despiste. 
Carrillo, un burócrata nato, supo ganarse la confianza de la Pasionaria, y acabó siendo el jefe de tanto pasado oscuro. Al menos su papel en la Transición fue positivo y facilitó las cosas con tal de que le dejaran seguir sus planes... que llevaron a la desaparición del PCE. 
Pablenin ha venido a ocupar su lugar, después de fagocitarse a Izquierda Unida, un residuo sostenido por las subvenciones. (Porque en España, ¿Cómo va a faltar una rica subvención a la izquierda?). Ahora, ni Podemos ni IU, subvenciones aparte. 
No se preocupen, que ese ala de la izquierda no desaparecerá, para desesperación del PSOE. Ensoñaciones como las de Julio Anguila, amigo de Pablenin, nunca faltarán, aunque es difícil que lleguen a ser mayoritarias. Eso sí, el ruido que han montado éstos desde el 15-M ha sido ensordecedor. Pero ruido. 
Lo que es preocupante es que el PSOE de Sánchez se los haya tomado en serio, y les hayan mimetizado algunas cosas. Afortunadamente, en las elecciones de ayer no hubo marea roja, sino multicolor. Porque si la llega a haber, tendríamos que haber inventado nuevas estrategias fiscales para que no nos desplumaran. La subida de impuestos que estaba preparada era escalofriante, aparte de retroactiva, porque lo que hay que hacer en España para recuadra más es crear empleo. Y con impuestos no se crea empleo, ni en Europa, ni en Tombuctú.

sábado, 25 de mayo de 2019

Todas somos europeas

Nadie se ha enterado porque están todos obcecados con las elecciones locales y regionales, pero Europa naufraga. La opinión de este país da por hecho que Europa va estar siempre ahí, para sacarnos de apuros, pero es Ella la que está en apuros. El atolladero del Brexit ha demostrado que no debes entrar en un club que no te va a dejar salir después porque nadie entiende las reglas, ni el candidato a marcharse, ni los socios del club. Parodiando a Groucho, “yo no quiero entrar en un club del que después no voy a poder salir cuando quiera”. 
¿Cómo que yo ahora no puedo salir, qué es esto, un arte de pescar langostas, amplia y señorial entrada, angosta e imposible salida? 
Y todo porque un día se les ocurrió a unos “grandes” políticos dejar de ser un club de intereses comunes para pasar a ser un intrincado tinglado de sujetarse unos a otros, atados todos a una piedra de molino que puede perfectamente rodar hacia el abismo sin freno. 
El club de intereses comunes estaba claro: se sabía más o menos cuáles eran esos intereses comunes. Los intereses particulares se los gestionaba cada uno. Pero hubo miembros que quisieron meterse en esos intereses de cada uno, para demostrar que Europa era una gran potencia, y que era mejor estar atados que unidos. Francia tuvo pánico a la unificación de las dos alemanias, la occidental y la oriental, y se le ocurrió el euro y Maastritch para “tener atada a Alemania”. Ésta dijo, bueno, y se hizo dueña del cotarro económico. Impuso unas reglas de equilibrio fiscal (que ella misma incumpliría) y se descubrió que las reglas estaban para incumplir, puesto que no hay policía detrás de ellas ni jueces que impongan sanciones, ni países que se atrevieran a hacer de sheriff. 
Entonces Alemania decidió no participar en la Unión que tenía sentido, que era llegar a la unión económica total. A mí que no me toquen los perendengues, Alemania no pone ni un euro por el desequilibrio y la frivolidad de nadie. 
Y ahí se paró el proceso. Mientras, hay que mantener unas instituciones vacuas, Parlamento, Comisión, Consejo, etc, para guardar las apariencias de que “hay algo”. Pero sin sustancia interna. Lo que hay es una feria con sus caballitos y montaña rusa que no funcionan. Entonces te prestan dinero para que entres en la feria, que devuelves a la salida. Por cierto, el dinero te lo han pedido a ti. 
Pero no hay un mercado único después de 50 años en ningún aspecto; ni comercial, industrial ni financiero. Las grandes empresas son orgullo del país de origen. La Volkswagen es el orgullo de Alemania, no de Europa, curioso, ¿no? El Sillicon Valley está en California, pero es el orgullo de EEUU, como todas sus gigantes empresariales. Aquí tenemos varias autoridades superpuestas, hasta un Papa que se permite decir que España es un país en guerra y que no viene de visita hasta que no haya paz. Nadie le da un pescozón.
Europa es un parque temático para los orientales, japoneses y otros, educados turistas con sus iPhones que hacen miles de millones de fotos a la “cultura” que vendemos. Esa es la argamasa que nos une.