lunes, 20 de octubre de 2014

No hay economía real sin economía financiera

Roberto Centeno nos informa sobre el estado real de la economía, que se orienta decididamente a una recaída. Sin embargo, el gobierno no se ha dado cuenta, no quiere darse cuenta.

"Igual que el año pasado las exportaciones eran el motor que iba a sacarnos de la crisis, la recuperación económica de Rajoy se ha desvanecido. Ha durado la mitad que los brotes verdes de Zapatero. La bolsa, que la pasada semana perdió un 1,9%, ha marcado un punto de inflexión en la percepción del riesgo, y si la agencia de calificación Standard and Poor's hiciera su trabajo honestamente degradaría el rating de España el viernes. Frente a una estimación de subida bursátil del 27% para 2014 por los mismos que llevan meses afirmando que hemos salido de la crisis, ahora estamos en cero. El jueves, y por primera vez, el Tesoro no pudo colocar todo el dinero previsto a pesar de pagar intereses más altos. Y lo que es más grave, todos los supuestos macroeconómicos del Gobierno son falsos. Las exportaciones se desplomaron un 5,2% en agosto, la mayor caída en cinco años, lo que eleva el déficit comercial a 16.481 millones de euros en los ocho primeros meses, el doble que en 2013.
La producción industrial, que está ya en mínimos históricos, se ha desacelerado significativamente. El mercado de la vivienda ha cambiado de tendencia y la tasa interanual, que venía siendo positiva, ha pasado a negativa en agosto, 1,2%. El consumo privado, el 60% del PIB, ha comenzado a desacelerarse en el tercer trimestre: de un crecimiento interanual de ventas de grandes empresas de 2,4% en el segundo trimestre, se ha pasado al 2,3% en el tercero, y el índice de comercio al por menor, del 0,7% al 0,1%. En inversión, un 20% del PIB, la variación interanual de disponibilidades de bienes de equipo ha caído del 7,6% al 5,3% y la de vehículos de carga se ha reducido a la mitad. Para la inversión en construcción –un 45% de la total– todos los indicadores empeoran. Un festival de recuperación.
La tercera recesión? ¡Pero si no hemos salido de la primera!
Vamos a la cifra agregada, el PIB: como el deflactor de los primeros nueve meses se puede estimar en el -1,1%, y el PIB real ha crecido oficialmente un 0,9%, el PIB a precios de mercado (el único que de verdad mide la riqueza creada porque está medido a los precios a los que los bienes y servicios se han vendido en realidad y no a precios constantes) ha caído en un 0,2%. O sea, en septiembre la economía estaba cayendo, no subiendo. Y para octubre y lo que queda, después del descalabro bursátil, la crisis europea y el proceso de deflación interno, que está reduciendo la renta disponible de más del 80% de las familias, la situación será peor que en meses anteriores porque cada vez es más evidente que los bancos centrales han hecho lo que han podido y no pueden hacer mucho más."
Pero ¿por qué no se dice que es un simple y generalizado liquidacionismo que no ha surtido el efecto regenerador esperado por los Austéricos? Porque yo preguntaría a estos señores, ¿cuánto tiene que durar el proceso liquidacionista para empezar a sospechar que es una patraña?
Analizar indicadores reales sin enmarcarlos en el contexto financiero gripado, es totalmemte inútil. La crisis fue financiera, sigue siendo financiera, y las variables que ayudarían a equilibrar la economía, como el tipo de cambio, están petrificadas. Así es imposible atraer capital exterior, y más en un país que juega a la ruleta ruda do. El separatismo o la total ineficiencia de sus instituciones. ¿Qué inversor, nacional o extranjero, va a volcar en España su dinero si la rentabilidad esperada es dudosa, y el riesgo fiscal y político es apreciable? Los grandes capitales nacionales llevan años llendose fuera, y lo extranjeros no se les ocurre asomar la gaita. Retener sacar a España del hoyo sólo a base de exportaciones estaba condenado al fracaso, y así ha sido. Que la producción industrial este en mínimos es señal que esa espita se ha cerrado. La señal más robusta de recuperación de la confianza sería la subida de la inversión en capital fijo, que continúa un 40% por debajo de su nivel pre crisis. Como dice Wolfgang Münchau,

With secular stagnation comes a permanent fall in inflation to levels below the 2 per cent target. The real value of public and private-sector debt will not therefore come down as fast as it should. This in turn will make it harder for governments, companies and individuals to reduce their debt. In such an environment, expect default rates to be high. German sovereign bonds become the only asset in the eurozone that investors regard as more or less risk-free.
Se han empeñado en negar el único modelo válido, que es el que integra las variables financieras y las reales. Sin condiciones financieras con una oferta de crédito estable y rentable para las empresas, no hay recuperación de la economía real. Sin la posibilidad de ajuste cambiado no hay recuperación de exportaciones duradera. Y menos cuando se duda seriamente de lo que pueda hacer el BCE contra la deflación. Con deflación, es imposible generar expectativas de beneficios sólida.
¡España, que iba a dar lecciones hasta a Alemania, Rajoy dixit! España, espejo del mundo! Guindos, maestro de maestros!

domingo, 19 de octubre de 2014

Desigualdad y crecimiento

Yanet Yellen ha hablado de las consecuencias de la aguda desigualdad de la renta y la riqueza para el crecimiento económico.

Algunos se han felicitado por ello, otros no. Los austéricos, por supuesto, no. Otros que no han tragado bien que un "policymaker" no se dedique a lo suyo -la política monetaria- y entre en cancha ajena, son los Market Monetarists. Vean aquí el desconcierto que han sentido. No es de extrañar: tienen un dogma: dinero y mercados.

Pero es que, precisamente, se trata de indagar si una desigualdad aguda afecta o no al crecimento económico, con lo que la política monetaria podría ver mermada su efectividad para hacer su trabajo. Es lo que dice Yellen, y lo que también afirma Mohamed El Erian: la desigualdad afecta al crecimento.

Ya vimos que en House of Debt se demuestra que la crisis ha traído una mayor desigualdad se renta y patrimonio. La crisis ha sido un sutnami que se ha llevado todo el parrimonio de los más pobres y sólo les ha dejado las deudas. Me parece no ofender a nadie plantear esta hipótesis: si las rentas más bajas ven caer sus rentas y su parrimonio, las ganas de endeudare y gastar se difuminan. Lo mismo pasa con las rentas empresariales y la inversión.

Si las expectativas de ganancias futuras son inciertas, y las deudas presentes son inmensas, la demanda de consumo e inversión se retrae. No me parece una monstruosidad decir eso. Sobre todo porque parece bastante evidente.

Y parece evidente que sólo la política monetaria no va a ser capaz de generar crecimiento. Sí, Janet Yellen debe dedicarse a lo auto, pero no pasa nada porque doemule una hipótesis. Al fin y al cabo, el Banco de España se ha pasado toda su puta p-t- BID disidiendo que los salarios en España eran excesivamente altos. Era una hipótesis razonable, y la decía: que había que reformar algo en el mercado de trabajo. Lo que no es razonable es decir siempre lo mismo como un papagayo.

Es fácil ver que la crisis ha dejado un barrizal de deudas y unas rentas mucho menores. Eso ha de afectar a las expectativas, o no somos economistas. Las expectativas de futuro son la clave de la economía capitalista. Si las expectativas de ganancia en la inversión son inciertas, no habrá inversión. Si no hay inversión, no hay crecimento, por mucho tiempo que este el tipo de interés del BC en cero.

Entonces Yellen y EL Erian reconocen que una política fiscal podría colaborar con la monetaria en acortar el plazo en el que se reponen las expectativas, que puede se tan largo como siete años o más, como se ve en España. El Erian:

As a result, most countries face a trio of inequalities – of income, wealth, and opportunity – which, left unchecked, reinforce one another, with far-reaching consequences. Indeed, beyond this trio’s moral, social, and political implications lies a serious economic concern: instead of creating incentives for hard work and innovation, inequality begins to undermine economic dynamism, investment, employment, and prosperity.
Given that affluent households spend a smaller share of their incomes and wealth, greater inequality translates into lower overall consumption, thereby hindering the recovery of economies already burdened by inadequate aggregate demand. Today’s high levels of inequality also impede the structural reforms needed to boost productivity, while undermining efforts to address residual pockets of excessive indebtedness.
This is a dangerous combination that erodes social cohesion, political effectiveness, current GDP growth, and future economic potential. That is why it is so disappointing that, despite heightened awareness of inequality, the IMF/World Bank meetings – a gathering of thousands of policymakers, private-sector participants, and journalists, which included seminars on inequality in advanced countries and developing regions alike – failed to make a consequential impact on the policy agenda.
Policymakers seem convinced that the time is not right for a meaningful initiative to address inequality of income, wealth, and opportunity. But waiting will only make the problem more difficult to resolve.

Animal político

Bueno, ahí lo tienen. Es el único animal político que tenemos en el decadente escenario político, cada vez más parecido a cómo describía el régimen de la Restauración Ortega y Gasset: "una fantasmagoría llevada por el empresario Cánovas, él mismo el mayor de los fantasmas". A fe que cada vez converge más este régimen en liquidación con aquel régimen, que como el de hoy, quiso traer el parlamentarismo a España después del fracaso de la Primera República.

Cánovas y Sagasta lo hicieron bien: homologaron a España con las países europeos, que se regían por regímenes monárquicos parlamentarios. Había diferencias importantes, claro. Las personas son importantes. El rey Alfonso XII, primer monarca de ese régimen, fue un gran rey, que no se metió en política, pero su hijo Alfonso XIII fue un desastre. Muertos los creadores de ese régimen moderador y estable, el régimen fue dando tropiezos, hasta su disolución final. Uno de las mayores tropiezos fue el emergente nacionalismo catalán. Desde entonces comenzó la estrategia de Madrid de ofrecer y ceder, lo que no evitó que cuando llegó la república declararon el estat independiente catalán, primero Maciá en 1931, apenas asentado el poder republicano, y luego, en 1934, Companys.

¿Cuál fue la causa de que ese régimen, que había se mantenido con un cierto empaque, se diluyera y dejara un vacío que sólo podían ocupar las fuerzas repúblico-social-separatistas? Como hoy, la razón fue la defección de los suyos, el desconcierto y paralización de los políticos dinásticos, aplastados por la defección del único que podía ser el guía, El rey Alfonso XIII. Pero el rey Alfonso XIII se entregó antes de haber tanteado sus fuerzas, abandonó a su familia al peligro de que las turbas asaltaran el palacio, se largó con la excusa que "no quedó que se derramara sangre española". Huido el rey,¿qué les quedaba como argumento a las pocos monárquicos que quedaban?

Los republicanos tomaron el ministerio de Interior con un taxi. Atrás, agazapado y verde de miedo, iba Azaña, al que había arrastrado su amigo Prieto, que le dado de un oscuro escondite donde se había refugiado de la última persecución del "Ançient Régime". Una persécucion protocolaria, en la que los desconocidos republicanos se hicieron famosos haciéndose fotos desde las rejas, hasta la cuales les llevaban cada día los menos de los mejores restaurantes. Azaña prefirió evitarse esa juerga.

Llegado el taxi a la Puerta del Sol, creo que fue Miguel Maura que hizo cuadrase al guardia civil diciéndole: "abran las puertas: somos el nuevo gobierno de la república española". La Guardia Civil se cuadró, las puertas se abrieron, y desde ahí todo fue sobre ruedas para aquellos audaces republicanos, aunque mejor aún le fue al desconocido y tembloroso Azaña, que llegó a ser presidente del gobierno y de la república.

Volviendo al presente, ahí tenemos al único animal político, el único que sabe lo que quiere, y que sabe que se acercan tiempos revueltos, tiempos de defección del orden y de los políticos que mantenía la representación fantasmagórica, haciendo que hacían de fantasmas importantes. Los demás han muerto y no lo saben. Son fantasmas plasmatica, y no lo saben. Los demás se recostaron a dormir en Europa, y la revolución les ha pillado a contrapié, haciendo declaraciones ante jueces por unos eurillos de nada, que no van a salvar, como no van a salvar su patrimonio, al menos en España. Perderán casi todas sus riquezas, y me alegro. Perderán una cosa más importante, que no han sabido defender, como Boabdil que lloró como mujer la pérdida de Granada que no supo defender como hombre. Muchos, unieron decir, se irán al exilio, a penar como fantasmas que casi nadie ve.

Si hace al recuento de la historia desde la primera estabilización, la de 1876, que duró menos de cincuenta años (la dictadura de Primo de Rivera en 1923 la deslegítimó), parece que estamos abocados a una triste historia como entonces. Una decadencia y caída, como la del imperio romano, pero más breve, mucho más breve. Nosotros somos más rápidos. Nada de decadencia lenta y hermosa, sino estrépito y alteración, convulsión, convulsión, convulsión.

En otras palabras, no me fío de nadie que está en los puestos claves. No me fío del rey, ni de Rajoy, ni de los presidentes de las CCAA, y tengo buenas razones para ello, creo. Huelo en el aire un tufillo de defección, es decir, de victoria arrasadora de otras fuerzas más entusiastas, convencidas y... Viriles: esa virtud que definía Maquiavelo como la más necesaria para un gobernante y que aquí brilla por su ausencia.

Maquiavelo creía en la fortuna. Lo que te quita la fortuna adversa no te lo devuelve nadie. No controlamos los tiempos históricos, nadie lo hace. Estamos en un tempo histórico nuevo para todos, y nadie puede controlar la dirección no el ritmo.

Porque la Historia avanza a base de cambio generacionales, y cada nueva generación pierde memoria histórica, que sustituye por otra manos lejana. Al cabo de tres o cuatrogeneraciones, la gente cambia radicalmente de perspectiva. Busca una nueva interpretación del mundo, otros intérpretes, otra narrativa, que le motive. La economía no es más que una subtrama en ese movimiento general que nadie es capaz de abarcar. El punto de llegada es ignorado, y además cambia cuando es alcanzado, pero no sabe que lo ha sido.

sábado, 18 de octubre de 2014

Consecuencialista

The Economist lleva unos cuantos artículos dedicados a Cataluña, que me llevan los demonios leerlos. La frivolidad de esta gente -como la de Edward Hugh, catalán de adopción, en una réplica al Economist que no llego a entender- me pone los pelos como escarpias. ¿Pero qué se cree esta gente que es la democracia? Yo creo que no entienden ni papa cuando hablan y se posicionan frívolamente a favor del referéndum.

Un referéndum nunca ha sido democracia. Eso tenían que saberlo los anglosajones, o eso creía yo, no sé por qué ¿porque siempre he sabido que la democracia nació en Anglosajonia? A ver si ahora van a tener razón lo franceses y la verdadera democracia nació en la Revolución Francesa... Me cuesta creerlo, con el Terror, Napoleón, la inestabilidad posterior... Siempre odie a Napoleón y me sentí anglófilo, pese que soy medio francés. Pero cada vez que voy a esa gran ciudad que es París, y veo la exaltación de Napoleón y sus victorias en los nombres de las estaciones de metro, me dan ganas de vomitar.

No me voy a meter en un debate sobre cual es la teoría de la democracia más válida: sólo quiero invitar a considerar las consecuencias de una eventual ruptura ente Cataluña y España. Sí, lo confieso, soy consecuencialista. Eso me permite una ventaja: confieso que me importaría una higa que Cataluña se independizara si no hubiera consecuencias devastadoras. En realidad, estoy hasta los webs de sus lloriqueos, no los soporto.

Pero ha evidentes consecuencias de una ruptura, y para ambos lados, aunque, como soy consecuente, las consecuencias para el otro lado me la chuflan. Por mí, si se quieren quedar suspendidos en el aire, sin encajar en ningún mapa sensato, que se vayan. Pero lo que pasaría en el resto de España no me la chufla.

La ruptura de los invisibles lazos que nos unen -o que nos atan, si prefieren- sería una caída en el vacío. En una crisis como la actual, con el delicado estado financiero de Cataluña, su más que probable quiebra, salpicaría a todo el mundo. Por lo menos Escocia tenía la jugada algo pensada: seguirían perteneciendo a la £. La respuesta de Londres de que de ninguna manera el BoE iba a cubrir a la banca de Escocia fue un factor importante en el NO del referéndum que descerebrada mente permitió Cameron, que estaría ahora en galeras si hubiera ganado el SÍ.

La aventura -o locura- de Cataluña no tendría ninguno de estos riesgos controlados. Dejaría de recibir la ayuda financiera de Madrid, sin la cual estarían quebrados. Cataluña cree que una Independecia fiscal aumentaría sus recursos, lo cual es falaz, pues la ruptura supondría una caída de su economía -y, por ende, de sus ingresos fiscales- que la dejarían al borde de la quiebra. Pero a mi me la chufla. Lo que no me la chufla es que eso nos salpicaría a España y a Europa indefectiblemente.

Lo lógico es que si Cataluña se va de España, la banca, como ya ha anunciado, y las empresas, se tendría que residenciar en España (como se llame lo que quede). Jurídicamente, además, estaría fuera del euro. Es decir, un vértigo que no desearía a mi peor enemigo y que puede dejar en cosa de niños la crisis actual. Podría ser un terremoto que se expandiera a toda Europa fácilmente.

En segunda ronda de consecuencias, no me hace ninguna gracia la dinámica de centrifugación que se pondría e marcha en lo que queda de España. Si Europa no es capa de frenar crisis actual, imaginen lo que sería con un miembro de tanto peso en población y economía como España yéndose al garete. ¿Se imaginan el dinero que tendría que poner Alemania simplemente para que España pudiera hacer frente a su deuda pública?

Yo no descarto que el euro temblara. No descarto que lo haga sólo por la incertidumbre actual, que ya ha dado señales de que las primas de riesgo repuntaban. Pero sí encima se desata otro foco de inestabilidad, me sorprendería que no hubiera fuertes turbulencias en los mercados. Pero la dedico odiado impide hablar de estas posibilidades, que son bien reales; lo que no es realista es pensar que las cosas van a seguir igual, u que los mercados van a valorar a España y Cataluña exactamente igual que el día anterior.

Por eso no entiendo la ligereza con la que se comenta esta eventualidad en Europa. Y menos en Inglaterra y EEUU. El embajador de esta gran nación ha sicho recientemente que para EEUU "es un asunto interno de España". Pues no, la consecuencia no serían internas.

viernes, 17 de octubre de 2014

El paraíso de Pablo iglesias

El modelo de Pablo iglesias es el bolivarianismo. Aquí nos informan que está a punto de petar. Claro, siempre se puede sacar el argumento de que la culpa es de EEUU. Pues no, no es EEUU, ni el bloqueo, es que Venezuela tiene una deuda exterior que obliga a contingentar las importaciones más básicas, porque es incapaz de explortar sus recursos, como el petróleo. El tipo de interés de la deuda venezolana ha llegado al 18%.

Bueno, SÍ es EEUU el culpable, por su demoniaco sharing que ha hecho bajar el precio del crudo, cosas del infierno.

Pablo, llévanos al paraíso bolivariano, anda.

Por lo menos que la gente se informe antes de votar.

Krugman sobre la inquietante situación

En Bloomberg:

La independencia de los bancos centrales

Las bolsas y los mercados de bonos se han calmado de momento, ante los rumores de que los bancos centrales iban a mantener una posición de largueza y de ampliación de plazos en sus calendarios de recortar liquidez. Los que más han dado muestras de sensibilidad han sido la FED y el Banco de Inglaterra. Concretamente, lo más decisivo ha sido la insinuación de James Bullard, uno de los miembros de la FED más hawk:

"We have to make sure that inflation expectations remain near our target," said Bullard in reference to the FOMC’s ongoing war against deflation. "And for that reason, I think a reasonable response by the Fed in this situation would be to…. pause the taper at this juncture."

Sin embargo, no el BCE, sobre el que recaen las dudas de que esté capacitado para hacer algo contra la grave amenaza de recesión en Europa. Leamos lo,que dice Bloomberg sobre el efecto boomerang de las promesas incumplidas de Draghi:

 

"Europe is leading a rout that has wiped more than $5.5 trillion from the value of equities worldwide. While data on everything from industrial production in Germany to manufacturing in the U.K. has contributed to the gloom, sentiment began souring on Oct. 2, when European Central Bank President Mario Draghi stopped short of spelling out how many assets the ECB might buy to head off deflation."

"The shock to markets has been so big in the past days, I have doubt that equities will recover from this very quickly," Francois Savary, chief investment officer of management firm Reyl & Cie., said in a phone interview from Geneva. "Draghi’s latest communication to the market was a nightmare."

... "It’s the realization that there’s a real limit to his ‘whatever it takes’ promise," said Savary. "Any signs that U.S. growth won’t do as well as expected throws markets into a panic because it’s still carrying the global economic recovery on its shoulders."


Alemania ya ha mostrado una resistencia sin fisuras a hacer cualquier tipo de política "heterodoxa".

 

Pero tiene razón Mohamed El-Erian cuando crítica las llamadas a la FED de un nuevo QE4, cuando la economía interna de EEUU no ha sido la se que ha debilitado:

 

"This month’s financial market turmoil has been driven by a perfect storm consisting of: first, downward revisions to growth projections on account of both economic and non-economic factors; second, signs of internal and external divisions when it comes to the European Central Bank implementing more aggressive monetary stimulus; and third, disruptive technical spillover effects from heightened volatility in the currency markets caused by greater dispersion in the policy stance of the world’s major central banks."
Efectivamente, la política monetaria debe dirigirse a estabilizar la demanda interna. ¿Por que habría la FED de suplir al BCE si este no quiere no puede o está dividido o es incompetente o es una p--t- m--rda, etc? La FED ha dicho que si las cosas siguen volátiles retrasará sus planes de retirada de facilidades, como es su obligación, pero el BCE debería haber apoyado la moción. En más, sería mucho mejor que hubiera una acción coordinada de los principales bancos centrales, pero en estas circunstancias debería ser el BCE quién llevara la iniciativa.  

Pero ¿qué puede hacer la FED si el BCE esta contrayendo sus activos, y encima sembrando dudas sobre el poder de Draghi y la posición de enfrentamiento con el Bundesbank?


Una leve sintonización de objetivos de los bancos centrales es impensable ahora mismo. Los bancos centrales se hicieron independientes de los políticos en la década de los noventa, lo que se consideraba bueno para luchar contra la inflación. De ahí surgió un nuevo banco central, más independiente, pero más responsable ante los parlamentos... Y la opinión pública. Un ejemplo paradigmático de independencia era el Bundesbank antes del euro, pues era la institución más respetada de Alemania. Este cambio hace aún más difícil una coordinación de bancos centrales, lo que inmediatamente despertaría críticas de la oposición parlamentaria de los países.

Pero ¿tiene el BCE una opinión pública a la que responder, como la tiene la FED, o como la tiene el Bundesbank? NO. E ahí su debilidad: el Bundesbank es adorado por los alemanes, pero el bece es odiado, se desconfía de él, y por otra parte la presión de la oponión de otros países es débil o inexistente, o claralemente alineada con el Bundesbank.

Ejemplo, España. España es una vergüenza porque hace exhibición de sus debilidades. Es un trauma nacional profundo, dar el volante a un conductor que no conoces, que no habla tu idioma, y encima no querer saber nada de lo que hace y echarte a dormir. Hasta el gobierno se somete con humillación. Es posible que bajo cuerda proteste, pero no lo sabemos. El BdE tiene un puesto en el Consejo de Gobierno, pero no hay actas de las reuniones (por eso es el banco más independiente del mundo), así que no sabemos que hacen estos mentecatos m-nt-c-t-s allí. Hubo el caso de, cuando estalló la crisis, en agosto de 2007, un gobernador del Banco de España que se hizo el remolón, porque estaba de vacaciones, ante la convocatoria de una reunión urgente ante la gravedad de la situación. Manda cojones c-j-n-s.

No sé como contarán los historiadores la historias de esta crisis. Pero seguro que no contará la absoluta falta de calidad del personal que rellenaba las instituciones.

El Porqué de la debilidad de nuestra industria

Juan Carlos Barba hace un excelente análisis de la poca productividad de nuestro sistema industrial, lo que lleva a unos salarios necesariamente bajos para competir con el exterior -sin que el ajuste salarial sirva de mucho, pues eso no mejora la calidad de nuestros productos. Creo que es un artículo que se complementa bastante bien con mi último post "Mercantilismo hipócrita", en el que denunciaba que jamás podríamos ser como Alemania.

Juan Carlos muestra que el "liquidacionismo" no sólo se ha ejercido con la construcción. La industria española ha sufrido una caída tremenda, inigualable por cualquier otro país del euro. La falaz teoría de que los recursos de la construcción pasaría rápidamente a otros sectores, ha fracasado. Como no podía ser de otra forma, cuando la crisis financiera, la falta de expectativas y de financiación han asfixiado a todos los sectores. Los liquidacionistas dicen que liquidar los excesos -la construcción- es bueno porque liberas recursos que se ponen a disposición de las industrias sanas.

Es lo que se llama la "falacia de la composición": lo que le conviene a una parte de la economía no necesariamente beneficia a todos. Y si todos los sectores están endeudados, muy endeudados, todos no tiene más remedio que contraerse, dejar de consumir y dejar de invertir... Pero no sólo en viviendas, sino en cualquwri cosa que no "cabe" en la escasa renta que te ha quedado después de la bajada salarial, el despido, y el aumento de la parte dedicada a la deuda. Lo malo es que está reacción individual, perfectamente racional, provoca oleadas de cierres y de caídas de la demanda encadenadas.

En esos casos, además, se produce, como demuestran los autores de "House of Debt", una redistribución de la renta a favor de las clases más altas, que son las menos endeudadas en función de su patrimonio y las que han comprado menos ladrillo. En EEUU, por ejemplo, lo primero que se recuperó fue la bolsa, dond e tiene sus patrimonios los de renta más alta. EEUU ha crecido desde 2009, pero le ha quedado una estructura social mucho más rota, pues la ilusión de que los asalariados saldrían de la la baja renta gracias a la inversión en ladrillo ha quedado destrozada.

Jun Carlos habla de una instituciones que deberían configurar el marco en el que se desenvuelve la industria. Yo decía ayer que esas instituciones están sólidamente asentadas en Alemania, pues todas las partes interesadas -empresas, sindicatos, trabajadores y gobiernos- se coordinan para que la fuerza de Alemania en los mercados , la calidad de sus productos, la distribución del VAB, sea cercana al óptimo para que se consolidé en el tiempo. Aquí partimos de un VAB muy bajo, y de una ausencia de instituciones o un exceso de ellas, según como se mire. Cada poder en España no se priva de tener su propias directrices, sin un coordinador general. Es lo mismo que pasa con el Ébola. ¿Por qué un hospital como el Carlos III, que ha sido puntero en la investigación contra el cáncer, ha sido liquidado de mala manera por otra indigna ministra de sanidad, Celia Villalobos, y ahora en plena crisis es redireccionado a otras funciones? si suman las ministras de sanidad que nos han brindando los gobiernos de Aznar, Zapatero y Rajoy, sería para quemar este país.

Pero en España creemos en hadas madrinas, y en manos invisibles, que lo ordenan todo mientras nosotros dormimos. El gobierno cree en, y nos vende, la libre competencia, algo que jamás ha existido, y menos en Alemania. Si queremos competir con ellos, debemos partir de abrir los ojos a la realidad.

Eso sí, nos han dado un puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU, en una cerrada votación que hubo que repetir tres veces frente a Turquía. Turquía, un país gobernado por Endorgan, un Islamista radical... Supongo que se trataba de tapar la puerta a la UE con la que sueña Endorgan.

jueves, 16 de octubre de 2014

Mercantilismo hipócrita. Por qué nunca seremos Alemania

Hay una parte decisiva en un sociedad que no se inocule en la teoría económica: La instirucional.
La preocupante noticia que emerge de la caída de los mercados y de las precios de materias primas, como el petróleo, es que nadie cree que vaya a proseguir la débil y parcial recuperación. Como dice Ambrose Evans-Pritchard, las consecuencias para Europa serían terribles, cuando todavía no ha vuelto al nivel de PIB previo a la crisis.
"Markets are suddenly prey to the disturbing thought that the five-and-a-half year expansion since the Lehman crisis may already be over, before Europe has regained its prior level of output. That is the chief reason why the price of Brent crude has crashed by 25pc since June. It is why yields on 10-year US Treasuries have fallen to 1.96pc, and why German Bunds are pricing in perma-slump at historic lows of 0.81pc this week.If this growth scare presages the end of the cycle, the consequences will be hideous for France, Italy, Spain, Holland, Portugal, Greece, Bulgaria, and others already in deflation, or close to it. The higher their debt ratios, the worse the damage."

... Put another way, it is possible that the world economy is so damaged that it needs permanent QE just to keep the show on the road.

Sí: Cuanto más alto sea el nivel de deuda, peor serán la consecuencias. Esos países que apenas se habían desendeudando, se enfrenta a una nueva hibernación. Como predecía Larry Summers en su intuición de una "Secular Stagnation", se hace realidad. Pero, estos nivelas deuda que se resisten a diluirse, ¿no señalan a un gran fallo de coordinación de la economía global, a un diagnóstico erróneo pero defendido con tenacidad? Cuando hay deudas persistentes de unos países, hay necesariamente otros que son acredores de esas deudas. Esto pude ser considerado justo, o injusto, o medio pensionista, pero lo que no se puede es negar que eso no conduce más que al caos social. La crisis ha sido la consecuencia de un endeudamiento feroz, especulativo, que ha dejado nada en el lado del activo y unas deudas nunca vistas en el lado del pasivo de de los "especuladores". Los especuladores han sido la gente corriente. Puede que sean responsables de su situación de quiebra, pero ese no es el problema. El problema es que hacer honor a esas deudas se aprecia imposible, si la renta y el empleo de esos especuladores deaparece. Y lo mismo pasa a nivel global: repentinamente, unos países que parecían crecer y enriquecerse, se encuentran con las deudas a las que tiene que hacer frente con un PIB todavía, 7 años depués, inferior.

Sin embargo, ha habido un país(es) que le ha ido enormemente bien. En el gráfico se muestra el superávit de balanza de pagos de Alemania, que alcanza ya el 7,5% del PIB. Alemania no ha tenido que hacer ningún ajuste doloroso, básicamente porque no ha sufrido una burbuja inmobiliaria. Por el contrario, es el país que prestaba a los demás, como España, la ingente cantidad de crédito que financió la burbuja. Ha tenido que intervenir ciertos bancos, pero por sus créditos al exterior.

Los alemanes prestaban a los bancos españoles, y estos prestaban a los "especuladores"; es decir, a la gente que quería comprar un piso, y se lo podía permitir, porque casualmente los tipos de interés estaban bajísimos, gracias al espejismo del euro.

Los intereses devengados por Alemania se sumaban a los ingresos de la BP, ya de por sí fuerte, porque Alemania hace una sutil política mercantilista: que las exportaciones sean siempre superiores a las importaciones.

¿Es loable un superávit exterior del 7,5% del PIB? Para los alemanes es un motivo de orgullo, y recomiendan a los demás que hagan los mismo. Pero hay un pequeño detalle: si los demás hicieran lo mismo, su excedente desaparecería y se convertiría en déficit. Luego hay un buen trecho de hipocresía cuando los alemanes dicen eso... Hipocresía y una falacia: si todos los demás ahorráramos como dicen los alemanes que hagamos, NO podríamos pagar lo que les debemos. De hecho, las deudas que no exigen que paguemos no son pagables, gracias a la contracción del crédito impuesta por las disfunciones de la UE.

Cuando digo que Alemania practica el mercantilismo hipócrita, no es por insultar. Me explico: Alemania produce unos productos que exporta al mundo porque son muy buenos, con gran capacidad de generar renta. Eso es muy loable, lo que pasa es que cuando un país acumula créditos sobre el resto del mundo en esa cuantía, tiene que financiar al error del mundo. Falta una variable de ajuste que equlibre las cosas de vez en cuando para que las deudas de un lado, y los créditos se otro, no se acumulen hasta que los primeros quiebren.

Antes del euro, los ajustes se hacia por devaluación del paso con déficit y revaluación del país con superávit creciente. La desaparición de las monedas nacionales integradas en el euro impide esa vía de ajuste. Ya sólo queda una vía alternativa: que Alemania, en vez de prestar, invirtiera en los países afectado a que además han han hecho importantes ajustes cambiarios. ¿Por qué Alemania no fabrica aquí o en Italia parte de su producido de BMW o Mercedes? Por la política mercantilista: le interesa que todas las rentas se queden en el suelo patrio. Así tiene contentos a los sindicatos, que son muy fuertes y cooperativos en Alemania.

En otras palabras, la teoría económica predice que un país con un excedente tan grande, buscaría deslocalizar parte de su producción y buscar países con costes más bajos, lo que aumentaría las rentas... ¡Pero no las salariales! Más, si esos países garantizan un riesgo cero de tipo de cambio, puesto que tienen la misma moneda. ¿No se hizo en euro en parte para aumentar los flujos de capital? Pero no: ha preferido jugar con fuego, estrangular a esos países, condicionar la política monetaria del BCE con mezquindad para asegurarse el pago de las deudas, en fin, desde su posición de dominio sobre las instituciones, especialmente el BCE, ha escatimado soluciones mientras su economía crecía a la vez que prestaba al exterior.

Cualquier otra cosa, como la que pretende nuestro desnortado gobierno, que no ha pasado el primer curso de economía, es pura ilusión, porque es no reconocer que nuestro sistema productivo está a muchas galaxias del alemán, por no hablar de sus instituciones orientadas a defenderlo. Cuando deciden que Alemania está paranoica con la inflación, no es toda la verdad. Lo que le interesa es mantener ese excedente exterior.

El euro iba a ser la pócima de fierabrás que iba a "suavizar" los ajustes. Ha sido todo lo contrario, porque no se tuvieron en cuenta los intereses nacionales. Y los intereses nacionales de Alemania son mantener las rentas de Alemania, lo cual por otra parte, es bastante lógico. Si no lo hiciera, posiblemente sufriría más paro, menos salarios, menos beneficios, y desórdenes sociales. En cambio tiene ahora una estabilidad social envidiable. Pero es que es el único que se ha adaptado perfectamente al euro, dominándolo desde arriba.

Aquí nos henos esforzado, desde el gobierno al Banco de España, pasando por los economistas circunstanciales, a recomendarnos que compitamos con Alemania y la ganemos. Una cosa que para cualquier intuición es claro que se tardarían décadas de décadas.

Un piscinazo sin agua

McCoy se tira a una piscina sin agua y nos enseña, con su humidad habitual, fruto de sus inmensos conocimientos, la causa del hundimiento de los mercados, que no es otro, por supuesto, la que él venía señalado desde que balbuceó sus primeras sílabas: la burbuja provocada por los bancos centrales: no, como dice todo el mundo, la caída en recesión de la zona euro y su repercusión en el mundo.

Si fuera como él dice, ¿cómo explicar la huida hacia los bonos y la caída de su rentabilidad?

Este hecho es difícilmente encajable en su esquema "teórico" -por llamarlos de alguna manera-, que consiste en aseverar que toda intervención exógena a los mercados es mala: como si los mercados no fueran el fruto de una legislación y su defensa.

Yo creo que es más sencillo y más contundente ver el conjunto y relacionar bien las variables. Los mercados han visto que Europa va a una tercer recesión (o más bien que no sale de al depresión)y que el BCE es impotente para sacarla de ahí. Es más, la simple enunciación de lo que haría falta pone los pelos de punta, porque no se va a hacer. La prueba: Alemania se estanca y, sin embargo, dice que va a seguir con su política de reducción del déficit. Eso es un estacazo a las esperanzas de que la demanda interna alemana absorbiera mercancías del resto de los países, que es lo que sugería Draghi. Así que toma, en todo el morro, por pisar la raya. Justo cuando la balanza de pagos de España está empeorando... Y cuando los países están en una posición patrimonial (de deuda privada y pública) técnicamente impagable. Si viene otra recesión,los mercados han leído: otra vez no generarán renta suficiente para desendeudarse y crear empleo, otra vez su capacidad de pago en entredicho, y como en 2011, el BCE no va a hacer lo suficiente. Vámonos a las bonos y la liquidez hasta la próxima a ocasión.

Estos movimientos pueden ser retroalimentados, como lo fueron en 2011 hasta que llegó Draghi. Las caídas de las primas de riesgo fueron gracias a su "whatever it takes" , no a las virtudes de Rajoy enderezando el déficit.

No se puede aplicar la misma receta médica cuando un paciente tiene cáncer que cuando le afecta el estreñimiento. Pero McCoy es de esos que lo tienen fácil pues siempre aplica la misma receta. ¡Austerismo!

Lo que nos une

Antonio Muñoz Molina tiene un estimable artículo en el Financial, "Catalans have as much in common with the Spanish as with each other". A nosotros quizás no nos diga nada nuevo, pero a lo mejor penetra un poco en la dura mollera de los anglosajones que los independentistas no son unos seres reprimidos a los que se les hurta sus derechos constantemente.

"... Catalans are proud of their native language and a literary tradition that goes back to the Middle Ages. However Barcelona, Catalonia’s capital, is also the world capital of Spanish-language publishing. Most of the jobs generated by this market, of 350m Spanish-speakers, mainly in Latin America and Spain, are held by Catalans.

But drawing straight lines on a map is harder than it seems. We have been together for too long. No Spaniard, no Spanish territory, no part of Spanish history, culture, economy, daily life – none is alien or unrelated to some aspect or other of Catalonia. And very few things in Catalonia would be as they are were if not for their connection with the whole of Spain. Half of my peasant family fled our home province of Jaén in southern Spain in the late 1950s, heading for Catalonia and the promise of better lives and good factory jobs. My father might easily have joined them, as he often planned to. Had it been so I would be a Catalan. Such was the case with Javier Cercas, my fellow writer, whose family migrated to Catalonia from rural Extremadura in the west. Poor labourers from all over Spain found steady jobs and decent living conditions in Barcelona’s industrial belt: the goods they manufactured found their markets in the rest of Spain. And both the business acumen and the profit margins of Catalan entrepreneurs were usefully enhanced by the protectionist barriers put in place by governments in Madrid since the 19th century.

Some of the most prominent contemporary Spanish novels have been written by Catalans, who have inflected the language with a tinge of the vocabulary and the distinctive music of their other tongue. No influence has ever gone in only one direction; nothing has ever been clear-cut. Two of the most popular singers and songwriters in Spain in recent decades, Joan Manuel Serrat and Lluís Llach, are Catalan. Both were well known even before Franco’s death. At least since the late 1960s, the most popular avant-garde theatre companies and stage directors in Spain have been those from Catalonia."

Josep Pla’s El quadern gris, arguably the masterpiece of Catalan prose, was translated into Spanish in the 1950s by the late Dionisio Ridruejo, a leading member of the Falange or fascist party, who was as viscerally hostile to the Catalan language as he was to Spanish democracy. Nowadays the official line in Catalonia has it that the civil war was waged by totalitarian Spaniards against freedom-loving Catalans. But there were Catalan Francoists much as there were Catalans on the Republican side, and both Catalan and Spanish Republicans ended up enduring the same bitter exile after Franco’s victory. The Luftwaffe and the Italian air force made no distinctions between Catalans and Castilians when it came to bombing defenceless civilian populations in Madrid and Barcelona.

Sweeping narratives of national suffering and redemption are highly seductive, especially in these times of economic stagnation, unemployment and widespread political corruption. And it is always comforting to blame your misfortunes, real or imagined, on the foreign oppressor next door. But I still think that there is a lot to be gained by keeping national passions to a minimum and trying to reach a mutually beneficial compromise, not only between Catalonia and the rest of Spain, but even among Catalans with widely different allegiances and aspirations.So many complex and long-lasting ties cannot be severed without disrupting the fabric on both sides. Rather than breaking free from a supposedly oppressive foreign body, separation might well be like tearing off a vital part of oneself.

No creo que diga una sola mentira o exageración. Los que han desfigurado la realidad han sido la casta nacionalista, que además de envenenar la mente de los catalanes con mentiras gravísimas, han robado a los españoles un porcentaje no desdeñable de su renta y nuestra renta. Desgraciadamente, toda España lesa ha imitado.

Que unos personajes tan locos hayan sido capaces de arrastrar la pasión de millones de catalanes, es una demostración de que el populismo barato da resultado, pero es catastrófico a largo plazo. La democracia sin cumplimiento de las leyes no es democracia, sino un camino seguro hacia el caos, la arbitrariedad y la ley del más fuerte.

Lo curioso es que han conseguido acabar con la admiración que los de mi generación teníamos por los catalanes. Lo han convertido en hastío por su persistencia en el odio a España, que desde luego no se ha generado al sur del Ebro. Nosotros ya sólo sentimos hastío. Cuando el odio impulsado por los Pujol y los Mas se convierta en hastío de ellos mismos, acabara esta locura. Mientras, no se puede ceder, hay que resistir como decía Ortega y Gasset, hasta que "volvamos a conllevarnos". Porque están en juego muchas cosas, entre otras la vida y la hacienda de los catalanes españoles, a los que tenemos la obligación de defender. Y no sólo por sus intereses: además, tenemos que defendernos de una futura estrategia catalana expansionista hacia el sur y el este, porque hacia el norte no creo que se atrevan: serían recibidos como se merecen.

Lo que nos une está por encima de los odios lanzados irresponsablemente por este loco mediocre, que se aferra a su locura porque ya no tiene donde caerse muerto. Mediocres, como los describe Sostres en su columna de hoy en El Mundo:

"EL DÍA que nació uno de los hijos de Oriol Pujol, estaban reunidos en el despacho de Artur Mas los que eran entonces sus hombres de confianza: Alfons López Tena, Germà Gordó, David Madí y el propio Oriol. Eran los años de oposición al tripartito. De repente entró Quico Homs para sumarse a la reunión y Oriol al verle exclamó:

– Quico, qué bien que hayas venido, porque mi hijo ha nacido esta mañana y necesito que lleves unas flores al hospital y mires si todo funciona.

Le tenían por un ser tan insignificante que nadie se preocupó de cortarle las alas. ¿Qué alas? Le llamaban «el ceporro» y se ocupaba de los recados. Pero cuando David Madí dejó la política se cumplió la terrible ley de que un mediocre se rodea siempre de gente todavía más mediocre que le haga sentir bien, y así el ya presidente Artur Mas convirtió a Francesc Quico Homs en su persona de confianza.

La última degradación de una sociedad se produce cuando el servicio toma el poder. Mas era también una de las chachas de Pujol, y después de arruinar primero su negocio familiar, y al cabo de un tiempo una de las empresas de Lluís Prenafeta, ha arruinado su carrera política y el proyecto político de Convergència. No es que hubiera indicios de su incompetencia, es que se podían constatar una a una todas las evidencias. Las de Mas y las de Quico. Y no es que fueran elegidos pese a ellas, sino precisamente por ellas. La pavorosa dinámica catalana acabará destruyéndonos a todos.

Quico y las flores. Mas y sus compulsivos hundimientos. Por eso yo soy, antes que cualquier otra cosa, jerárquico. Y clasista. Son adjetivos que se usan como un insulto pero el mayor enemigo de la libertad es el caos y mira lo que pasa cuando el orden salta por los aires. Hace años que en Cataluña los dueños veranean y la casa la gobiernan los criados."

miércoles, 15 de octubre de 2014

Los mercados prevén una nueva recesión

Los mercados, bolsas y bonos públicos, están dando muestras de inquietud muy claras. En el gráfico, el rendimiento del bono a 10 años en azul; en rojo, el índice S&P 500 de la bolsa de EEUU.
El mensaje es claro, tanto más por el ritmo acelerado con el que se esta produciendo: las bolsas caen y el dinero que sale de las bolsas va a bonos públicos, que es por lo que cae el rendimiento del bono.

En mes y medio, la expectativas de crecimiento contenidas en un tipo de interés del 2,6% de los bonos ha caído hasta el 2%: el gráfico de arriba no llega hasta hoy, por lo que añado el intra día de hoy.

Un signo inequívoco de pérdida de confianza en la recuperación económica mundial, y de busca de seguridad a cualquier coste; estos mismos movimientos se han reproducido en los mercados europeos.

Las dudas son sobre la verdadera fuerza de la economía de EEUU, hasta ahora la única en la que se confiaba, y sobre la debilidad creciente de la economía europea, inmersa en una deflación a la que no parecía base dispuesto a hacerle frente. Nótese que los indicios habían empezado a manifestarse hace ya un mes, a mediados de septiembre. En este escenario de casi pánico a Rajoy se le hunde el único producto a la venta en el que confiaba, porque no es creíble que la economía española siga siendo la única que no se contagia del miedo.

Una vez más, es el momento de recordar que no estamos solos en el mundo, y que somos enormemente dependientes, tanto económica como políticamente.

¿Qué dice Krugman a todo esto? Que hemos retrocedido a "1937": no hemos salido de la depresión todavía.

And now things are sliding everywhere. Actually, Europe already had one 1937, with its slide into a double-dip recession; but now it’s very much looking like another. And the world economy as a whole is weakening fast.
So now we have another milestone: Earlier today the 10-year yield dropped below 2 percent. It’s up again slightly as I write this, but all the market signals are saying that once again the big risk is deflation or at least very sub-par inflation.
I hope that the Fed will stop talking about exit strategies for a while. We are by no means out of the Lesser Depression.


Jean Tirole

La Academia Sueca le ha dado el primo Nobel de economía al francés Jean Tirole, que puede ser interesante. Jean Tirole, dice aquí David Ruccio, es un economista que demuestra que la realidad no tiene nada que ver con la Doxa oficial de una economía en competencia. Para Tirole los mercados se componen es grandes empresas dominadoras que deciden el precio y el salario muy alejado a de lo que prevé el modelo neoclásico.

Es decir, es un rompedor de ortodoxias.

Es el segundo tercer premio Nobel de Francia en economía. Los anteriores fueron Debreu y Maurice Allais. El más importante es sin duda el de Debreu, por sus originales aportaciones al Equilibrio General. Teoría que fue, por cierto, formulada por otro francés, Walras.

Incluso Italia tiene premios Nobel en economía. Modigliani, un excelente economista del siglo XX, y algun otro que se me escapa por ser italiano americanizado.

España está deschavetada

Mas ha fracasado. Pero le queda una huida, que es convocar elecciones (es el único con potestad legal para ello) de carácter plebiscitario, con los partidos independentistas unidos en coalición. ¿Por qué no se hace? Porque ER, es decir, Oriol Junqueras, no quiere seguir pegado a Mas. Esas elecciones serían un salvavidas para Mas, y lo que quiere Junqueras es hundirle. Lo que quiere Oriol es ser el primer presidente de la primera República Independiente de Cataluña.

En el bando contrario, tienen algunas bazas para frenar ese proceso: Mas, repudiado por Junqueras, y con el renovado apoyo de su socio de siempre, Unió, podrían formar coalición con el PSC para acabar la legislatura y dejar que se vaya enfriando el ambiente. ¿Pero cabe imaginar como mínimamente probable esta alianza? Aquí no hay variable exógenas y endógenas, todas reaccionan a cualquier cambio, y junqueras no se estaría quiero ante esa posibilidad. De todas maneras, dos años de legislatura con tan explosiva mezcla podría ser muy beneficiosa a Junqueras.

Mientras el gobierno se debería plantear la cuestión de las diferentes tácticas que deberá tomar según muevan dicha los de "ahí arriba, en aquel pequeño país". El gobierno está deseando "negociar". El qué, no lo sabemos. En realidad depende con quién negocie. Supongo que está deseando negociar ya con un Artur Mas muy debilitado, hecho un guiñapo. Y Mas, si no ha perdido la cordura, debería ver esa salida como la más honorable: arrancarle algo muy simbólico a Madrid, aunque no de mucho contenido, porque de eso ya lo han conseguido casi todo. Casi todo menos el pacto fiscal vasco. Pero ahí nos topamos con un hueso duro. Navarra y el País Vasco no tienen mucho peso en la economía española, mientras que Cataluña es el 20% del PIB, es decir, más o menos, el 20% de los ingresos fiscales del estado. Un pacto "a la Vasco-Navarra" sería la ruina de España.

Naturalmente, esto no sería un cierre definitivo. España está dislocada en 17 poderes, e inmediatamente las 17 autonomías exigirán lo mismo para ellas, como hicieron con el estatuto catalán. Rajoy tiene ahí un flanco débil que le cercenaría poderes en un pacto con Cataluña. Por otra parte, todos sabemos que Cataluña nunca cumple las leyes ni los pactos, y que inmediatamente estarían otra vez levantando objetivos independentistas. Cualquier nuevo acomodo de Cataluña en España sería un punto de partida para rebañar competencias y mostrar insatisfacción: el famoso lloriqueo.

Así que todo será transitorio para ganar las próximas elecciones, gracias a la "recuperación económica", cada vez más prendida por alfileres y por mentiras. Rajoy quiere ganar la elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2015, para poder afrontar con confianza las generales de finales de 2015, ya que la anteriores generales fueron a finales de 2011. Pero tiene que apaciguar a los catalanes y tiene que volver a rodear el Cabo económico de Hornos, lo que no es fácil en el contexto europeo de estancamiento y deflación, y un BCE que va a estar más controlado por Alemania (ver post anterior).

martes, 14 de octubre de 2014

El BCE chantajista y mamporrero

Ambrose Evans-Pritchard es el único que lleva la cuenta de las acciones políticas fuera de la ley del BCE.

El BCE es el banco central más independiente del mundo; tanto, que se ha permitido chantajear a tres países con retirarles su apoyo en una situación angustiosa si no cumplían las directrices de la Troika (Eurogrupo, FMI, BCE).

- Una vez fue a Irlanda, a la que obligó a asumir la deuda bancaria con la amenaza de cortarle la liquidez que estaba obligado a darle. La deuda irlandesa pasó del 25% del PIB al 127% actual. Esto sucedió en 2007

- Otra vez fue a Italia, cuyo gobierno (Berlusconi) recibió una carta del BCE dictándole una serie de condiciones sobre el déficit si quería que el BCE siguiera comprando deuda italiana. La resistencia del gobierno efectivamente cortó la compras de deuda y se desencadenó la crisis de los bonos y del euro en 2011.

There is a pattern to this. The ECB wrote astonishing letters to the elected leaders of Italy and Spain in August 2011, dictating a string of demands in return for ECB action to support their bond markets. When Italy’s Silvio Berlusconi failed to comply fully – or was deemed to be failing by these unelected, secret, inquistors – the bond purchases were shut down. Berlusconi was forced from office. It was an ECB coup d'etat.

The ECB had no legal or constitutional mandate for such action. The letters touched on intimate issues of domestic policy, such as Italy’s Article 18 on the labour protection, an issue so sensitive that it has led to the assassination of two Italian labour advisors since 1998. The Italian letter was later leaked, no thanks to Frankfurt.

- En esas fechas hubo una carta similar a España. Carta secreta, por supuesto, de la que la mayoría de la gente no se ha enterado. Esa carta fue la que impulsó a Zapatero la vergonzante reforma express de la Constitución, para incluir el Fiscal Compact, con la complicidad de Rajoy. Después del chantaje, ningún otro país reformó su constitución en ese sentido (Francia se opuso), lo que no deja de ser curioso:

Silencio bajo tierra. La revelación es interesante. La reforma de la Constitución fue un placebo y una hábil estratagema de Zapatero para comprar tiempo en un momento muy difícil para el país, para el Partido Socialista y para él mismo. Todo cuadra. Un año después de aquella iniciativa, muy pocos estados de la Unión Europea ha modificado su constitución para incluir la regla de oro tudesca. Sarkozy lo intentó, pero los socialistas de François Hollande le dijeron que no. Portugal, modesta e intervenida, no ha querido romper sus frágiles consensos internos y ha dejado la Constitución tranquila. Sólo Silvio Berlusconi se adhirió a la iniciativa y este pasado mes de abril -con Mario Monti al frente del Gobierno italiano- el Senado de Roma aprobó la enmienda constitucional. Todo cuadra. Italia es el otro país que en agosto del año pasado recibió La Carta.

El BCE, a juzgar por esos hechos a medias desvelados, es en realidad el banco central menos independiente y más camorrista del mundo. Como todo banco central está aliado con su gobierno, sólo que su gobierno resulta ser el alemán. El tinglado europeo, la distribución de los votos, las alianzas, y sobre todo, que Alemania es el paso acreedor de todos los demás, hacen imposible otra cosa.

Sin embargo, los italianos están, a diferencia de los españoles, al cabo de la calle de lo que pasó, y las fuerzas políticas anti euro no hace más que crecer. En Italia el PIB está por debajo del nivel de hace catorce años:

Italy’s GDP has fallen back to levels first reached fourteen years ago, a catastrophic reversal unseen in any major country in modern times, even during the 1930s. It has lost 40pc in labour competitiveness against Germany since the mid-1990s, and is now trapped inside EMU with an over-valued exchange. It cannot cut easily cut wages with an "internal devalution" because this would cause havoc for debt dynamics.

En el gráfico, la evolución indiciadas en 2007 = 100, de los PIB de España, Irlanda Italia, frente al de Alemania. A los tres les ha ido muy mal la política de austeridad impuesta por Europa, pero al peor España, que está en apenas un 90% del nivel de 2007. De poco le ha servido ser servil y reformar su constitución para meter el Fiscal Compact, algo que no estamos cumpliendo porque es imposible de cumplir.

Draghi ha suavizado las cosas porque Alemania ha decidido suavizarlas... Pero no soltar las riendas. Sin embargo, no es tranquilizador que Draghi siga hablando de una política monetaria condicionada a reformas estructurales, como hizo hace poco en EEUU. Obviamente, sin esa coletilla, le fusilarían al amanecer.

Draghi ha prometido acciones contundentes, pero como dice Ambrose E-P, la verdad es que los activos del BCE se siguen contrayendo: la base monetaria no crece, la deflación se consolida.

It remains far from clear what the ECB intends to do. On Thursday, Mr Draghi vowed "new measures" to head off deflation if necessary, but traders are looking past the rhetoric for hard facts. The ECB’s balance sheet contracted by €10bn last week, falling back to levels of early July. Mr Draghi has yet to flesh out his vague plan to boost it by €1 trillion.

El principal problema de la deflación es que retrasa el desendeudamiento de los sectores productivos, que como vimos aquí, tiene deudas mucho más altas que el gobierno:

Ruben Segura-Cayuela, from Bank of America, said low inflation has become "the biggest threat to the dynamics of public debt" in the eurozone, warning that debt ratios risk "spiraling up" even at levels of around 0.5pc.

No habrá 9-N

Buena noticia: Artur Mas se queda colgado de la brocha. Ha quedado como piltrafa en manos de Junqueras, no tan buena noticia ésta. 
Pero la amenaza más apremiante se ha diluido. Hagan lo que hagan el 9-N para cubrir las apariencias, será una payasada. 
Ahora queda por ver hacia donde se dirige el rencor y la rabia generada gratuitamente en la población alucinada. Porque Rajoy ha podido ganar una batalla, pero la división de Cataluña, los mal defendidos derechos de la población no independentista, la tensión permanente, el chantaje permanente, eso no creo que lo haya vendido. La energía (del rencor en este caso) no desaparece, únicamente se transforma. 
Se ha instalado en la población una falacia gruesa, y es que el puebo tiene derecho a manifestarse sobre cualquier problema. Ayer veía a Jordi Évole decir que debería haber más consultas como esta, y que fueran vinculantes. Es la mayor estupidez que he oído: la soberbia se le ha subido a la cabeza. Imaginen que se ha una campaña por la legalización de la pena de muerte. Se forma una corriente de opinión agresiva a favor, se convoca un referéndum... ¿Quién para entonces esas movida? ¿Dirían los que favorecen el referéndum de Cataluña que es legítimo un referéndum sobre la pena de muerte? 
Mas ha jugado con el fuego de la demagogia, ha hecho creer que en referéndum es lo más democrático, la prueba del algodón, y al que no le guste, es que es un Fascista. Eso es lo que le llaman ahora a muchos catalanes, como Javer Sardá, que está harto de polarización forzada por el gobierno. 
La democracia no se defiende a base de preguntas referendadas. La democracia es un conjunto de valores muy decantados, y sólo se refrenda todo el conjunto, la Constitución, por ejemplo, que es el marco legal en que todos acuerdan actuar, los,límites aceptados mutuamente. Dentro de este marco, y de las leyes complementarias y siempre inferiores en rango, es legítimo actuar y declararse demócrata. 
No sólo: Cataluña, los 17 reinados creados vía la conculcación de la constitución son ilegales y un lastre para la gestión del gobierno central. 17 gobiernos que pueden caer en manos de Pablo Iglesias, como efectivamente va a pasar. España es ingobernable. Para cualquier decisión central, ea decir, en interés de los 40 millones de españoles, hay que negociar con con sátrapa que se siente más fuerte que Madrid, porque sabe que Madrid es débil en cada una de las 17 satrapías. Véase Canarias y su chulería con Madrid por el petróleo que si no lo explotamos nosotros, Marruecos se encargará de mostrar un interés creciente por hacerlo. 
Esta vez la amenaza de la legalidad, sobre todo el riesgo de quedar fuera de la UE y el euro, y no menos la tonterías de Mas, han hecho ganar al odiado gobierno central. La independencia de Cataluña es inviable. Sin embargo, seguirán la lucha, porque mientras no se salgan, tienen mucho que ganar en el chantaje. 

lunes, 13 de octubre de 2014

La Biblia como modelo predictivo

¿Alguien podría asumir que la Biblia es un buen modelo económico? supongo que, incluyendo los creyentes, casi nadie haría eso.

Sin embargo, es los que hacen los que se empeñan en hacer macroeconomía con fundamentos micro. Es decir, los de los DSGE Models. No porque partir de una base micro consistente lleve necesariamente a resultados erróneos, sino porque los devotos de tales modelos son en realidad adictos a los resultados ultraconservadores (bueno, no todos), por lo que se hacen a sí mismos una trampa en su solitario que lleva a la inanidad (porque no tiene nada que ver con la realidad): parten de unos agentes que prefieren menos inflación y más paro que al contrario, o cuya consistencia queda definida de la siguiente forma: un consumidor impaciente que se pusiera a endeudarse para consumir más en el presente, pero que a la vez trabajara más ahora para ganar más dinero, sería "inconsistente", porque desear más consumo se deciden como también desear más tiempo de odio para disfrutar de los bienes obtenidos con el endeudamiento...

Tomo estos ejemplos de un post de Simon Wren-Lewis sobre el tema de la dichosa microfundation. El post y los comentarios son muy jugosos; de uno de ellos, de Robert, saco la idea de la Biblia como modelo económico predictivo... Dice lo siguiente:
Certainly a micro founded model could be much better at forecasting. In fact they give terrible forecasts. This was not expected by those who started developing such models. The idea that a model which does not fit the data can be useful for policy analysis has no possible philosophical basis. It is what one would expect from supporters of a completely failed research program. For example, fundamentalist Christians say that the assumption that the bible is inerrant is useful for policy analysis. They respond to the inconsistencies between the bible and the evidence by saying the world works in mysterious ways. I think their approach to reasoning about the world is indistinguishable from say Prescott's. If there is any meaningful difference, I would like to know what it is.
No sé mucho de los modelos DSGE por dentro. Sólo me escandalizan sus conclusiones. Dicen que hay modelos de esta clase que introducen unas definiciones de partida realistas, y que en ellos cabría una política económica Keynesiana. Sospecho que entonces se trata de un problema de apriorismo, exactamente el problema de que adolece el austerismo. Sea cuales sean los resultados, si la realidad no responde al modelo, peor para la realidad.
Pero entonces, ¿a qué está larga circunvalación de 4 décadas, al cabo de la cual muchas de las presicciones de estos modelos han fallado estrepitosamente? Un de la más graves debilidades de estos modelos es que preconizan la consistencia de los planes racionales de los sujetos, es decir, que no sólo son planes racionales, sino que además nunca entran en colisión unos con otros. Una contracción de la inversión no tiene por qué cambiar el nivel de empleo a largo plazo, es decir: los consumidores y los acredores (sí, hay acredores y deudores), cambiarán sus expectativas para coordinar las con el cambio de las decisiones se los inversores. No hay efectos vía cantidades más que a corto plazo.

De estas asunciones se llega a la conclusión que la inflación es más grave que el paro, y que éste desaparecería si los salarios fueran flexibles, al menos a largo plazo (neokeynesianos). Otra: que la crisis financiera no ha sido la causa, sino al revés, la consecuencias de la recesión provocada por la pasividad de la FED (Scott Sumner), y otras chorradas más graves aún, como las que dicen los austéricos tipo Rallo (que por cierto, debería de leer un poco de literatura sobre DSGE, para que comprendiera las consecuencias de subirse al globo e hincharlo de gas, dejando que se aleje más y más de la tierra..).

¿Son por lo tanto inconsistentes las recomendaciones de Blanchard de que había que aumentar el objetivo de inflación por encima del 2% para acabar antes con el problema de la deuda? Creo que los efectos de la deuda no están modelizado con el rigor debido a estos modelos. Así, que desde luego: sería inconsistente y además incumpliría la sacrosanta "Crítica de Lucas" (como demuestra Simon W-L, que no es más que opinión caso especial de inconsistencia).

Pablo Iglesias, líder de Podemos

 Ayer veo la entrevista de Ristro Mejido a Pablo Iglesias, líder de podemos. Intento descubrir como un tío que propone como modelo el bolivarismo chavista, puede subir todos los días en las encuestas.
Le da igual. Ristro se lo pregunta enfáticamente, "pero cómo puedes decir que un país sin seguridad ciudadana, no sé cuantos muertos al día, con no sé cuantos parados, una inflación del 50% anual... 
Le da igual. Dice que esos países  son un "modelo nuevo de soberanismo", y se queda tan pancho.
Es decir, que para España propone el modelo Bolivia y el modelo Venezuela, que es como incitarnos a vestirnos todos de lagarteranas. Por parte parte dice que quiere convertir a España en punta de lanza de la innovación. 
No le importan un bledo las contradicciones. Ha lanzado un producto que funciona, que vende. Y no es sólo el rencor acumulado de sus votantes. Su producto tiene atractivo, que no viene de la lógica o del rigor: tiene un plus que ha calado en diversos segmentos sociales, y no sólo y principalmente de los "descamisados". Su lanzamiento televisado ha calado en gente sin problemas económicos, pero por algún misterio quieren jugárselos a la ruleta rusa votando a Podemos. 
En un momento de la entrevista juguetea con la idea de que la responsabilidad le pesa y que está pensando en dejarlo. Puro Teatro: él es la pieza principal del producto, y lo sabe. Le gustaría vender ideas, pero tiene que vender un todo, y lo menos importante son las ideas. Me recuerda lejanamente al primer Felipe González, el que vendía cosas escalofriantes antes de llegar al gobierno. El que quería meter a España en el movimiento de países no alineados, permanecer fuera de la OTAN (luego tuvo que hacer viguerías para rectificar)... El mismo Adolfo Suárez tenía esas inclinaciones. Lo que demuestra que en España la ideas importan un bledo. 
Pablo Iglesias tiene un gran potencial. Lo que no sabemos es, si se aproximara al poder, y si lo hace, si moderará su discurso, se convertirá en un "Estadista", como Felipe González. De momento es un peligro para la democracia, porque es el más inteligente de su grupo, y los que le rodean le fuerzan a tomar posiciones utópicas y amenazantes. Si se retirara, se diluirían en un charco. 
¿Podrá este nuevo producto comerse al viejo producto del PSOE, de Pedro Sánchez, que suena a rancio incluso antes de empezar a limpiar la ranciadas de su partido? 
Aquí hay muchas cosas en juego, pero una de verdad decisiva: las siglas del PSOE. Si Pablo consiguiera meter un caballo de Troya y hacerse con esas siglas... 

domingo, 12 de octubre de 2014

De la deuda privada a la pública

Como se puede comprobar en el cuadro de abajo, la deuda privada es en general mucho más alta que la pública en los países desarrollados (DM).

Sin embargo la deuda sobre la que se hace caer la culpa de la crisis y el estancamiento es la deuda pública.

Si nos fijamos en los países del sur de Europa, los que peor lo han pasado y lo siguen pasando, tenemos el siguiente cuadro:

% de PIBN

Deuda pública Deuda privada

Irlanda. 124 318

Francia. 91 161

España. 94 206

Portugal. 129 250

Italia 133 125

Grecia. 175 129

Comparemos estas cifras con dos países no Euro:
 
EEUU. 105       160

RU.       90        186

Es decir, observamos lo mismo. Pero en estos dos países, la deuda privada ha seguido una trayectoria  a la baja. 

La obsesión con la deuda pública es malsana, porque la deuda pública es un peso mucho menor para la economía que la deuda privada. Demostración: la fuente del crecimiento productivo es el sector privado, el único que ha de vender su mercancía por un precio, que luego se convierte en fuente de ingresos para las empresas, trabajadores, y la Administración vía impuestos.

Lo que impide el crecimiento del PIB es la deuda privada, pues son los sectores productivos, trabajadores y empresarios, los que han de dedicar una parte de sus ingresos a devolverla.

Lo que vemos en el cuadro es que hay países con una deuda sobre PIB (es decir, sobre ingresos totales) dos veces o incluso dos veces y media más grandes que la deuda pública.

España tiene una deuda privada más de doble de grande que la deuda pública.

Ahora veamos como se han generado estas deudas siguiendo el caso de España. En 2008, España era felicitada porque tenía la deuda pública más pequeña de Europa y una de las más pequeñas de mundo: 37% de PIB. Era felicitada efusivamente por todo el mundo. Seis años después, tiene una deuda/PIB de 100% que se ha multiplicado casi por tres. Un cambio tan dramático se debe a la caída se los ingresos fiscales y al aumento del gasto debidos ambos a la crisis y al aumento de las necesidades sociales.

En vez de programar una vuelta a cifras normales en un plazo largo, hasta que la economía se recuperara, se decidió enérgicamente lo contrario: que el mal era la deuda pública y que debería ser reducida inmediatamente.pr ellos e dictamino una reducción de gasto y un aumento de los impuestos.

Esto ha sido letal para la economía privada, que es quien paga los impuestos. Esta se ha visto aplastada primero por la crisis: caída de los ingresos y aumento del paro. Luego por el aumento de la presión fiscal: menos renta disponible: luego por la caída del gasto público: caída de ingresos sociales. A ello se ha de añadir la caída de la inflación por debajo de lo esperado.

Mientras la deuda públicas se controlaban, pero malamente, porque los ingresos fiscales no aumentaban pese al aumento de la presión fiscal, las deudas privadas no podían devolverse, lo que contraía a su vez las rentas de los acreedores: el desapalancamiento se estancaba.

Lo que se necesita en un caso así es: un estado que se financia a bajo coste para apoyar y suplantar al sector público mientras éste devuelve su deuda. Para ello es necesario un banco central que compre el exceso de deua pública en el mercado, para que su tipo de interés se mantenga bajo. Mientras la inflación sea muy baja, no hay ningún problema: el tipo de interés nominal será positivo, y de lo que se trata es bajarlo lo más posible.

En suma, sería más sano que el sector público absorbiera más deuda privada, que el banco central comprara la deuda pública sin preocuparse por la inflación (que no existe), y que el sector privado se viera estimulado cuanto antes a invertir y producir y crear empleo.

Lo que ha hecho EEUU, en donde la deuda pública ha aumentado mientras la privada disminuía.


Pero antes que nada hay que admitir que los agentes económicos no tienen muchas luces, que se equivocan al predecir el futuro, y que contraen deudas con información asimétrica respecto a los acreedores. Lo cual dista mucho de ser una realidad: la mayoría de los modelos siguen basados en la clarividencia de los agentes. 

 

Del malestar a la revolución

Recomiendo encarecidamente la lectura del artículo de PJ Ramírez hoy, en El Mundo. Es curioso porque es traducción del francés de su conferencia de presentación ante la edición de su libro sobre la Revolución Francesa: quizás por eso el texto sea mucho más terso y directo, sin tantos meandros habituales en el autor. Esclarece algunas claves del porqué en tiempos atribulados se hace fácilmente con el poder el grupo más audaz un sin escrúpulos. 
No estoy de acuerdo con su tesis principal: que las revoluciones la traen las deudas públicas. Las deudas pagables no traen la revolución. Japón tiene la deuda más alta del mundo, y no hay revolución ni visos de haberla.  Como se ve en las columnas F G del cuadro de abajo, las deudas importantes son las privadas, las que realmente impiden que se pongan en marcha el engranaje económico. 
Lo que trae la revolución es la miseria y la desesperanza debida a la inanidad de las autoridades. Lo que trajo la revolución a Europa en los años treinta fue el duro castigo impuesto a las potencias perdedoras de la segunda guerra mundial, la deuda privada, la presión fiscal sobre una economía hundida...que inevitablemente abocaba al estallido social. Si el estallido lo lideró Hitler, fue porque supo ser más hábil e inescrupuloso para hacerse con el poder. 
Aún así, pese esa tesis errónea a la que se dirige PJ Ramírez, imbuido de aire general que se respira aquí, el artículo es recomendable. 
Aunque debe leerse completo, destaco algunos párrafos:
"Mi libro demuestra que hasta que en abril de 1793 las secciones más radicales de París elaboraron la lista de 22 diputados moderados que debían ser expulsados de la Convención por no votar de acuerdo con los deseos «del pueblo», nadie denominaba girondinos sino a los diputados de la Gironde. Fue el hecho de que 4 de los 22 tuvieran ese origen lo que permitió marcar con el mismo hierro a los demás.
Lo que planteo no es una mera cuestión semántica. Los jacobinos controlaban una maquinaria propia de un moderno partido político. Tenían una sede central -la de la rue Saint-Honoré- con delegaciones en todas las ciudades importantes. Tenían un grupo parlamentario: la Montaña. Tenían un líder: Robespierre. Tenían una administración afín: la de la Comuna de París. Incluso una fuerza armada: la guardia nacional de las secciones revolucionarias.
Enfrente no existía nada equivalente. Sólo un archipiélago de personalidades que habían votado de manera diferente ante la cuestión clave de la muerte del Rey, que en algunos casos ni siquiera se relacionaban entre sí y cuyo único denominador común era oponerse a las pretensiones de los jacobinos de monopolizar la Revolución. No es cierto como pretende Soboul que «la Montaña se había definido poco a poco por oposición a la Gironda», sino más bien que la Montaña -autodefinida ya desde la Asamblea Legislativa- había inventado a la Gironda para tener un enemigo al que oponerse, un chivo expiatorio contra el que canalizar las frustraciones colectivas y un traidor imaginario al que destruir. Una coartada en suma para hacer una demostración de fuerza que le permitiera someter a la mayoría desorganizada de la Convención; al principio por el temor, después por el Terror.
 ...Por eso lo que se vivió aquel primer domingo de junio en París no fue una «jornada revolucionaria» más -hay historiadores que todo lo blanquean con este eufemismo- sino un auténtico golpe de Estado, pues fue desde dentro de la estructura del Estado -la Comuna y el Departamento de París, la propia Convención- desde donde se fraguó la sublevación que convirtió a la mayoría en esclava de la minoría.
Es el modelo que copiaron los bolcheviques y que durante dos siglos han venido reproduciendo militares golpistas en todo el mundo. Sus coartadas también se parecen a las de 1793 pues siempre hay un enemigo exterior que amenaza las fronteras, siempre hay traidores como Dumouriez, siempre hay condiciones de pobreza como las que soportaban los sans culottes, siempre hay gobiernos incompetentes capaces de locuras como la incontinente impresión de los asignados, siempre hay personajes que necesitan radicalizarse para tapar su corrupción como ocurría con Danton, siempre hay apóstoles de la violencia como Marat y fanáticos de la virtud como Robespierre.
 Ahora que se publica esta edición francesa, la tercera fuerza política en intención de voto en mi país, Podemos, justifica la utilidad histórica de la guillotina, ensalza a Robespierre y Marat y propone medidas económicas similares a las que sirvieron a los jacobinos para cavar su propia tumba. Su líder Pablo Iglesias participa en los programas de televisión rodeado de la misma mística que acompañaba las apariciones del Incorruptible en el club de la calle Saint-Honoré. En lugar de una peluca empolvada exhibe una larga coleta y una cuidada barba que impactan especialmente en el electorado femenino. Habla sin levantar la voz pero actúa, como el diputado de Arras, como si estuviera subido sobre un púlpito.
...No deja de ser significativo que mientras en Francia el descontento se canaliza a través del Frente Nacional en España suceda a través de Podemos. De nuevo en la Historia la extrema derecha confluye con la extrema izquierda en la enmienda a la totalidad al sistema. Ambas se alimentan de la corrupción de la casta dominante y ahí está como último ejemplo el escándalo de las tarjetas de crédito opacas que casi cien altos cargos utilizaban en un banco salvado con dinero público como Caja Madrid. Su descubrimiento ha causado a los españoles la misma indignación que causó a los franceses el descubrimiento del libro de tapas rojas en el que Luis XVI apuntaba las asignaciones secretas a sus cortesanos."