"How can I know what I think until I read what I write?" – Henry James


There are a few lone voices willing to utter heresy. I am an avid follower of Ilusion Monetaria, a blog by ex-Bank of Spain economist (and monetarist) Miguel Navascues here.
Dr Navascues calls a spade a spade. He exhorts Spain to break free of EMU oppression immediately. (Ambrose Evans-Pritchard)

miércoles, 20 de marzo de 2019

Inaceptable negación del holocausto en VOX

Fernando Paz, número 1 en las listas de VOX por Albacete. Es historiador. Historiador que pertenece a un partido neonazi, A.N., para más señas. 
Pues este señor niega -es negacionista -, el holocausto judío. Esto es tremendamente revelador de lo que se cuece en verdad en VOX, partido que llevaba hasta ahora una carrera ascendente, pero que espero que esta noticia le ponga en su sitio de la historia de la infamia. 
Según F. Paz, y supongo que según sus compañeros de AN, no hubo holocausto judío, sino unas muertes masivas por las condiciones insalubres de los campos de concentración. El exterminio de los judíos en las tierras conquistadas por los nazis en el Este de Europa (descritas ya por Hitler en su Mein Kampf como zonas de expansión vital para los alemanes), fueron las poblaciones locales las que mataron a los judíos. Inadmisible.
Oigamos en sus propias palabras su posición:

Yo sí creo en el holocausto, creo que hubo una persecución generalizada y masiva de los judíos, fundamentalmente, en el este de Europa. Sí creo que se llevó a cabo y se llevó a cabo en primer lugar por las poblaciones locales que eran muy fuertemente antisemitas desde hace muchos siglos, también de las tropas alemanas por motivos militares. (...) Y también que la mayor parte de los judíos asesinados lo fueron con armas de fuego (..) En cuanto a la aparición masiva de cadáveres en la zona occidental, en muchísimos casos, se debieron al estado absolutamente caótico, a la falta de alimentación, a la extensión del tifus por todas partes, que afectó a todos, a la población alemana también, pero fundamentalmente a aquella población que se hacinaba en condiciones infrahumanas en los campos de concentración. (sic)

Moralmente repugnante. Históricamente aberrante. Las pruebas del Holocausto son irrefutables, aunque la evidencia, desgraciadamente, siempre se puede retorcer y darle la vuelta. 
Todo esto lo digo para aviso de navegantes despistados que se han creído que VOX no era un partido fascista, como había conseguido ocultar a la vista. 

lunes, 18 de marzo de 2019

Echenique y los militares

Ese ser impresentable que es Echenique, no ha tardado en afirmar, sin saber lo que dice, que los militares captados por VOX para sus listas al Congreso son golpistas. 

ᴘᴀʙʟᴏ ᴇᴄʜᴇɴɪQᴜᴇ 🇪🇸 (@pnique)
El 23-F entraron al Congreso disparando. El 28-A quieren entrar votando. Se dejarán la pistola en casa, pero es lo mismo. publico.es/espana/eleccio…

Me indigna esta forma de razonar de estos sujetos que no tendrían la mínima objeción a la desaparición de España - pese a lo que le debe particularmente este sujeto argentino, como todos sabemos. 
No todo lo militar es golpista. Es más, estoy seguro que si los hay, son una minoría. 
Concretamente, de Agustín Rosety y Fernández De Castro, a quien conozco desde hace muchos años y me honro en ser amigo suyo, puedo decir rotundamente que no es ni franquista ni golpista. Es de una fidelidad extrema a la Constitución y al papel que ésta concede al ejército. ¡Cuantas tardes no nos hemos lamentado juntos del peligro cada vez más grande en que está la Constitución, por gentuza como ésta! 
Aparte de eso, Agustín es una enciclopedia de conocimientos (no solo militares), y da gusto escucharle cuando habla, por ejemplo, de historia, o de derecho, pues es también abogado. No en balde fue profesor de historia y tiene un amplio currículum que le avala. Durante el gobierno del PSOE de Felipe González, no tuvo ningún inconveniente en colaborar co él. Estoy seguro que su aportación en las filas de VOX será notable. Es un acierto de este partido haberle captado. Y estoy segurísimo que si ha aceptado es por su gran amor a España. Algo que se echa en falta en los demás partidillos concurrentes, que sólo piensan en las prebendas a obtener. 
El juego político permite la mentira, moneda corriente en las elecciones, situación en la que por desgracia, casi siempre estamos en España, que se ha convertido en un gigantesco y continuo campeonato electoral donde no hay día que no se diga algo con carga electoral y sin ninguna profundidad. Incluso cuando dicen que gobiernan, están ya pensado en la siguiente cita electoral. 
Así que, Echenique, tú sí que eres un peligro golpista cuando negocias con Torra y Otegui, golpista en ejercicio. Tienes, tenéis, una mentalidad sucia en la que no cabe ni un ápice de verdad, porque la verdad os hundiría o os haría explosionar a ti y a todos vosotros. 

sábado, 16 de marzo de 2019

Escándalo. Stalin en España, otra vez

No concibo cosa más escandalosa que el proyecto de un “ministerio de la verdad”, con noventa policías, que se dedicará a contraversionar las noticias falsas contra el gobierno. La encargada de esas contraversiones será Ana Pastor, reconocida periodista de izquierdas poseedora de la verdad verdadera. Si Churchill levantara la cabeza diría eso de las seis de la mañana y el lechero, porque en España puede ser que el que llame a la puerta dentro de poco sea el “ministerio de la verdad”. ¿Y que diría el gran autor de “1984”, George Orwell, si no es destacar el estremecimiento que produce este avance hacia el Gran Hermano stalinista? 

Sin embargo, no he visto grandes comentarios a este desvarío, este atentado a la sagrada Libertad de opinión, este apoderamiento de las mentes, que es lo que es en realidad. No sólo no vamos a tener liberar de palabra, sino además de pensamiento. Nos genérenos a nosotros mismos al pensar determinadas cosas. De eso se trata. 

Enhorabuena, España, vas derecha al despeñadero. ¿Y Europa? No, gracias, no nos compete. Nos compete tener y meter miedo a Vox, que no creo que se atreviera a tamaño dislate.

miércoles, 13 de marzo de 2019

En suma:

Alvise Pérez (@Alvisepf)
Los hombres no asesinamos.
Asesinan los asesinos.

Los hombres no maltratamos.
Maltratan los maltratadores.

Los hombres no violamos.
Violan los violadores.

Definir a 18 millones de hombres adultos en España, por el 0,0000064% de hombres que asesinan a una mujer NO es igualdad.

Descarga la aplicación de Twitter

domingo, 10 de marzo de 2019

El torpe de Trump

El torpe Trump quería aumentar la dosis de crecimiento provocando un déficit público, a la vez que pretendía controlar el saldo exterior a base de tarifas arancelarias.
Tiro por la culata, como se puede ver en estos dos gráficos sugeridos por Paul Krugman.




Ahora en serio, ¿Se puede ser más inútil?
EEUU va a tener que ajustar esos déficits tarde o temprano, lo que va a exigir políticas recesivas, Justo lo contrario del objetivo. Ergo, no se puede contrarrestar los excesos de la demanda interna con tarifas arancelarias. Los demás países contraatacan, y suben tarifas. El déficit sigue a la demanda interior. 
Sí, tienes razón si lo estás pensando: Trump se parece a Sánchez.

viernes, 8 de marzo de 2019

Feminismo descarriado

Lo peor del feminismo actual es que mezcla las churras con las merinas, es decir, la reivindicación social con la de género. Que la mujer quiera igualdad con el hombre es justo. Lo que otra cosa es que lo que reivindica la mujer ahora es tener más derechos que el hombre, como si hubiera una venganza histórica que ganar. En fin, en la época del Imperio español no había igualdad, pero eso no es razón para reivindicar hoy una venganza contra eso. La reivindicación de género llevaría a una reivindicación permanente desde el momento que el hombre se considere culpable de todo, incluso de la historia. Una lucha contra natura, como todo lo que tiene que ver con el comunismo. 
Así, ahora resulta que es mejor un hombre gay que un hetero, sistemáticamente, sin atender a otros criterios, aberración que se deriva de una moda ideológica vehiculada por los partidos de izquierda - aunque parece ser que también por Ciudadanos, ciertamente un partido desnortado que no sabe ya cuál es su sitio. 
En el fondo el feminismo que hoy se manifiesta es neocomunista, pues no quiere atenerse a la lógica de hierro de la economía. De la misma manera que no se pueden igualar todos los ingresos, es aberrante que se quieran igualar las rentas de hombres y mujeres por razones de sexo. Cada cual, hombre o mujer, aporta al valor de la producción su propia cuota, que no depende de su sexo. Habrá mujeres merecedoras de un salario mayor que otros hombres, pero no por su sexo. 
Toda esta desorientación que vivimos es fruto de la crisis, como en los años treinta aparecieron movimientos que trastocaron peligrosamente los valores sociales, adhiriéndose unos a la izquierda y otros a la derecha, promoviendo la polarización que acabó en la guerra. 
Tampoco tranquiliza que algunas de las mujeres líderes de este movimiento sean miembros del gobierno, pues pocas veces se han visto tan pocas luces en tales ejemplares, gracias a una selección a la inversa intencionada por un presidente cabeza hueca que no quiere que nadie le haga sombra, hombre o mujer. Ser miembro de este gobierno a mí me haría sospechar de mí mismo, como diría Groucho Marx, supongo que hoy considerado un machista asqueroso, como la gran mayoría de genios del pasado. Habrá que borrarlos y bajarlos del pedestal en el que se colocaron, no vaya a ser que... en fin, que esto no puede acabar bien.
Una de las consecuencias de este feminismo “a por todas” es que no prioriza los objetivos. Sin embargo, una mujer no puede ser alta ejecutiva, tener hijos, cuidarse el body y triunfar en todas las facetas. Ellas dirán que para eso está el marido, pero el problema es que el marido tendrá el mismo problema. El resultado es una pareja disuncional, destinada a la ruptura, inevitablemente. Pero los hijos no son cosas intercambiables que no sufren este tipo de situaciones, cosa que se quiere paliar con psicólogos y otras gaitas. Ésos no pueden hacer nada con el odio descomunal que se genera en estas situaciones de conflicto. Además, dado el sesgo de las leyes, suele sufrir más el hombre que la mujer. En todo caso no se puede hablar de imparcialidad absoluta. Un atentado contra la célula base que es la familia, desgraciadamente menospreciada por estas marxistas anarcoides. Al menos los hippies querían parasitar la sociedad, no transformarla de arriba abajo. 
Deberíamos empezar por reconocer que hombre y mujer tenemos sensibilidades diferentes, y éstas no pueden ser reducidas a cero por mucho que se empeñen en hacer legislaciones para ello. Tan infeliz Piedad este un hombre reprimido en su masculinidad como una mujer en su feminidad, lo cual no han tenido en cuenta. Sí, las propias feministas pueden hacer infeliz a la mujer intentando convertirla en un concepto falso. Aquí sólo puedo redimirnos la libertad individual (mi única creencia), que cada cual elija su camino según su naturaleza. 
Así que no tengo más remedio que declararme, ante el tamaño desvarío de estas hembras, en machista irredento en defensa propia. 

sábado, 2 de marzo de 2019

Signos de decrepitud

Todos los días, en la prensa, signos de la deriva de España, fuera de control.
Hoy, en el ABC  nos informan que a éste inclasificable doctor Sánchez se le ha ocurrido obligar a incluir en el correo oficial diplomático un emblema en honor de la bandera republicana 




¿Exilio republicano? Que quiere decir esto, cuando los últimos repúblicanos exiliados regresaron a la muerte de Franco? Es claro que éste no ha entendido nada de la Transición. En fin, que por medio mundo va a circular la bandera española junto a ésta horterada sanchista. 
Otra más grave, si cabe. En Valencia, “el VAR llegado a los colegios valencianos”: los padres tendrán derecho a pedir revisión de exámenes de sus hijos. Mayor majadería y ataque a la ya deplorable calidad de la enseñanza, poniendo en cuestión la autoridad magistral de los profesores, dejándoles como “valets de chambre” de una jauría de padres deseosos de que sus hijos aprueben y mejoren la nota, es apoteósica. ¿No se puede hacer nada desde el gobierno central? No. La Ley es tan ambigua como para que quepa el despropósito. 
¿Se podrá corregir después? Lo que toquen las CCAA, que no lo retoque ni Dios. ¿Y por qué no ponen la nota directamente los padres, y así se evita el sofocón para el profesional de humillarse ante la horda? 
España está muy mal, por las señales continuas de derrumbe que recibimos. Lo triste es que no se vislumbra una voluntad de corregir estos despropósitos, que afectan a puntos esenciales de nuestra convivencia, a nuestro futuro, a nuestro puesto en el mundo. Pero ¿qué más da? 

viernes, 1 de marzo de 2019

Mientras la Euro zona recesiona, Reino Unido se consolida gracias a una brillante gestión económica

Con el encono que existe aquí periodísticamente contra el Brexit, se tiene la imagen de que Reino Unido se va a estrellar contra los acantilados. Pero hoy por hoy, la realidad es que la economía británica está muy saludable, creciendo moderadamente, pero mientras Europa se estanca, 




Con una inflación moderada pero positiva, en torno al 2%, mientras la de Europa es francamente birriosa (un 1% es demasiado poco), y con una tasa de paro francamente brillante frente a los países Euro:



Reino Unido ha hecho un esfuerzo estructural para reformar las pensiones y no sean una carga ominosa en el futuro - al revés que la mayoría de los países del Euro - mediante la implicación de los tres pilares - Estado, Empresa , trabajador - en la financiación de la “mochila” que luego el empleado se lleva consigo cuando cae en el paro o cambia de empresa. Funciona y los trabajadores están convencidos de que cobrarán su pensión, cosa que antes no lo estaban.
¿Cuáles son las ventajas que, pese al Brexit permiten a Reino Unido estar boyante mientras los indicadores europeos señalan cada vez con más insistencia recesión? 
Como se ve en el gráfico siguiente, y como no quieren reconocer los anti británicos (los García & Valderramas de este foro), Reino Unido no cometió el error de meterse en el euro, lo que le ha permitido mantener una competitividad saludable frente a Europa, cómo se ve en el gráfico de abajo.



Lo cual no ha impedido, por otra parte, que RU sea una zona atractiva para las inversiones extranjeras, o precisamente por la visión de que con Brexit duro o blando, gracias a un tipo de cambio libre y una política monetaria centrada en los precios internos, será un país interesante para instalar factorías exportadoras en él. A esto no es ajeno que las cuentas públicas se RU son equilibradas, habiendo cerrado con superávit. 
Como nos explica Niam Halligan

El fondo de riqueza soberana de Noruega de $ 1 billón (£ 753 mil millones), entre los inversores más respetados del mundo, acaba de confirmar que aumentará sus tenencias en el Reino Unido.
"Con el tiempo, nuestra asignación en el Reino Unido aumentará", dijo Yngve Slyngstad, CEO del Fondo Noruego.
"Con nuestros más de 30 años de horizonte temporal, las discusiones políticas actuales no cambian nuestra opinión", agregó, reafirmando su compromiso con Gran Bretaña incluso en el caso de un Brexit "sin acuerdo".

En los países Euro, como sabemos, el tipo de cambio medio no es nunca el óptimo para el conjunto, por mucho que nos empeñemos en creer que el euro es un titán invencible. Por eso, desde la crisis, la tasa de crecimiento ha sido tan pobre, tras la cual viene otra recesión, mientras algunos países como Italia se asfixian desde hace años, con unas recetas provenientes de Europa inasumibles, recesivas.
Ciertamente, una tasa de paro del 5%, que ya querríamos nosotros, brilla frente al 8% del Euro, a lo que no es ajeno la Libertad cambiará, mal que les pese a los Garicanos  & cia, que son demasiado europeistas. Demasiado dogmáticos, en mi opinión. 
Es decir, que el Gobierno de Su High Majesty está haciendo una gestión brillante, en todos los aspectos, de la economía, mientras los demás hablamos del Brexit como de una calamidad insuperable. Deberíamos despertar y darnos cuenta que el Brexit va a ser igual o más duro para nosotros, empezando con Alemania, que no sabe como hacer frente al parón de sus exportaciones a RU. 
Españ, mientras tanto, despertará el día 28 con un nuevo gobierno que seguramente no tendrá fuerzas, aunque quiera, para resolver los problemas dantescos que nos acucian: separatismo, deuda pública, pensiones... no sólo eso, sino que el Presidente en funciones va a lanzar una tralla de decretos de pesadilla que los aumentarán. Pero compadezcámonos de RU y su Brexit, que nos consuela mucho.

miércoles, 27 de febrero de 2019

Problemas de largo plazo de la economía española

En “Problemas económicos de fondo”, Manuel Lagares nos explica pedagógicamente cuáles son los problemas económicos que arrastra España, los que impiden que nos acerquemos al nivel de bienestar de las economías más avanzadas, y que siempre serán un lastre mientras no se solventen. Viene a decir que la economía española ha crecido brillantemente gracias a que el gobierno anterior hizo un parte de reforma del mercado laboral, a la que habría que añadir una innegable política expansiva de deuda con unos bajísimos tipos de interés. Eso permitió un gasto público adicional de 200 mm al año financiado muy barato, lo que indudablemente ha traído un plus de demanda y crecimiento. 
Esto se va acabando poco a poco, los tipos de interés suben, y cada vez se hacen más presentes los problemas de fondo, cuya enumeración hace Lagares exhaustivamente. La sola enumeración nos invita a reflexionar no solo sobre lo poco se ha hecho desde la Transición, sino también sobre el retroceso evidente en algunos campos, como la fragmentación del mercado español en 17 mercados cada uno con sus normas, lo que es una aberración que nos retrotrae a la Edad Media, cuando había cientos fronteras y tasas que pagar cada vez que se traspasaba una. O, como leemos en otro artículo, que el aumento desmesurado de las pensiones ha llevado a la máxima pensión a un exceso sobre el máximo salario de 175 euros, a todas luces aberrante. Un indicio de la falta de capacidad, o de la mala voluntad del gobierno de frenar a los grupos de presión que le vienen bien para la demagogia. 
Recomiendo la lectura del artículo de Lagares porque es muy completo. 
Son los problemas de siempre, que perdurarán probablemente porque no se divisa un gobierno fuerte y deseoso de arreglarlos. Al gobierno débil que salga de las elecciones, debilitado además por la fragmentación que saldrá de las elecciones regionales posteriores, no le dejarán tocar ni uno solo de éstos temas. 

martes, 26 de febrero de 2019

El nuevo patriotismo, según Garicano

Curioso como quiere definir lo que debería ser, según él, el “nuevo patriotismo”, Luis Garicano (ministro de economía ni pectore) en su nuevo libro. La noticia viene en un artículo de García Domínguez, muy acertado. 


Según éste neo-patriota, 

El nuevo patriotismo debe estar fundado en el orgullo de una sociedad exitosa que aspira a construir juntos una sociedad más justa y adherirse a un Estado que quiere y es capaz de avanzar en la resolución de los problemas del conjunto de los ciudadanos dentro de una constitución que cree un marco común para nuestras vidas. Las historias de Cosentino [sic], Actiu [?] y otras tantas empresas españolas nos apuntan hacia dónde debe orientarse este nuevo patriotismo. No se trata de una narrativa grandiosa de los grandes logros de la reconquista contra el invasor musulmán o de la gloriosa[en cursivas en el original] conquista de América.

Es un arriesgado salto de la garrocha la que ejecuta aquí el señor Garicano, pues propone ni más ni menos que nos olvidemos de la historia de España, empecemos de cero, y seamos patriotas de crecimiento, y el bienestar economico. 
Esto no funciona así en ningún país del mundo, como explica muy bien Garcia Domínguez,

Alguien sería capaz de siquiera imaginar a un dirigente de alguno de los principales partidos políticos de Francia, la Francia de su muy admirado Macron, poniendo por escrito que el patriotismo francés tiene que olvidarse de la historia y de las grandes gestas nacionales de Francia, ya que el pasado compartido no tiene ninguna importancia a la hora de crear vínculos y sentimientos comunes de pertenencia dentro de una comunidad nacional? ¿Alguien se imagina a su muy amado Macron poniendo por escrito que todos los grandes logros históricos de Francia son poco menos que bagatelas despreciables, literatura inútil, y que lo único importante a fin de lograr que los franceses se sientan vinculados espiritualmente a la patria es que el consejo de administración de los supermercados Carrefour logre que la cotización de sus acciones en la Bolsa de París suba más de un 20% durante cada ejercicio fiscal? ¿Alguien concibe la estampa plástica de Theresa May dirigiéndose a la Cámara de los Comunes para sentenciar que la narrativa grandiosa del pasado imperial del Reino Unido es un tedioso tostón plúmbeo y que lo en verdad importante para afianzar el sentimiento nacional de los habitantes del Reino Unido es que el dueño de Virgin gane mucho dinero? ¿Alguien cree posible ver a Donald Trump leyendo ante las cámaras de la televisión un folio donde asegure de su puño y letra que la historia gloriosa –entre comillas, claro– de los Estados Unidos le produce un tedio horrible y que prefiere que se olvide? Pues ese es Luis Garicano, el pensador de cabecera de Ciudadanos y candidato número uno del partido de Albert Rivera al Parlamento Europeo. Y encima se dice liberal.

Efectivamente, muy difícil lo que propone el tal Garicano, que roza aquí la imbecilidad más supina - en el sentido etimológico del término. Los griegos clásicos de Atenas eran unos tiranos con sus colonias, y sin embargo estaban orgullosos de su “Democracia”, que decían haber inventado. Desde luego eran poco demócratas y compasivos con las colonias que no querían estar esclavizadas y explotadas por ellos, por lo que las invadían y saqueaban a la menor señal de rebelión. Ídem con Francia, que no quiere recordar la matanza de 1870 que salvó la República, una matanza muy poco piadosa, como la noche de San Bartolomé, por cierto. 
Lo cual nos lleva al difuso concepto de patriotismo, que no tiene nada que ver con la objetividad, sino con la emoción de orgullo que despiertan los símbolos nacionales en los ciudadanos. Como decía Mitterrand, oír el himno y ver desplegarse la bandera de Francia cuando iba de visita a un país más o menos lejano, le hacía llorar de emoción. 
El patriotismo es un sentimiento sintético, del que emerge una idea positiva del propio país, pese a todas las fechorías que todos han hecho, pero que quedan ocultas bajo un manto con los colores nacionales. 
Es difícil que se pueda crear ex novo algo así de la tecnología, la productividad, etc. 
Garicano sería el perfecto ilustrado, pero no a la manera anglosajona, sino francesa: todo lo que no sea razón fría, debe ser eliminada. Por suerte o desgracia, es sencillamente imposible. Hay cosas buenas pero que no pueden convertirse en emociones fuertes. 
A todo esto, uno se pregunta si así Garicano quiere arreglar el problema catalán, porque ya le anticipo que sería un fracaso, que se pondría en clara desventaja frente al sentimiento fuerte de los secesionistas, por muy utópico que esa. Pero me temo que esa es su idea, acompañado en ella por Elisa de la Nuez y otros, que parecen rechazar la idea de “España en su historia” (Julián Marías), que demuestra que la historia de muestra que España se forjó más o menos igual que los demás países europeos, y que todos tuvimos nuestros puntos oscuros, como la Inquisición. Pero lo que no se puede hacer es calibrar  el pasado con los valores actuales, un error de bulto que parece mentira que cometa Garicano. 
Yo creo que este señor sabe de historia muy poco, y la historia no puede ser sustituida por la economía. La historia es un proceso, en cada etapa o generación o siglo con sus propios valores, irreversible, compleja y de muy difícil repetición. Ese pasado, querámoslo o no, forma parte del sentimiento patriótico.