"How can I know what I think until I read what I write?" – Henry James


There are a few lone voices willing to utter heresy. I am an avid follower of Ilusion Monetaria, a blog by ex-Bank of Spain economist (and monetarist) Miguel Navascues here.
Dr Navascues calls a spade a spade. He exhorts Spain to break free of EMU oppression immediately. (Ambrose Evans-Pritchard)

lunes, 22 de mayo de 2017

Ganó la izquierda del PSOE reprimida hasta ahora

Me equivoqué de pleno ayer. Ganó Pedro Sánchez. Si la división del PSOE significa algo, es la socialdemocracia de Susana frente a una gárrula izquierda que bordea el Podemismo... pero que ha ganado: Los sanchistas. Esa izquierda extrema ha estado siempre ahí, porque Felipe no pudo con ella. Se declaraban de Alfonso Guerra, pero éste hacía su papel de padre de "los descamisados", mientras controlaba el partido con mano de hierro... y dossiers. La clave que divide el PSOE es la palabra marxista, borrada por Felipe, pero conservada en muchos corazones de las familias pudientes (Bustelo, etc) y de la militancia de a pie. Pocos renunciaron a ella de corazón. Pocos aceptaron que fue clave para llegar al gobierno. Pocos se hicieron socialdemócratas, o simplemente demócratas: que izquierda y democracia no coinciden siempre y a veces son antagónicos. PSOE y Podemos, más arrimados que nunca. 
Y es lo que tenemos ahora - en eso no me equivoqué- un PP roto, y que se va a romper más, y un PSOE más cercano a Podemos y a la independencia de Cataluña. Pues que bien. Si el estado es básicamente el Rey, el Gobierno, el Parlamento, los jueces,  las CCAA, los ayuntamientos, tenemos un carajal. Todos ellos desgarrados por cuestiones partidistas, alejadas de los intereses ciudadanos. El rey, con parientes y amigos investigados o encarcelados (López Madrid). El Parlamento, con un agujero negro en medio que fagocita todo lo que se acerca a él. ¿Que me dicen de la inanidad de un tal Albert Rivera? Las CCAA, en realidad Comunidades de gasto sin control. Y Cataluña, una amenaza que no va a poder frenar Europa, más o menos hecha una braga rota como nosotros. Mariano, contento porque ha amarrado el presupuesto. Pero, ¿se cumplirá?
Una deuda disimulada y afeitada que puede que esté al 140% del PIB. Imaginen a Pedro Sánchez aliado a PI negociando con la UE una deuda que ha lanzado el consumo privado y público y es lo que nos tiene tan alegres... insostenible. 

domingo, 21 de mayo de 2017

¿El fin del PSOE?

Según la mayoría de las cabeceras nacionales, el PSOE se juega hoy la ruptura o la permanencia ( La permanencia en el Estancamiento, supongo). Yo creo que va a ganar Susana, probablemente, pero por muy escaso margen. Habrá mala leche a raudales, y Pedro no aceptará de buena gana el resultado. No descarto que se pidan recuentos. 
La ruptura no la veo fácil, por lo que atan esas siglas de tanto peso histórico; peso inmerecido, pero legendario. No creo que ningún  candidato renuncie a ese peso, pues sería caer en el vacío. Además, en España, cada vez que se ha intentado una escisión, se ha ido por la alcantarilla. Sólo en CDS de Suárez dio guerra en unas elecciones, pero luego desapareció. Parace como si los personalismos acentuados devoraran al nuevo partido, caso de UPyD, que no aguantó el suicidio político de su fundadora. 
En todo este periodo de lucha interna, no se ha oído una sola voz sensata. Ha sido una ristra consignas dichas a gritos, pero nada sobre una visión de España. España para estos señores, señora, no existe. Es lo de menos. Sin embargo, ¿no sería lo más importante en un partido político, que visión tienen del país que quieren gobernar? Vaciedades, memeces vergonzosas, como la discusión sobre el concepto de nación, O el programa cultural de Susana Díaz. 

"Vamos a ver, Pedro, "¿sabes lo que es una nación?". 
"Por supuesto". 
"¿Sí?, ¿qué es?". 
"Pues es un sentimiento que tiene muchísima ciudadanía, por ejemplo en Cataluña, por ejemplo en País Vasco, por razones culturales, históricas o lingüísticas".
Patxi López, como si fuera el profesor al que acaba de suspender a su alumno la lección, le replicó: "Mira, la nación es un término absolutamente moderno. No tiene ni 200 años. Y siempre ha habido dos corrientes históricas para definir una nación: una nación en términos jurídicos-políticos, que es la nación política que conlleva soberanía y, por tanto, la consecución de un Estado independiente y en la que estaremos radicalmente en contra los socialistas. Y es verdad, una nación en términos culturales que es el sentimiento de pertenencia a una lengua, a una historia, a una tradición… que no lleva la consecución de ningún Estado".
Extraido de Libertad Digital. 

 

En fin, Jefferson discutiendo con John Adams, mismamente. Por eso no me preocupa mucho lo que pase, quien gane. Si gana Pedro volverá a intentar una de sus locuras imposibles. Si gana Susana es remotamente posible que Pedro se vaya, pero no es ni diputado (renunció a su escaño por sugerencia de Patxi, hay que ser tonto). Se quedará a dar la brasa, lo que será una división interna paralizante. Pero de Susana sola no espero nada. En Andalucía no ha demostrado nada. Andalucía es una tierra subvencionada, recibe más que da. Ahí el arte tan alabado consiste en saber pedir, pero al resto de España. No tiene una idea clara de que haría con Cataluña, que, por cierto, sigue su marcha hacia la nada, o al descalabro, nosotros incluidos. (Ver el artículo en  Vozpopuli de Alejo Vidal Cuadras.)
Mal asunto un PSOE encogido, volcado al extremismo, sin estrategia nacional, y con poco peso. Tampoco es que C's sea un proyecto demás calado. Se ha especializado en el arte de complementar minorías, pero eso  o hace crecer. Necesitamos urgentemente otra ley electoral, más unipersonal, que haga recaer la responsabilidad en el diputado, no en el grupo parlamentario manipulado por el partido. 
Ad calendas griegas.
Necesitamos tantas cosas... La Transición se ha ido al carajo. El estado se ha ido al carajo. Ya nadie disimula la fusión indecente de jueces, políticos, y fuerzas y cuerpos de seguridad. ¿Por dónde de empieza una recomposición?

sábado, 20 de mayo de 2017

Va en serio: el programa cultural de Susana Díaz

Atención! Va en serio: el programa de cultura de Susana Díaz, posible descendiente de Rodrigo Díaz de Vivar.
Playas, mejores en Asia, pero vienen aquí, ergo es que aquí hay algo que no hay en Asia. (Inciso: los españoles también van a Asia, ergo hay algo allá que no hay aquí). 
El turismo de aventura también tiene un gran potencial en España... ¿más que dónde hay tigres, leones y elefantes, y cocodrilos? En fin, no sé.
 ¡Cómo no, hay que mejorar la Marca España! Yo por si acaso, leo todo los días el Marca. 
Por cierto, ¿por qué no han pensado en el gran potencial Del Real Madrid, Barcelona y el Atlético de Madrid celebrando un torneo todos los días, alternándose? ¡Vaya letrina que tienen por cabeza!
 
 

viernes, 19 de mayo de 2017

Derrumbe del Estado. Nada seguirá igual

En realidad somos todos los que escondemos la cabeza debajo del ala, o del alero de la casa, esperando que escampe. Pero a la velocidad que va esto, no escampará. La casa se nos caerá encima. Da la sensación de que las fuerzas demolición del Estado han tomado su propia dinámica, y nadie es capaz de pararlas. 
Lo de Cristina Cifuentes es un paso sin retorno. Que la única que podía salir en una foto con otros pocos limpios de corrupción, diga claramente que no le extrañaría que esto fuera "fuego amigo", bien alto y claro, es que obviamente es fuego amigo. 
Cifuentes está anonadada. Se esperaba formar parte de la selección del futuro. Era una esperanza. Pero demasiados jueces, demasiados policías que toman sus propias decisiones, UCOs, UDEFs, todo ello sin un control. Cristina borrada de la foto del futuro. En el comunismo soviético se borraban a los caídos en desgracia de las fotos anteriores, después de liquidarlos o mandarlos a Siberia. Era el de arriba, alguien tenía las riendas en la mano. Ahora, en cuanto se insinúan, "yo soy puro", la han jodido. Baneado de las fotos del futuro. 
Cuando el propio partido en el poder, tan corrupto que se tiran puñaladas unos a otros y nadie confía en nadie, cuando el principal partido de la oposición está jugando a un juego sin reglas del que saldrán todos quemados, cuando Cataluña dice que el 1 de octubre referéndum, y el 1 de enero independencia, sin que ningún grupo político o al menos un político con lo que hay que tener dice nada, da la sensación certera de que no hay estado o queda muy poco. 
En este enrarecido ambiente nadie se atreve a tomar una decisión propia. Le pasará por encima el turbión de barrizal maloliente. Como a Cifuentes.
No hay partidos, no hay jerarquía, no hay gobierno  - su propia Guardia Civil deriba a los suyos -, no hay jueces libres. Lo que hay es un potpurrí que nadie entiende. Errejón dice que hay que respetar a "las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado". Esto es lo que más miedo me da. Que ellos se froten las manos ante la descomposición que en su programa ellos no pensaban hacer mejor. 

jueves, 18 de mayo de 2017

Aznar, el liberal de hierro

Un interesante artículo de García Domínguez sobre Macron, con informaciones importantes. Por ejemplo, el hombre de máxima confianza de Macron será Pisani-Ferry, un euro escéptico que se manifiesta a través de su Instituto Bruegel, al que hemos citado aquí muchas veces. 
Pero lo más interesante del artículo de García Domínguez es "el cotilleo". Para verlo, nada mejor que leer el párrafo original. 

Así las cosas, al presidente Macron quizá se le pueda leer el pensamiento, pero a su genuina mano derecha (o izquierda) se le pueden leer los libros que ha escrito sobre la parálisis terminal de la Zona Euro, libros que además están traducidos al español y disponibles en cualquier librería. Por cierto, en El despertar de los demonios, interesantísimo ensayo dedicado a cómo salir de la crisis del euro, Pissani-Ferry señala por su nombre y apellido al dirigente europeo que, según él, sentó las bases del desastre del euro al empecinarse a toda costa, contra el criterio de Romano Prodi, presidente entonces del Gobierno italiano, en que su país entrase en la nueva moneda europea. Prodi propuso, al decir de Pisani, que ambos países pactasen un aplazamiento de su entrada en el euro, pero no hubo manera humana de convencer al otro, un tal José María Aznar López.

De manera que fue el fanático Aznar el que forzó la mano de Italia para que entrara en el euro, cosa que no quería su gobierno. Gracias a esa intervención "milagrosa", Italia está en una posición desesperada, en una verdadera depresión y con un PIB todavía muy por debajo del anterior a la de PRE crisis, de ahí que los italianos, ciudadanos más conscientes que los españoles, vayan a votar a partidos antisistema y anti euro, como el de Beppo Grillo, una bomba andante. Aznar, el liberal. 
Bueno, pues Macron sigue siendo un rayo de luz al final del túnel.
La entrada o no en el euro no fue pues, tan voluntaria. Las condiciones que se exigían eran pura cortina de humo para que entraran todos, pues no querían peces sueltos que pudieran devaluar su moneda ni tener política monetaria propia. El proyecto era grandioso, "marmóreo", y no se iba a quedar en un fiasco por culpa de cuatro golfos. Eso sí, ahora dicen que la culpa la tenemos nosotros por vagos y juerguistas. 

miércoles, 17 de mayo de 2017

HIPONA y Nación

HIPONA ha remitido un nuevo comentario sobre la idea de Nación. Lo transcribo aquí para su más fácil lectura. 

HIPONA ha dejado un nuevo comentario en su entrada "Otra vez el debate sobre la nación": 

Lo que dijo Patxi Nadie es que una cosa es la nación política y otra cosa es la nación cultural. Y que el psoe está a favor de la nación cultural (una nación sin soberanía), no de la nación política (que implica soberanía).

Esto de que la nación cultural sea una nación sin soberanía es algo muy socorrido que se han sacado nuestros políticos de la chistera para tratar de aplacar a los nacionalistas, igual que en su día trataron de aplacarlos con el concepto de nacionalidad.

Si buscáis en inglés el concepto de nación cultural, veréis que no es eso. Una nación cultural es una nación que se define a su misma por sus rasgos culturales. Como expliqué ayer, es la corriente dominante en la doctrina continenal, especialmente en Alemania, según la cuál la Nación es una entidad natural que tiene existencia propia y su propio espíritu.Un concepto de nación que bebe del pensamiento romántico y que llevó al totalitarismo.

Los anglosajones, por el contrario, partidarios del contractualismo, entienden que la Nación se basa en la voluntad de las personas que la integran de formar un proyecto político. A mí, personalmente, es el concepto de nación que más me convence y el único que considero compatible con nuestro sistema político, que es el liberalismo democrático.

Ambos tipos de nación, la cultural y la contractual, son soberanas. Por eso no tiene sentido lo que pretenden Patxi López y otros "intelectuales". La Nación Cultural no va a aplacar a los soberanistas.

Por ultimo, yo soy español y para mi la única nación que existe en españa es la española. Pero si el gobierno de Rajoy continua sin ofrecer a los españoles un proyecto nacional atractivo, por supuesto que surgirán otras naciones. No creo que exista una nación catalana, porque una nación no puede proclamarse con un 51% a favor y un 49% en contra. Pero, ¿alguién es capaz de decir que si un 80% de los catalanes muestran su clara voluntad de tener un proyecto político propio, eso se puede parar diciendo que la constitución española no permite referendum de autodeterminación?

Lo que se le olvida siempre a Rajoy y a Soraya, dos empollones que saben mucho de leyes, pero muy poco de Historía y de Política, es que la Nación es un concepto metajurídico. Son las naciones las que hacen las constituciones no las constituciones las que hacen las naciones. 

Me importa subrayar el último párrafo y la afirmación final "Son las naciones las que hacen las constituciones no las constituciones las que hacen las naciones."
Yo creo que la nación existe antes de que la defina una Constitución. La nación española es anterior a la Constitución de 1978 e incluso a la de 1812. Una nación no viene basada en que sea una República o una monarquía. Los de la izquierda española pretenden que España no será nación hasta que sea una República. Otros - Pedro Sánchez & co - que España no será nación hasta que sea una nación de naciones, lo cual es una paradoja en la que no han pensado. Otros, simplemente, que España no existe.
También pienso, en consecuencia, que la nación es anterior a que sea democrática o no. La nación española era España con Franco, con la República, con la Restauración, incluso con la primera República que se empeñó en fraccionarla. 
Todo esto demuestra lo difícil que es definir en el aire qué es una nación. No se puede despegar del suelo - del suelo de la historia - si no queremos volar en la metafísica. 
La nación ha existido como idea común desde hace siglos. Desde que se desprendió de la idea de peopiedad de una dinastía, y aún así, ¿qué era sino la Corona de España?  Una nación no tiene que esperar a tener un determinado Estado para ser lo que es. 
Nos podemos remontar al Tratado de Paz de Wetsfalia, 1648, que puso fin a 30 años de guerras de religión, para encontrar escrito sobre un papel la idea de nación. Después de tantos años de guerrear y destrozar Europa, se convino que "cuius regio eius religio": a cada príncipe y sus súbditos la religión que él rey practica. Empezó a nacer la idea de Estado-Nación, y Europa adoptó esa idea que ligaba La Corona al estado, a la nación, y a la religión que decidía él principe. 
Para bien o para mal, nació la Europa de las naciones. Pero antes de nacer la idea existían España, Francia, Inglaterra, Portugal... existían. Pero no existían porque se hablará una lengua, a bailara la sardana o la jota. 
En la cristalización de algunas naciones había un conflicto con una potencia exterior (EEUU versus Gran Bretaña, Francia frente a la inversión de las coronas aliadas extranjeras en la Revolución). Otro ejemplo es el nacimiento de Portugal como nación frente a España, en la batalla de Aljubarrota en 1385. De modo que no es posible "torear de salón" del concepto sin tener en cuenta la presencia de la guerra en el nacimiento de nación. La nación nace en oposición a, como el nacionalismo tiene su principal impulsor en el rencor a (invasores o seudo invasores). Esta motivación se suele explotar con sagacidad, como arma decisiva, para que los nacionalistas consigan sus fines. 

martes, 16 de mayo de 2017

Otra vez el debate sobre la nación

El debate del PSOE nos ha traído un "daño colateral" que es la mini discusión que hemos tenido aquí sobre la idea de nación. Lo que nos trae Pablo Bastida es la prueba tangible del nivel de nuestros políticos, inmersos en su mundo "Posverdad", mezquino y ruin, que además ellos creen como 
superior . La discusión Miguel E versus HIPONA es lo más interesante. En este caso me inclino por HIPONA.
La aportación de HIPONA tiene la ventaja de poner en evidencia que la nación es una idea que cristaliza en la historia, que no se puede hablar de nación sin recurrir a la historia. Porque la idea se origina y crece a partir de un cierto momento; el Tratado de Westfalia, de 1648, en el que se acaban los treinta años de las guerras de religión, es un prototipo de concepto de nación. En Wikipedia: 

La Paz de Westfalia dio lugar al primer congreso diplomático moderno e inició un nuevo orden en Europa central basado en el concepto de soberanía nacional. Varios historiadores asignan una importancia capital a este acto,[1] pues en Westfalia se estableció el principio de que la integridad territorial es el fundamento de la existencia de los Estados, frente a la concepción feudal de que territorios y pueblos constituían un patrimonio hereditario. Por esta razón, marcó el nacimiento del Estado nación.[1]
 
Para mí es fundamental la idea de Estado - administración del poder - y nación. Soy hobbesiano, en el sentido que no creo en el "buen salvaje" ni que el estado es el que pervierte al hombre - aunque puede hacer mucho por ello. Pero no existiría vida humana sin estado. Al revés, creo que la civilización es un avance continuo hacia un mundo más pacífico, en el que los conflictos se resuelven cada vez más por la palabra y no por las armas. Y si leen "Homo Sapiens", de Harira, verán que, en contra de lo que se cree, las guerras y las muertes debidas a ellas han descendido enormemente. El último periodo de paz desde 1945 ha sido excepcional en la historia. 
Y no creo que eso se pudiera lograrse a base de cosmopolitismo. Es decir, a base de ceder soberanía nacional alegremente creyendo que la desaparición del estado-nación va a acabar con las guerras. Todo poder cedido es capturado inmediatamente por otro estado, pues no hay vacío de poder. Es claro  que hay tratados internacionales que intercambian trozos de poder entre países por su conveniencia. Pero son cesiones condicionadas y reversibles. 
Uno de los problemas de Brexit es que GB ha interpretado correctamente la UE como un  Tratado - el de Lisboa- reversible, mientras que la UE lo ha tomado como una constitución irreversible. La UE actúa en esta cuestión como una nación que no es, mientras que Gran Bretaña lo hace como nación constituida desde hace siglos. Unas posturas tan antagónicas no prometen una salida fácil y rápida.
En todo caso, ha sido un debate apasionante y espero que no acabe aquí.  

Otra aportación a la idea de nación

Comme je sentais ce nom : Porte de France ! Comme j’aimais ce mot France pour lui-même, sans songer à ce qu’il exprimait ! (Stendhal)


HIPONA ha dejado un nuevo comentario en su entrada "Una idea de nación de andar por casa": 

Yo no estoy de acuerdo con lo que dijo Pachi Nadie. El concepto de Nación tiene más de 200 años. Antes de 1812 existía la nación española. La nación era el lugar en el que muchos nacían y con el que se identificaban.

Y si, existía la nación española, pues se hablaba de ella en el siglo XVIII. Pero también en la literatura aparece la nación catalana, la aragonesa o la castellana. 
Lo que sí es de hace 200 años es el concepto de soberanía nacional. Con la revolución liberal la nación se proclama soberana. Hasta ese momento el soberano había sido siempre el rey.

Y eso, en España, se produjo en las Cortes de Cádiz. En las que había catalanes, vascos, gallegos e incluso hispanoamericanos

"Art. 1. La Nación española es la reunión de todos los españoles de ambos hemisferios.
Art. 2. La nación española es libre e independiente, y no es ni puede ser patrimonio de ninguna familia ni persona.
Art. 3. La soberanía reside esencialmente en la Nación, y por lo mismo pertenece a ésta exclusivamente el derecho de establecer sus leyes fundamentales."

En cuanto al concepto de nación, existen dos escuelas fundamentales. La anglosajona, de corte liberal, que pone el foco en la voluntad colectiva. Sería Nación un colectivo de personas determinada a constituir un proyecto político. El mayor exponente de esta teoría es Renan, para el que la Nación es el plebiscito cotidiano.

La corriente germánica por el contrario, prefiere incidir en los rasgos culturales y lingüisticos. Para esta corriente la Nación tiene existencia propia y se basa en unos rasgos culturales. Para los partidarios de este concepto de nación, la lengua es algo así como el alma o espíritu de la Nación. de ahí la devoción que los nacionalistas tienen por su lengua propia. 

Ni la definición de Pachi, ni las palabras que balbuceó el tonto de Sánchez, tienen que ver con nada de lo que hemos dicho hasta aquí. Tampoco creo que Albert Rivera ni siquiera Rajoy o Soraida hubieran sido capaces de decir nada con sentido.

Porque sólo hay una cosa de la que podemos estar seguros. De que padecemos la clase política más ignorante de nuestra Historia. Miedo me da que unos asnos como estos, que no han leído nada ni saben nada ni tienen el más mínimo sentido común, promuevan una reforma constitucional

Una idea de nación de andar por casa

Nación es lo que cree sus habitantes que es. Un madrileño, a la pregunta de qué es nación, diría: España, por ejemplo. Y así. Eludo lo que diría un catalán, porque habría dos respuestas distintas. 
Un francés lo tendría claro. La idea de nación nació con la Revolución Francesa, heredera de la americana y su Constitución. Nación es Francia, Inglaterra EEUU, etc. 
No pidan más sutilezas porque la gente va a sus cosas, tiene prisa y no le gusta que le pongan en aprieto. 
Nación es un colectivo de gente que se identifica como miembros de tal nación, e inconscientemente saben que tienen unos derechos y unos deberes, y ciertas ventajas de que así sea. No se han leído la Carta fundacional, pero la saben aproximadamente. Es una cosa que les permite andar por la calle sin mirar con suspicacia, incluso mirando con empatía, a los demás. Están como en su casa. Nación es la casa, un poco más grande, de uno. Dan por hecho que hay una fronteras que exigen unos trámites para ser pasadas. Tienen - y esto es importante - la sensación de que cambios de gobierno o incluso de régimen, se producen dentro de la nación, sin que esta cambie. 
Es lo que Ortega y Gasset llamaba la importancia de las creencias, que son ideas en las que creemos por costumbre, y que usualmente no ponemos en cuestión. O y G tenía una definición de nación bastante buena, pero no es lo que quiero aquí. Luego hay definiciones más metafísicas y emotivas, transcendentes, que se hacen cuerpo más allá del contenido, que producen lágrimas, que tampoco quiero traer aquí. No las desprecio, simplemente no me interesan hoy. 
Pues bien, los españoles son especiales, porque están empeñados en poner continuamente en cuestión la idea. Los españoles no hacen más que darle vueltas a la idea de España, a su alcance geográfico, a su identificación natural con ella. Bueno, la mayoría va a su bola, pero por si acaso los políticos y los periodistas les azuzan para enfrentarlos unos a otros. 
Un francés se despierta y ni siquiera tiene que pensar en ello para sentirse francés, aunque sea para criticar lo mal que funcionan las cosas. Un español, en cuanto pone la radio, sabe que le van a recordar que otros españoles están en conflicto con él por el tema de la nación. Es más, un político de izquierdas no tiene la misma idea que uno de derechas sobre España. 
"Este país es una puta mierda", dijo nada menos que Ignacio González, encausado por haber robado y tener el dinero en paraísos fiscales cuando era presidente de la Comunidad de Madrid. Tenía que haber dicho que este país es cojonudo, si se pudo hacer rico por millones. Lo que le falló fue la Guardia Civil y su codicia, porque si es más discreto y se va antes, quizás no le pillan. 
Por cierto, la Guardia Civil es una pieza esencial de la Nación Española. 
No quería más que resaltar las ideas más naturales de nación, con una metodología sencilla. Como eso que decía Churchill, que "democracia es cuando llaman a la puerta de madrugada y es el lechero". Lo malo es que los de izquierdas están empeñados en destruir esta idea sencilla (ver post anterior), y sustituirla por algo despreciable, pero no saben ni por qué.

Nación y aspirantes a gobernarla

Amablemente me manda esto Pablo Bastida, que no tiene desperdicio, al contrario, es de lo más revelador.

Pablo Bastida ha dejado un nuevo comentario en mi entrada "Impublicable hoy (según Arcadi Espada)": 

El climax fue este intercambio entre Pedrito y Patxi. Pienso en la cara del primero y todavia me descojono de risa. ¡Pero que tonto del culo!

"Vamos a ver, Pedro, "¿sabes lo que es una nación?". 
"Por supuesto". 
"¿Sí?, ¿qué es?". 
"Pues es un sentimiento que tiene muchísima ciudadanía, por ejemplo en Cataluña, por ejemplo en País Vasco, por razones culturales, históricas o lingüísticas".
Patxi López, como si fuera el profesor al que acaba de suspender a su alumno la lección, le replicó: "Mira, la nación es un término absolutamente moderno. No tiene ni 200 años. Y siempre ha habido dos corrientes históricas para definir una nación: una nación en términos jurídicos-políticos, que es la nación política que conlleva soberanía y, por tanto, la consecución de un Estado independiente y en la que estaremos radicalmente en contra los socialistas. Y es verdad, una nación en términos culturales que es el sentimiento de pertenencia a una lengua, a una historia, a una tradición… que no lleva la consecución de ningún Estado".
Extraido de Libertad Digital. 

lunes, 15 de mayo de 2017

La bella y núbil doncella llamada Europa

Varoufakis nos dice que ha apoyado Macron contra Le Pen, pero que ya no ve razón alguna para hacerlo. Nos recuerda que Hollande, en realidad, ganó las elecciones prometiendo enfrentase a Alemania en los cosas que se arrastran en Europa. Lo único que ha conseguido es reducir el Partido Socialista Francés a un ridiculo 6% del electorado. 
Pero no olvidemos que Sarkozy empezó igual de chulito, mostrándose a caballo cuál caballero que va a liberar a la bella doncella del dragón. Lo único que hizo fue hacerse amigo del dragón. Europa, la bella  nubil doncella, siguió secuestrada. 
La bella y nubil doncella siguió secuestrara porque no existe. No es más que un atrapamoscas electoral, y Macron lo ha vuelto a usar, pero no hará nada de nada, entre otras cosas porque su gran baza electoral ha sido al final, en la segunda vuelta, el miedo a Le Pen. Miedo justificado a tenor de lo que mostró en el debate a dos: una ignorancia supina sobre gobierno. 
La bella y núbil doncella, es decir, la Europa soñada que funciona, no existe mientras Alemania defienda el status quo. Pero a Alemania le viene bien que Europa crea en la bella doncella. "Sigan liberándola, dice, mientras nosotros simplemente sacamos nuestras leyes constitucionales para demostrar lo difícil que es que uds piden. En realidad imposible. Varoufakis:

Macron understands the folly in the foundations of the eurozone. And he has promised to work tirelessly to convince Germany that Europe must speedily create a proper banking union, common unemployment insurance, a debt-restructuring mechanism for countries like Greece and Portugal, a proper federal treasury, Eurobonds (operating like US Treasuries), and a federal parliament that legitimizes the federal treasury’s authority.

So, what will Macron do when Germany says nein? In fact, the Germans have said so already. According to Wolfgang Schäuble, Germany’s finance minister, all Europe now needs is to convert the European Stability Mechanism into a European Monetary Fund. In other words, if France wants joint funding, it must submit itself to the same conditionality that wrecked Greece. Martin Schulz, the leader of Germany’s opposition Social Democrats, agrees that no new fiscal institution is necessary, proposing only that France and Germany jointly finance some common investment projects. In other words, nein means nein.

En cuanto Alemania dice nein, otros muchos países, como España y Portugal, se alinean con ella. No ayudarán a Macron en su supuesta lucha contra el dragón. Porque a a la ahora de elegir, no se elige por los principios y menos por el futuro, sino por el status quo, da igual quien gobierne. Somos todos deudores de Alemania, y Alemania tiene la sartén por el mango, y el mango también. No se puede un poner chulito con el acreedor, a menos que decidas impagar las deudas, salto en el vacío que no se atreve a dar nadie. Recuerden al Tsipras, convocando un referéndum para pedir a la gente si se aceptaban las condiciones del rescate, referéndum que le dijo por un 60% que NO. Pues al día siguiente dijo e hizo lo contrario. Cuando digo Tsipras digo el payaso se P.I. 
Las deudas las creó el euro. Nos endeudados a un tipo de interés históricamente bajo porque se hizo creer a los prestamistas que ya no había riesgo de cambio. No había peseta, ergo no había riesgo de que la peseta se devaluará. Entraron en España préstamos inmobiliarios a carretadas, intermediados por la corrupción, que se llevó su parte. Fue un aquelarre espectacular. Pero la deuda española aumentó del 40% del PIB al 140%, acercándose a una cantidad impagable. Cuando eso pasa, aumenta el riesgo de que te "hagan un doloroso Griego", sin vaselina, que asegura al prestamista su cobro, pero a costa de los ciudadanos del país deudor. En otras palabras sobre nuestras cabezas pende un recorte de nuestro nivel de vida drástico, muy drástico,  votemos a quien votemos. Nos hemos librado del rescate, pero hemos seguido enduedándonos, lo que no ha sido buena idea porque esa deuda no hay ido más que al consumo, no a la inversión. No hemos creado riqueza con qué pagarla. En realidad han ido a pagar las sucesivas elecciones que nos hemos dado. Ya he perdido la cuenta, pero desde las europeas de ¿2015? hemos soportado tres elecciones generales y tres o cuatro autonómicas, la hórdiga. Estas últimas han aumentado la deuda de las CCAA a la velocidad del rayo. 
¿Quien salvará a la doncella Europa? ¿Será por ventura un español? No creo. 
Mientras la fiesta continúa. En las calles se ve un gran nivel de consumo, 4x4 de todas las marcas de lujo incluidos, restaurantes a petar, y suben los precios de los pisos en determinadas zonas que indican que hay dinero. Ni dipuden que hay gente que se está forrando, y el polvillo de oro que se le cae del bolsillo se cuela entre las rendijas, como en aquella maravillosa película de buscadores de oro: nadie, grande o pequeño, se quedaba sin su ración. Si los índices de precios incluyeran el precio de los pisos, hace ya tiempo que Draghi hubiera empezado a subir los tipos y recortar la expansión monetaria. Peor está la caída. 

Impublicable hoy (según Arcadi Espada)

https://youtu.be/QJG_LkQJSYs


Arcadi Espada tiene una serie en la que recoge cosas bien recientes que hoy rozan, o están de lleno en, el delito de incorrección política: machismo, violencia doméstica, etc... estos dos tangos están entre ellos.

sábado, 13 de mayo de 2017

Lo que supone el cupo vasco a las arcas españolas

De Roberto Centeno, extraigo estos párrafos, sobre el cupo vasco, cuyo volumen que detrae del erario es mucho más gigantesco que la suma de todo lo que ha robado con la corrupción en España. Encima no es corrupción. Es perfectamente legal. 

"No voy a entrar en la casuística del tema, sino a ilustrar a los lectores (mediante dos ejemplos muy claros que cualquiera puede entender) lo que representa de verdad este saqueo de los más ricos a los más humildes. Si todas las CCAA tuvieran un régimen fiscal igual al del País Vasco, el dinero de que dispondría el Estado para financiar España serían 15.500 millones de euros —los 965 millones a que ha dejado Rajoy reducido el cupo, para una región que representa el 6,24% del PIB de España, elevados al 100% del PIB—. Con eso habría que pagar los servicios públicos básicos (Justicia, Defensa, Seguridad Ciudadana y Servicio Exterior), otros servicios (Agricultura, Industria y Energía, etc.), infraestructuras, I+D, intereses de la deuda, aportación al presupuesto de la UE, clases pasivas, agujero de las pensiones —que será de 10.000 millones este año y 20.000 en años siguientes— y sServicios de carácter general, un total de 130.600 millones según los PGE 2017. El país vasco paga 7.184 millones menos de lo que correspondería.

"A este robo legal se suma el referente al IVA. Las diputaciones foralesingresan la totalidad del mismo por las ventas de bienes y servicios de las empresas vascas en todo el territorio nacional. De este total, las diputaciones forales deben devolver a Hacienda el IVA recaudado por las ventas de las empresas vascas fuera del País Vasco, cosa que no sucede, ya que el Gobierno les permite un cálculo muy favorable al País Vasco, que en 2016 ha representado como mínimo 2.600 millones de euros menos de lo que correspondería si el cálculo se hiciera de forma correcta. Y digo como mínimo porque del IVA correspondiente a las ventas de las pequeñas empresas vascas fuera de la región no devuelven ni un euro.

¿Qué pasaría si todas las regiones hicieran lo mismo?

"Increíblemente, se han alzado algunas voces para tapar el desafuero de Rajoy y su mayordomo Rivera, pidiendo que el modelo vasco se aplique a toda España, en concreto que se descentralice el 97% del gasto, algo tan demencial que supondría el fin inmediato de la nación más antigua de Europa. Lo que proponen es desmantelar la Guardia Civil, la Policía Nacional, el CNI, el Tribunal Supremo, la Audiencia Nacional, el Constitucional, el Congreso, el Senado, todos los ministerios excepto Defensa y Exteriores, que las regiones más​ pobres que tienen más parados paguen más o los parados cobren menos y las más ricas lo contrario, que las pensiones lo mismo, las más ricas pagan más y las más pobres menos en función de lo que ingresen en cada caso, y los vencimientos anuales de deuda ni se sabe, porque ¿acaso creen que el BCE va a prestar su dinero a 17 reinos de taifas? No tienen ni idea de cómo funcionan Europa ni los mercados internacionales de deuda. La España que proponen quebraría en una semana."

¿Ven como esto no hay democracia que lo resista? Ven como las autonomías son un robo legalizado? 

viernes, 12 de mayo de 2017

La cuadratura del círculo de Macron

De un artículo de Ambrose Evans-Prichard extraigo dos ideas básicas sobre que hay de nuevo en Europa desde las elecciones francesas. 
Macron tienes planes para Alemania que Alemania no tiene deseos de oír: un ministro único de finanzas, una unión fiscal y de deuda, una unión bancaria de verdad con seguro de depósitos, garantizado legalmente por un nuevo parlamento. 

He wants a eurozone finance minister and budget, with joint debt, and a banking union with shared deposit insurance, all legitimized by a new parliament for the currency bloc. It implies a unitary eurozone superstate.

Estas cosas suenan estridentes en Alemania. Es como una lata de gusanos que nadie quiere abrir. 

Yet there are limits. Mr Macron’s plans would require a new EU Treaty, opening a can of worms that several states are determined to avoid. Berlin has no intention of sharing Italy’s debts, whatever France does.

La corte suprema alemana dice que requeriría un cambio constitucional que políticamente sería absolutamente imposible. Un nuevo encontronazo de las mal diseñadas instituciones europeas con las sagradas soberanías nacionales. Unas más que otras.

Germany’s top court says EMU fiscal union and debt-pooling would require a change to country’s constitution. “Politically, that is absolutely impossible,” said Heiner Flassbeck, former economy minister and now at Hamburg University.

“Macron would have to be a magician to turn around the Christian Democrats on this. It is in their genes to think Germany is right on the substance of all this.  I don’t see much chance that they will do anything serious. 

A todo esto, en la primera vuelta, más del 40% de los votos fueron a partidos anti euro. Macron es la última oportunidad de salvar el euro, como el mismo ha dicho. Dentro de cinco años los partidos anti sistema tendrán más cancha. 

This is what Mr Macron meant when he warned last week that the European experiment will blow up unless it is rebuilt on better foundations. “We have to listen to our people, and listen to the fact that they are extremely angry, and understand that a dysfunctional EU is no longer sustainable,” he said.

Deseo con todas mis fuerzas que Macron venza y logre cambiar las reglas del juego, pero estoy convencido que no lo logrará. Luchar contras las inercias europeas, que están tan sesgadas a los deseos de Alemania de mantener su superávit escandaloso ( y mientras se sigue aplaudiendo en España éste) es prácticamente imposible. La UE no se hizo par España Portugal, Italia y etc, sino para Alemania y Francia. Francia quiere salir de la trampa sin romper el euro... de momento. Macron ha sido una prórroga del partido de cinco años. Dentro de cinco años las cosas no habrán mejorado tanto como para calmar a las fuerzas opuestas al euro. 
Hay dos fuerzas inerciales cada una tirando para su lado. La burrocracia europea, esclava de Alemania: el Leviathan. Los demás, luchando contra ese leviathan hasta ahora invencible por la división de los demás. El euro ha aumentado las diferencias entre un bando y otro. Sin el euro, el engendro podría haber durado más, porque es una bomba en marcha. 

Jorge Bustos en el Valle de los Caídos

Jorge Bustos