"How can I know what I think until I read what I write?" – Henry James


There are a few lone voices willing to utter heresy. I am an avid follower of Ilusion Monetaria, a blog by ex-Bank of Spain economist (and monetarist) Miguel Navascues here.
Dr Navascues calls a spade a spade. He exhorts Spain to break free of EMU oppression immediately. (Ambrose Evans-Pritchard)

domingo, 10 de diciembre de 2017

Algunos datos de Venezuela

Venezuela:
Inflación: 1369% anual. No hay existencias de lo más básico. Vacunas, medicinas... se extienden las epidemias de tifus, viruela, etc. 
El precio de una cosa se multiplica por 13,69 cada año. Hay cosas que nosotros obtenemos gratis en la salud pública que para ellos es un sueño. 
Un ejemplar modelo económico...

sábado, 9 de diciembre de 2017

Por qué soy medianamente liberal

No soy liberal como esos de Libertad Digital que odian todo lo que sea estado. Creo que sin estado no hay nación, y sin nación no hay personas con derechos. Creo que los estados tienen una función muy compleja, pero hay algo básico para todo lo que hacen: su punto focal básico debe ser el individuo. Por eso soy escéptico respecto Europa: ha creado un monstruo que no es un estado que responda a sus ciudadanos, pero tampoco satisface las necesidades de sus ciudadanos porque no los hay. Todo es un galimatías con nombres falsos, como “Parlamento”, o “Comisión”, que la gente del común y no común no sabe muy bien lo que son en realidad. 
Si alguna vez lo consigue, bienvenido sea, pero habrá que esperar. Y bastante, porque el avance hacia una Europa común se ha chocado de plano con los intereses nacionales, que se han querido desdeñar pero que existen. Merkel & co defienden como fieras lo que ellos ven como los intereses de Alemania, Francia ídem, y es que los nacionalismos existen. ¿Hay partidos en esos países que quieran romperlos, como los hay en España? Pues no, y será por algo: sencillamente, porque hay un sentimiento nacional común fuerte, y eso choca en más de un frente con el proyecto europeo. Este proyecto pasa por debilitar los estados nacionales - Como se ha debilitado España -, pero algunos países se han reforzado, “casualmente” Alemania. Va a costar reconocer esto, porque Europa es cada vez más hipócrita. 
Como liberal y economista reconozco que el estado tiene funciones esenciales que no tiene el seudo estado europeo. Los españoles creíamos que Europa iba a ser para nosotros una especie de nurse, hemos cedido soberanías esenciales a un lado (Europa) y a otro (autonomías), y nos hemos quedado sin Estado y sin sustituto. 
No creo en la socialdemocracia si no es en algún partido concreto de algún país, pero no desde luego España. La socialdemocracia española no existe, es un embrollo que va del marxismo al separatismo con toda la jeta. Ya quisiera que no fuera así, pero veo a Sánchez e Iceta, y me pongo enfermo. El PP es más socialdemocracia que el PSOE. Ha subido los impuestos, ha aumentado la deuda, ha gastado dinero sin sentido, y hace promesas electorales de tinte socialista clarísimo. Ambos partidos son corruptos hasta las trancas, pero ¿cual no lo es? véase el nacionalismo catalán. El PSOE es menos estatalista que el PP. Hoy he oído a Sánchez prometer más federalismo. Hay que encajar a Cataluña, es la excusa. En los tres post anteriores he explicado que esto es incompatible con la existencia de España. 
Soy liberal pero soy estatalista, porque soy hobbesiano: no creo en la bondad natural del hombre. Pero también creo que el estado debe proteger la libertad individual. Para mí esto es lo que decía Churchill del lechero cuando suena el timbre de madrugada: sabes que no es la policía politica, que es el lechero. Para mí la definición de Libertad es la de Isaiah Berlin, basado en Benjamin Constant: hay una Libertad negativa, y una positiva. La primera te permite vivir en tu hábitat privado sin que nadie te moleste. La segunda te permite, a través de los cauces establecidos, ser activo políticamente. La primera es la importante, claro. Te permite pasar de la segunda olímpicamente sin que te lo reproche uno de tantos imbéciles que no saben dejar de dar el coñazo. 
A propósito, vivimos un estado muy entrometido. Cada vez se legisla más sobre aspectos indemostrables. El otro día me enteré que hay un delito de odio. No puedo odiar lo que quiera, a quien quiera ?? Derecho a la libre expresión versus delitos como ese. Delito de homófono. Ahí cabe cualquier cosa. Delito de malos tratos verbales. Hmmmm. Es el efecto de que hay que legislar, y de paso controlar a la gente. 

La dinámica explosiva del cosmos fiscal

Siento hartazgo por los avatares políticos de Cataluña. Todo se centra ya en un resultado electoral que no va a resolver nada. 
Cataluña, y cualquier otra región de España, solo tiene un “encaje”: que se jodan. Todo el diseño autonómico está mal hecho, porque es autodestructivo. Se ha conseguido que 17 parlamentos compitan entre sí para legislar leyes incompatibles. Ergo, hay unas arduas negociaciones para satisfacer los egos de cada una de las 17 regiones, lo que no quiere decir que la solución sea óptima. Es una solución que dura un año, hasta los siguientes presupuestos. 
La única solución sería que NO hubiera reparto territorial. Sólo un sistema fiscal en función de las personas y un plan de gasto en función de los más necesitados  - sean catalanes o andaluces - y de las necesidades de inversión nacionales. 17 parlamentos  - no se le ocurre ni al que asó la manteca - son cono 17 gallineros todos piando para que les den más a ellos. Son cámaras de pedigüeños que luego hacen lo que les da la gana con las propinas que reciben, es decir, embolsárselas. No hay intereses territoriales. Hay intereses patrimoniales de unos señores feudales. Desgraciadamente, los “ciudadanos” se han acostumbrado a pensar así y entran en el juego votando. Por supuesto, Madrid es la region más odiada. 
Todo el esfuerzo de reducir el déficit ha recaído en la hacienda central, porque las autonomías han aumentado su déficit y su deuda. Gracias a Dios, el estado es el recaudador, sino esto hubiera estallado. Lo malo es que hay reparto negociado por regiones, lo que es alevoso. 
Caciquismo y partitocracia. Cúpulas de los partidos controlando a sus mesnadas regionales, porque ellas son las que hacen las listas electorales. 
Insostenible. El sistema no deja de expandirse, como el cosmos, pero a más velocidad. La deuda/PIB se contiene gracias al crecimiento del PIB. Pero en términos de euros, sigue creciendo. 
¿Se cree alguien que con este sistema político se puede poner freno a este desaguisado? 
Para empezar, no con este sistema electoral que, como decía Popper  beneficia al más corrupto. No es fácil la mayoría absoluta, lo que obliga a negociar y al intercambio de favores = corrupción. La necesidad de negociar = falta de transparencia = asimetría en la información entre ciudadanos y partidos. Manipulación asegurada. 
Cuidado. Cataluña está intentando llevarse todo. Valencia está intentando seguir ese camino. Fuerzas centrífugas que pueden descontrolarse y romper todo. 

jueves, 7 de diciembre de 2017

Es matemáticamente imposible el cupo de Iceta

Ayer, no sé si muy acertadamente, intenté demostrar que hay infinitas formas de cuadrar las cuenta financieras. Lo único seguro, inamovible, es que los saldos financieros netos de los diferentes sectores - familias, empresas, Estado, sector exterior) suman algebraicamente cero. Lo que debe un país lo debe al resto del mundo. Pero la distribución de debes y haberes puede ser cualquiera, con tal de que sume cero. 
En lo que no me metí mucho, sólo lo mencioné, es que para que un país funcione NO PUEDE HABER CUPOS. 
Pero pero, ¿como dice eso, no están los cupos de Navarra y Pais Vasco? Ojo al dato: esos privilegio son sostenibles porque ambas regiones son muy pequeñas en relación al PIB. No dejan de ser privilegios - dejemos ahora su explicación más o menos justificada- pero se han sostenido hasta ahora por lo poco que inciden en el resto de España. 
El caso de Cataluña, el cupo que pretender un seudo socialista, Miquel Iceta, no es posible. Cataluña es el 20% de la economía española. Ya vimos ayer que García Domínguez dice, con razón, que gracias a las transferencias fiscales de Cataluña al resto de España, tiene más mercado exportador en el resto de España. Con esas exportaciones añadidas cubre unas importaciones del resto del mundo del  6% de su PIB. Molt bé. 
Pero no es ese el tema. El tema es que un cupo a la manera Vasco/Navarra en Cataluña matemáticamente rompería España  - al menos que los demás españoles no nos soliviantáramos -. Y ya se están oyendo tambores de guerra de otras regiones pidiendo lo mismo. Lo que es fantástico es que nadie haga cuentas y se de cuenta de que todos salimos perdiendo
Supongamos que vamos a dividir España entre dos regiones, una rica y la otra pobre. La rica paga los mismos impuestos personales que la pobre. Por ello recauda más para el erario central, que lo resdistribuye en términos netos a favor de la pobre. 
Eso es lo que los catalanes llaman “España ens roba”. Ens roba la cantidad neta que va de la región rica al resto. Si Cataluña se independizara, le pasaría igual: tendría que redistribuir sus impuestos recaudados por la Generalidad a favor de las provincias más pobres, si quiere que la unidad catalana sea sólida. ¿Protestaría Barcelona e intentaría separarse del resto de Cataluña porque “ens roba”?
Si España aceptara negociar y dar ventaja fiscal a Cataluña -aparte de que las demás regiones se pondrían en pie de guerra -, España estallaría. Sin una mínima solidaridad económica, no hay motivación para mantenerla unida. Pasaría en cualquier nación. Cuanto más grande es la región separatista, más fácil es que el País se rompa. 
La teoría que define las condiciones para que dos regiones sean un Área Monetaria Óptima (Mundell et All), y que por lo tanto no necesitan monedas distintas, dice que tiene que haber movilidad de factores (capital y trabajo) y transferencias fiscales compensatorias. 
Es obvio que España, dividida en regiones ricas y pobres, es un Área Monetaria Óptima. Los factores de producción se mueven sin barreras (hasta ahora: cada vez hay más leyes de CCAA que rompen el mercado), y el sistema fiscal es (hasta ahora: lo del cupo va en contra) centralizado y con objetivos personales, no regionales (bueno, esto es un desideratum). 
Cataluña se beneficia de esto. Recibe trabajadores que necesita, transfiere impuestos que ayudan a financiar sus ventas a España, y recibe (hasta que se puso a jugar a la ruleta rusa) capital exterior. Ídem se beneficia Extremadura, en sentido contrario. 
Y todas se benefician en un sentido o en otro, sin necesidad devaluaciones y fronteras. Lo que está claro es que: otro sistema perjudicaría a todos, y seguramente rompería España. Y se romperá si seguimos frivolizando con cosas serias. No lo digo a tontas y locas: se romperá matemáticamente. 

miércoles, 6 de diciembre de 2017

La teoría fiscal de Miquel Iceta

Un artículo de García Dominguez sobre la nueva postura de Iceta, que España “ens” roba, “y nos debe 50 mm de euros”, me hace reflexionar sobre este embeleco de las balanzas fiscales. 
Lo que viene a decir Garcia Dominguez es que gracias a esa transferencia neta de renta fiscal de Cataluña al resto de España, es sostenible el déficit comercial de Cataluña con el resto del mundo. 
En otras palabras, las transferencias fiscales aumentan el poder adquisitivo de las regiones pobres, que así pueden comprar a los catalanes, y que éstos tengan un superávit con el resto de España, lo que compensa el déficit que genera con el resto del mundo. 
Suena bien. Pero esto no es lo que pasa en Europa. Alemania tiene un superávit comercial brutal, con el mundo y con Europa. Pero además tienen un superávit fiscal enorme. ¿Es por eso que no acaba de funcionar Europa? ¿Quiere Cataluña convertirse en un Alemania en pequeñito, respecto a España, con un twin superávit, fiscal y comercial? 
Para cuadrar las balanzas financieras de un país, hay que cuadrar las cuentas internas con la externa. 
Si un país tiene sobre superávit, comercial y fiscal, impepinablemente el sector privado tiene déficit igual pero con signo contrario a la suma de los dos superávits. Sea el saldo neto de cada sector, público, privado y exterior, PU, Pr, Ex. Siempre, siempre, por contabilidad, 

Pu + Pr + Ex = 0 luego,

Pu + Pr = - Ex

Uno al menos de los tres sectores ha de tener signo opuesto a los otros dos. Si Pu y Ex son positivos, Pr es negativo. Cataluña, nos dice García Domínguez que afortunadamente, tiene Pu negativo, y Ex positivo. Supongamos, por comodidad, que el sector privado está equilibrado con un saldo cero. 

- Pu = + Ex . Bueno, no exactamente. Porque GD separa los saldos exteriores según son nacionales o no. 

- Pu = +Exn - Exrm, donde n es nacional y rm resto del mundo, que además nos informa que Extm es como del -6% del PIB catalán. Es decir, 
-Pu = + Exn - 6%

Nos dice GD que gracias a -Pu (déficit fiscal de Cataluña con resto de España), +Exn es suficiente para cubrir ese -6% del déficit con el resto del mundo. Sin ese - Pu, Cataluña consumiría un 6% menos. Que no es poco. 
No estoy tan seguro. Todo esto dependen del deseo de ahorro de los habitantes. Por ejemplo, Alemania. Alemania podría ahorrar menos - consumir más-, tendría menos superávit exterior, y su balanza fiscal podría no ser tan ostentosamente superavitaria. De paso ayudaría un huevo a Europa, que se encontraría con una demanda total superior y más equilibrada entre países. 
Obsérvese que elegir entre consumir o ahorrar es una decisión entre consumir más ahora o en el futuro, mientras gana una renta por ese ahorro que pone en circulación. Alemania prefiere aplazar el consumo y ganar un rendimiento sobre su ahorro, prestando a los demás. 
¡Cataluña podría elegir eso! Cambiaría ese 6% se importaciones por una renta X% sobre el ahorro que ofrece al mundo, lo que le permitiría tener un equilibrio exterior frente al mundo si ese X% se aproxima al -6% del déficit. No le haría falta hacer transferencias fiscales al resto de España. 
Es una cuestión de eleccion social. Elegir entre ahorro recompensado o consumo inmediato. 
Pero no veo que el modelo actual sea único... aunque, eso sí, sería perjudicial para España. Como lo es Alemania para Europa. Ahorrra mucho no se traduce necesariamente en algo bueno para el equilibrio mundial. La crisis de 2007-08 fue en gran parte por el inmenso ahorro exterior de China, que necesitaba colocar en productos bancarios americanos auténticos pufos financieros. Ademas, no veo a Cataluña eligiendo el modelo de austeridad alemán. Ni a España, por cierto. 
Pero García Domínguez no dice lo más importante: España es una nación, y necesita transferencias fiscales como todas las naciones del mundo. Si eso se cuestiona, es terrible. 
Ambas dos, España incluida Cataluña, tiene una deuda potencial futura gigantesca, con todas las papeletas para quebrar. La demografía en decadencia, las pensiones de hoy insostenibles en el futuro (y hoy), la presión fiscal insuficiente, la productividad estancada, el modelo industrial inexistente, el mercado de trabajo incentivando empleo precario... ¿que más? Ah, sí, un modelo político que es una bomba de relojería. De lo cual, por cierto, Iceta es un buen ejemplo de irresponsabilidad mayúscula. 

Rafael Sánchez Ferlosio

No entiendo que todos los medios se deshagan en elogios por el 90 cunpleaños de Sánchez Ferlosio, para mí un escritor oscurantista y truculento. Hace poco intenté leer por segunda ves Alfanhuí, según él su mejor libro, y de nuevo lo tuve que dejar horrorizado. Será culpa mía, pero yo creo que su padre, Rafael Sánchez Mazas, era infinitamente mejor escritor. Y una de las cosas que desprecio de su hijo es el apenas disimulado rencor que le dedica a su padre. Esto se puede apreciar en el mediocre “Soldados de Salamina” un estropicio de la vida de Sánchez Mazas ejecutado por Javier Cercas. 
Si uds quieren leer una novela buena y original, busquen “Rosa Kruger”, que Sánchez Mazas (padre) escribió capitulo a capitulo, uno cada noche, cuando estaba refugiado en la embajada de Chile durante la guerra civil, en aquel Madrid republicano que hacía ostentación de los rojos que mataban, dirigidos y orientados por la columna de Alberti en “El mono azul” que precisamente se llamaba “A paseo”. Bastaba salir citado en esa columna para estar condenado a muerte en un paseo. 
Al día siguiente, Sánchez Mazas iba leyendo a los demas refugiados lo que había escrito por la noche, conformando con ello una novela original, irónica, tierna y que él mostrenco de su hijo no hubiera sido capaz de concebir. Vean la foto se Sánchez Mazas leyendo a los refugiados lo que había escrito la noche anterior. 




¿Pero? Pero Sánchez Mazas está vetado, porque fue falangista, uno de los más próximos a José Antonio, y que además fue el principal compositor, creo, del himno de la falange el “Cara al sol”. 
Pasa algo similar con Agustín de Foxá, aunque nada vocacional falangista, pues decía que lo que más odiaba de los comunistas es que le habían obligado a hacerse de la Falange. Su novela “Madrid, de corte a checa” es de las mejores sobre el Madrid de (pre) y de la guerra, quizás mejor que cualquier historia académica de izquierdas o derechas. Pero ah! Claro, era franquista, de derechas, Conde para más señas, y bebedor vocacional. Y escéptico a más no poder. Pero un escritor como pocos. Sanchez Mazas no sólo tiene e libro. “La nueva vida de Pedrito de Andía”, una verdadera delicia sobre la infancia y adolescencia, es un ejercicio brillantísimo de como un adulto puede meterse en la mente de un niño-adolescente y sacar a la luz sus inquietudes. Chapeau.
No tengo ganas de defender a la falange, sino a esos escritores malditos (otro: Rafael García Serrano y su “Diario de un macuto” , según algunos el libro mejor escrito de la guerra). 
Pero por qué tanto ringo rango a S. Ferlosio, en su noventa cumpleaños? O por lo menos, ¿por que no tirar de todas las uvas ensambladas y citar a todos - Cosa que estoy seguro molestaría a Ferlosio, que se cree el genio porque no ha publicado más que un par de cosas dignas del olvido? 
Alfanhuí. Les reproduzco aquí el comienzo de la tal novela, señalada como la mejor de su generación, y del siglo XX sí vamos a eso.

El gallo de la veleta, recortado en una chapa de hierro que se cantea al viento sin moverse y que tiene un ojo solo que se ve por las dos partes, pero es un solo ojo, se bajó una noche de la casa y se fue a las piedras a cazar lagartos.Hacía luna, y a picotazos de hierro los mataba. Los colgó al tresbolillo en la blanca pared de levante que no tiene ventanas, prendidos de muchos clavos. Los más grandes puso arriba y cuanto más chicos, más abajo. Cuando los lagartos estaban frescos todavía, pasaban vergüenza, aunque muertos, porque no se les había aún secado la glandulita que segrega el rubor, que en los lagartos se llama «amarillor»,pues tienen una vergüenza amarilla y fría.Pero andando el tiempo se fueron secando al sol, y se pusieron de un color negruzco, y se encogió su piel yse arrugó. La cola se les dobló hacia el mediodía, porque esa parte se había encogido al sol más que la del septentrión, adonde no va nunca. Y así vinieron a quedar...

Voy ahora a buscar un trozo de Rosa Kruger, aunque no va a ser fácil...  efectivamente, no lo consigo. Me dejo en el tintero toda una generación alrededor de estos nombres, oscurecidos por sus ideas políticas (tan equivocadas como las de los censores).

martes, 5 de diciembre de 2017

El Bitcoin venezolano

Maduro - al que por cierto, ese seudo periodista llamado Jordi Evole, dedicó varias horas de entrevista, como si tuviera algo interesante que decir - ha creado una especie de Bitcoin, llamado el Petro, con el que pretende sortear el “bloqueo financiero americano-europeo” (¿?). 
Pero no se trata de un Bitcoin. No se trata de una divisa no controlada por nadie, salvo por un algoritmo matemático secreto que determina cuántos bitcoines se emiten. El Petro será una moneda “respaldada” por las “inmensas” riquezas del país en el subsuelo (petróleo, gas, diamantes, oro) que alcanzan, según Maduro, “40 veces el PIB de EEUU”.
Es decir, el Petro es una moneda del tipo patrón oro, pero de cachondeo. Del tipo patrón oro porque está respaldada por materias primas, como el dólar en el siglo XIX estaba respaldado por el oro de las reservas de la FED. De cachondeo porque Maduro asigna a boleo, sin precisar, cuánto va a entrar en la cesta que compondrán las materias primas que la integrarán. Par hacerse una idea, en el patrón oro la divisa, la £ por ejemplo, era definida en una precisa cantidad de oro. Todo el que tuviera una £ podía exigir al Banco de Inglaterra el cambio de ese billete por la cantidad de oro y su aleación precisada en él. Además, es lo que ponía en el billete: el poseedor de este billete podrá exigir en todo momento la cantidad de oro que se declara en él. Y el portador del o de los billetes se sentía muy seguro, tanto como si llevara el oro, que además era admitido en el mundo entero como un certificado de veracidad, con lo que podía irse al último país asiático sabiendo que sus billetes se respetarían “como oro en paño”. 
Lo único malo es que eran los más ricos los que podían hacer eso. 
Maduro no. Maduro ha decidido lanzar su Petro sin decir ni saber cuántas cantidades de oro, brillantes, petróleo, y de qué calidad, definirían la cesta invariable que definiría el Petro. Con estas ambigüedades, parece que maduro quiere alimentar más la hiperinflación que ya ha generado. 
Luego el tal Petro es un dislate más de esta dictadura por la que sienten respeto tantos imbéciles. 

Socialismo nacionalista

Hace unos días, en “Socialismo podrido”, llamaba tal a la práctica de Iceta de patinar por todas las pistas del circo político catalán, a ser posible mejor en las independentistas. Iceta tiene un amplísimo concepto de las legalidades y de su ideología. Lo mismo le da ser presidente de la República catalana que presidente de la Autonomía - ampliada fiscalmente, se entiende - catalana. Santiago González nos hace una demostración con nombres y apellidos de la elasticidad de estos patinadores bailarines, que no me resisto a citar: 

Es dudoso que pueda considerarse al PSC un partido constitucionalista. los socialistas catalanes y los nacionalistas son vasos comunicantes. Ahí tienen a Ramón Espadaler, el consejero de Interior de Artur Mas que puso en marcha la consulta ilegal del 9-N de 2014 y ahora va de tercero en la lista que encabeza Iceta. No tendrían un puesto adecuado para él. Pero son más los que han hecho el viaje inverso: Ferran Mascarell, consejero de Cultura de Maragall, acabó como delegado de Puigdemont en Madrid, hasta su destitución por el 155.

El alcalde de Gimenells, Dante Pérez, se ha salido del PSC para ir como número dos del PP en Lérida, pero son más los que se mueven hacia el lado oscuro y se han descubierto independentistas. No son xarnegos fascinats, sino la vieja oligarquía socialista. Ahí tienen a Ernest Maragall, que de consejero de su hermano pasó a ser candidato de Esquerra Republicana a las europeas de 2014. También se llevó a Pasqual a las manifestaciones de la ANC, aunque para entonces la enfermedad del ex puede que menoscabara su equilibrio intelectual y quizá no fuera prudente apurar las conclusiones.

También reclamó su derecho a decidir Joan Majó, ministro de Felipe, que no acepta el 155 y ha devuelto el carné para coincidir con unos tipos que sí lo aceptan, aunque solo para salir de la cárcel. ¿Se acuerdan ustedes de Montserrat Tura, consejera de Interior con Maragall? Dio la campanada aquel día que se plantó en el macroprostíbulo de La Jonquera para inspeccionar personalmente los cuchitriles y las sábanas sobre las que se practicaba el sexo mercenario. Duran i Lleida, que no era amante de fantasías, dijo entonces que el PSC había convertido a "Catalunya en el prostíbulo de Europa del sur". Puede que ahora se haya vuelto más liberal de costumbres porque va a votarles.

Con Tura también abandonó el partido en 2015 Joaquim Nadal, consejero con Maragall y con Montilla y también Antoni Castells, compañero en el Govern desde 2003 a 2010. Teresa Pallarés, que fue alcaldesa de Reus, abandonó el PSC por la lista de Puigdemont, Juntos por Cataluña, que también son ganas.

Son algunos ejemplos. El PSC ha sido una fábrica de independentistas, empezando por sus propios dirigentes. Son tan partidarios de la autodeterminación que han empezado por plantearla a su partido.

Volvemos a una reformulación de la sociovergencia, dicen, y tal vez sea cierto. "Volvemos a la casilla de salida", había dicho esa surrealista criatura que será la candidata de Esquerra, según anunció Junqueras, pero es probable que ella solo estuviera pensando en el juego de la oca.

No es que el resto del PSOE sea una cosa ejemplar. En Valencia, directamente han asumido los dos papeles, el nacionalista y el españolista, según de donde venga el viento. En poco tiempo habrá que aplicar el 155. 
Llámenlo puertas giratorias catalanas, pero piensen que los votos de PdCat son convertibles, y viceversa, en votos PSC. Todo esto refuerza y hace robusto el tronco secesionista, naturalmente. 
Yo soy escéptico que de las elecciones salga algo positivo, definitivo. 

lunes, 4 de diciembre de 2017

Por qué la deuda pública sigue aumentando

La Deuda/PIB (D/PIB) de las AAPP está ahora en el 130%, un cifra que choca con la oficial (pasada por el “pasa puré” del método europeo del Protocolo del Déficit Excesivo, que la cifra en torno al 100%), y con el supuesto rigor presupuestario de la UE. 
Pero da igual cual tomemos. ¿Por qué no se ha reducido en unos años que hemos estado creciendo al 3%, con unos tipos de interés inferiores? 
Según el cuadro 8.8 del BdE, el endeudamiento anual ha ido creciendo cada vez menos en términos de euros, desde el 6% anual de 2014 al 2,5% en septiembre de 2017. Por otra parte, el PIB ha tenido una tasa de crecimiento anual de más de 3% en los últimos años, superior al tipo de interés devengado, y al incremento % de deuda. Lo lógico es que la D/PIB se hubiera reducido más. 
Ah! ¿Pero es sólo el tipo de interés medio el que influye en la tasa D/PIB?
Según nos explica Nick Rowe, es el efecto marginal el importante, aunque el tipo de interés sea inferior a la tasa de crecimiento. Es decir, aunque el crecimiento sea superior al tipo de interés, si este va aumentando más que la tasa de crecimiento, las cifras de D/PIB aumentarán. 
Esto es así porque el incremento marginal del servicio de la deuda (devolución de principal e intereses) crecerá y se sumará a D con más fuerza que el aumento de PIB. 
¿Porque aumentan los tipos de interés en un contexto de tipos tan bajos? Bueno, por una parte basta que la D/PIB crezca para que el prestamista se mosquee y exija un tipo de interés superior. Pero, además, la deuda española está en entredicho por el follón catalán, que afecta a España en su conjunto. No es lo mismo un 130% de deuda con Cataluña en pie de guerra que pacificada. La prima de riesgo respecto a Alemania ha crecido en los ultimos tiempos, y el follón catalán no tiene pinta de cerrarse el 21 de diciembre. El otro día hablé con una señora catalana, que vive en Madrid, y me contó que había intentado liquidar sus escasas propiedades para traerlas aquí. Pero en cuanto el loco de Puchidemonio declaró la independencia, el comprador dijo que nanay, que verdes las han segado. Extiendan este problema a toda la población. ¿Quien invierte hoy en Cataluña? 
Por lo tanto, es normal que el tipo de interés tienda a acercarse a la tasa de crecimiento, lo que aumenta el crecimiento marginal de la Deuda, es decir, cada vez crece más deprisa. También es normal esperar que la tasa de crecimiento se reduzca, por la razón de Cataluña. Los indicadores de allí ya son preocupantes, y aunque no hubiera contagio, es el 20% de la economía española...
Ergo, aunque en términos de flujos vaya reduciendo su crecimiento, en términos de Deuda acumulada será cada vez más difícil reducirla. Cuando el tipo de interés se acerque al crecimiento del PIB, la deuda subirá cada vez más deprisa. Y todas estas circunstancias que aumentan la incertidumbre pueden acercarnos a una deuda explosiva. Depende. No creo que al gobierno se le haya escapado este detalle, y que por lo tanto tendrá que tomar medidas más drásticas para acabar con la locura esa. 

viernes, 1 de diciembre de 2017

Socialismo podrido

Está claro que el sinvergüenza de Miquel Iceta aspira a ser socialista catalán; es decir, socialista en su nueva  y futura patria de Cataluña. Cuando tu aspiras a controlar y determinar todos los impuestos colectados en tu región, y que el gobierno nacional te perdone la deuda acumulada por ese gobierno regional, eres un sinvergüenza que quiere sacar un buen tajo de los demás españoles (¿y la deuda privada, y exterior?. No entiendo por qué se opone vehementemente a la Declaración de Independencia y hace a la vez este tipo de propuestas. Para mí es claro que para España es mejor que se vayan al guano que admitir este tipo de componendas. 
No entiendo tampoco por qué el PSOE español no rompe de una vez su relación con estos chupasangres, que les está destruyendo a ellos a nivel de España. Hay que tener jeta siquiera para plantearse la posibilidad de desarrollar el todo, o una parte, de este atraco. 
Cuando digo que el quicio de esta historia es y depende de los socialistas, que España ha tenido desde la República un solo problema, el PSOE, no creo exagerar. Ya pueden salir ahora sus viejas figuras a hacerse los patriotas españoles, porque ellos transigieron en su momento de poder con estas tramas. 

jueves, 30 de noviembre de 2017

¿Qué es Bitcoin?

Bitcoin es un un objeto especulativo que ha alcanzado los 10.000 $ por cada uno. Si ud hubiera comprado bitcoines cuando era aproximadamente igual a un $, ahora los podría vender por el precio mencionado. Es decir, por 100 bitcoines, tendría ahora 1000.000 de dólares. 



Supongo que esto hace comprender que Bitcoin no es dinero, si nos atenemos a las características usuales del dinero. Dinero es un medio de cambio aceptado en general, por la inmensa mayoría. No puedes ir al mercado a comprar verduras, o un coche, con bitcoines. Además, harías mal, pues al día siguiente podría haberse revalorizado, otra vez, respecto al coche. O desvalorizado. 
No es dinero, además, porque su valor tiene mucha volatilidad, es decir que puede subir y bajar intensamente en un corto espacio de tiempo. 
La escuela liberal, que no tiene ni pajolera idea de economía monetaria, está muy a favor de Bitcoin, en el que ven un sucesor del oro. Son grandes nostálgicos del periodo en que hubo patrón oro como base de la liquidez. Esperan que en un tiempo no lejano haya un patrón Bitcoin. 
Tanto en el patrón oro, como en la actual moneda fiduciaria (no respaldada más que por la promesa del Gobierno y gestionada por  Banco Central), es el gobierno el que decide cuál es patrón monetario. No hay escapatoria. Cuando el gobierna define la moneda o monedas en las que se puede liberal las deudas fiscales, es difícil cambiar esa decisión - a menos que incumpla su promesa de mantener el valor de la unidad monetaria en relación a los bienes del mercado. Aún así, es difícil escapar a la decisión oficial, y la gente sólo puede aspirar a protegerse de la devaluación del dinero (inflación) guardándolo el menor tiempo posible adquiriendo otros bienes más estables que tendrá que vender a la hora de saldar sus deudas, o firmando contratos protegidos contra la inflación. 
En EEUU hay, desde 1993, emisiones de deuda pública protegida contra la inflación, mediante la devolución al vencimiento del capital deflactado por el IPC se peeiodo. Lo que le hace rendir un tipo de interés diferente al de la deuda normal, como puede verse en el gráfico: 



La diferencia entre uno y otro rendimiento es la expectativa de inflación que esperan los inversores en ambos instrumentos. Hay momentos en que la diferencia es negativa, lo que implica se espera una inflación negativa (ejemplo, 2013 y 2016). ¿Por que no hay en España un bono así?
La demanda de liquidez, es decir, los saldos de riqueza que la gente guarda en dinero líquido, no ofrecen rendimiento, y sin embargo siempre hay una mayor o menor cantidad de saldos guardados en dinero. En realidad tiene una rentabilidad implícita que es la conveniencia de tener siempre disponible esa liquidez, para los gastos corrientes, por razones de prudencia, o, como decía Keynes, por motivos especulativos. Estos últimos se definen como la demanda de liquidez por temor al riesgo de una caída de los precios de los demás activos, y y es muy variable respecto a este temor. Cuando la confianza es ilimitada, la demanda de liquidez es muy pequeña, pero cuando aumenta la desconfianza, puede hacerse ilimitada, o “infinita a  cualquier tipo de interés”. En esos casos, debe haber un prestamista de última instancia, como decía Bagehot, que supliera esa demanda y evirtara el colapso de la economía deflacionaria por desaparición del dinero de la circulación. 
¿Satisface Bitcoin estos aspectos del dinero fiduciario? No se sabe cómo sería institucionalizado, pero si lo fuera como el patrón oro, desde luego que no. Es más, Bitcoin ha sido creado para que su oferta responda a un algoritmo invariable, por lo que en casos de demanda ilimitada de liquidez, su oferta sería fija, y el tipo de interés subiría por las nubes. Eso le hace sospechoso de tener los mismos límites que el patrón oro, época en la que hubo muchos periodos de deflación y contracciones brutales. Véase, por ejemplo, la Gran Depresión del 29, con caídas de los precios y de la producción del 30%. Dado la delectación con la que hablan los austriacos/liberales del Bitcoin, es de sospechar que sería así. 
Como dice Cullen Roche, el bitcoin es altamente especulativo, lo cual no está prohibido ni desaconsejado, pero ha de saberse a las claras que se está especulando, no “invirtiendo”. Comprar/vender bitcoines es una trasferencia entre dólares y bitcoines, sin que haya un aumento del ahorro, solo una transferencia de recursos de una persona a otra. (En realidad comprar una acción en bolsa, en el mercado secundario, es lo mismo, ya que esa acción no ha sido emitida en ese momento.)

¿Hay racismo en Cataluña?

A juzgar por Cristina Losada y José García Dominguez, desde luego que lo hay, o al menos xenofobia contra los que no son considerados catalanes, y no entienden “el hecho diferencial”, según los independentistas. Garcia Dominguez lo llama el indigenismo catalán, y Losada la endofobia, fobia a lo que es de la tierra, ha nacido en la tierra, pero son reacios al “hecho diferencial”. 
Curioso que siempre salga por algún lado ese hecho diferencial que se aproxima al racismo como un huevo a otro huevo. 
Así, resultaría que Albert Rivera y Inés Arrimadas son despreciables, inelegibles, para administrar el sector público catalán por su origen “español”. ¿Y si por un casual nada improbable ganan las elecciones en España? Por cierto, un par de coullons que tiene Inés, al hablar él en parlamento catalán en español. Si señor, un par. 
Hay que reconocer que todos los que han armado el follón de la “Republica simbólica” tienen unos apellidos muy catalanes, como Puigdemont, Forcadell, etc, aunque se ha colado alguno cono Santi Vila, un tal Oriol Junqueras... y que la mayoría de los apellidos n Cataluña sean ¡de origen castellans! (sic). Es decir, un cogollito cada vez más minoritario quiere manipular a una región (sic) a la que ellos consideran “nació” por avatares familiares que les llevaron a mamar el odio al castellans... 
también es curioso notar que, según las encuestas, la mayoría de los catalanes consideran extinto “el procés”, sin embargo están dispuestos a votar ¡otra vez! a estos vendedores de medias y calcetines de apellidos sonoros para que no se existinga lo que no es una raza, sino algo superior y más espiritual. O sea, como los vascos. 
Sí, se trata de racismo espiritual, cultural, o mejor decir, xenofobia, que por otra parte es lo más natural de mundo, como se comprueba leyendo “Homo Sapiens” de Harira. Desconfianza al que viene de fuera. Lo que pasa es que a un madrileño no le importa lo más mínimo que su presidente o alcalde sea de Andalucía, o extremeño, como se ha demostrado patentemente. Lo que pasa es que estos sinvergüenzas corruptos y forrados lo fomentan, en vez de hacer una política cultural en contra, y lo fomentan con políticas neo nazis apenas disimuladas, como la inmersión lingüística; pero no para borrar origenes, sino para ganar huestes que les voten. 
El 155 se ha aplicado blandamente. El 22 de diciembre estaremos igual. Es decir, será un nuevo punto de partida para que esta gentuza vuelva a las andadas. Y si un día consiguen la independencia, lo sentirán primeros los Garcías, Sánchez, etc. Que son la mayoría. 
En otras palabras: el hecho diferencial, la independencia, son opuestos a la democracia. 
El pequeño salto, de milímetros, entre la xenofobia y el racismo está más que dado por muchos, como por ejemplo Oriol Junqueras, 

La discusión sobre “la raza catalana” parece un delirio propio de otro siglo, pero ha tenido ecos recientes. El historiador Oriol Junqueras, presidente de Esquerra Republicana de Catalunya hoy en prisión preventiva, comentaba en 2008 en el diario Avui un estudio científico sobre el mapa genético de Europa: “Hay tres Estados (¡sólo tres!), donde ha sido imposible agrupar a toda la población en un único grupo genético. En Italia, en Alemania [...] y en España, entre españoles y catalanes".” (el Pais, 30 de noviembre 2017. Thanks Pablo Batista)

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Las bolsas y la economía real

Hasta la crisis de 2008 se solía analizar -también desde los bancos centrales - las previsiones de actividad y precios, especialmente PIB, tomando como dadas o poco influyentes las condiciones financieras; se suponía que los tipos de interés y su pendiente eran suficientes para ejercer influencia y determinar el ritmo futuro de la economía, a través de la pendiente de tipos de interés. Se ponía el énfasis en las variables reales - sobre todo inflación y tasa de actividad y empleo -. Sí que se tenía en cuenta el posible efecto riqueza de las variaciones bursátiles en la actividad y decisiones de consumo e inversión. Como sabemos por la experiencia de diez años, y Como explican en un documento del BIS,


La visión del mercado financiero en sus efectos sobre la economía real ha fallado estrepitosamente. 
Una pieza fundamental de la vieja analítica era la Q de Tobin. Este indicador se construye dividiendo el valor de una empresa en bolsa, en un momento determinado, por su valor contable. Por ejemplo, una Q igual a 1,3 significaba que la empresa es apreciada en el mercado por un 30% más que lo  que decían sus libros, lo que era una oportunidad para financiar bienes de capital a través de la emisión de acciones, o como alternativa, usando parte de las acciones en poder de la empresa como colateral para obtener un crédito. 

La simple constatación de los últimos tiempos, con grandes niveles de bolsa e inversión real estancada, hace trizas dicha hipótesis. Las empresas han obtenido grandes revalorizaciones, pero las han usado para otras cosas, como recompensar a sus accionistas vía recompra de acciones, pagar bonus a sus ejecutivos, o simplemente mantener alto el previo de las acciones. Desde luego no hay una relación observable entre el nivel bursátil y el nivel de inversión. 

Como no lo hay tampoco el efecto riqueza tan mencionado, relación alcista entre la revalorización de activos y el consumo de bienes duraderos. Salvo, eso sí, cuando se trata de la revaloriazacion de la vivienda, relación que además tienden a fomentar los bancos con la concesión de créditos adicionales tomando de colateral dicha revalorización. Esto sucedió antes de la crisis, en la burbuja previa, y ya sabemos los resultados finales. 
Otro aspecto que mencionan los críticos al viejo análisis, como Shiller (1981), es la gran volatilidad de las bolsas en comparación con las variaciones del consumo e inversión, como se ve en este gráfico que tomo de Tim Taylor:



En el que se aprecia que una variación de PIB del -4% es simultánea a una de La Bolsa del -40%. La volatilidad y velocidad de las fluctuaciones bolsistica, comparadas con la de las variables reales, complican mucho, o simplemente impiden, modelizar dicha relación. 

La volatilidad, o falta de ella, es un arma de doble filo en las predicciones económicas. Por ejemplo, en el siguiente gráfico represento la predición de los tipos de interés, vía su pendiente de rendimientos según vencimiento, estimada por el diferencial entre el tipo a 10 años menos 2 años del bono del Treasury de EEUU (línea azul), que siempre se ha puesto en posición invertida (menos cero) unos meses antes  una recesión (barras grises). Dada la posición actual, muy baja, por debajo de 1%, pero positiva, lleva a decir a los expertos que faltan muchos meses para una recesión. Es decir, parece adelantar un enfriamiento económico, pero de momento no una recesión. 



Bueno, no tan deprisa. De momento apunta decididamente hacia abajo, y, además, hay otros factores a tener en cuenta, como el bajísimo temor  al riesgo que nos delatan las otras dos curvas, la roja punteada y la verde. 

La roja punteada es el spread o margen que hay entre el tipo de interés pagado por la deuda de las empresas calificadas como Baa, respecto al tipo de interés sin riesgo del bono Treasury a 10 años. Es un indicador del miedo o aceptación al riesgo (tanto menor cuanto más baja la curva), y lo que se ve es que ahora está en niveles muy bajos respecto al periodo post crisis, y muy cerca de la media histórica del 2 %. Obsérvese también que la línea azul suele ir en sentido opuesto a la línea roja, menos en los últimos tiempos, lo cual es una anomalía que señala un esperado enfriamiento de la economía mientras se reduce el miedo al riesgo. 

¿Se está perdiendo el miedo? La línea verde nos corrobora que sí, que hay una euforia general financiera. La línea verde es la evolución del índice bursátil Willshire 5000, que es el que llega más atrás en el tiempo en los datos de la FED de Saint Louis: en el presente ha llegado a un máximo histórico. Como se aprecia, este indicador juega un papel inverso al de la curva de rendimientos (línea azul), en el sentido que sus subidas se anticipan a la siguiente recesión. Además, el índice de volatilidad del mercado de renta variable está más bajo que nunca, lo que reconfirma la baja valoración del riesgo. 

Ante estos indicadores y sus posicionamientos, hay dos tipos de valoraciones. Unos dicen que que es un bueno momento para comprar valores bursátiles, dado el fuerte apetito por el riesgo, la ausencia de recesión próxima, y mientras no haya recesión, la bolsa sube - dicen algunos. Para otros, la alternativa es mirar a lo que paso en 2007-08, y recordar que todo tiene un tope, y que precisamente los momentos de euforia o baja estimación del riesgo son los más peligrosos, sobre todo si las posiciones inversionistas están fuertemente apalancadas, porque un movimiento a la baja destruye los balances demasiado apalancados. Recordemos también que hay cierto grado de preocupación a nivel internacional por el récord de deudas alcanzado en numerosos países. 

Ergo estamos en una situación de gran revalorización bursátil, baja estimación del riesgo, y un montón de deudas que, de nuevo, cruzan los océanos de un país a otro, siendo ahora China el más endeudado, con más de un 300% de su PIB. Es deuda empresarial y regional, aunque en China las empresas son públicas o semi públicas. Pero las fisuras en su sistema financiero se están haciendo patentes.  

Y en Europa, ¿cómo estamos? En Europa, al contrario que en EEUU, las bolsas languidecen. Como nos dice Alejandro Coll

A un mes de acabar el año, las bolsas europeas lo están haciendo peor que las americanas, las emergentes o incluso Japón. Incluido el efecto divisa. El S&P500 en euros se ha revalorizado más de un 11%, mientras que el Eurostoxx 600 un poco más de un 6%. Europa se vuelve a quedar atrás, una vez más.

Para algunos, el euro era un lastre cuando bajaba por los riesgos políticos…y el euro es un lastre cuando sube porque se deterioran los beneficios de las empresas exportadoras. A esos, lo que les molesta es el euro, o buscan una excusa porque no las ven venir de ninguna manera.

En realidad, en Europa es la suma de riesgos políticos, que van desde el resultado de las elecciones en Alemania al problema del separatismo catalán, lo que retrae el apetito al riesgo por las acciones. Sin embargo, ambos lados del Atlántico no son tan estancos el uno del otro, como demuestra el siguiente gráfico que tomo de Frances Coppola, en el que se ve que la crisis de Europa de 2012 (después de la GFC, la gran crisis financiera) afectó fuertemente a EEUU, así como la crisis de los emergentes (China sobre todo) afectó a ambos, Europa y EEUU. 



En resumen, lo más notable es el distanciamiento creciente entre las cotizaciones y lo que se supone que financian. Siempre ha sido así, pero antes se tenía poco en cuenta -quiero decir: antes de de la crisis desatada en 2007 y cuyas consecuencias todavía sufrimos. Lo difícil en economía es hacer predicciones contando con el factor financiero, de ahí la tendencia a olvidarlo, o simplemente aparcarlo. Es lógico pensar que una revalorización excesiva del mercado bursátil debe tener un final. Lo que es difícil es fijar una fecha. Shiller, uno de los expertos más escépticos, y de los pocos que previó el derrumbe de 2007, ahora no se atreve a concretar su posición. Si, dice, hay una valoración excesiva bajo cualquier baremo, pero puede seguir subiendo meses. 

Lo más probable es que los  inversores y especuladores se vuelvan cada vez más prudentes, pero eso no quiere decir que el ajuste que debemos esperar sea suave y ordenado. Los ajustes en bolsa no suelen ser suaves y ordenados. A partir de un momento, de aparente orden en las bajadas, la demanda de liquidez se hace frenética, lo que acentúa la necesidad de vender y la caída de precios, tanto más cuanto mayor sea el apalancamiento. 

El problema de hoy es que la demanda de liquidez es difícil de saciar, con la actual situación de los bancos centrales, de balances incitados de títulos públicos y privados y unos intereses cercanos a cero. 
¿Sería posible para la FED, por ejemplo, bajar el tipo de interés real más allá de cero, hasta alcanzar el nivel suficientemente atractivo para reactivar la inversión y el consumo? Tendría que revertir su política actual de venta de activos, volver al mercado a comprarlos, bajar los tipos de las reservas de los bancos por debajo de cero, es decir, volver a empezar en un escenario de Trampa de la Liquidez. 
Pero no será lo mismo que cuando los tipos de interés de los Fed Funds (tipos oficiales) estaban, en 2007, en el 5,25%. Bajar la escala de ese nivel a cero no es lo mismo que bajarla de menos 1%. El impacto psicológico, además, sería aún más severo. 

Esa es la pesadilla de que pueda pensarse siquiera en el pinchazo de una burbuja. 

lunes, 27 de noviembre de 2017

El estancamiento de Europa y el liderazgo de Alemania

El Financial Times ha tenido la buena idea de organizar un concurso entre estudiantes de alto grado europeos, sobre sus visiones del futuro de Europa. Pueden leerse los seis ganadores en el FT, pero a mí me ha llamado la atención la madurez del escrito por Enrico Ellero



sobre la degradación que se avecina del liderazgo de Alemania. Puede adivinarse detrás del escepticismo de Enrico un cierto aire a su compatriota Maquiavelo, quizás no casual. 
¿Razones? En síntesis, él observa que el liderazgo del mundo desde la Segunda Guerra Mundial por los EEUU de America se ha basado en el Hard Power (militar) y Soft Power (cultural). El poder económico no es suficiente. Alemania no tiene ninguno de los dos. Hubo un tiempo en que era considerada el parachoques de una posible invasión sovietica , pero con el fin de la guerra fría fue reduciendo su presupuesto militar y ahora no llega ni al 2% de PIB exigido por la OTAN. 
En cuanto al liderazgo cultural, no hay más que ver lo que piensan los demás países de Europa, especialmente los mediterráneos. Podemos compararlo con la invasión de la cultura americana, especialmente cinematográfica y musical, desde los años de entre guerras del siglo pasado, y que no ha cesado todavía. No quiero decir que la música y el cine hacen al líder, obviamente, pero ¿no es un síntoma que no tengamos ni zorra del anémico cine alemán? Lo que está claro es que este tipo de invasiones, deseado o no, no se frena con burocracia. Si se puede notar un liderazgo cultural francés, que llega a muchas zonas de EEUU, pero es una cosa que los alemanes no sienten la necesidad de imitar. 
Además, Alemania tiene el lastre de ser la culpable de haber impuesto una política monetaria y fiscal contraproducente contra la crisis, y ese sanbenito le va a durar lustros. 
“Par dessus le marché”, como dicen los franchutes, las últimas elecciones han abierto una enorme brecha en el mismo centro del arco político, con la defección además de los liberales de un gobierno de coalición, por la razón de que no acepta aumentar el presupuesto de un organismo europeo esencial, el SME, que ha de potenciarse perentoriamente para paliar la próxima crisis financiera. Este portazo al gobierno que se esperaba de Merkel con los liberales ha sido un portazo a Europa. (Ver el último artículo de Wolfgang Münchau)
El liderazgo de Merkel, la única que mantiene una visión europea, está “en panne”, y si no se retira para dejar paso a otro es posible que haya nuevas elecciones, de resultado peor aún para ella. En definitiva, ella es el centro, más o menos el centro europeo, y por el horizonte asoman los bárbaros de la extrema derecha, que se pueden definir fácilmente diciendo que se niegan a expurgar del partido a los admiradores de Hitler. 
De modo que, aparte de no cumplir con las condiciones esenciales de liderazgo que nos apunta Enrico, es que dentro de poco el concepto de Europa para el futuro gobierno alemán va a ser ligeramente - o gravemente - distinto. 
De momento, los sueños de Macron de reformar Europa (para poder reformar Francia) han quedado tocados. ¿Qué tiene que ver Macron, presidente francés recién y brillantemente elegido, con el liderazgo alemán? no le beneficiaría la debilitación de Alemania? Europa ha sido siempre una cosa entre dos, Francia y Alemania. Francia se ha debilitado mucho los últimos años por su loca política social, que ha llevado la presión fiscal a rozar el 60% del PIB. Macron ha conseguido imponer una brecha en el poder sindical, pero un gran proyecto de un ministro europeo de finanzas ha volado. Europa ha quedado seriamente tocada en las elecciones alemanas. 
Al final, Enrico pone en duda que Europa no sufra las consecuencias de ser liderada por Alemania. Lo que está en duda es que en la próxima crisis, que puede venir por cualquiera de las amenazas latentes (Rusia, inmigrantes, separatismo, etc) habrá suficientes recursos comunes para hacerles frente. 
Lo que es pueril es pensar que podemos seguir en el alero eternamente.