"How can I know what I think until I read what I write?" – Henry James


There are a few lone voices willing to utter heresy. I am an avid follower of Ilusion Monetaria, a blog by ex-Bank of Spain economist (and monetarist) Miguel Navascues here.
Dr Navascues calls a spade a spade. He exhorts Spain to break free of EMU oppression immediately. (Ambrose Evans-Pritchard)

domingo, 23 de diciembre de 2018

Cataluña amenazante

Hace una decena de días, publicaba el post “Cataluña se nos va”. Lo he vuelto a releer a la luz de los últimos acontecimientos: mini cumbre del Presidente de gobierno, Pedro Sánchez, con Quim Torra, Presidente no electo de la Cataluña autonómica. Concesiones importantes (y sospechosas de ilegalidad) de aquél a éste. Formalmente Cataluña sigue siendo un territorio de España  a todos los efectos, aunque su gobierno esté estirando la cuerda y declarándose ya “República independiente”.
Han pasado muchas cosas para llegar a esta situación totalmente anómala, con un Presidente, éste sí elegido, auto exiliado, porque si no estaría en la carcel por golpista contra el Estado, como otros políticos catalanistas. Mientras, la vida Catalana se ha deteriorado y el orden público está en manos de los CDR, como un brazo armado de la revuelta callejera de Quim Torra (¿?), más o menos mal controlada por la policia autonómica, no totalmente fiel al Estado español. Esto está alterando todos los días la vida de la ciudadanía Catalana, con cortes de carretera, cortes de horario de trenes y aviones, etc. Por mucho que los Mossos, único brazo armado de la ley, fueran leales a la ley española, no podrían con tanta provocación. Eso por sí sólo exigiría medidas excepcionales a través de artículo 155 de la Constitución, aunque sólo fuera para manetener un mínimo de orden público. 
La incapacidad del Gobierno de España, y su falta de voluntad manifiesta, incluso su evidente deslealtad a la misma Ley que rige en España, no inspira muchas esperanzas de que se enderece la situación, dada la distancia que hay entre dicho Gobierno y el Autonómico, de lo que se infiere que las concesiones no sirven más que para enardecer a los separatistas. 
Por eso decía hace diez días “Cataluña se nos va”.
Lo malo es que otros están esperando, empezando por el Pais Vasco, un resultado definitivo para empezar ellos una batalla similar. Pero no sólo ellos. Muchas regiones, que ya siguen caminos similares a los catalanistas, como Valencia, Baleares, Galicia, se escindirían en dos, como lo está Cataluña, dos mitades enfrentadas pero una con los recursos legales, porque ese es el resultado de la división de España en autonomías a las que se les ha cedido tanta soberanía. 
Como era de esperar, los Parlamentos autonómicos se han ido desgajando poco a poco del Parlamento Nacional, que ya no es la sede de la soberanía nacional, como dice la Constitución. Como sabe cualquiera que viaje un poco, los derechos de un español de Madrid no son los mismos en Andalucía que uno de Andalucía, y no digamos ya de Cataluña. Las diferencias en los servicios públicos entre regiones son numerosos y lacerantes, desde la educación a la sanidad. En este sentido, una reasunción de competencias del Gobierno central sería, aunque sólo por eficiencia, de pura lógica. 
Pero lo que quería subrayar es que si Cataluña consigue irse, gran parte de España se dividiría en dos bandos, ineluctablemente. La mayoría no quiere independencia de su región, lo que debería ser suficiente para que el 155 fuera apoyado por esa mayoría, pero el poder está en el otro bando, el separatista. 
Estamos en un momento de deriva muy grave, porque éste proceso sólo puede llevar a una guerra, una cosa que no deseo a nadie, pero obviamente menos a nosotros mismos. Tarde o temprano el Gobierno central ha de intervenir, pero si no lo hace, la violencia desenfrenada puede ir a peor, como es fácil imaginar. Recuérdese la violencia desatada en la primera Republica Española entre los Cantones en que quedó dividida España. Más cerca en el tiempo, les recomiendo el artículo de Fernández Barbadillo: “Las 'listas negras' de catalanes hechas por Companys”, sobre los desmanes del gobierno de Lluis Companys (hoy héroe oficial de Cataluña) durante la guerra civil. 
No son comparaciones gratuitas: cuando se justifica la violencia, se crea más violencia. 

4 comentarios:

interbar dijo...

El error fue no controlar el artículo 150 de la constitución. Va a haber un conflicto y cuanto antes actuemos mejor.

Pablo dijo...

Gracias por escribir la palabra tabu, la que nadie se atreve a pronunciar: guerra. Ahí es donde todo esto acaba. O va el ejército a quedarse de brazos cruzados mientras ese proceso que con tanta precisión describes lo deja sin el estado-nacion que es su razón de ser?

miguel navascues dijo...

Eso es lo que intuyo

Unknown dijo...

Y una mierda pinchada en un palo, quien crea que España se va ar carajo, así por las buenas, está equivocado. El estado de derecho será restituido o por las buenas o por las menos buenas. Se me hiela la sangre sólo de pensar las fatigas que pasamos durante años para conseguir una democracia y que todo se vaya por el desague por una panda de políticos de vía estrecha que solo miran su tarifa. Tengan fe y no caigan en el desaliento. De peores momentos hemos salido. Este país es tan maravilloso que es un privilegio vivir en el, sino existiera habría que inventarlo.