miércoles, 28 de noviembre de 2012

Empleo y PIB en Grecia y España

En la FED de Nueva York (a la que llego via Business Insider), nos ofrecen un a comparación entre España y Grecia inquietante. Ya saben que Grecia esta bajó una recesión galopante del - 6% anual. Eso ha llevado a una caída del empleo y un aumento del paro, cuya tasa ya es cercana a la de España.



Lo cual se puede ver en el gráfico de al lado, que representa el empleo total en un índice base en 2007. La comparación con el total del Área Euro - que tampoco es un paraíso del trabajo- es sencillamente escandalosa.









Pero lo de verdad escandaloso, escalofriante, y todo lo que empieza por "esca", Es lo que vemos en el gráfico segundo, el PIB de ambos países también indiciado en base 2007. El PIB de Grecia cae vertiginosamente, mientras que el de España lo hace mucho menos, a pesar de estar en la peor recesión desde los años cincuenta.

Esto quiere decir que sí el PIB de España cayera como el de Grecia, el paro en España sería TOTAL. No habría ni un empleado...



Esto pide a gritos una explicación. Los autores del artículo, ambos de la FED de NY, dicen que la culpa es de la temporalidad del empleo en España, la más alta de Europa. En Grecia es mucho menor. El trabajo temporal es en España el 32%, mientras que en Grecia es del 10% del total. Es más fácil despedir cuando las cosas van mal en España...

Esto seria un torpedo a la teoría oficial de que la flexibilidad laboral reduce el coste unitario de empleo, por lo que el abaratamiento del trabajo debería crear más puestos de trabajo por cada unidad de PIB.

Pero hay que mirar el otro lado de la ecuación. La alta temporalidad puede deberse a la falta de libertad de contratación laboral. Las empresas se refugian en esta forma anómala porque el coste laboral, si incluimos el despido y la seguridad social, encarecen el empleo fijo. La reforma laboral no ha tocado de lleno esos problemas, y ha dejado en vigor una dualidad laboral de efectos devastadores. Yo creo que mientras haya judicialización del empleo, los temporales seguirán pesando mucho.


Por lo tanto, cuidadín. Los gráficos, leídos estáticamente, como una foto, pueden dar lugar a interpretaciones erróneas, muy sindicalistas., Que son los que bloquean la introducción de otro contrato laboral mas barato. Visto dinámicamente, si consideramos factores institucionales, la lectura es opuesta a la de los autores.

En todo caso, inquietante lo es. La elasticidad el empleo al PIB en España es probablemente la menor del mundo (también lo era en el auge). Y eso no puede radicar más que en un defecto institucional.

Por otra parte, mientras el PIB no suba ya he dicho que no habrá más empleo en España, aún con el mercado mas flexible del mundo. Es decir, no olvidemos la demanda.




2 comentarios:

Pedro Gonzalez dijo...

Todo lo que se nos cuenta sobre la rigidez del mercado laboral español es falso. En la práctica, el mercado español de trabajo es uno de los más flexibles del mundo, al fin y al cabo ha despedido el 15% de la fuerza de trabajo sin demasiado coste.

En la práctica, los empresarios españoles habían convertido el sistema en uno tan flexible como el de Estados Unidos donde se puede contratar y despedir a voluntad sin coste.
El empresario español, desde hace años, contrata solamente temporales que pueden despedirse a voluntad con un coste muy bajo.Esta flexibilidad “en la práctica” es lo que permitido que se haya despedido masivamente sin demasiados costes.

El despido masivo se ha producido por dos razones. Primero porque la caída de ventas hacía necesario el despido y segundo porque el empresario se ha dado cuenta de que con menos empleados a los cuales paga menos, haciéndoles trabajar más horas, puede conseguir la misma producción. Los empleados han tragado porque no había otra alternativa, el mercado ha funcionado.
Esto ha permitido la ganancia masiva de productividad que se ha producido en España desde el 2008, lo que ha hecho que el índice de productividad por persona empleada sea hoy más alto que el de Alemania.
La reforma laboral ha añadido poco o nada al funcionamiento del mercado de trabajo, que ya tenía una gran flexibilidad en la práctica.
En el futuro no puede esperarse que el empresario que ha entendido lo de funcionar con menos personas cada vez vaya a crear empleo masivamente, con o sin reforma laboral.

miguel navascues dijo...

No, to creo que España tiene el mercado más inepto del mundo. Eso de que Grecia tenga menos empleos temporales que nosotros debería hacer reflexionar. Y para que los empleos emporcases sean menos importantes no hay otra manera que abaratar la contratación fija.