martes, 25 de diciembre de 2012

El Rey

Discurso de Rey. Mi curiosidad era morbosa. Creo que hay unanimidad en que fue decepcionante. El Rey, con grandes palabras, se mantuvo a prudente distancia de la realidad. Como diría Antonio Machado, estuvo "por encima de la melée", no a la altura de las circunstancias.
Es decir, que él espera que sólo un milagro resuelva la situación. Entre su actitud distante y el rajoyismo del gobierno, que consiste en ver hasta donde son capaces de llegar esos tipos separatistas sin mover una pestaña, parece que el poder actual está amortizado.

Cuando el poder no se ejerce, se ejerce mal, por definición. Napoleón decía que no hay sociedad más desgraciada que la que soporta un gobierno débil. Siempre hay alguien dispuesto a aprovechase y cambiar ciertas cosas para siempre. Es lo que han hecho durante 35 años: cambiar cosas que ya no pueden retornar a la normalidad sin gran violencia. La Transición ha sido eso: un trasvase, una cesión de poder de la legitimidad hacia, por una parte Europa (qué cómodo, pasar de ser responsable a funcionario de alto nivel) y por otra a las tribus de mafiosos periféricos. Todo ha sido legal pero catastrófico.

En fin, el mensaje de Rajoy el sábado, en la entrevista del Mundo, y del Rey, ayer, son vanos intentos de contentar la angustia mediante una transparente exposición de falta de ganas por frenar el deterioro. La economía? Tarde o temprano las cosas irán mejor (Rompuy y Rajoy dice que 2013 es el año de inflexión. Pero su único modelo es que como llevamos cinco penando, pues alguna vez lloverá café). Cataluña? Si no miramos hacia allá ellos mismos se ahorcarán con su cuerda. País Vasco? Eso parece que esta perdido desde hace un par de años.

Parece que no saben que a un Artur Mas es muy difícil pararle cuando ha infringido tantas leyes y se ha puesto a la democracia española por montera. Una vez que ha recorrido un trecho tan grande, no puede más que seguir con su audacia. Lenin no conquistó el poder porque le apoyaran muchos, sino por su audacia sin límite y su falta de escrúpulos en usar la pistola. Hay mucha fuerza empujándole que no le dejará retroceder.

Por cierto, Cataluña me recuerda un artículo de Karl Popper, que advertía que con mayorías proporcionales sistemáticamente aumentaba la corrupción. CIU es corrupta, y debería haber sido desplazada por un partido con mayoría suficiente. Pero gracias ERC, que se corromperá, ahora el grupo de poder será más fuerte y más corrupto. Sólo las mayoría fuertes alternativas pueden desplazar del poder la corrupción. ¿No ha sido la Transición pastó de las mayorías proporcionales?

Pero ya saben, Europa es la solución. Entonces todos los irresponsables se recuestan en vagas promesas de la UE de que "no pasarán", no serán reconocidos. Cuando Rajoy se despierta gritando de una pesadilla en la que le fusilan por alta traición, su mujer le susurra: - "sheeee tranqui, acuérdate de la bandera azul de las estrellas, no pasa nada, no pasa nada, tu no eres responsable de nada, eres un Alto Funcionario", y se vuelve a dormir, pero con el pijama empapado.

Estamos gobernados por gente que tiene la salida preparada para cuando se hunda el barco. Dicen cosas tranquilizadoras a los niños, a veces un poco ofensivas, como que hemos de unir nuestros esfuerzos. Esfuerzos en qué, ¿en sufrir penalidades? Los parados, ¿cómo unen sus esfuerzos, a quien? Y también que "nuestro sufrimiento no debe ser en vano", que me descompone. Ellos ya tienen sus paraísos esperándoles.

La verdad, que cambien el método de designación. Desde ahora. Fuera inanes y costosas elecciones. Nombramiento de un virrey, como en la India colonial, y una capa de funcionarios poliglotas sobre la administración nacional, que ya no sirve. Podríamos ser, como lo fue la India en el XIX, la "Joya e la Corona" de la UE, la Estrellita más querida por su sol y su obediencia, un país perfecto de camareros obedientes. Y los listos, a estudiar a Alemania y servir allí.

Cuando se cede soberanía se abre una compuerta. Esa compuerta sólo puede llevar al dominio del más fuerte.