sábado, 26 de enero de 2013

Una nación

Del Primer Ministro francés François Fillon.

Francés! y eso que es socialista, pero se ve que tiene más huevos que el caballo del apóstol Santiago.

El primer ministro francés, François Fillon, dijo la semana pasada:
"Los inmigrantes no franceses deben adaptarse (....) estoy cansado de que esta nación se preocupe por saber si ofendemos a determinados individuos o a su cultura. Nuestra cultura se ha desarrollado en luchas convertidas en victorias por millones de hombres y mujeres en busca de la libertad. Nuestra lengua oficial es el francés (...) En consecuencia, si ustedes desean formar parte de nuestra sociedad, ¡aprendan la lengua! La mayoría de los franceses creen en Dios. No se trata de una obligación cristiana, de la influencia de la derecha ni de presión política, pero es un hecho, porque hombres y mujeres fundaron esta nación sobre principios cristianos, y esto se enseña oficialmente. Es perfectamente adecuado difundirlo en los muros de nuestras escuelas... Si Dios les ofende, les sugiero que consideren otra parte del mundo como país de acogida, porque Dios forma parte de nuestra cultura. Nosotros aceptamos sus creencias sin cuestionarlas. Lo único que les pedimos es que acepten las nuestras y que vivan en pacífica armonía con nosotros. Éste es nuestro país, nuestra tierra y nuestro estilo de vida. Y les ofrecemos la oportunidad de aprovechar todo ello. Pero si están cansados de nuestra bandera, de nuestro compromiso, de nuestras creencias cristianas o de nuestro estilo de vida, les recomiendo calurosamente que aprovechen otra gran libertad francesa: el derecho a marcharse. Si no son felices aquí, que se marchen. No les hemos obligado a venir. Han pedido estar aquí. Acepten, pues, el país que han elegido."


4 comentarios:

Miguel E. dijo...

No te lo he dicho, pero tengo trabajo desde el 8 de enero. Estoy en una empresa de artes gráficas aprendiendo (de momento) para llegar a hacer tareas lógisticas y comerciales.

A ver qué tal se me da (de momento no muy mal)...

miguel navascues dijo...

Enhorabuena!

jro dijo...

Y nuestros socialistas, ¿por qué no son así?

Claro que también es cierto que parte de nuestra derecha, tampoco es así.

miguel navascues dijo...

Tienes toda la razón. Creo que tenemos una tara, una tara muy compleja. No sé sí por efecto boomerang de la Leyenda Negra, lo que no creo, o por nuestro cantonalismo innato... De todas formas, el socialismo español es fuertemente internacionalista, es decir, anti nacionalista, como mandaba Marx, que decía que las naciones impedían que el proletariado se uniera por sus intereses de clase. Supongo que eso los socialistas franceses se lo han ido dejando en el camino. El Psoe no. Quizás una rémora del marxismo latente, que Felipe no logró extirpar.
En cuándo cuanto a la derecha: el mismo Cánovas decía que era español el que no podía ser otra cosa. ¿Pesimismo genérico?