"How can I know what I think until I read what I write?" – Henry James


There are a few lone voices willing to utter heresy. I am an avid follower of Ilusion Monetaria, a blog by ex-Bank of Spain economist (and monetarist) Miguel Navascues here.
Dr Navascues calls a spade a spade. He exhorts Spain to break free of EMU oppression immediately. (Ambrose Evans-Pritchard)

miércoles, 19 de diciembre de 2018

Burbujas, bancos centrales. Riesgos evidentes de contracción excesiva de la política monetaria

En el artículo anterior (“Signos nada complacientes en la economía de EEUU”) hablaba del nivel insostenible alcanzado por el precio de las viviendas en ese país. Una nueva burbuja que si bien Robert Shiller no la daba como segura y definitivamente explosiva, el caso es que en términos nominales es la que más alto ha llegado. En términos reales, como explicamos es la segunda después de la de 2006-08.
Al final decía que su explosividad dependía mucho de los tipos de interés, y creo que es pertinente ahora de ocuparse de ellos, porque las variables monetarias están contrayéndose y los tipos subiendo desmesuradamente, dado que no hay signos, todo los contrarío, de inflación. 

“La mayor parte del mundo se está marchitando. El indicador de crecimiento real de M1 para las catorce mayores economías desarrolladas y emergentes combinadas cayó por debajo del 5% en noviembre. Esto se acerca a los peores niveles vistos en agosto de 2008, justo antes de que la crisis de las empresas de alto riesgo en Estados Unidos se volviera viral e infectara el sistema financiero internacional.

El nivel absoluto de las tasas puede estar cerca del límite para los deudores sobre endeudados con un umbral de sensación de riesgo distorsionado. Los rendimientos de la deuda de chip azul de EE. UU. Han aumentado 100 puntos a un nivel máximo de la década de 4.34pc desde enero. Las tasas de LIBOR a tres meses utilizadas para poner un precio de $ 9 billones de contratos en todo el mundo se han duplicado a 2,78% en el último año.”

En el gráfico siguiente hacemos un resumen de lo que estamos diciendo:



Las expectativas de inflación (línea verde) están cayendo significativamente, pero la FED y demás bancos centrales están contrayendo su oferta monetaria y subiendo los tipos de interés, como se ve en el LIBOR (línea roja). Además, vemos que el spread de 10-2 años del Bono del Treasury (línea azul, está cada vez más cerca del cero, lo que señala una posible bajada por debajo de cero y recesión. 
La pregunta es: ¿se están equivocando los bancos centrales? Establecieron hace más de un año un programa de plegar las velas de su política expansionista, pero hasta ahora han conseguido enfriar la economía, y la inflación, pero ni signo de frenar la excesiva euforia de los mercados especulativos, como veíamos en el artículo anterior citado. 
No creo ni que se lo hayan propuesto, pues ya saben muy bien que frenar una burbuja cuando está madura lleva indefectiblemente a su explosión, caídas a plomo de los precios, y una situación parecida a la de 2008. Pero el caso es que están actuando como boy scouts encendiendo un fuego en el bosque un día de viento. Todas las buenas intenciones del mundo, pero peligrosas. Sobre todo porque están actuando sobre un contexto, especialmente en EEUU, de excesiva euforia que explicaba muy bien Shiller, como veíamos en el artículo citado. Cito de nuevo sus palabras: 

Si la visión convencional es ahora que los precios de las casas suben un 5 por ciento al año, los vendedores, que de otra manera no tendrían idea de qué pedir por sus casas, solo pondrán un precio basado en esta convención. Y de la misma manera, los compradores no sentirán que están pagando demasiado si aceptan la convención. En los Estados Unidos, podemos creer que el proceso es todo parte del "sueño americano".

Lo que es increíble es la corta memoria histórica. Sólo han pasado 10 años desde la última crisis de pánico. Definitivamente, las expectativas no son racionales. 
En el blog del FMI, se ofrecen cinco gráficos que confirman el enfriamiento de la economía mundial.

No hay comentarios: