lunes, 19 de marzo de 2012

Cohones, coño

Leemos en http://www.elmundo.es/america/2012/03/18/estados_unidos/1332103495.html  que los americanos han descubierto las delicias de decir tacos en español. Ahora se trata de nuestro castizo "cojones", y me siento orgulloso, la verdad, de que la sonoridad y trallazo que salen de la boca al pronunciarla sea apreciado por esos siesos. Aquí, un delicioso ejemplo de cómo se ríen como niños diciendo "cohones"... lo que demuestra que el inglés no tiene vocalización adecuada, pero bueno:



Como niños escondidos en los lavabos, dicen "cohones" y se parten, los muy cochinos. Pero sin la "J", nuestra "J", no van muy lejos.
Cohones está bien para cuando se habla cerca de ancianitas, pidiendo inmediatamente perdón. O incluso es más fino Co-ones, lo que deja a la mitad sin enterarse de qué se ha dicho.
La JOTA española es la letra más importante de nuestro idioma. Es única; fíjense que los catalanes dicen Yosep por Josep, lo que demuestra hasta qué punto son decadentes. Por eso, de ahí, la obsesión con la inmersión lingüística -que suena como una aguadilla del matón de la piscina, que luego te tienen que hacer el boca aboca- para ERRADICAR la Jota española, y de paso la palabra cojones, para que todos digan Cullons, la mar de francés, por cierto (son unos afrancesados) que para eso hay que poner la boca más fina como para dar un beso. En cambio COJONES no se puede pronunciar dando besos.Es una palabra viril, aunque ahora la dice las féminas, lo que no quita que le sale la virilidad con estruendo, sin esfuerzo, como diciendo: aquí estoy yo.
No podrán los catalanes, podrán con los toros, pero no podrán con lo que se dice, y se piensa, en la intimidad más familiar y personal. Y acabarán diciendo Cujons.... Pero para ese camino, tantas alforjas.
Otro día tengo que hablar de la OTRA gran palabra española, naturalmente me refiero al COÑO, pero es otra cosa mucho más rica, pese a usarse también como interjección. Coño tiene la Ñ, nuestra íntima Ñ, preciosa letra particular que obliga a los teclados a ponerla para venderse en España. Tampoco los catalanes son muy duchos, pelín afeminados, pues dicen "CONY", algo que no suena a sexo ni a incitante ni a nada. Ahí se han columpiado pero bien: parece una marca de Helado, como CAMY, nada más. Al menos los franceses tienen el "CON" que es como un cañonazo. ¡Eso sí e incitante! tampoco lograrán sustituirla con su CONY,
 ¡No pasarán!

2 comentarios:

Miguel E. dijo...

¡Muy bueno! Es cierto. Despreciamos lo que tenemos y así nos va. Por cierto, no sabía lo de François Hollande, pero me alegro por ello.

Y, como tú dices, a ver si en España salimos de una maldita vez de la dicotomía Barça-Real Madrid...

Luis H Arroyo dijo...

Yeah