sábado, 3 de marzo de 2012

La Cena de los tipejos

La Cumbre europea no ha pasado desapercibida. Es la Cumbre en la que Mariano Rajoy desafió a sus pares diciendo que el déficit era una decisión soberana de España. Pero como todas las Cumbres, hay que ver un poco lo que ofrecen, porque ¿No decimos que las soluciones las tienen ellos, no nosotros? Debe ser así cuando lo dicen. En la de ayer, se firmaba el documento ratificador del "Fiscal compact", una nueva versión de lo qu ya había antes, con sanciones y todo, pero que nunca se aplicó. ¿De qué se puede inferir que ahora sí se va a aplicar?
El Documento Resumen oficial de Conclusiones es tan huero o más que siempre. Estamos acostumbrados a que los periódicos nos den una versión de las Cumbres acríticas, pero si vas a los documentos oficiales, te da cuenta de que no hay NADA; de que está vacío, que es una prosa oficial de vaciedades, que el "Rey está desnudo". Lo que sorprende es que llevemos años y años así, décadas, asumiendo que esta vaciedad cosmopolita.
La base de de esta vaciedad es la asunción por parte de las poblaciones de que el conjunto es mejor que las partes,y que estamos bien representados. Pero no lo estamos. Allí cada uno se preocupa por sus próximas elecciones, y no quiere que salte algun imprevisto en la cancha electoral. Sobre esta base, las correlaciones de poder relativas definen quién decide, qué se decide... El resultado no es una mínima coherencia colectiva, sino una nebulosa, un sinsentido, que por lo visto no ofende a nadie. Salvo en algunas ocasiones puntuales, yo no veo una crítica global a la vaciedad del tinglado, sino críticas parciales que pretenden ser constructivas, cuando no hay nada constructivo y que se pueda sacar.
Por ejemplo, el LTRO del BCE: se han echado las campanas al vuelo porque las primas de riesgo han bajado. Pero no se dice que la situación era desesperada, que algunos bancos estaban en las últimas, y que se les ha tirado un salvavidas de vigencia muy concreta. De hecho, lo alemanes ya han levantado sus prevenciones contra este tipo de alegrías.
Que cualquier política sistemática del BCE está de más se ve en el Documento-resumen de la cumbre, que supongo que jamás nadie de a pie ha tenido las ganas de leerlo. Pueden hacerlo enhttp://www.consilium.europa.eu/uedocs/cms_data/docs/pressdata/en/ec/128520.pdf
"En el que toda vaciedad e incoherencia tiene su asiento".
Dice que ahora van a promover el empleo, ¿Cómo, se pregunta uno esperanzado?
Pues con el programa de consolidación fiscal que se ha firmado, hombre, ese programa que han de aprobar los Parlamentos Nacionales, y que, mira, como se firma hoy, ¿por qué no lo ponemos con primer factor de crecimiento? A mayor consolidación fiscal, más crecimiento, y punto. Y, eso sí, algunas insinuaciones tipo medias activas, que suenan uien a izquierda.. porque algo de dinero se repartirá, hombre... Y, luego, buenas intenciones, muy buenas, pero que no acaban de arrancar después de 50 años: eso de la tecnología, más movimientos transfronterizos... pero si eso no se ha completado todavía, ¿no da vergüenza mencionarlo?
Es decir, se va a promover el empleo diciendo que se va a promover el empleo.
Estos tipejos se ríen de nosotros. Su especialidad es hundir países y decir que los están rescatando. Grecia no se hubiera hundido sin el euro; es más no hubiera tenido burbuja, seguramente, y si la hubiese tenido, se habría acabado antes porque los mercados hubieran exigido mayor prima de riesgo antes: la deuda se hubiera encarecido antes, con la subida del tipo de rendimiento y la devaluación del Dracma; si, aún así, el gobierno griego hubiese reaccionado tarde, había mecanismos, aparte de los mercados, para restablecer la confianza, tipo FMI. Esas cosas están muy experimentadas, salvo cuando el país se empeña en no poder devaluar.
Todo el documento citado es un canto laudatorio a la ausencia de dinero, a la economía de trueque en la que se han encastillado estos tipejos, que aquí, encima, algunos saludan como salvadores del valor del dinero, Como si ese absoluto fuera el fin último de la economía.
El euro se ha convertido en el patrón oro de los años treinta: entonces, la demanda de oro de varios países hizo subir su precio y contrajo el circulante en el mundo: Ahora, los euros se acumulan en Alemania porque todos queremos sacarlos de los PIIGs, y el dinero que inyecta el BCE con sus LTROs, se remansa, mansamente, en los bancos alemanes. La contracción del dinero sólo produce contracción de todo lo demás. Pero por encima de todo, hay que salar el euro. ¿Y como se hace, mientras la riqueza real se pierde?
¿No es más importante defender el valor de nuestro patrimonio y nuestras rentas, tener empleo, esperanzas de futuro? Porque el valor estable del dinero puede traducirse en un hundimiento de esas cosas, como de hecho sucede ahora. Si la renta nacional cae, pero el dinero mantiene su poder adquisitivo, el estado te acribillará a impuestos -como sucede ahora- y tu renta mermará más que si el dinero se devaluara un poco. Y no digamos el paro. El paro es una silenciosa tragedia, que puede convertirse en un estallido violento e incontrolable. En Grecia está pasando. Pues a estos tipejos se la pela, el paro y su aumento, lo que les importa es hacer Cumbres y hacerse muchas fotos para que sus electores les voten.