miércoles, 19 de diciembre de 2012

Estamos locos

Gráfico tomado de LD (M Llamas) sobre el escepticismo rampante hacia el euro. Italia se lleva la palma en ese aspecto.

Esto explica un poco el retorno de Berlusconi y su presentación como amenaza hacia el euro.

El euro ha sido particularmente duro con Italia, como el mismo M LL reconoce, aunque no entiende nada, pues su lógica le lleva a pensar que salir del euro es empeorar lo que va mal:

Y todo ello, en un contexto de recesión (su PIB caerá un 2,3% este año y un 0,7%, según el FMI), con una tasa de paro en aumento (se prevé un 11% en 2013), una escasa competitividad económica (Italia ocupa el puesto 43 del mundo, según el Foro Económico Mundial, alejado de los países punteros del euro), con fuertes rigideces estructurales y la mayor deuda pública de la zona euro (120% del PIB).
Pues sí, todo ello a pesar de. Quizás los italianos saben sumar dos y dos son cuatro. Quizás tengan memoria y recuerden que vivían mejor sin el euro. Quizás. Lo que resulta insultante es que a nosotros, papanatas avanzados, nos dé miedo sumar dos y dos son cuatro. Que nos masoquicen todos los días diciéndonos que es por culpa nuestra. Que haya carreras a ver quien sube más los impuestos, Montoro o Mas; por cierto, muy bueno lo de los depósitos, aparte de que debe ser ilegal en Europa, eres un crack. Ahora si que has pinchado tu globo. Oyendo hablar a Duran i Lleida uno se pregunta como hay gente que ha podido confiar en estos tipos. Lean artículo de García Domínguez sobre el efecto huida e capitales...
Otra cosa es lo rocambolesco de este país. Una sentencia del Tribunal Constitucional obliga al gobierno a anunciar un impuesto del cero% sobre los depósitos. La tal sentencia considera legal que las CCAA impongan su propio impuesto, como ya han hecho algunas. Entonces Más se adelanta añ gobierno nacional y pone su impuestazo, además de sancionar la exportación de depósitos fuera de Cataluña. Luego vendran reclamaciones al TC, sentencias, chalaneos, traanferencias para que se callen... Joder, algunos hablan de la fragmentación de mercados. Esto es simplemente fragmentación jurídica arbitraria, son saber donde estarás a a salvo. Te pueden clavar un rejón en donde sea. Bonita manera de revivir el mercado de capitales!!! Este país está loco.

2 comentarios:

Miguel E. dijo...

No estamos locos. El problema es que la Constitución no sigue una lógica económica y sin aprovechar economías de escala no puede descentralizarse el poder.

Alemania es un estado federal porque puede permitírselo.

España medio lo es pero realmente está fuera de sus posibilidades.

Ése es el problema.

miguel navascues dijo...

Si, pero estamos locos genéticamente. Estamos repitiendo lo de la primera República. Lo cual demuestra, por otra parte, que somos UN pueblo. Nuestra característica más soñada es esa, pero la tenemos. Y eso deriva en que necesitamos, para ser felices, un gobierno central fuerte.