"How can I know what I think until I read what I write?" – Henry James


There are a few lone voices willing to utter heresy. I am an avid follower of Ilusion Monetaria, a blog by ex-Bank of Spain economist (and monetarist) Miguel Navascues here.
Dr Navascues calls a spade a spade. He exhorts Spain to break free of EMU oppression immediately. (Ambrose Evans-Pritchard)

domingo, 23 de noviembre de 2014

Derecho a ser conservador

Leyendo a Arcadi Espada ("Llueve, pleno invierno"), me pregunto si los catalanes no han perdido completamente la cabeza. Bueno, los españoles también tiene trazas de eso. Habla de dos libros, un de Josep Guixá, "Los espías de Franco", y otro de Josep Pla, "Las horas lentas". Pla fue espía de Franco, a las órdenes de Francesc de Cambó, un catalanista en su primera hora, que luego, con el tiempo, se fue haciendo cada vez más conservador. En los años de la Primera Guerra Mundial, como jefe de la Lliga, conspiró con al izquierda republicana y con las juntas militares desafectas para derribar el régimen de la Restauración. Llegó a convocar unas Cortes Paralelas en Barcelona para refundar el Estado Español, intento que fracasó. Luego la cada vez más desordenada y violenta sociedad catalana le impulsó a apoyar el golpe de Primo de Rivera, y luego a Franco. El caso es que no fue el único catalán conservador que, como dice la introducción del primero de las libros citados,

"La Guerra Civil española obligó al catalanismo conservador a una dura elección entre los militares sublevados y una Generalitat en manos de revolucionarios anarquistas y comunistas. El político Francesc Cambó y sus principales colaboradores, como el periodista Josep Pla y otros personajes no menos conocidos como el abogado José Bertrán y Musitu, el político Joan Ventosa y Calvell o el escritor Juan Estelrich, apostaron por una decidida pero secreta colaboración con el cuartel general de Salamanca. Y lo hicieron principalmente a través de los informes de la red de espionaje SIFNE (Servicios de Información de la Frontera del Nordeste de España) que, al igual que la oficina de propaganda exterior camboniana, operaba desde Francia. En ambas organizaciones fue pieza clave Josep Pla, quien rentabilizó los contactos que había establecido en sus tiempos de corresponsal en la Europa de entreguerras y en el Madrid de la Segunda República, con monárquicos, republicanos, falangistas, separatistas catalanes y corresponsales extranjeros."

Parece que Pla no fue tan clave como espía, según Arcadi Espada; pero no deja de ser significativo ese corrimiento hacia la defensa del orden, frente a la anarquía y la violencia de la parte separatista, de una gente que antes que nada había sido muy catalanes. Se puede uno imaginar la tragedia interna que supuso ese cambio de bando cuando en la elección no había matices posibles.

El catalanismo fue un movimiento conservador, muy católico, como no podía ser de otra forma siendo uno de sus orígenes el Carlismo derechista, fenecido después de la cuarta guerra Carlista. Entonces el Carlismo no era cosa de separatistas (aunque uno de sus puntos fuertes era el restablecimiento de los Fueros), sino de ultra católicos integristas, es decir, seguidores del hermano de Fernando VII, Carlos, frente a la "usurpadora", su sobrina Isabel II. Eran de origen noble o hidalgos, y no pensaban en separatismo más que si fuera porque España se entregara a las garras satánicas del Liberalismo.

Luego ese movimiento fue deviniendo en el catalanismo defensor del catolicismo ultra frente a la "degeneración liberal" de España, de manera similar al País Vasco, pues El fundador del PNV, Sabino Arana, no hizo más que imitar el movimiento naciente catalán con veinte años de retraso.

Nada que ver, por lo tanto, con el secesionismo de un Oriol Junqueras, pero es que las ideas cambian, lentamente pero cambian. De ultra conservador no separatista a izquierdas separatista.

El Conservadurismo racional -por llamarlo de alguna manera, a la Oekeshod- ha desaparecido del mapa. Para ser atractivo a las masas tiene que ser extremista, como el Tea Party, y si no es así parece que no ofrece suficientes emociones. También ha desaparecido en España el Consevadurismo honesto, en poco tiempo además, pues la UCD que hizo la Transición no tuvo caso a de corrupción, que se sepa. En cambio la derecha catalana ya había empezando antes a afanar dinero.

Sin embargo, ser conservador es una actitud compatible con la nobleza de sentimientos, aunque eso es difícil hacer entender. Es más, es una actitud que debe de estar detrás de cualquier partido, aunque sea de izquierdas, porque hay cosas de año de las ideologías que se deben conservar.

Ser conservador no es más que admitir que la naturaleza humana es muy imperfecta, que el equilibrio social se funda en sutiles creencias compartidas, fruto de una evolución histórica lenta. Nada más. Se puede ser socialista y conservador.

Se puede ser conservador y, precisamente por ello, defender políticas económicas no ortodoxas: pero es que el buen observador sabe del pasado, y sabe que la revolución y le desorden vienen de la insatisfacción social apremiante. Sin embargo, la derecha europea ha relegado en manos de la izquierda más extrem esas políticas que salvarían la estabilidad europea (ver Münchau).

The tragedy of today’s eurozone is the sense of resignation with which the establishment parties of the centre-left and the centre-right are allowing Europe to drift into the economic equivalent of a nuclear winter. It is a particular tragedy that parties of the hard left are the only ones that support sensible policies such as debt restructuring. The rise of Podemos shows that there is a demand for alternative policy. Unless the established parties shift their position, they will leave a big opening to the likes of Podemos and Syriza.


Se pierde esa virtud cuando se cree y propaga que la tradición cultural pervierte al hombre y hay que empezar de cero. Entonces se tiende a derribar esas sutiles conexiones que nos mantienen. Ahí estamos.

5 comentarios:

Mou dijo...

Joder....

http://nadaesgratis.es/?p=40842#more-40842

miguel navascues dijo...

Qu es esto Mpu, basurilla par que no duerma? Me estas haciendo yuyu? en fin! le echaré un vistazo

miguel navascues dijo...

Vaya uta mierda, vuelvo q la novela policíaca. Joder, que poco originales son. Y encima, que no ha llegado todavía el momento del QE... Pero saben de que hablan?

Pablo Bastida dijo...

Me he desayunado con la noticia de El Mundo de que según su sondeo Podemos ya es el partido al que más votarían los españoles a día de hoy. ¿Y si los de la coleta sacaran de la abstención a la masa que siempre ha pasado de las elecciones catalanas porque ni se sienten catalanistas ni españolistas pero que están hasta los huevos de todos ellos? Veríamos en que queda la "mayoría sociol catalanista".
Si es que no hay mal que por bien no venga...

miguel navascues dijo...

Sí, no hay mal que por bien no venga, como decía Franco a la muerte de Carrero...