"How can I know what I think until I read what I write?" – Henry James


There are a few lone voices willing to utter heresy. I am an avid follower of Ilusion Monetaria, a blog by ex-Bank of Spain economist (and monetarist) Miguel Navascues here.
Dr Navascues calls a spade a spade. He exhorts Spain to break free of EMU oppression immediately. (Ambrose Evans-Pritchard)

miércoles, 25 de enero de 2017

Krugman versus Trump

No se pierdan el frío y clarividente alegato de Paul Krugman contra el nuevo presidente de EEUU. Magistral. 
Claro, que todo es opinable. Hoy, Roberto Centeno (voluntario en la campaña de Trump) escribe un artículo sobre las bondades que Trump va a traer a EEUU y al mundo en general. Puede que Centeno tenga razón en algunos de sus críticas a Obama, sobre todo en política exterior. Cuenta una historia que si es verdad es para agradecer que Obama se vaya para siempre:

Y en el summun de los disparates, Obama ordenó la realización de ejercicios militares en Lituania y Estonia, en las fronteras mismas de Rusia, como si buscara un incidente. Maniobras en la que los riesgos de colisión entre aviones de EEUU y Rusia han sido enormes, algo que los comandantes operativos han evitado (“probablemente” a sugerencia de su antiguo jefe, el mítico y condecorado general James Mattis, nuevo secretario de Defensa, ya que aún no podía darles órdenes). Esa ruptura se hizo clamorosamente patente el pasado día 4 en la base militar Myer-Henderson Hall en Arlington en su discurso de despedida a la Fuerzas Armadas, en la que la mayoría de los asientos estaban vacíos.

Obama ha tenido un papel oscuro, sino siniestro, en la primavera árabe y la guerra de Siria. Casi deja caer a Egipto  manos de los Hermanos Musulmanes. Pero las cifras son clarísimas: su política económica ha logrado el pleno empleo. Krugman dice con razón que qué va a pasar cuando el paro empiece a subir, pues no puede bajar más. Esto, a pesar del proteccionismo programado,  que, vía retaliations, no puede más que sumir al mundo en una contracción del PIB; aparte de la más que probable subida del dólar. Es posible que esto sea algo lento en desarrollarse, y que este año sea de gran crecimiento mundial. Pero es posible también, dada la transparencia con la que Trump agrede a sus ciudadanos y a los demás países, sin respetos mínimos por las reglas de la diplomacia más elemental, que surjan más pronto que tarde expectativas pesimistas sobre la economía mundial. Dado su narcisimo incontenible, como lo llama Krugman, la única ventaja del personaje es que no oculta nada, cumple su palabra, y que lo más que podemos desear es que no alcance un segundo mandato. Trump es un signo de los tiempos que vivimos. Su estética de pesadilla, desde su peinado a su obsesión por el color oro, que ha puesto en las cortinas del Despacho  Oval, es una muestra perfecta del "todo vale" de hoy en día. Desgraciadamente estoy de acuerdo con Krugman, que nos quedan por ver cosas mucho peores todavía. 

4 comentarios:

Pablo Bastida dijo...

Las estadísticas de Krugman no son toda la verdad. Una amiga de mi mujer,residente en los EEUU desde hace más de 10 años, nos decía este verano que todavía se hace un lío con las propinas; ya no son solo a los camareros, sino practicamente a cualquier trabajador cara al público, a unos se acostumbra darles el 10% de la cuenta, a otros el 5, a otros el 3... El año pasado le ocurrió que el coche se le averió en su garage y tuvo que llamar a un taller para que lo arreglasen; el conductor de la grúa que vino a llevárselo (un tipo con pinta de exconvicto, por cierto) lo cargó en el camión, le dió un recibo... y se le quedó mirando fijamente, como esperando algo. Imagina la situación, ella estaba sola en casa con aquel tío lleno de tatuajes. Después de unos interminables segundos, el tipo le dijo: "Nosotros vivimos de las propinas". La amiga de mi mujer le dió 20 dólares y encima del terror que había pasado su marido yanqui le echó un puro por haberle dado el doble de propina de lo que debía.
Pero, ¿puedes imaginarte algo más humillante que ir mendigando propinas para sobrevivir?
P.D: Esta amiga de mi mujer se ha vuelto furibunda anti-Obama y pro-Trump.

Anónimo dijo...

¿Pleno empleo? Obama dio "food stamps" a 12 millones de parados y los sacó así de las estadísticas.
Si Rajoy hiciese lo mismo, nos cargábamos el paro de un plumazo, ¿es realista? ¿y el drama social?
Seamos rigurosos.

Anónimo dijo...

Vamos a no engañarnos, la precariedad laboral y salarial, junto con un exiguo estado del bienestar (que ahora se nota más que nunca), el drama de los student loans (con un mercado laboral que no absorbe a tanto titulado, ni paga bien), etc, etc. es lo que ha traído a Trump.

Si la economía estuviese realmente llegando al pleno empleo habría salido Clinton. Pero lo cierto es que Obama creo unas expectativas falsas de gobernar para sacar a "Main Street" de la crisis surgida en "Wall Street" y sólo ha favorecido a éstos últimos.

Nota: A parte de estos comentarios, en general, me cuesta mucho comentar, no salen casi nunca mis comentarios, ni como Anónimo ni con la cuenta de Google.

miguel navascues dijo...

Debe haber un problema con los cm atrios, pero no sé a qué se debe