"How can I know what I think until I read what I write?" – Henry James


There are a few lone voices willing to utter heresy. I am an avid follower of Ilusion Monetaria, a blog by ex-Bank of Spain economist (and monetarist) Miguel Navascues here.
Dr Navascues calls a spade a spade. He exhorts Spain to break free of EMU oppression immediately. (Ambrose Evans-Pritchard)

lunes, 7 de mayo de 2018

Marx

Como dice García Dominguez en un Twitter, “podría no haber nacido, pero hace 200 años y 100 millones de muertos nació Marx”. No se me ocurre resumen mejor del profeta del siglo XIX y sobre todo XX. Porque Marx fue eso, profeta, de ahí la envergadura de su influencia. La ironía es que fue el inventor y promotor de socialismo “científico”, lo cual era una pretensión infundada. Si llegar a serlo, científico, no hubiera salido de un ámbito familiar y de conocidos ni hubiera causado cetenares de millones de víctimas. 
Pero tuvo éxito, sobre todo una vez muerto. Y fue por su carácter profético, religioso, y acientífico. No sé si se dio cuenta, pero fue un imitador de las profecías De la Iglesia, salvo porque su paraíso sucedía en esta vida, no después de la muerte. Es más, si se tiene en cuenta que los primeros cristianos, San Pablo, y el evangelio según san Mateo, promete que la inminente Segunda venida sería para instaurar el reino De Dios en esta Tierra, más coincidencia. 
Al igual que el cristianismo, al ver que la Segunda Venida y el Paraíso se retrasaba, hubo que alargar el periodo de transición, y de ser inmediato según San Pablo - profeta escatológico por excelencia -, la Iglesia tuvo que reconstruir la doctrina para que la gente no se fuera. Idem Marx, cuyos seguidores prorrogaron la transitiva  “Dictadura del Proletariado” como un chicle para mantener a sus huestes bien sujetos, porque a fe que era dictadura. No había engaño en ello... hasta que se cayó el Muro de Berlín. Muro que fue construido para que no se escaparan los alemanes del este, aunque la excusa era que no se infiltraran los del oeste. Sin embargo cuando la caída, la gente huía en una sola dirección. 
Todos los regímenes comunistas inspirados en el marxismo fueron totalitarios, crueles y arbitrarios hasta el paroxismo, hasta el punto de ejecutar gente por usar gafas, signo de señoritismo o aburguesamiento. No hubo ni un solo régimen marxista lejanamente benévolo, y afortunadamente los historiadores han dado buena cuenta de las atroces carnicerías inspiradas en esta religión, sin duda la más sangrienta de la historia. Si no en cantidad, lo fue en una fe férrea sin fisuras, inmisericorde, donde todo rasgo humano como la misericordia y el amor fue perseguido con saña. Dice Carmen Calvo, diputada del PSOE, que el romanticismo “es machista”. Por lo menos es humano. 
En cuanto al valor científico del legado, Marx cometió tantos errores en su obra Máxima, “El Capital” que no tiene ningún valor. Algunos dicen que fue un sociólogo genial, precursor de no sé qué y no sé cuántos, pero no tengo mucha fe en que sea así. Y su visión de la historia fue simplemente paranoica, centrando TODA ella en la lucha de clases. Ridículo. 
El gran problema de la socialdemocracia europea, y sobre todo española, es que tiene sus raíces en Marx y no ha sido capaz de arrancar la cepa. Todos los errores trágicos del PSOE desde principios del XX se deben a ello, especialmente el empeño de destruir su propia República para implantar la Dictadura del Proletariado. Una historia censurada de facto porque se vendría abajo la leyenda de una República democrática asesinada por Franco, leyenda de mucha eficacia todavía para que no se conozcan los verdaderos origenes del socialismo español, un socialismo por cierto basado en consignas que ninguno de sus miembros son capaces de explicar analíticamente. 
Lo que hay que decir de una vez es lo básico: Marx es incompatible con la democracia “burguesa”, lo malo es que hasta ahora no se ha conocido otra. 


5 comentarios:

interbar dijo...

Parece que Stalin y Dimitrov reconocen no haberlo leído y creo que no serán los únicos.

miguel navascues dijo...

Seguro que no. Una vez piesta en marcha la maquinaria...

Pablo Bastida dijo...

Cómo escribió Vasili Grossman en Vida y destino, "Jesús abolió la Culpa, la Revolución ha abolido la inocencia".

Miguel E. dijo...

Roberto Centeno te cita contra Rallo.


www.elconfidencial.com/economia/el-disparate-economico/2018-05-07/desbarajuste-presupuestario-y-deuda-real_1559779/

¡¡Enhorabuena!!

miguel navascues dijo...

¡Qué bueno lo de Grossman, y que gran verdad!

Voy ver lo de Centeno, no lo sabía.