martes, 17 de abril de 2012

¿Más Europa?

En las elecciones presidenciales francesas tenemos un buen ejemplo de la poco unida que está Europa. Estas elecciones se celebran, a primera vuelta, este domingo, y al segunda vuelta, entre los dos mejores candidatos, en otras dos semanas.
Son significativas, primero, en la poca idea y escaso interés que tenemos en ella y sus resultados. Sin embargo, lo que más se debate en ellas es la gobernanza de Europa, que para la mayoría de los franceses les tiene muy cabreados. Es decir, parece que allí sí hay una sensibilidad a que el origen de los problemas no son sólo franceses: no se masoquizan como nosotros, vamos. También hay que tener en cuenta que la inmensa mayoría no sabemos francés ni, de paso, inglés, lo que es un dato fuerte del escaso interés cultural que tenemos, y de una desventaja e nuestro encaje en las instituciones del tamaño elefante de Motsuana.
En segundo lugar, lo que anuncian los candidatos nos dan una idea muy concreta de lo que podría ser la "futura" Europa si alguna de las ideas en pugna avanzaran y se hicieran fuertes. Veamos:
-Tenemos un "Front National" lepennista que propone directamente la salida del euro.
Un "Front de la Gauche" de Melenchon, que ha sido el ganador de la campaña arrinconando a a los de Lepen en su anteuropeismo, que consiste en dominar políticamente al BCE. No ganará, pero apoyará al candidato socialista Hollande en la segunda vuelta, lo que le hace a éste posible ganador frente al incumbente del "Ellisée", Sarkozy.
- Hollande, por su parte, pone en cuestión el Tratado fiscal y la línea dura marcada por Merkel, dice que eso va a cambiar, y que si de él depende no ratificará el tratado (que estará firmado pero no ratificado en la segunda vuelta).
http://www.flickr.com/photos/30246934@N08/6937279878/sizes/l/in/photostream/
En fin, que los franceses han sentido el peso de la bota alemana, y lo manifiestan. Pero lo que quiero destacar es que Francia, el país más europeista, tiene un concepto de Europa desde una óptica radicalmente nacional, son conscientes de sus intereses nacionales dentro de Europa. Todo lo contrario de aquí, que estamos en Babia. Por otra parte, esto marca un límite claro a una "mayor profundización europea", que me parece sencillamente imposible. Hasta ahora lo que ha habido, crudamente, es un pacto no explícito de Alemania y Francia para gobernar Europa. Los franceses han salido escaldados. Pero salirse de ese pacto les haría retroceder en poder...
Por otra parte, pondría más en cuestión el euro. Y es lo que debemos tener presente: más Europa es menos España, pero no necesariamente es mejor para nosotros. Nunca estaremos en el cogollito. Nunca seremos decisivos. 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Depende de que sepamos jugar al juego de las alianzas. Si gana Hollande quizás los alemanes nos necesiten, a cambio de algo, of course. Nuestras relaciones con Alemania tampoco son nuevas. El caso es que hay que jugarse algo y mojarse cosa que el gallego no se si sabe hacer.
Enhorabuena por el blog.

Anónimo dijo...

gracias. Hoy el gallego ha dado muestras de blandurria infinita con lo de Argentina, Ha sido desolador, se ha puesto a defender las futuras inversiones extranjeras en Sudamérica, o sea, que repsol la da por perdida a cambio de que se aprenda la lección y no se repita. vomitivo Rajoy!
Luis

Anónimo dijo...

Esto no es política exterior, es ponerse rezando a la meca voluntariamente