"How can I know what I think until I read what I write?" – Henry James


There are a few lone voices willing to utter heresy. I am an avid follower of Ilusion Monetaria, a blog by ex-Bank of Spain economist (and monetarist) Miguel Navascues here.
Dr Navascues calls a spade a spade. He exhorts Spain to break free of EMU oppression immediately. (Ambrose Evans-Pritchard)

lunes, 8 de octubre de 2018

La especulación no es ahorro. Sobre la tasa del 0,2%

 JR Rallo, en “Otro impuesto sobre el ahorro”se equivoca. Arremete contra la tasa impositiva del 0,2% a la transacción de segunda mano en acciones, porque, según él, son un ataque directo al ahorro, y aunque sé que me van a crucificar aquí, debo decir que tales transacciones de segunda mano no son ahorro
Son meras transferencias de un balance a otro balance, lo que no aumenta el ahorro total de la nación. Lo que sí es ahorro es la compra de acciones a la emisión primaria. Su futura compra/venta no. Es mera especulación según las expectativas de precios. 
En lo que sí podría estar de acuerdo es que sea dudoso que esta nueva tasa tenga algún efecto recaudatorio espectacular, ni que reduzca el apetito especulativo sensiblemente; pero no va a afectar a la decisión de ahorrar. 
Un sujeto A se priva de consumir y con el ahorro compra acciones de una empresa a su emisión. Ha transformado su cartera de la forma líquida a acciones en la misma cantidad. Ha cambiado la composición de su cartera, reduciendo la liquidez aportada por el ahorro y aumentando la renta variable. Es significativo porque ha aumentado si cartera y su propiedad en inversión real. 
Posteriormente vende esas acciones a la sujeta B con una plusvalía. Ésta ha cambiado también la composición de su cartera, pero la plusvalía de A no es un aumento del ahorro de la nación. Si las acciones han subido de precio, el aumento del volumen de la cartera de A no es un aumento del ahorro nacional. El ahorro sigue determinado por el precio de emisión de las acciones. 
No quiero decir que la especulación no tiene su utilidad, aunque no es precisamente la de ahorrar más.  Es más, es posible que el efecto riqueza de una época de gran especulación aumente el consumo y reduzca el ahorro. 
Por eso, en el PIB, que se compone de la suma Valores Añadidos de cada sujeto o unidad productiva, las compra/ventas de segunda mano no entran. Tampoco pagan IVA, pues el IVA es un Impuesto sobre el Valor Añadido. 
Otra cosa es que dicho impuesto reste liquidez al mercado. Por supuesto, lo hace, pues aumenta el spread entre el precio bid y offer. Pero como no se aplica a las emisiones de acciones, no afecta al ahorro./inversión.
Por lo que dice Rallo, la experiencia de algunos países que han implantado la tasa apenas ha tenido más efecto que desviar el tráfico hacia otros mercados, Londres por ejemplo. Puede que así sea. ¿Pero ha afectado negativamente al ahorro? 
Supongamos que la menor liquidez de mercado detrae las compras a la emisión, por miedo al impuesto cuando se liquiden. Me reafirmo que si incide en algo es en la especulación, que es cortoplacista y que supone un gran número de transacciones; entonces sí que puede retraer la especulación, que Rallo, aparentemente, confunde con el ahorro. 
Además, no he visto aquí ninguna queja ni lamento por esta nueva tasa. Y esto es un club de bolsa, por cierto, muy ameno. 
A menos que me quieran hacer creer que la especulación incentiva el ahorro. No estoy dispuesto a creer eso. No hay más que ver el bajo ahorro de EEUU, país donde se especula ferozmente, y compararlo con el ahorro de Alemania, donde la especulación es más moderada. No, la especulación, como decía Keynes, desincentiva el ahorro, pues hacía de mercado algo parecido a un casino, algo que a la gente no experta no le atrae particularmente. 


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando una persona compra acciones en el mercado secundario está trocando liquidez (ahorro) por activos, es decir, bienes capaces de generar flujos de caja futuros (inversión). En el momento en que se introduce en el análisis la dimensión tiempo ya no estamos hablando de un simple intercambio de partidas de balance sino en un intercambio de bienes presentes por bienes futuros, un intercambio de ahorro por inversión. ¿No le parece que confunde el ahorro con la inversión?

miguel navascues dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
miguel navascues dijo...

No. Cambia liquidez por capital. Si ese capital se adquiere a la emisión, es ahorro. Si se adquiere en el mercado secundario, ya está computado como ahorro cuando se emitió. Si se computará otra vez, serían doble contabilidad.
Si esas acciones le dan un dividendo, aumenta su renta. Lo que haga con ella determinará si hay nuevo ahorro o nuevo consumo.

miguel navascues dijo...

Por cierto, en Contabilidad Nacional, Ahorro es siempre igual a Inversión. Es una identidad contable. Da igual que ud considere inversión o ahorro la adquisición de unas acciones a la emisión. Ud está colocando su ahorro en unas acciones, que son un ahorro que Uds invierte en una empresa que va a comprar los bienes de inversión.